Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Picadillo del miércoles: de todo un poco

miércoles, 31 de mayo de 2017

Picadillo
Siguen los días grises, horribles, de nuevo amaneció nublado y a mi no me dan ganas de mover un dedo, menos de levantarme, pero lo he tenido que hacer igual, para peor este viernes me toca tomar exámenes. Por eso hoy solo colocaré un picadillo -un mixed bag- de cosas que parecen triviales, pero no son tanto, aquí voy:

Nuevas veredas y el fiasco de la remodelación
Miren que bonita se veía la maqueta electrónica del proyecto


Pero la triste realidad mis amigos, la acabo de ver, es algo así:



Baldosas de mala calidad, ya están manchadas y tan mal puestas que en mi casa yo no hubiese pagado por un trabajo tan asqueroso, ambulantes flaites alimentando a la criatura en la vereda, muros cubiertos de papeles y graffitis. Total, como pagamos nosotros los giles, a quien le importa los fantastillones que se están gastando.

La retroexcavadora no les sirvió para extirpar de raíz el sistema neoliberal como era su intención original, así es que le dieron un nuevo destino: la están usando ahora para llevarse las coimas en camiones para la casa ¡como se están forrando diosito!. Nosotros, los giles, pagamos callados, siempre lo he dicho, el chileno aguanta el castigo como toro manso. No es primera vez que nos meten el dedo en la boca a los ariqueños y no será la última, eso es seguro. Cuidado señores, no se olviden que el toro manso es el más peligroso.

Temporada de oportunistas
Con época de elecciones a la vista, empezaron a aparecer los amigos del pueblo, vacunillas que ya todos conocemos haciéndose los simpáticos, filosofando profundamente y mostrando un exagerado ariqueñismo con la misma ostentación con que una vedette muestra las tetas "¡mírenme, soy el más ariqueño, nadie quiere tanto a la ciudad como yo! Hipócritas y sinvergüenzas, lo único que buscan es asegurarse el bolsillo -ellos y hasta los tataranietos si pueden- con los millonarios sueldos reservados a los servidores públicos. Que basuras más grandes. Mientras tanto los ariqueños meditan ¿que se necesitará para que despierten? Habrá que patearlos tal vez.


Autos en Arica: el Panhard
Esta es una historia rara de Arica, de las que me gustan. Años atrás, cuando le cambié el motor a la camioneta, la mayor parte del trabajo lo hizo el papá de Richi Urbina, don Hernán, que fue esquiador cuando joven y tenía historias por montones. El trabajo le quedó pésimo pero don Hernán estaba lleno de historias raras, algunas tan asombrosas que llegué a pensar que era medio mitómano. Igual era una delicia sentarse  a ver como trabajaba  escuchar sus recuerdos.

Lo que menos creí resultó ser cierto. Me contó que cuando joven había competido en carreras de autos y el mejor auto que había manejado era un Panhard de 2 cilindros y 800 c.c. el primer auto con motor de alta compresión y habia ganado varias carreras en él. Lo más inverosimil que me contó es que ese auto se había armado en Arica en los años 50-60, sin embargo era cierto, recién vengo a comprobar que en Arica no solo se armó el Panhard Dyna Z, una auto de culto entre los clásicos del mundo de los fierros, sino además se construyó sobre ese chasis un modelo chileno: el Panhard Puma.

Estos autos los construyó el industrial chileno José Llorente (o Lhorente), quien también construyó las primeras Citronetas que se fabricaron en Chile, el apellido Llorente todavía existe en la ciudad, igual que el apellido Chapard (mi amiga Ely), ambos ligados a la historia automotriz chilena con Panhard y Citroen. Aquí se los presento, este el el señor Llorente (o Lhorente) al lado de su bella creación, el auto Panhard, modelo Puma


Panhard fue una empresa pionera, de las más antiguas del mundo automotriz y su mecánica fue tan avanzada que la compró Citroen, solo para tener sus patentes, especialmente de motores air cooled en block y la extraordinaria suspensión, que heredaron las citronetas y muchos otros modelos de Citroen. En la siguiente foto -especialisima- podemos ver en un estacionamiento de santiago durante los años sesenta: al mítico Panhard Dyna y junto a el su sucesor, la Citroneta 2 CV, que gran foto.



Hoy Panhard fabrica vehículos militares, nuestra Infantería de Marina y Carabineros de hile tienen los carros blindados ligeros Panhard PVP, casi todos estos últimos destinados a contener el terrorismo en la Araucanía.



Y mi comentario de cine...
El cine no es mi fuerte, mi memoria visual es tan mala que rara vez me acuerdo de un sueño y las películas que recuerdo son poquísimas. Sin embargo la película de Raúl Ruiz, Nadie Dijo Nada, es para mi como una clase magistral de buen cine, la pongo a la altura de las mejores películas de Ettore Scola y me tomaré la libertad de comentarles un pequeño trozo que muestro a continuación.

La primera secuencia muestra una toma de madrugada con los protagonistas borrachos volviendo a casa, las fachadas contínuas típicas del centro de Santiago y una música tonta, superficial y pegajosa. En la segunda secuencia, Tomasito borracho hace sus payasadas en la escalera, este personaje es notable porque casi no habla en toda la película, pero es muy físico y entrañable.

En la tercera secuencia llegan a la pieza donde el poeta los espera en la puerta, no había entrado porque había una señorita adentro, que es la ex mujer del chico de bigotes uno de los protagonistas principales, el diálogo que se establece es genial:

-Oye ¿y como están los cabros? (pregunta ritual)
-Lo más bien (respuesta cliché)
(silencio, ella sirve té, el piensa lo que va a decir y se decide a preguntarle con voz quebrada)
-¿Te vai a quedar? (carraspea dos veces)
-Tu tenís visitas
-No pero... si yo les digo que se vayan
-¿Pero no los invitaste tú? (empieza la tensión)
-Que sabía yo que venias tú
-Tengo mucho que hacer hoy día
-Ah si queris te vai entonces

En ese corto ping pong de frases se establece toda la relación que existe entre los dos, luego el diálogo agrega más información, la tensión se afloja y ella le pide que vayan al abogado, el le dice que bueno, pero es evasivo cuando ella pide día y hora exacta "cuando quieras, da lo mismo", un choque de orgullos sordo y clásico ¿quien no lo conoce?.

Luego aparece una asimetría social, ella se va becada a los Estados Unidos -el sueño de todo chileno en esos años- mientras él es un pobre diablo, poeta que no publica y ratón de oficina. Cuando se diponen a salir, Tomasito los para en la puerta y dice que quiere bailar, ella acepta divertida, en medio del baile el poeta pide una copa de vino, el deleite con que se la toma y su grito "¡voy a dormir como un emperador romano!" son geniales. Finalmente el chico va a dejar a su ex mujer y mientras los miran alejarse, el poeta y Tomasito comentan:

-¿Que es el amor?
-Nada
-¿Que es el amor?
-¡Nada!

En fin, los dejo con esta estupenda secuencia, espero que la disfruten tanto como la disfruté yo

11 Comments:

Blogger EDO said...

Me quede pegado con la historia de panhard....son autos franceses. El modelo puma al parecer es creacion chilena...se ve rebonito.

30 de mayo de 2017, 23:15

 
Blogger hugo solo said...

Es curioso eso de "flaites alimentando a la criatura" y es curioso repito porque aqui en Europa los paises tiene mercadillos de venta ambulante y los niños de los vendedores comen ahi en el sitio yo he vendido en mercadillos con hijo pequeño y ahi comia quizas Arica tenga aires de ciudad cosmopolita pero aparte de ser una ciudad fea en cuanto a su arquitectura y creo que mucho arreglo no tiene cara al futuro inmediato quizas lo normal para Chile seria que esos flaites no le diesen alimentos a los niños en la calle cosa que recuerdio en el año 76 iba comiendo por la calle Valparaiso en Viña del Mar y me encontre con una tia prima de mi madre y me llamo la atencion por comer en la calle mi tia era una señora muy fina y este detalle me dio mas motivos para irme del pais quizas en Chile y generalizo lo normal es que los niños vayan lleno de moscas sucios y la madre en vez de alimentarlos este medio borracha.

31 de mayo de 2017, 04:26

 
Blogger Jose Cornejo said...

Desmenuzare este mix bag:
Una cosa así pasó con muchas obras que se han hecho acá en santiasco, la plaza de armas, bella en los 80 y 90 se convirtió en un bodrio en donde las pocas palomas que quedan están siendo reemplazadas por extranjeros de todas las nacionalidades, sentados, casi sin hacer nada.

Las cosas en papel (en CGI actualmente) siempre se van a ver la raja, porque tienes un control de la imagen excelente, de tal manera que puedas vender bien el producto, que hasta el mas reacio o desconfiado, cae. Una cosa es el plano, otra cosa es la realidad o el porfiado hecho.

Panhard al igual que muchas marcas de autos en los 60's y principios de los 70's muchos gozaron de las franquicias que daba la CORFO (corrijanme si me equivoco) para que se armaran autos acá en Chile con el propósito de potenciar la industria nacional. Muchos de estas empresas eran solo armadores, no fabricantes netos, pues importaban los llamados CKD (completely knock down) kits de ciertas marcas de autos, muchos tambien para evitar el "Chicken Tax" y así tener autos de calidad a un precio razonable. Eso no terminó del todo en los 80's ya que la ultima firma que armaba vehiculos fue la LUV cuya produccion se trasladó a Colombia. Cuenta la leyenda que las LUV armadas en Chile eran las mejores, pues todo el armado era hecho a mano y de muy buena calidad.

Panhard dejó de fabricar autos tras su fusion con Citroen. Solo sobrevivió (al igual que AM General) su área de defensa.

En cuanto al cine chileno, no puedo opinar mucho. Salvo excepciones, el cine chileno no suelta esa tranca con el GM o con esa aura magra, amargada y resentida de sus realizadores (muchos afines a esta inepta corruptocracia)

31 de mayo de 2017, 10:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En Arica es vergonzoso, las obras públicas de mejor calidad se hicieron en los sesentas y todavía están en perfectas condiciones, lo que ha venidod después es todo basura y coimas

31 de mayo de 2017, 10:59

 
Blogger Jose Cornejo said...

Las obras hechas antes de 1990 se hacían bajo el concepto de que fueran para durar, había mas dedicación y mas seriedad, no había espacio para estupideces. Ahora lo que mas hay son estupideces que obras serias.

31 de mayo de 2017, 11:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En 1990 empezaron las coimas descaradas, ese fue el punto de quiebre de Chile como país honesto

31 de mayo de 2017, 11:14

 
Blogger Ulschmidt said...

La conversación entre la ex-pareja de de gran realismo, el desgarro dramático donde una necesita irse y el otro quisiera no dejarla ir. Acto seguido, más surrealista, Tomasito y la mujer bailando y el poeta libando - si bien la borrachera de ambos amerita que pidan cosas fuera de lugar - quizás tenga un significado simbólico, un vaticinio sobre el futuro de esa pareja: a ella le tocará vivir la vida, divertirse y al ex-esposo le quedará el libar y dormir. Un par de borrachos les indican el camino.
O quizás sea totalmente distinto. Si ud. pusiera de esas películas donde matan a alguien cada tanto, sería más fácil de entender.

31 de mayo de 2017, 11:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, yo creo que un buen guión tiene que dar mucha información pero en ningún caso explicarlo todo, Raúl Ruiz se caracteríza en esta película por manejar eso: no entrega conclusiones, no mata a nadie, lo que pasa es muy ambiguo pese a que con los diálogos y escenas da mucha información. Igual que en los buenos libros, creo que las películas "buenas" o al menos las que me gustan a mi, nunca dejan un mensaje claro ni menos conclusiones, esas quedan mejor para el espectador que pone el 50% o más que falta saber

31 de mayo de 2017, 13:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lamentablemente el sonido estaba muy malo, lo traté de arreglar y quedó peor

31 de mayo de 2017, 14:55

 
Anonymous Anónimo said...

acá en santiasco, la plaza de armas, bella en los 80 y 90 se convirtió en un bodrio en donde las pocas palomas que quedan están siendo reemplazadas por extranjeros de todas las nacionalidades, sentados, casi sin hacer nada.

acá en santiasco, la plaza de armas, bella en los 80 y 90 se convirtió en un bodrio en donde las pocas palomas que quedan están siendo reemplazadas por extranjeros de todas las nacionalidades, sentados, casi sin hacer nada.

http://www.latercera.com/noticia/la-ciudad-inca-en-santiago-que-pedro-de-valdivia-ignoro/

1 de junio de 2017, 12:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así como está prohibido hacer el UNO y el DOS en la vía pública, también deberían haber lugares donde exista cierta exclusión social de vagos, feos, sucios, delincuentes, vendedores ambulantes y toda esa especie de seres-cucaracha que contaminan visualmente los lugares bonitos. No tengo ningún problema que existan y hagan lo que se les antoje en otras partes, pero los lugares bonitos y limpios no deberían ser perturbados por ellos, solo por un asunto de estética.

Antes existía una especie de control social tácito y sin duda que volverá a existir porque es lo natural y espontáneo: los cochinos y desordenados se juntan en algunos lugares mientras que los pulcros y ordenados en otros, a nadie le gusta ver la Torre Eifell, los Campos Eliseos o el Louvre repletos de homeless pidiendo limosna como en Calcutta, es de sentido común, pero la histeria por la "inclusión" que está de moda entre los progres ha traído estos efectos desagradables. Yo pienso que no va a durar mucho, la propia sociedad se hará cargo de establecer la separación nuevamente

1 de junio de 2017, 12:55

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas