Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Una historieta sin moraleja

lunes, 23 de enero de 2017

La historieta
Imaginen un joven que es muy pobre pero bueno para el estudio, entonces se consigue una beca y entra a la universidad a estudiar ingeniería en minas, cuando termina de estudiar está empezando el superciclo de los altos precios del cobre así es que encuentra enseguida un buen trabajo. Como es responsable y muy competente en su trabajo no demora mucho en armarse una reputación, las empresas se lo pelean y va consiguiendo trabajos cada vez mejor pagados, así nuestro amigo va llevando un tren de vida cada vez más lujoso: tiene varios vehículos que cambia cada pocos años, viaja por el mundo y arrienda una gran casa en La Dehesa, 

Pero nuestro amigo no es muy bueno con las finanzas personales, nunca se compra una propiedad, siempre vive arrendando porque le gusta cambiar de ambiente de tiempo en tiempo, se casa con una mujer gastadora, amante del lujo y la buena vida, tienen hijos a quienes mandan a colegios carísimos y aunque ganan mucha plata viven al justo y hasta un poco endeudados. De pronto viene la crisis, se termina el superciclo y las empresas mineras empiezan a cerrar, de la noche a la mañana nuestro amigo se ve cesante y sin poder encontrar trabajo que le permita mantener su lujoso tren de vida. Sigue pasando el tiempo y como ya se está poniendo viejo y lo suyo es conocimiento muy especializado, no encuentra trabajo de ninguna clase.

El epílogo de esta historieta es como la fábula de la cigarra y la hormiga. Nuestro héroe termina vendiendo los autos, los muebles y lo que tenga a mano para mantener su tren de vida. Cuando ya no le queda más, medio loco, separado, sin un peso en el bolsillo recordando los buenos tiempos pasados y convencido que en cualquier momento su suerte va a cambiar para mejor, cosa que nunca ocurre.

Personas y países
¿Por qué esta historia absurda? Resulta que la economía de los países se parece mucho a la economía de las personas, aunque en períodos cortos de tiempo pueden parecer muy diferentes, en el largo plazo los principios son los mismos y la historia de nuestro amigo puede dar luces sobre la historia económica de Chile en los últimos años.

Entre 1985 y 1995, producto de una serie de reformas y modernizaciones del gobierno de los militares, Chile tuvo diez años de crecimiento económico a tasas muy altas, cercanas al 7%. Esto significó un enriquecimiento no solo de las personas, sino especialmente del Señor Fisco, que igual que el héroe de nuestra historia anterior empezó a forrarse los bolsillos como nunca antes. Luego de estas vacas gordas fruto del crecimiento, vino el superciclo de precios del cobre entre 2005 y 2014, casi diez años en que el precio de nuestro principal producto de exportación creció casi sin control.

Los mayores ingresos se tradujeron en mayores gastos, que empezaron con una política de regalar "viviendas sociales" a los supuestamente pobres, seguido por una serie de gastos multimillonarios que -primero como una gotera y luego como un chorro incontrolado- fueron vaciando la billetera fiscal. A diferencia de nuestro héroe, el Señor Fisco estuvo ahorrando los primeros años, hasta que llegó un momento en que mandó todo al diablo y se dedicó a mantener sus mayores gastos vendiendo los muebles.

¿En qué se gastó la plata don Fisco de Chile? Bueno, ya vimos el programa para regalar viviendas de manera masiva a cambio de un precio simbólico. Luego aumentaron las prestaciones y servicios de salud también gratis  desde el cáncer al cambio de sexo, entre muchas otras. La cantidad de empleados del sector público creció exponencialmente, así como sus sueldos, este doble crecimiento significó un impacto importante en el presupuesto. Las pensiones asistenciales se expandieron, comprometiendo recursos futuros y las pensiones de reparación para supuestos exonerados, junto con otros beneficios de la "Comisión Valech" han significado más flujo de egresos fiscales totalmente improductivos.

Tal vez la política pública más ruinosa para el país fue el cambio de la locomoción colectiva con la creación del Transantiago, un sistema que da déficit de unos 150 millones de dólares todos los meses, que crece cada año y debe ser pagado por el estado. En el colmo de la irresponsabilidad, los parlamentarios de regiones exigieron que por cada peso que se gaste en subsiidiar Transantiago debería ir otro peso para obras viales en regiones, y por eso tenemos nuestras calles que -estando en perfecto estado- se rompen una y otra vez para repavimentarlas, para jolgorio de las empresas constructoras y los funcionarios que reciben sus coimas.

Desde el primer gobierno de Bachelet hasta hoy ha existido la tendencia a falsear las estimaciones al calcular los presupuestos, presentando PIB de tendencia falso, precio del dólar falso. Estos presupuestos falseados quedan cada año en evidencia cuando sus supuestos son desmentidos por la realidad. Juan Pablo Arellano, ex director de presupuestos y responsable en gran medida de estas prácticas lo admite alegremente escribiendo:

Vale decir, hasta antes del superciclo éramos capaces de alcanzar casi un equilibrio presupuestario sin los ingresos del cobre. En cambio, actualmente, el déficit sin tales ingresos supera el 4 % del PIB. 
 
Este párrafo es escalofriante, porque un déficit del 4% del PIB resulta una cantidad enorme. Hablar de las cosas estúpidas o deshonestas que han cometido, de manera neutral, como si solo hubiesen sucedido solas o como si las hubiese hecho otra persona, es una actitud muy característica de este gobierno y casi una marca de fábrica de la presidente Bachelet.

Igual que el protagonista de nuestra historieta, don Fisco salió a pedir prestado después de haberse gastado los ahorros, los gastos siguen sin que sea capaz de pararlos, porque no tiene "viabilidad política" y solo puede administrar el desastre, hasta que se termine el gobierno y llegue otro a hacerse cargo del problema.

El tren de gastos producto de Transantiago, los fondos espejo, las políticas de vivienda y salud gratis, la gratuidad de la educación universitaria, las pensiones Valech, las pensiones para gente que jamás ha ahorrado un peso, la enorme planilla fiscal con sueldos sobrepreciados y muchos otros gastos que ya no pueden ser financiados con altos precios del cobre y mucho menos con crecimiento, son los nudos gordianos que tiene hoy nuestro país. La gente común todavía no se da cuenta y quiere recibir no solo lo mismo, sino más del estado, los políticos demagogos de todos los sectores ofrecen más y más, pero el país está cesante y sin ingresos, estamos todos viviendo una ilusión que en cualquier momento puede reventar. Solo lean lo que se nos viene encima

En lo que dice relación con los ahorros acumulados por el gobierno, los ingresos extraordinarios que se ahorraron durante los años de bonanza ya se gastaron. En efecto, a fines de 2005 el gobierno tenía deudas que superaban los activos del Tesoro público en 5.700 millones de dólares. En los tres años siguientes hubo reducción de deudas y, sobre todo, una fuerte acumulación de activos financieros, parte de los cuales se usaron en 2009 para contrarrestar la caída de ingresos por la crisis internacional. Aun así, a fines de 2009 los activos del Tesoro superaban las deudas en más de 5.000 millones, lo que revela que en esos cuatro años, aun después del uso de ahorros por la crisis, se ahorraron cerca de 10.700 millones de dólares.

La situación ha sido distinta en los cuatro últimos años, ya que producto de los déficits presupuestarios, 2014 terminó con deudas mayores a los activos en más de 5.000 millones; esto es, peor que antes del inicio de la bonanza. Para fines de 2015 se proyecta que las deudas superarán los activos financieros en más de 16.000 millones de dólares.

17 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

"Any woman who understands the problems of running a home will be nearer to understanding the problems of running a country." (Toda mujer que comprende los problemas de administrar una casa, estará muy cercana a entender los problemas de administrar un país)

-Margaret Thatcher

No me cuadra como es posible que tengamos administrando el pais a alguien que ni siquiera sabe llevar una casa.

23 de enero de 2017, 10:10

 
Anonymous Anónimo said...

Recordando viejas entradas tuyas...
Un remedio para la HiperTitulitis chilena:

http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2017-01-21&dtB=23-01-2017%200%3A00%3A00&PaginaId=20&SupplementId=1&bodyid=0

23 de enero de 2017, 11:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, eso es precisamente el punto. Hay gente que piensa que las finanzas de los países es fundamentalmente distinta de las finanzas de las personas, pero no es así, todas esas ideas disparatadas de los keynesianos terminan en catástrofe, los países se arruinan y los imperios se derrumban por las mismas causas que las personas: cuando el gobierno empieza a gastar más e lo que le puede sacar a su economía.

Anónimo, es una historia muy peruana. Yo he conocido muchos casos parecidos, algunos con final feliz como este y otros no, claro que al final cuando alguien es tenaz y bueno en lo que hace, en algún momento le empieza a ir bien, casi siempre al menos.

23 de enero de 2017, 11:39

 
Blogger Jose Cornejo said...

en realidad estaba buscando la frase de Thatcher que decía algo así "He aprendido cosas detrás del meson de un almacenero que bien podrían aplicarse a las economías de los países", pero esta venía más al callo con la realidad y el contexto de tu columna.

Es propio del zurderío mentir para no reconocer que han fracasado. la sola aplicacion del transchanta aqui en santiago y toda esta maraña de leyes que los han enriquecido es solo un claro ejemplo. ellos dada su ineptitud e incapacidad, no saben como crear o generar productividad, creen que "el dinero cae del cielo o aparece por arte de magia", cuando en realidad para que el dinero circule y la economía crezca se debe generar las instancias para ello. es el infantilismo de izquierda, contra los porfiados hechos.

23 de enero de 2017, 11:50

 
Blogger Unknown said...

Anónimo Carlos C. dijo...

Estimado Tomás, es especialmente interesante tu columna de hoy, yo mismo he tratado de darle vueltas al asunto y en realidad no le veo salidas.

Al final (como el protagonista de tu historia) solo queda apretarse el cinturón, lo ideal es por las buenas, disminuyendo los gastos al máximo, la alternativa es por las malas, cuando ya nadie le preste un cobre y teniendo que estrellarse con la misma muralla de deudas, sólo que a mayor velocidad.

¿Crees que será como el Chile de principios de los 80 y reaparecerán (como en mis pesadillas) el POJ y el PEM?

Saludos.

23 de enero de 2017, 12:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Carlos, efectivamente no hay salida. La única salida posible sería una contracción del gasto público tan violenta o más que la contracción de los ingresos, esto significaría, entre otras cosas:

1.-Disminuir la planilla fiscal así como los sueldos de los empleados públicos en porcentajes de al menos dos dígitos
2.-Terminar de inmediato con el sistema de Transantiago para volver a un sistema desregulado guiado 100% por el mercado, los ahorros por ese concepto se podrían usar en parte en una fuerte inversión que multiplique la capacidad de transporte troncal del metro
3.-Congelar indefinidamente la política de construcción de viviendas sociales
4.-Eliminar de inmediato el sistema de gratuidad universitaria, reemplazando por un sistema de gratuidad solo basado en meritocracia y situación de pobreza (en ese orden)
5.-Eliminar todas las pensiones y beneficios otorgados por la Comisión Valech

Lo malo es que no bastaría con una sola de estas medidas, sería necesario tomarlas todas de una vez y eso no va a ocurrir de ninguna manera, porque eso significaría un shock, empobrecimiento masivo y en parte una vuelta a principios de los 80 con PEM y POJ incluidos. En cambio lo que va a pasar es un deterioro de muy largo plazo pueden ser 30 o 40 años fácilmente.

La verdad es que nadie quiere aceptar que nos quedamos cesantes y todo el mundo pretende vivir gastando lo mismo que cuando tenía ingresos millonarios. En estos casos hay dos soluciones posibles: un shock que dure uno o dos años o un deterioro de largo plazo que durará 40 o más añoa, para un shock se necesita un gobernante autoritario, valiente y decidido, cosa que en Chile hoy no existe. O sea, en este caso no es muy difícil saber lo que nos espera.


23 de enero de 2017, 12:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y eso que me faltaron varias otras medidas como correcciones al sistema de salud pública y varios otros

23 de enero de 2017, 12:41

 
Anonymous Anónimo said...

Agregaría la eliminación de algunos ministerios, como de la Mujer, Juventud, Secretaria General de la Presidencia, DDHH.....

saludos

Marcelo

23 de enero de 2017, 13:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Del deporte, de tecnología, de bienes nacionales, secretaría general de gobierno... ufff me canso. Puros puestos para zánganos pagados por nosotros, los giles

23 de enero de 2017, 13:43

 
Blogger EDO said...

Aun recuerdo que el principal gasto del fisco son los sueldos de los vagonetas publicos. No me extrañaria que el fisco recaude plata para pagar estos vagonetas. Lo peor es que el proximo año entra en plenitud la reforma tributaria y las pymes tendran que verselas con la renta atribuida y los despidos si que sentiran.

Guillier o Piñera???....Yo creo que a esta hora Piñata debe estar pensando seriamente si ser presidente o no. La cagada es muy grande.

23 de enero de 2017, 14:15

 
Blogger pavezwellmann said...

Tomas: La moraleja debiera ser: Ahorra para ti y tu familia en las vacas gordas y prepara tu salida cuando las vacas se pongan "light" -como dijo el ministro Valdes- para que ya estés en otra parte cuando las vacas estén flacas y el estado quiera exprimirte hasta el ultimo peso para pagar sus desaciertos.

23 de enero de 2017, 14:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Edo, Alejandro, las primeras víctimas serán los asalariados despedidos del sector privado, por la menor cantidad de proyectos. Luego pueden venir trabajadores a honorarios y a contrata del sector público, cuando los presupuestos se tengan que encoger. Después los que son contratistas del estado o ejecutores de proyectos de inversión pública, a los que nos movemos por cuenta propia nos afectará poco y nada. Yo he sobrevivido muchas crisis financieras, desde la UP hasta hoy y nunca me han afectado demasiado. La mejor idea para protegerse ahora es -creo yo- comprar una propiedad, yo tengo algunos ahorros pero no me alcanza, estoy muy lejos para eso, así es que sea lo que Dios quiera.

23 de enero de 2017, 15:44

 
Anonymous Anónimo said...

Como alternativa de inversión, comprar casas y/o dptos. en remate es una opción.

saludos

Marcelo

23 de enero de 2017, 16:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Marcelo, comprar casas y arreglarlas para vivir o arrendar es una de las mejores inversiones que existen.

Lo que yo no le recomendaría ni a mi peor enemigo es comprar la propiedad con un hipotecario, si no tiene la plata cash o no consigue un préstamo sin garantía, mejor que no se meta.

23 de enero de 2017, 16:22

 
Anonymous Wilson said...

Recuerdo, nebulosamente por cierto, que el presupuesto del primer año de Aylwin fueron 16.000 millones de dolares, estamos llegando a los 80.000 millones, aunque no sean los mismos dolares, el crecimiento del estado ha sido gigante.
Y ese monstruito, permanentemente insatisfecho y creciendo, es el que deberemos financiar.

-Como, salvo manu militari, la reduccion del peso estatal en la economia, solo podria ser muy lenta, aun con solo gobiernos responsables, no tomaria menos de un par de decadas.
-Como en nuestro pais hoy, gobierno responsable es un oximoron, puede que tome el doble o mas de tiempo o tambien que nunca. Puede que nos movamos entre los 10 y los 20.000 percapita por siempre.
-Como la solucion obvia no esta de moda, y no esta el horno para bollos, creo que sonamos.

¿Posibilidades fantasiosas? Que ocurra en el periodo el derrumbe del castrismo con el consiguiente vaciamiento de la politica de mas estado y se abra un periodo de achicarlo drasticamente.

23 de enero de 2017, 17:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hay otra posibilidad que para mi es bien probable: un derrumbe de la economía china que traiga una crisis global mucho mayor. Estados Unidos y Europa tienen problemas similares y el real estado de la economía china yo creo que ni los propios chinos lo conocen.

"Mil cosas pueden pasar"

23 de enero de 2017, 17:26

 
Anonymous Anónimo said...

También está el caso de las farmacias populares, que los alcaldes más responsables han comenzado a cerrar. Pronto el deficit en las comunas "solidarias" será inmanejable. Pero el populismo nunca pierde.

23 de enero de 2017, 19:49

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas