Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Young at heart

jueves, 18 de mayo de 2017



Ya se que no se escucha muy bien, pero aprovechando lo que escribí ayer sobre educación, justo veo este video de una comida de homenaje que el sábado pasado le hicieron los arquitectos a su colega doña María Luisa Barrios Merino. Después de 50 años de ejercer como arquitecto ella se jubiló, pero en lugar de languidecer viendo tele en su casa, que le entró la idea de estudiar para Técnico Agrícola, titulándose a los 86 años en el Centro de Formación Técnica de la Universidad de Tarapacá, después de ir a clases y rendir todas las pruebas igual que todos sus compañeros. Pero el motivo de la comida no era ese, sino que siguió estudiando en la universidad y ahora a los 90 años cumplidos, egresó como ingeniero en ejecución agrícola ¿que tal?.

Hasta el Tomás Jr. que mira en menos a todo el mundo y se cree la muerte como todos los de su edad, se mostró impresionado cuando le conté: motivada total, comentó. Doña Malú es de esas personas que no necesita las llaves de la ciudad ni ningún otro título para ser ariqueña ilustre, lo es por trayectoria y derecho propio. Quiero contarles un poco de lo que conozco acerca de su historia.

Yo no la conozco personalmente, aunque su hijo José Pedro Barbosa es amigo mío de largo tiempo, no se cuantas veces íbamos y veníamos entre Arica e Iquique siendo de los muchos ariqueños itinerantes que trabajábamos en la Zona Franca. Su otro hijo, Rodolfo fue intendente de Arica durante los años de Piñera y su hija Marta es trabajadora social. Quien si conoce bien a doña María Luisa es la Pilar, mi señora, pues doña Malú fue funcionaria municipal de la Dirección de Obras durante muchos años en la época de los militares y a fines de los años ochenta fue alcaldesa de Arica.

Recuerdo que siendo alcaldesa, para una fiesta del 7 de junio, trajo a Pachhuco y la Cubanacán y estando en el escenario les coreaba "eo, eo, eo, que siga el weveo..." desde esa época que me cae bien, claro que a muchos santurrones de la época -en pleno gobierno militar- no les debe haber hecho maldita gracia. Siempre fue una persona sencilla y directa según me cuenta la Pilar que -como dije- la conoce por años. En esa misma época despidió a un corrupto director de servicio o algo así, lo que provocó una millonaria demanda contra el municipio y posiblemente la salida de su cargo.

Bueno, hay muchas anécdotas de esta estudiosa y simpática arquitecta, ejemplo de ariqueñismo que nos muestra la otra cara de la educación: las personas que se educan por su desarrollo personal más que por andar buscando un trabajo, me imagino que esa debería ser la motivación de todo el que entra a estudiar cualquier cosa, al menos yo, jamás he estudiado algo que no me interese ni he pensado por un minuto si estudiar algo me va a dar plata o no, para mi eso es algo de mínima importancia, un pelo de la cola. Pienso que si uno no estudia como un desafío personal, con curiosidad y motivación mejor que ni se asome por una universidad. Lamentablemente casos como doña Malu, que deberían ser lo normal, son excepcionales, que hacer.

P.D. En el video aparece otro de nuestros grandes arquitectos, don Eduardo Hoyos Ríos, de quien he hablado antes junto a mis buenos amigos Marco Antonio, el Joven Ismael y el chinito Hugo Lee, todos arquitectos locales, entre los que alcanzo a reconocer, mis saludos para ellos.

Y para cerrar, un gran discurso de una de las organizadoras de la comida, oíd, oíd, oíd!


7 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Volver a estudiar algo sería un retiro ideal, allá, para cuando me jubile algún día. Para saber nomás. Realmente la presión que sentía uno por absorver los datos, escupirlos correctamente en un exámen y pasar a la materia que seguía en la currícula, todo así hasta llegar al título y al trabajo, arruinaban bastante el simple proceso de estudiar para saber. He aclarado más mis ideas sobre muchos puntos leyendo un libro sobre tal o cual tema en años posteriores que el fragor de la Universidad.

18 de mayo de 2017, 08:43

 
Blogger Jose Cornejo said...

Esa es la tercera edad que merece todo mi respeto y admiracion. gente que no se queda solo con la plata de la jubilacion sino que sabe reinventarse y hacer las cosas que siempre quiso o ponerse más metas para mantenerse activo.

lo que mata a uno no es el hecho de jubilar, sino que el concepto que se entiende por "jubilar". El hecho de que te "retiras" es colocarle la etiqueta de "obsoleto" y lo "obsoleto" no tienen otro destino que el olvido. Uno nunca deja de ser util, uno nunca deja de aprender y tambien de enseñar.

Mi madre, aun en edad para jubilar, aun sigue trabajando como prevencionista de riesgo en obras del Metro de Santiasko y no se siente vieja ni obsoleta.

18 de mayo de 2017, 08:58

 
Blogger Jose Cornejo said...

se me viene a la mente la canción "Forever Young" del legendario pero siempre vigente Rod Stewart.

18 de mayo de 2017, 09:00

 
Blogger Frx said...

Recuerdo que el poco tiempo que estuve en el Duoc tuve un compañero que era un señor de edad. Pongámosle que tenía entre 60 o 70 años y al principio creí que era el profe de un profe, pero era otro compañero más y era algo inverosímil, ya que en teoría por ser compañero podría tutearlo pero por edad debía tratarlo de usted. Al final me decidí por lo último ya que me nacía más XD.

18 de mayo de 2017, 09:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Amigos, para mi es una historia muy inspiradora y un gran ejemplo. Nos estamos poco a poco sacudiendo de esa estúpida idea del "estado de bienestar" que manda a la gente a los 65 años a vegetar sentados en un banco de la plaza o viendo tele como zombies en como debería vivirse realmente, interesados, haciendo actividades y aprendiendo in ningún límite, eso es mantenerse joven de corazón

18 de mayo de 2017, 09:57

 
Blogger Jose Cornejo said...

Salú por eso!!!!!

18 de mayo de 2017, 10:17

 
Anonymous Anónimo said...

Ojala cuando yo cumpla 50 ....tenga esa vitalidad

MArcelo

18 de mayo de 2017, 14:50

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas