Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.


Si medimos la calidad de una universidad según cuan difícil resulta ser admitido, en los Estados Unidos hay universidades mucho más selectivas que Harvard, MIT, Princeton o cualquiera de la Ivi League. Leo en Quora:

Pocos han escuchado hablar del Deep Springs College un pequeño college con carreras de dos años ubicado en la frontera entre California y Nevada. Su tasa de aceptación es pequeñísima, entre un 5% y un 8% de los que postulan, solo aceptan estudiantes hombres y la matricula anual es de unos 26 alumnos. En sus 98 años de existencia solo se han graduado alrededor de 1.100 alumnos.

Hay un par de razones por las cuales este college es tan exclusivo, la primera es que todos sus egresados pasan a Harvard, MIT y otras sin problemas para completar su carrera de 4 años, se trata básicamente de un college de dos años de nivel Ivi League. La segunda razón es que estudiar allí es completamente gratis y la tercera es que a cambio de la matrícula, mensualidades, alojamiento y comida, los estudiantes deben trabajar en el campus ranch. Así aprenden no solo una profesión sino el valor del sacrifico, la responsabilidad y el trabajo duro, dentro y fuera de las salas de clases. Es considerado mundialmente como uno de los mejores colleges que existen.

 Hay otros casos parecidos, como el Olin College of Engineering, entre los pequeños y el All Souls College de Oxford, que debe ser el más famoso, este último admite solo a graduados, el examen de admisión toma 12 horas y se hace a lo largo de dos días seguidos, cuando alguien es aceptado (fellow) recibe una beca de investigación por 7 años, que no tiene como requisitos ir a clases, publicar, ni enseñar nada, simplemente el fellow tiene 7 años disponibles para investigar en su proyecto.

En Chile tenemos un sistema de universidades del estado manejado por profesores-funcionarios públicos que son extremadamente adversos a competir. Quieren toda la plata para ellos, sin condiciones porque el servicio público es así: se sube por antigüedad, no por méritos y rige la ley del menor esfuerzo.

A ninguna universidad estatal grande (en las chicas hay unas pocas excepciones) le interesa mejorar su proyecto educativo ni entregar un mejor servicio para que sus alumnos sean mejores y más motivados profesionales. No necesitan preocuparse de eso porque gozan de un monopolio protegido por el estado.

Tampoco se escucha ni una palabra sobre como adaptar las mallas curriculares a un entorno laboral que esta teniendo cambios revolucionarios, solo les interesa seguir entregando diplomas que valen cada día menos. A veces se menciona eso -que es el problema fundamental de toda universidad moderna- pero nunca va más allá de la retórica hueca, solo con fines de auto promoción.

En la Universidad de Chile -que prácticamente se auto acredita por el máximo de años- nunca le importó que el año 2011 sus alumnos pasaron todo el año en huelga y fueron promovidos sin tener clases. De hecho, muchos de sus profesores titulares no hacen clases sino que ocupan cargos diretivos y se dedican a la auto promoción, con la claque de los premios nacionales nombrados y posibles -adivinen quienes dan los premios- mientras discursean con su retórica de la "alta calidad académica". Muchas de estas universidades son verdaderas fábricas de flaites con título.

A pesar de todo salen unos pocos profesionales buenos, pero la masa de malos es enorme, y mientras más malos, más petulantes y burlescos. De universidades estatales salieron los hermanos Parisi, Alejandro Navarro, Marcel Claude, etc. para mencionar parte de su Hall de la Fama. El sistema universitario chileno está muy enrarecido, a partir de las modificaciones que partieron en 1990 todo el sistema se corrompió.

Hoy tenemos a profesores, que deberían estar haciendo clases y pensando como mejorar las instituciones caducas, convertidos en burócratas directivos, con acceso discrecional a cientos de millones. Quieren más y con razón, no existe negocio más lucrativo que ese, anda por ahí con ser funcionario de Codelco.

Las universidades privadas y pequeñas tienen un gran valor porque ofrecen diversidad frente a la hegemonía del sistema de universidades del estado. Lo hegemónico es siempre mediocre, los monopolios fomentan un darwinismo inverso y es lo que vemos en las escuelas y colegios municipalizados versus los subvencionados, es exactamente el mismo fenómeno.

En Chile no hay manera que puedan existir proyectos como el Deep Springs College, el Olin College of Engineering, ni nada por el estilo. Los profesores-funcionarios públicos, en defensa de sus privilegios los calificarían de "callampas".

Mucho menos podrían existir universidades como el College of All Souls, Stanford, Harvard, Princeton, Yale, etc. porque chillarían acusándolas de "lucrar con la educación". Ojo, todas las universidades nombradas son privadas y manejan sus finanzas como mejor le parece a sus controladores, sin que el estado ni nadie externo meta sus narices en eso.

Como la historia es cíclica, no tengo mucha duda que el sistema de universidades estatales se va a debilitar de la misma manera que los colegios municipalizados: por su mala calidad, porque funcionan en base a mentiras y su realidad es opuesta a lo que declaran. Es lo que ha pasado en Perú y en muchos otros países de América Latina, donde los estudiantes prefieren pagar una universidad privada porque las estatales son nidos de rateros y activistas políticos.

Es caso del Perú es especialmente trágico, la Universidad Mayor de San Marcos, es una de las más antiguas del mundo, sin embargo amigos que estudiaron allí me cuentan puras historias de horror acerca de su pésima calidad. Es el futuro que le espera a la Universidad de Chile y otras, porque todos los monopolios educativos caen en la mediocridad y las mafias de politiquería, es una especie de atracción gravitacional.

Yo estoy de acuerdo con que se vuelva al sistema de los años ochenta, que todas las universidades privadas sean pagadas por los alumnos y las universidades estatales todas gratis. Claro que con una condición muy sencilla: que ningún profesor pueda ocupar cargos directivos ni mucho menos la rectoría, que el rector sea un empleado contratado por la junta directiva, que esta sea el verdadero poder en la universidad y que sus miembros no puedan tener ningún tipo de interés en la institución, ni económico y menos familiar. Los profesores todos a hacer clases, ocho horas diarias como todo el mundo.

Si eso no se cumple, yo les diría, tomando prestada la frase a don Diego Hernández "ni un puto peso", porque el sistema actual está corrupto hasta la médula, financiarlos es una locura y un barril sin fondo. Chao profesores directivos y rectores, olvídense, a hacer clases o investigar jornada completa nomás.

Y si ese sistema no resulta y las universidades del estado igual siguen malas y corruptas como hasta ahora, simplemente haría un Sistema Nacional de Admisión un poco mejor que la actual PSU para elegir a un 10% de quienes postulan, ese 10% recibe un voucher para que estudie gratis adonde le de la real gana.

19 Comments:

Blogger EDO said...

En Chile hay buenas universidades. Solo una ..la PUC. Es la unica que compite a nivel internacional en varias areas. Sus caracteristicas: privada, elitista, reune a los mejores profesores, alumnos, infraestructura, cara y selectiva. Tiene convenios con las mejores ues de USA y Europa.

Ranking PUC a nivel mundial : 200

Porque la PUC no compite a nivel mundial con otras ues como MIT, Harvard y demases?...porque no maneja los presupuestos billonarios que tienen estas. Si los tuviera saltaria varios peldaños.

Ahora con el tema de la gratuidad se cagaron super rico a la PUC. Les entra menos plata. El wn del rector fue otro tonto util mas y ahora sangra por la herida...la PUC tuvo en sus manos el no haber aprobado la gratuidad que es negocio para las ues estatales.

PD; Garay estudio en una privada (UDD) y no estatal.

24 de enero de 2017, 01:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Corregido, puse a otra joyita equivalente: Alejandro Navarro

24 de enero de 2017, 01:40

 
Blogger EDO said...

El tema da para largo. Los delincuentes de las ues estatales consiguieron su objetivo de destruir a las ues privadas. Muchas se estan fusionando o quedando sin alumnos y con muchos problemas financieros.

Muchas ues privadas de buena calidad vendieron el alma por las lucas como la PUC y la USM y el resultado es que fueron tontos utiles.

El unico que siempre la tuvo clarita fue el rector de la UAI y UMAYOR quienes vieron el pico en el ojo que se venia con la gratuidad y nunca se unieron. Una buena educacion cuesta plata y ellos no se vendieron al diablo.

24 de enero de 2017, 01:54

 
Blogger Ulschmidt said...

Atacar a las Universidades de "privilegio" es vano. A lo sumo puedes cortarles subsidios si los tienen y decirles ok, arréglate enteramente con aportes privados y desde ahí haz lo que quieras.
Pero siempre deben existir siquiera para darle un marco de competencia a las estatales.

24 de enero de 2017, 07:57

 
Anonymous Anónimo said...

Poco y nada puedo comentar de las universidades chilensis, la única vez que estuve en una , fue porque acompañe a un amigo a votar.

Pero me llama la atención, que la Universidad de Chile, para el autobombo que tiene, rara vez aparece con alguna innovación o descubrimiento o invento, universidades mas pequeñas o "menos" prestigio, aparecen algo interesante en la prensa.

Marcelo

24 de enero de 2017, 09:00

 
Blogger Pablo said...

Navarro igual es de una privada: estudió filosofía en la u de Concepción. Claro que igual tiene lá forma de administrarse que una estatal, así que el ejemplo aplica.
Cuando yo estudié allí, en los 90 tuve profesores de jornada completa que hacían uno o dos ramo por semestre, un curso d dos semanas para empresas (capacitaciones por Sence es otra fuente de ingresos importante), y ninguna investigación en curso. Era un misterio en que ocupaban el resto del tiempo....Bueno, ni tan misterioso, seguramente sus empresas personales gozaban de muy buena salud.....
Hoy, más de 15 años de que egresé, esos mismos profes siguen apernados en sus escritorios, con jornada completa para dedicar a sus dos ramos callampa.....Y sus empresas seguramente siguen con muy buena salud

24 de enero de 2017, 10:28

 
Anonymous José Jirón said...

Concuerdo con que las Universidades privadas sean pagadas y las estatales sean gratis... Lamentablemente la concertación en vez de haber mejorado la educación (según así dicen) lo han empeorado más aún y q mal q meter a personas de la misma coalición en las universidades.

A propósito q piensas de la decisión de Trump acerca de la salida de EEUU de la tpp y la reacción inmediata del canciller Muñoz...saludos

24 de enero de 2017, 11:57

 
Blogger Frx said...

Quizás me falte autoconfianza pero realmente no creo que aguante mucho en una de esas universidades extranjeras y si lo hago, joder que sería a duras penas y es que la diferencia de formación se nota a leguas.

24 de enero de 2017, 12:34

 
Blogger Jose Cornejo said...

La mediocridad en la educacion parte por los colegios municipales. con profes que ni siquiera tienen vocacion de enseñar, aparte de las mallas curriculares definidas por el "mazz eztao, mazz eztao" que les prodiga una fuente de ingresos per secula seculorum.

En las Ues estatales o tradicionales, la Chile adolece de un autobombo que contrasta mucho con su realidad. trabajo frente a la Facultad de Medicina de la Chile y ver no solo sus instalaciones, sino que su vida universitaria, y me pregunto cuanto cuesta coimearse a los de la comision de acreditacion... debe ser mucho y la venia del gobierno de turno, porque no se refleja en nada los millones que les meten.

24 de enero de 2017, 15:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Amigos, esa mediocridad en la que creo todos estamos de acuerdo, es producto de la falta de competencia y sobre todo de diversidad de proyectos educativos, los profesores-empleados públicos quisieran ser ellos los únicos, los dueños del monopolio y seguir haciendo lo que quieran y disponer de fondos infinitos para repartirse, viáticos, privilegios y poder. Muchos doctores actuales fueron originalmente profesores de estado, formados apenas para enseñar en un liceo y pasaron a enquistarse en las estructuras universitarias y a conseguir de manera milagrosa diplomas y acreditaciones al por mayor, pero en realidad siguen siendo farsantes, ignorantes, mediocres y estrechos de mente. Lo único que les interesa es forrarse y viven inventando historias. Ese autobombo que todos conocemos es mentira, pura hipocresía.

¿Universidades estatales gratis? ¡Claro! pero ojo que ningún profesor maneje un peso aparte de su sueldo, y que los sueldos estén de acuerdo a sus calificaciones y antecedentes. Mientras eso no se cumpla, nicanor molinare.

24 de enero de 2017, 15:29

 
Blogger Nervio said...

a mi me gusta el modelo 2 4 2 1 para las universidades


dos años de college, en una institucion distinta donde se pasen los ciclos basicos. De alli a postular a las licenciaturas, de 4 añitos. El titulo que lo de la barra de #inserte profesion aca# despues de ejercer como #lo que sea# junior. despues si se quiere especializar master o magister mas doc (si es masoquista, loco o le gusta trabajar sin horario)

:D

24 de enero de 2017, 16:13

 
Blogger Nervio said...

y de la calidad... si del college A entrab a la universidad B esta es la medida de la calidad...

al final la **calidad** solo se podria medir por el desempeño de los egresdados... y eso no entra en ninguna parte de la acreditación. Pero se ve en los indices de empleabilidad. Que cambian de año en año.


24 de enero de 2017, 16:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nervio, la calidad tiene un significado técnico muy preciso: nivel de satisfacción de los clientes. El concepto de "clientes" está por definir, algo básico son los estudiantes, pero también están los egresados (que suelen tener opinión mejor fundamentada), empleadores y hasta profesores, la clave aquí es la "satisfacción de expectativas" y prácticamente ninguna universidad ataca ese tema.

Sobre la duración (en años) de los programas, creo que es uno de los temas donde se comete más fraude y donde hay más variaciones, yo creo que no debería haber ningún requisito al respecto, las organizaciones deberían definirlas libremente, PERO, deberían existir examenes habilitantes, ojalá tomados por universidades extranjeras que no tengan relación ni intereses en Chile. El mayor problema de fraude ocurre cuando la universidad enseña y a la vez habilita. Cuando fue esa huelga que duró un año el 2010, se produjo un fraude masivo con los alumnos de universidades públicas y nadie dice una palabra sobre eso.

24 de enero de 2017, 16:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Para mi modo de ver, una universidad es mala cuando los profesores y los estudiantes son malos, mediocres y desmotivados. Puede tener los mejores edificios, puros premios nobel, estar en el Nº1 de los rankings, da lo mismo, cundo no existe el ambiente académico, cuando está formado por farsantes que viven del cuento esa universidad es mala y viceversa. La universidad no son los edificios ni los rankings sino la comunidad que se arma entre alumnos y profesores. Esa comunidad dejó d existir en Chile hace años.

Yo me acuerdo cuando estudié en Inacap en 1974-1975, pura mística, estudiar era una hazaña y un orgullo tremendo. Cuando entré a la Universidad del Norte en 1978 lo mismo, aunque un poco menos. Unos dos o tres años después todo se había ido al diablo. Creo que en Chile, bajo ese criterio, todas las universidades son malas: "parecer antes que ser". Unas más malas que otras pero no hay ni una sola que no sea mala.

24 de enero de 2017, 20:00

 
Blogger Nervio said...

Encuentro buena la idea de separar la institución que prepara y la que habilita.

con eso le quitas un monton de presiones indebidas al sistema...

pero conociendo como se maneja el sistema..

el dia del pepino en la tarde... o hasta que la porfiada realidad de los cursos al alcance de todos se coma el sistema por los pies.

24 de enero de 2017, 20:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Mi bola de cristal me dice que se viene una catástrofe en la educación superior en Chile, que golpeará muy duro a todas pero especialmente a las estatales.

Creo que es posible que las privadas, enfrentadas a competir en condiciones más difíciles, empezarán a buscar acreditar sus carreras con universidades extranjeras, algunas ya están empezando. De ahí a los exámenes habilitantes hay un paso, especialmente por la manera en que está creciendo la educación online, en USA y Europa las universidades se están moviendo ya a convertirse en instituciones examinadoras, acreditadoras y habilitadoras, subcontratando o dando online los programas de pregrado

24 de enero de 2017, 20:22

 
Anonymous Anónimo said...

Stanford, Harvard, Princeton, Yale son instituciones sin fines de lucro y estan financiadas en buena medida por el estadp a traves de grants de investigacion. El quid del asunto es el "overhead": por cada peso que recibe un investigador la universidad se ella 60 a 90 centavos. El aporte fiscal (grants+ overheads) es del orden de 1000 millones de dolares por instudtucion.

24 de enero de 2017, 21:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Stanford, Harvard, Princeton, Yale (y muchas otras) están finaniadas por el mismo esquema que hay en Chile para los colegios particulares subvencionados ¡ojalá a todas las universidades en Chile las financiaran de la misma manera! Pero las universidades del CRUNCH pondrían el grito en el cielo.

Lo de "sin fines de lucro" significa que sus balances no pueden dejar utilidades, ni más ni menos. No tiene nada que ver con lo que cree el populacho que son (no son organizaciones filantrópicas donde voluntarios trabajan gratis ni mucho menos) son privadas como cualquier otro negocio, salvo que gastan el 100% de sus "utilidades"

24 de enero de 2017, 21:23

 
Blogger FitoNitroso said...

Mas allá de una u otra forma... creo que el sistema es como la callampa porque por un lado, las ues publicas no tienen un contrapeso en la dirección... se gobiernan por el caudillo de turno y no responde ni rinde cuentas. En las privadas, le rinden cuentas al controlador, pero con el sesgo de este mismo.

Yo creo que, por un lado, el estado deberia decir "ya.. este año vamos a financiar tantos ingenieros, tantos abogados, tantos medicos, etc, etc" y las universidades del estado, deberían responder legitimamente a un estandar de estado, y no a un cartel de viejos odiosos que se creen la raja pero cada día son mas obsoletos.

24 de enero de 2017, 22:07

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas