Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás



Tenía ciertas dudas sobre pubicar esto, pero en fin, el que nada hace, nada teme así es como les voy a contar mi última mini-aventura, hace un par de semanas donde estuve al lado del famoso Triángulo Terrestre, en la frontera entre Chile y Perú, motivo de disputa entre ambos países. Estuve por el lado peruano en el puesto de observación fronteriza Coronel Bolognesi de la Policía Nacional del Perú. ¿Como llegué hasta allí? Es una larga historia que trataré de resumir para no aburrirlos.

Resulta que varios meses atrás mi gran amiga Ingrid Wildi vino a Arica con un grupo de artistas de Santiago y Lima en un proyecto del colectivo de arte Hawapi, según su propia definición:

HAWAPI es un encuentro itinerante de arte que se realiza en destinos alejados de los circuitos tradicionales del arte contemporáneo y en los cuales se puede observar diversas problemáticas sociales y políticas. 

Cada año convocamos a artistas, académicos e individuos socialmente comprometidos de diversas disciplinas para generar obras e intervenciones en los espacios públicos. 

Cada edición de HAWAPI concluye con una exposición en Lima compuesta por registros fotográficos y audiovisuales de las actividades realizadas en el lugar y obras originales basadas en las experiencias de cada artista.

La cosa es que me hice amigo de ellos y sobre todo su curador Maxim Holland que me invitó a participar en el asunto: se trataba de ir a acampar muy cerca del Triángulo Terrestre en disputa, para hacer un asunto artístico. Como buen charlatán me invitaron a dar una charlas a lo que dije encantado que bueno.

Pero la mala suerte me acompañó desde el principio. Me confundí en la hora y no encontré en el aeropuerto a los artistas que venían de Santiago, entonces pensé "bueno, que tanto, me puedo ir en auto, si total está acá al ladito". No recordaba mi experiencia en la Amazonia Peruana, donde lo que se ve cerquita en el mapa puede estar a horas de distancia.

Y eso fue lo que me pasó. En el Complejo Fronterizo de Santa Rosa pasé al cuartel de la PNP a preguntar si no había problema de pasar hasta el puesto de observación y me encontré con un policía que ubicaba de cuando trabajé en la Municipalidad de Tacna. Se debe haber acordado de mi porque fue muy amable, después de unas bromas me preguntó si tenía parientes allá o que, le dije que iba a un evento artístico y como el ya había visto pasar el bus con los artistas me dijo que pasara nomas y me mostró el camino en el mapa, aparentemente era muy sencillo, puras líneas rectas.

Pero no era nada sencillo, el camino era endiablado y a veces tenía que avanzar a 3 Km/ o menos, además había que tomar un desvío, yo no me di cuenta y pasé de largo hasta llegar al poblado de Santa Rosa, donde me miraron un poco estupefactos y me dijeron que me tenía que devolver. Finalmente encontré el maldito camino y llegué hasta el Puesto Fronterizo donde estaban Maxim y los demás instalándose en sus carpas en la playa.

Pero la mala suerte no terminó allí: venía lo peor porque cuando quise entrar con el auto a la playa me enterré en la arena y quedé hundido hasta la bandeja. Yo soy bastante supersticioso y ya eran demasiadas las cosas malas que estaban pasando. Estuvimos un buen rato con mi buen amigo Maxim tratando de salir de la arena hasta que finalmente lo conseguí, luego de romper dos veces mi cinta de arrastre que consideraba indestructible.Ya convencido que andaba con "la jetta" buscaba alguna vía de escape para salir de allí y volver a la civilización lo antes posible, era cosa de horas que rompiera el maldito auto y ahí si que estaría en problemas porque soy auto-dependiente, en el mal sentido de l palabra.

La salvación me llegó de manera inesperada. Los policías amablemente me dijeron que el auto chileno no podía estar allí porque -obviamente- era una zona restringida, podría quedarme yo, pero no el auto. Fue música para mis oídos, di las disculpas del caso, me despedí de mis amigos y salí arrancando, me fui a pasar el resto del día a Tacna donde hice los videos que subí al día siguiente, el domingo 9.

Parece que lo de la jetta era cierto, porque -según me contaron después- los pobladores de Santa Rosa creyeron que el grupo Hawapi era una de esas invasiones de terrenos, tan populares en Perú, pusieron una denuncia y llegó gente de Tacna con cierto escándalo a desalojarlos. O sea me arranqué justo a tiempo.

Bueno, de toda esta aventura saqué algunas cosas en limpio. Primero que es muy, muy, muy diferente estar en el lugar que verlo en un mapa. Si estuvieran en esa zona se darían cuenta de lo ridículamente minúsculo que es el terreno en disputa, aquí tengo algunas capturas de Google Earth para que se hagan una idea:

:

  

En la segunda foto por ejemplo, se puede apreciar el tamaño del Triángulo Terrestre ¡comparado con el aeropuerto Chacalluta es un terreno ridículamente chico! Si muchos diplomáticos que agitan banderas nacionalistas estuviesen en el lugar, se darían cuenta de lo absurdo que resulta proponer cualquier cosa para ese terreno, que está justo al lado del campo minado y sin duda muchas minas terrestres se deben haber corrido para allá en los grandes aluviones, como el del 2000 por ejemplo.

La distancia entre los puestos de observación de la Policía Nacional del Perú y Carabineros de Chile, es de unos 400 metros (4 cuadras, más o menos) en línea recta, es decir pueden verse perfectamente. Desde hace años a esa distancia se mantiene una zona deshabitada y por supuesto desmilitarizada. Meter militares o tratar de hacer cualquier cosa en esa parcela minúscula sería -creo yo- una locura irresponsable.

Yo tenía la idea en teoría, pero ahora la tengo mucho más clara. Es irrelevante a que país "pertenezca" ese pedazo de tierra porque la posesión en ese lugar es meramente simbólica, no se puede ocupar físicamente, o por lo menos no se debería, por la seguridad de los propios ocupantes. Creo que es una tormenta en un vaso de agua: too much ado about nothing diría Shakespeare. Pero en fin, conocí el lugar, tomé un video muy cortito, solo para mostrar que estuve allí y algunas de mis peripecias para llegar y me devolví a la ciudad de Tacna sin novedad para mi ni para el auto, que era lo que me preocupaba. Menos mal.

En fin, no gano ocho millones al mes pero aventuras me sobran.

12 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Que cuento ese de los "artistas" eh?...jajaja...una lección de cómo pasarse la vida sin trabajar vendiendo alguna pomada. GC

20 de abril de 2017, 23:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah maldito ¡te conozco mosco! Anda a trabajar nomás GC para que pagues tus abultadas deudas!!!

20 de abril de 2017, 23:59

 
Anonymous Wilson said...

Recuerdo que algun contertulio sugeria meter motoniveladoras y bombas de agua y transformarlo en parte del mar. :-)

21 de abril de 2017, 01:02

 
Blogger Nervio said...

son dos putas cuadras de arena. Si piñata hubiera sido vivo, desmina el ECH y en la desminada hubieran hecho entrar el mar.

Si fueran mas pillos, hacen un minigarito con internet desde los dos paises para poner direcciones comerciales en un microparaiso fiscal.

XD



21 de abril de 2017, 01:14

 
Anonymous Anónimo said...

Quedé "plop" :) Pensé que el área era mucho mas grande!
~Lilian

21 de abril de 2017, 06:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo creo que no hay que hacer nada, ni tocar el lugar sino encontrar una solución negociada, como gente civilizada que debemos ser, a todo esto el argumento peruano en teoría me parece correcto, aunque no le veo ningún efecto práctico

21 de abril de 2017, 08:13

 
Blogger Ulschmidt said...

..como sugerí desde las remotas pampas salvajes, hay que convertirlo en un lugar de encuentro/festival hippie anual, con consumo de cualquier cosa permitido, relajamiento de la moral, etcétera, aprovechando la no-jurisdiccionalidad establecida. Si usted no se hubieses retirado para preservar su cabalgadura quizás hasta podría haberlo organizado con sus amigos bohemios.

21 de abril de 2017, 09:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Ulschmidt, no caben ni 100 personas ahí ¿como hacer un festival? Además habríamos salido la mitad mutilados con las explosiones de las minas. Aunque no es nada mala la idea de hacer un santuario sin ley ni moral, en la Isla del Alacrán podría ser, un "todo vale" jaja

21 de abril de 2017, 09:14

 
Blogger Jose Cornejo said...

yo pensé que el mentado triangulo era mas grande... jajajajajajaja dejenlo así como está.

21 de abril de 2017, 09:28

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Claro! en el lugar uno se puede dar cuenta de lo ridícula que es toda esa discusión.

El problema se generó con la colocación del "Hito Nº1" muchos años atrás, cuando se puso a unos ciento y tantos metros del borde para que no lo llevaran las olas, justo sobre el paralelo que marcaba la frontera marítima. Hubo muchas discusiones al momento de colocarlo y finalmente se puso allí.

Pero en el tratado se hablaba de un "arco de círculo de 10 km de radio partiendo del puente de Lluta", con lo que la frontera terrestre quedaría unos 200 mt hacia el sur del paralelo. Como el paralelo marca la frontera marítima esto crearía la famosa "costa seca" y el triángulo de unos cuantos metros de diferencia.

Por otra parte la frontera por el borde del mar es movible, depende de las olas y las mareas. la "costa seca" se achica y se agranda con el movimiento del mar.

Finalmente esa área está dentro de la franja de 400 mt de ancho alrededor de la línea que se deja desocupada para evitar roces fronterizos, como los que ocurren en la frontera con Bolivia. Como la línea no está pintada en el suelo y no hay libre tránsito, todos los que se acercan a la línea deberían andar con GPS en la mano para no pasar al otro país.

Mi conclusión es lo que dice José: hay que dejarlo tal como está y llegar a algún acuerdo solo para efectos simbólicos, porque en la práctica no significa nada.

21 de abril de 2017, 09:54

 
Blogger pavezwellmann said...

En realidad, el triángulo terrestre pertenece al Perú. Solo basta trazar un arco de circulo de 10 kilómetros de radio a partir del centro del puente ferroviario del Ferrocarril de Arica a La Paz, junto a la ruta 5, y proyectarlo hasta la línea de playa, lo que se hace en Google Earth. No confundir con el puente ferroviario de la línea de Arica a Tacna, como muchos confunden. En Chile, esta información nos ahorraria mucho dinero y pleitos con Perú, pero ya sabemos...

21 de abril de 2017, 16:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo pienso exactamente lo mismo, pero el hecho que el terreno es tan chico y el mar sube (que pertenece a Chile) y se recoge hace que el mini triángulo cambie constantemente de tamaño. En el dibujo que hice sobre el mapa simplemente proyecté el arco que lleva la Linea de La Concordia hasta el Hito Nº1, solo existe un problema: lo que los peruanos llaman "Punto Concordia" no puede ser fijado porque depende adonde lleguen las olas, en las imágenes de Google Earth se puede ver la arena oscurecida en los puntos adonde el mar ha llegado ¡a veces el triángulo puede ser realmente diminuto!

Yo veo dos soluciones al asunto: la primera es que los peruanos sigan diciendo que la frontera está en un "Punto Concordia" que se mueve según hasta donde llegue el mar y los chilenos pueden seguir diciendo que el límite es una línea paralela al Hito Nº1, total, da lo mismo porque nadie puede instalar nada en ese lugar para cualquier efecto práctico, ni peruanos ni chilenos.

La otra solución es que se declare la frontera en una bisectriz entre las dos fronteras en disputa, con lo que tampoco nada cambiaría

Incluso se me ocurre una tercera solución: que cualquiera de los dos países ceda generosamente al otro sus pretensiones, lo que tampoco cambiaría nada ni afectaría a nadie. Creo que esa es la mejor solución y dejaríamos de andar cortando los pelos en cuatro, como dicen los franceses "couper les cheveux en quatre"... ya que el tema es diplomático hay que decirlo en franchute

21 de abril de 2017, 17:57

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas