Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Refrito del sábado: Empresarios y Buena Vida

sábado, 20 de mayo de 2017

Esta entrada la escribí el 17 de agosto del 2006 y se refiere a un asunto que alguno de estos días debería escribir más largo: lo importante que es descubrir cual es nuestro talento, lo que nos sale mejor y de manera natural. En fin, aquí voy:


Me quedó dando vueltas el certero palo que me pegó Francisco en un comentario anterior: si me creo tan inteligente ¿por qué entoces no soy un próspero empresario? ¿ah?. Buen punto, vamos a ver como me saco este pillo.

Bueno, primero que nada creo que las personas servimos para ciertas cosas y para otras no: yo por ejemplo soy un desastre bailando, reconociendo caras, no soy capaz de estar de pie mas de 15 minutos seguidos, tengo dos manos izquierdas con puros dedos gordos, tengo un polígrafo incorporado porque apenas digo una mentira me pongo colorado, me enfurece que alguien pretenda darme órdenes, no soporto ver tele, ni puedo leer dos páginas de algo técnico sin caer dormido, en fin, la lista de mis defectos es bien larga.

Nada que no se pueda superar pero yo creo en la teoría de las ventajas comparativas, sería muy tonto y frustrante si me dedico a las cosas que hago mal, lo lógico sería dedicarme a lo que creo hacer mejor.

También hay diferencias de lo que uno espera de la vida, todos hacemos permanentemente cálculos costo/beneficio acerca de lo que queremos y que estamos dispuestos a sacrificar y la manera de sacar ese cálculo es diferente para cada persona, en mi caso creo que es muy diferente de la mayoría porque mi escala de valores no es muy estandar que digamos. Muchos sacrificios que a la mayoría le parecen normales para mi son inaceptables y viceversa. Por eso he tomado muchas decisiones que a otros les parecen ilógicas o imprevisibles; son imprevisibles porque no sospechan como pienso, si me conocieran sería previsible como un reloj.

En un costado de este blog tengo un texto de Plutarco donde habla de Tito Quincio Flaminino en estos términos "Siendo por carácter muy amante de honores y codicioso de gloria, aspiraba a hacer por sí acciones generosas e ilustres, y se complacía más en hacer bien a los que a él acudían que en ganarse la voluntad de los poderosos, considerando a aquellos como objetos de su virtud y a estos como rivales de su fama", el texto es muy bueno porque capta bien lo que mueve a algunas personas, fíjense que empieza diciendo "siendo por carácter" o, lo que es igual, por naturaleza, es decir algo que lo trae de manera tan natural como la forma de la nariz o la huella digital.

En el mismo texto dice "los beneficios los llevaba hasta el extremo, mirando constantemente con amor e inclinación a aquellos a quienes había favorecido como si hubieran sido sus bienhechores, teniéndolos por la mejor posesión; así los conservó siempre en su amistad y se interesó por ellos". Bueno, más o menos así me gustaría ser, esas son cosas que encuentro deseables y simpáticas. Nada más lejos de lo que se necesita para ser empresario. En fin, creo que ahi está la explicación. Además en su momento traté de ser empresario; me fué pésimo y lo pasé horrible, jamás sentí que estaba haciendo algo que valiera la pena.Hay que reconocer cuando uno no tiene dedos para el piano.

En fin, pasando a otro tema -que de alguna manera está relacionado con lo anterior- leí algo muy interesante en un blog de USA (¡no anoté la dirección!) decía que los americanos se han ido obsesionando con la idea de "la buena vida" y cada vez soportan menos las incomodidades y molestias que antes eran naturales, me acordé haber leído a Mila en su blog donde ella se preguntaba como cuando era niña soportaba vivir sin aire acondicionado, Es un asinto bien interesante no solo en USA sino que a todos nos pasa lo mismo; cosas que antes tomábamos como naturales ahora nos parecen una tortura insoportable. Me pregunto que pasaría ai volvieran los racionamientos de agua potable o la fumigación aérea que tuvimos durante años en la Arica de los 80s ¡estallaría una revolución!. O tal vez no, somos demasiado flojos para eso.

21 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

El otro día en el canal aleman (DW creo que es la señal) un filósofo decía que Europa es ya una sociedad "post-heroica" y que por tanto no soporta el menor dolor o tiene un umbral muy bajo de tolerancia. Lo decía en relación al terrorismo fundamentalista de ahora, ese de tipos que agarran un camión o un par de fusiles y liquidan unas docenas de personas, en media docena o menos de ataques al año en el área occidental.
El riesgo de morirse de eso en Europa es mínimo. El riesgo de morir en un accidente de tráfico es muy mayor a eso e igual los que tienen auto salen con él y los peatones cruzan la calle.
Pero igual aterran e influyen en el ánimo de la gente "porque somos post-heroicos". El valor o sacrificio o resistencia heroica de ningún grado es un valor en esta sociedad. Una sola noche de bombardeo sobre Londres o Hamburgo o Tokio, en la 2da. guerra mundial, mató más gente que años de este terrorismo ratón, pero en aquel tiempo aún la población civil asumía que le tocaban los sacrificios de tiempos heroicos y hoy día ni siquiera los militares occidentales quieren arriesgarse mucho si no tienen una clara ventaja material y tecnológica (que normalmente la tienen).

20 de mayo de 2017, 09:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Exactamente Ulschmidt, creo que en "El Anticristo" Nietshe ya se quejaba de esta excesiva sensibilidad o poca resistencia al sufrimiento de la cultura occidental, que a medida que pasa el tiempo va creciendo, es muy notorio en lo que dices acerca del miedo desproporcionado que producen los terroristas, la excesiva manía hacia la alimentación y estilo de vida "saludables", el fanátismo animalista y ecologista, etc. son muchos síntomas de ese emblandecimiento o cobardía masiva de que sufrimos, es muy curioso

20 de mayo de 2017, 10:57

 
Blogger Enrique Ojeda said...


Estimados Tomás y Ulschmidt,

Recién ayer supe de la existencia de este blog gracias a que alguien me lo recomendó en el blog de Máximo, en el que he participado desde hace algún tiempo.

Y hoy me encuentro con estos dos textos que resultan alentadores.

Cordiales saludos,

Enrique Ojeda

20 de mayo de 2017, 11:07

 
Blogger Jose Cornejo said...

las generaciones actuales no soportarían lo que nosotros si soportamos cuando eramos niños y "tecnologicamente analfabetos". Esta es la generacion del Lysol, del exceso de vacunas, del empastillamiento obligado, de los derechos sin deberes y la ley del minimo esfuerzo. es una generacion desperdiciada, incapaz de hacer algo por sus propios medios, incapaz de respetar autoridades empezando por los padres, más bien carne de cañón de los SJW y sus financistas. una generacion que no es capaz de esforzarse por si sola, una generacion "fifi".

20 de mayo de 2017, 11:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Cierto, cada dia más gallinas en todo sentido. Desesperados buscadores de seguridad

20 de mayo de 2017, 13:32

 
Blogger Ciro Cárdenas A. said...

Transformar en texto las cuestiones que se nos alojan en el caletre, con la frecuencia y amplitud de este blog, es un talento raro.

En tiempos de escasez y miseria, hay talentos que se pierden por lo absurdo de distraer tiempo de lo esencial para sobrevivir.

Entre los variados caminos que hoy se nos presentan, aquel que lleva a la riqueza empieza con un largo trecho que hoy llaman monetizar.

20 de mayo de 2017, 13:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Buen tema ese también Cardenaldo, existe una especie de fiebre por la "monetización": si no se convierte en monedas entonces no sirve ni vale la pena hacerlo, creo que esa es una manera bien ratona de pensar. Como dices, dedicar el tiempo solo a sobrevivir es absurdo, hay mucho más que eso

20 de mayo de 2017, 14:21

 
Blogger Frx said...

He de confesar que soy producto de esta época. No podría aguantar un montón de cosas que para mis padres o mis abuelos eran normales, más que nada porque nunca tuve la necesidad de ello por la época y situación donde nací. Si viniera formado de esa época, posiblemente sería diferente.

20 de mayo de 2017, 14:54

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No te preocupes, seguramente tus hijos y nietos serán peores :D

20 de mayo de 2017, 15:06

 
Anonymous pedro said...

oye tomas halle este sitio tiene cosas interesantes
https://www.armstrongeconomics.com/
saludos Pedro
digo salud hoy es sabado y es un deber visitar a Baco

20 de mayo de 2017, 15:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo estoy viendo Pedro, está bien bueno.

La visita a Baco es un deber moral de todo buen pagano, gracias por recordármelo!

20 de mayo de 2017, 16:29

 
Blogger Frx said...

Si es que los tengo, cosa que no planeo, pero si se da el caso, seguramente se dará la contrapartida de que serán mejores en cosas en las que yo no, así como yo me manejo mejor en cosas que mis padres hasta me piden ayuda XD.

20 de mayo de 2017, 16:37

 
Blogger Enrique Ojeda said...


He conocido a ovejeros cuyo estilo de vida resulta impresionante, y que corresponde a una vida muy parecida a la que llevaban los pastores ancestrales.

He visto como alojan en pleno invierno bajo una carpa abierta, o en verano a la intemperie bajo una sola frazada. Y esto por una cuestión de costumbre, no por falta de recursos. Son dueños de sus piños y los piños dueños de ellos. Se trata de una libertad que, si bien es trasquilada, no sabe de antibióticos ni de cuentas por pagar.

Representan lo más cercano que he visto del hombre viviendo en estado natural.

20 de mayo de 2017, 18:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, hay mucho de costumbre y de miedo en eso. Cuando hablan de las "necesidades básicas" del "nivel de vida digno" y tonteras así, son mucho menos de lo que la mayoría de la gente se imagina

20 de mayo de 2017, 18:15

 
Blogger Ulschmidt said...

Yo naci sin televisión, sin teléfono, con mala luz y cuando pasaba tiempo en casa de mi tía en el campo, sin ninguna luz eléctrica. Faroles, heladera a querosén, cocina de leña. La tracción animal no era nada rara, compartía la calle con los pocos autos. Bueno, a cualquiera de mi edad de zonas rurales o semiurbanas le habrá pasado igual. La costumbre que más aprecio adquirida en esos tiempos es la lectura como distracción. En la sobremesa de mi casa a veces todo el mundo estaba leyendo. No me curé, y me doy perfecta cuenta que mis hijos leen mucho menos que yo. Ellos son electrónicos, leen en pantallas, pero algo largo y completo como un libro creo que nunca.

20 de mayo de 2017, 20:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es curioso, no sé si los jóvenes leerán menos, mi impresión es que leen más, claro que el tipo de cosas que leen es otro cuento. Supongo que casi nadie leerá los clásicos y muy pocos leerán buena literatura de ficción y de la otra, pero que diablos, en nuestra época también éramos muy pocos los que leíamos esas cosas. Yo tengo el vicio de "picotear" los libros, leer solo las solapas o unas pocas páginas y si me agarra lo leo completo, incluso ahora he notado que leo menos libros completos que antes porque hay tantos, que uno se siente un poco como el Califa de Bagdad, con demasiadas mujeres en el harem sin tiempo para atenderlas a todas. En todo caso las lecturas picoteadas también son provechosas, no tanto como las atentas y completas pero igual sirven

20 de mayo de 2017, 21:13

 
Blogger Frx said...

En mi caso leo blogs, noticias de áreas de interés y también trato de darme un momento para leer libros. Actualmente estoy leyendo Política de Aristoteles pero debo decir que su estilo cansa.

20 de mayo de 2017, 22:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

YO jamás he podido leer ninguno de esos marmotretos de filosofía completos, pero son entretenidos para picotearlos, a veces

20 de mayo de 2017, 22:44

 
Blogger Frx said...

Cuando termine con Aristóteles buscaré algo más liviano para leer. Además la política me está saturando ya XD.

20 de mayo de 2017, 22:52

 
Anonymous Anónimo said...

Yo estoy leyendo "Así hablaba Zaratustra" de Nietzche. Con los clásicos de filosofía siempre me llevé muy poco. Pero éste está presentado de una forma novelesca, espectacular, quizás hasta lo termine.

21 de mayo de 2017, 06:37

 
Blogger roberto61 said...

Un caso de emblandecimiento cultural. Mi hija cuando bebe se caia golpeaba etc se paraba y segia sin llanto sin dolor ahora 9 años despues al menor topon o arañazo llora cual magdalena. Todo un efecto cultural la osmosis negativa.

21 de mayo de 2017, 11:17

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas