Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El cambio de gabinete

lunes, 4 de septiembre de 2017


Creo que la mayoría de lo que había que decir sobre la renuncia del ministro de hacienda, su subsecretario y el ministro de economía ya se ha dicho y escrito extensamente, no veo para que repetir lo que es sabido. Tampoco quiero comentar chismografía, desahogar la antipatía que tengo hacia Bachelet ni nada de eso.

Porque hay algo que parece que no se ha dicho, o al menos yo no lo he leído en ninguna parte, que tal vez es lo que realmente importa en todo esto. No se preocupen, acá está su servidor, con una mulita de pisco en la mano -a ver si se me aclaran un poco las ideas- para contarles. Aquí voy.

Preámbulo

Esto tiene bastante que ver con la mini serie que estaba escribiendo, que partió con Las Consecuencias de ser un País Minero y siguió con ¿Por qué mejor no Exportamos Stradivarius?. Se trata de lo siguiente: si vemos los diez años de crecimiento económico sostenido a altas tasas que tuvo Chile, entre 1986 y 2006, con los grandes efectos de disminución de la pobreza, esto coincide perfectamente con la aparición de la Ley Minera y el nuevo Código de Aguas, con el lógico retraso que se produce entre el momento en que la ley empieza a operar, cuando se deciden las inversiones y cuando estas empiezan a mostrar sus resultados.

Nuestro altísimo crecimiento durante 10 años fue reflejo del crecimiento de las grande inversiones mineras privadas, junto con toda la actividad económica que arrastraron en torno a eso: contratistas, empleos bien pagados, logística, comercio, etc.

Durante años, el senador Lavandero, promovió una estupidez que resultó carísima al país, al proponer la Ley del Royalty Minero, que fue aprobada el año 2010, una ley además de dañina inútil, porque son impuestos que se han consumido entre un grupo de amigotes en el más grosero ejemplo de crony capitalismo. Desde ese momento la reputación de Chile como país confiable donde las leyes no variaban se fue al diablo.

Perder la reputación
"La reputación crece lenta como una palmera, y se puede desplomar tan rápido como la caída de un coco" La pérdida de reputación es lo peor que le puede pasar a una persona o a un país, Chile perdió su reputación en 2010 y el peak de inversiones del año 2011 en pleno superciclo cuando el cobre alcanzó su record de US$ 4.60 por libra, solo se destinó en ampliar lo que ya estaba instalado. Hoy las inversiones han caído de manera brutal, estamos muy cerca del piso que alcanzaron el 2006.

¿Que tiene que ver esto con el cambio de gabinete?
Muchísimo, todo el largo y aburrido preámbulo era para mostrarles que existe una tendencia que viene desde mediados de los años 90, de 1997 para ser más exactos, cuando se disparó el apetito fiscal por problemas de caja en el gobierno. Desde entonces la inversión directa en proyectos nuevos se viene resintiendo. El gobierno de Bachelet ha sido la guinda de la torta, la aceleración de un proceso que lleva 20 años sin que nadie se de mucha cuenta, en donde los intereses políticos han ido erosionando la reputación de Chile como país donde conviene invertir en grandes proyectos.

Los intereses políticos
Desde 2006 los gobiernos han necesitado más y más plata cada año, para comprar votos, robar y repartir entre los camaradas, dar empleos fiscales ficticios con renta espléndida a los beneficiados -el ex ministro de Bachelet, Vidal, gana casi 24 mil dólares todos los meses por un trabajo nominal en el Banco del Estado- si bien no son muchos los que disfrutan de tanta munificiencia, hay cientos de miles que tienen sueldos muy superiores a los de mercado por no hacer nada.

Con la llegada de los comunistas al gobierno, la necesidad de darles trabajo a gente incapaz de hacer nada productivo creció exponencialmente, igual que las pensiones vitalicias a cientos de miles de falsos exonerados, las asesorías millonarias a empresas del estado, proyectos fallidos y fantásticamente costosos como la Reforma Procesal Penal, Transantiago y tantos otros. Todo esto ha ido aumentando la necesidad de ingresos de cada gobierno.

El fraude ambientalista
Junto con la ruina de la caja fiscal y la pérdida de reputación ante los inversionistas extranjeros, tenemos un pequeño pero muy activo grupo de "ambientalistas" financiados por intereses internacionales que se dedican a atacar con saña cualquier cosa que signifique inversión extranjera sana, por el interés de empresas alternativas, caras que buscan subsidios del estado con el pretexto de "salvar el planeta".

En un país donde tenemos una de las mayores riquezas en energía hidroeléctrica del mundo, se las han arreglado para sabotear cualquier inversión importante en eso, para ello se tienen comprado a parte importante del poder judicial. Así es como tenemos un costo de energía mucho más alto de lo que podríamos tener por darle el gusto a unos sinverguenzas que lo que menos les importa es la ecología.

El problema institucional
Chile ha tenido desde hace años el fetiche institucional. Las instituciones fueron quebradas durante Allende y restauradas con fuerza durante los militares. Aquí está la base del problema, tenemos una institucionalidad pervertida, impecable en las formas y corrompida en el fondo.

El proyecto minero Dominga, de puerto y mina de concentrado de hierro, debe ser el primer proyecto nuevo de relativa importancia desde hace muchos años, se ha tenido que comer el proceso absurdo y kafkiano de "aprobación" donde pasa por muchas personas que tienen poder de veto: autoridades ambientales, políticas y judiciales, donde los técnicos están en completa minoría Finalmente fue rechazado en el Consejo de Ministros, por razones mezquinas y tal vez hasta personales, que jamás deberían influir en las nuevas inversiones..

Ese es el verdadero problema y es tan groseramente evidente, que hasta gente del propio gobierno se dio cuenta de lo que estaba pasando y del costo reputacional de rechazarlo por razones espurias. En una institucionalidad verdadera, no de cartón como la actual, solo deberían tener poder de veto una autoridad, absolutamente técnica, si el proyecto tiene costos ambientales inaceptables, que superan los beneficios, una sola instancia.

Esa autoridad hoy no existe, lo que hay una cadena donde hasta un comité de viejas chifladas e ignorantes pueden vetar proyectos fundamentales. Aquí lo que falló de manera desastrosa es la participación con derecho a veto de una serie de instancias que no pueden vetar inversiones por ningún motivo -incluidos los jueces- porque son ignorantes, no pueden decidir sobre cosas que no conocen ni entienden.

A futuro
Chile es un país minero y la única forma de recuperar nuestra economía y crecimiento es que vuelvan las grandes inversiones en nuevos proyectos mineros. Para eso la actual institucionalidad tiene que cambiar, es urgente. No puede ser que hasta el gato pueda vetar un proyecto, la comunidad claro que puede opinar y poner condiciones mínimas, pero en ningún caso vetar. Mucho menos los jueces ¿que idea tienen ellos de lo que es un proyecto minero? Grandes decisiones quedan en manos de ignorantes. Para que hablar de ministros o autoridades de gobierno. Lo que debe existir -urgente- es un organismo técnico-económico con una independencia tipo Banco Central, que estudie los proyectos y con fundamentos sólidos los apruebe o rechace, una sola instancia.

Creemos tener una enorme riqueza mineral, en realidad no tenemos ninguna riqueza, solo rocas y arena. Hasta que alguien apuesta una enorme cantidad de recursos para convertir las piedras en barras o concentrados, ahí recién se crea la riqueza. Miren a Bolivia, que tiene la reserva de hierro más grande del mundo en el Mutún y jamás le ha sacado un peso porque a nadie le interesa invertir ni trabajar con Evo Morales. Miren a Bolivia y aprendan, estúpidos, porque vamos por el mismo camino.

26 Comments:

Blogger Pablo said...

Excelente análisis, nada que decir.
Solo un pequeño detalle: Lavandero ya no era (por suerte) Senador el 2010, pero su nefasta influencia aun estaba vigente ese año. El es el creador de ideas tan "inteligentes" como la de reducir la producción de Codelco para presionar al alza los precios del cobre. Como que Codelco fuese la única productora en el mundo....

3 de septiembre de 2017, 20:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es cierto Pablo, pero el fue el gestor y principal promotor de la idea, después decía que la acusación de abusos deshonestos, que lo llevó a la cárcel había sido en venganza. Que tipo ese.

3 de septiembre de 2017, 21:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No me había dado cuenta que estaba mal redactado el párrafo ¡gracias Pablo!

3 de septiembre de 2017, 21:29

 
Blogger Pablo said...

Yo estuve 4 años en un proyecto termoeléctrico acá en el sur (Bocamina), y era realmente indignante como 4 pelagatos ignorantes eran capaces de tener en vilo un proyecto de generación de 350 MW. Me acuerdo cuando unos "pescadores" entraron a la planta, se subieron a la chimenea y tuvieron 2 meses la planta detenida, destruyeron todo, y más encima, la justicia determinó que no se podían bajar a la fuerza, y más encima estábamos obligados a cuidarlos y darle comida.

3 de septiembre de 2017, 21:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así es, son igual que las baratas, chantajistas que solo les interesa hacer daño. La estupidez absoluta de fijar un 25% de energías ERNC para el 2025 puede costar más de 6.000 millones de dólares ¡para tener energía MAS CARA en un país rico en recursos hídricos!

La Moneda está convertida en un manicomio desde hace varios años. Lo malo es que Piñera no tiene ni el asomo de pantalones para enfrentar estos problemas reales y urgentes

3 de septiembre de 2017, 21:53

 
Blogger e said...

lo estúpido es que el royalty, en definitiva, lo pague sólo Codelco.

3 de septiembre de 2017, 21:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Que ignorancia, Codelco solo cambia la plata del bolsillo derecho al izquierdo, informarse en Ciper o Radio Univeridad de Chile es tonto, repetirlo es re tonto

3 de septiembre de 2017, 22:08

 
Anonymous Wilson said...

El asunto Dominga fue un cuadrillazo leninista en la ejecucion y enfermo de pelotudo en el fondo. Alguien señalaba que el puerto de Dominga esta mas lejos de los pinguinos que el puerto de Ventamas de los pinguinos de Cachagua... El cuento del ambiente en este caso, es solo chiva para operarse de Valdes et al, y tener un par de yes men para endeudarse y repartir y repartirse las monedas.

3 de septiembre de 2017, 22:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo no recuerdo otro proyecto nuevo de inversión que haya superado con éxito la "institucionalidad" vigente. No creo que sea importante las motivaciones específicas, lo grave es que exista un sistema que permite que hasta el gato puede vetar una inversión que puede ser de importancia fundamental para el país. Esa es la diferencia entre Chile y Bolivia, Bolivia tiene seguramente más riqueza mineral que Chile. Tenemos que concentrarnos en el problema principal que es la serie de trabas que permiten que cualquier idiota pueda vetar un enorme proyecto de inversión. Eso debería tener solo un requisito de factibilidad económico-ambiental, nada más

3 de septiembre de 2017, 22:17

 
Blogger e said...

estamos listos entonces con una plantita nuclear, como las que ofrece Frei.

3 de septiembre de 2017, 22:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sería lo ideal, como Japón, Canada, Corea del Sur, Francia, Suecia, etc.

Aunque no habría para qué con el enorme potencial hidroeléctrico que tenemos en el sur

3 de septiembre de 2017, 22:46

 
Blogger EDO said...

Dale con lo del pais minero. Como decia Piñera lo que se neceista es un cambio de gobierno. Lo que esta pasando en general es que ya no se puede confiar en nada pues es el gobierno el que tiene la ultima palabra..ante eso los empresarios e inversionistas se van de chile a otros lados.

De oro la hicieron Valdes y cia en renunciar antes que la gorda los despidiera. Tuvieron un poco de dignidad y la gorda quedo un poco con cuello. Se viene heavy estos ultimos 6 meses en materia economica.

3 de septiembre de 2017, 23:58

 
Anonymous e said...

1. Nica una central nuclear. Hay que copiar lo bueno, no lo malo de los países des-arrollados.

Los residuos nuclears son un cacho, y con nuestro historial de terremotos y maremotos , no hay planta que resista.

Tampoco hay que olvidar el factor humano. Por muy ingeniero cualificado, un minuto de estupidez, deja catástrofes, como los ingenieros de Chernobyll.

2. El problema de dominga (aparte de unos terrenitos que la nuera de la bachelet, compro pa hacer negocio, por ahi cerca), es que debe haber algún efecto pal medio ambiente, tipo los cisnes de la planta de celulosa en Valdivia, y el cacho quieren dejárselo a Piñera. Pues creo que va a Tribunal Ambiental la cosa, y eso se va a demorar. De seguro allí lo aprueban, pues antes cumplía con los requisitos.

Ademas el mismo pueblo pide que instalen el puerto, asi que la cosa, va.

4 de septiembre de 2017, 00:55

 
Anonymous e said...

Lo de Valdes fue como

Ok. Tu mandas, pero arregla tú la cag... Que estas dejan do.

4 de septiembre de 2017, 01:03

 
Blogger Alberto Garfias said...

Tomas, me he dado cienta de que cusndo un imbecil propone una tontera con la suficiente fuerza, siempee encuentra otros similares que le siguen la corriente y logran implementarla. Por lo menos en Chile, así funcionan las cosas.
Triste destino!!! 🙄

4 de septiembre de 2017, 01:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así es, la fuerza de la asertividad. Como estadísticamente hay muchos más tontos que capaces de pensar bien, en una sociedad donde deciden las mayorías llegas muy rápido al mínimo común denominador. La estupidez es muy popular y se hace lugar común rápidamente, pero la realidad se demora poco en castigar las conductas estúpidas. Muchos ni a golpes aprenden.

4 de septiembre de 2017, 01:20

 
Anonymous Anónimo said...

A propósito de ERNC, ¿ que piensas del proyecto Espejo de Tarapacá Tomas ?
ese proyecto que subiría agua de mar a los cerros al sur de Iquique, en el día acumulandola y dejarla caer en la noche por gravedad, como una represa normal.

Saludos

Marcelo

4 de septiembre de 2017, 08:54

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No lo conozco, pero me suena muy parecido a una máquina de perpetum mobile. No me extrañaría que fuera otra cuchufleta de tantas

4 de septiembre de 2017, 09:00

 
Blogger Jose Cornejo said...

El tema del quiebre a nivel de gobierno, analizando friamente las cosas, terminó siendo una medida gatopardiana, porque al final el proyecto Dominga no está muerto, ya que pusieron a otro DC (Rodriguez Grossi) que es mas cercano al "mundo empresarial" (estupidamente vinculado a la derecha) y por ende, la cosa seguirá igual pascual.

estaba leyendo tu columna, como siempre y hay algo que me llamó la atención y es como si la historia se repitiera: acerca de las empresas que persiguen subsidios del estado para financiar cosas que son carísimas y destinadas al fracaso.

Se me vino a la mente el comentario que hice cuando ciertos fabricantes automotrices y electrónicos montaron fabricas aqui en Chile (Arica, Rancagua, Santiago) gracias a alianzas con el estado, principalmente CORFO y solo unas pocas lograron durar aun a pesar de no tener el subsidio del estado, hasta entrado el nuevo milenio. Tal fue el caso de GM con la armaduría de la Chevrolet LUV. que cerró recien empezado el 2000, si mal no recuerdo. pero este cierre se debió a reestructuracion o cambio de planes de la GM que trasladó su fabricacion a Colombia.

4 de septiembre de 2017, 12:47

 
Blogger Nervio said...

El proyecto espejo no es malo. Reemplaza baterías por un embalse. Es más eficiente que la batería. Se usó en uk hace chorropotocientos años. Pero depende de pillar la formación geológica adecuada.

4 de septiembre de 2017, 13:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José GM Arica la creó Alberto Avallú en 1962, antes era una fábrica de cuchillos y cubiertos de mesa. Sus primeros modelos fueron Chevy y Opel, armaban varias otras marcas, camiones Fiat, etc. En 1973 GM USA compró la planta y empezó a producir sus modelos exclusivamente. En 1982 se concentraron exclusivamente en la Luv, que la vendían en mercados protegidos de A. Latina: Brasil, Venezuela, etc. El 2000 la Luv se dejó de fabricar, er carísima y no cumplía con las normas de emisión. Ahi murió todo.

Nervio, tal vez no se an sacado bien los costos, cosas que funcionan en teoría porque son "gratis" como la energía fotovoltaica, tiene su costo de inversion en paneles y equipo de apoyo, tienen costo de mantención, me imaino que tuberias y bombas de agua impulsando agua de mar deben ser mantenidas, etc. Esos proyectos se parecen a las represas, donde los costos principales son de inversión en infraestructura: deben generar mucha electricidad y tener mntención barata para amortizar la inversión inicial

4 de septiembre de 2017, 13:54

 
Blogger EDO said...

El tema de la energia fotovoltaica no lo veo tan descabellado considerando que en el norte hay mucha tierra disponible (desierto) y el mejor sol del mundo. Ademas los paneles y demases cada dia bajan mas de precio. Chile puede ser exportador de energia y crear tecnologia en ese tema.

4 de septiembre de 2017, 14:44

 
Blogger Jose Cornejo said...

Gracias por la info, Tomás. Son cosas que no todos saben y que muy pocos exponen de buena manera.

En cuanto a lo otro, Chile está suscrito al acuerdo de París sobre el "fraude climático" y por ende tiene que darle cabida a proyectos "sustentables" (que palabra más manoseada!) y acallar a las minorias ambientalistas que defienden weas que nunca van a habitar.

Me recordó las frases del mismo Rodriguez Rossi en las que le preguntaron por no sé que proyecto: "¿Por qué defienden algo que no van a habitar, ni van a poblar?"

Lo del proyecto fotovoltaico, creanme que resulta en una escala super baja, además que requiere de grandisimas extensiones de terreno para poder generarla. ¿vamos a llenar un desierto de paneles o de grandes aspas en el caso de la eólica, solo para alimentar un pequeño poblado o ser una especie de microayuda al SING? ¿como lo harán cuando estos dejen de ser utiles, los reciclarán y de hacerlo como será su proceso? ¿será mas caro?

4 de septiembre de 2017, 16:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Los proyectos, sean lo que sean, siempre deben compararse con las alternativas menos costosas. Si un proyecto se justifica en el marco de la meta de 25% de ERNC y los subsidios que de eso se derivan, entonces es un mal proyecto, tal como lo son todos los de energía fotovoltaica de gran potencia. Terminan siendo fraudes pagados por los contribuyentes Y los consumidores pues suben los costos de producción.

El hecho de recibir cualquier forma de subsidio no los hace rentables, cuando compitan mano a mano con los convencionales o con las hidroeléctricas ahi les creo.

4 de septiembre de 2017, 16:47

 
Blogger e said...

EDO.

El desarrollo debe ser en TermoSolar.

Chile hasta podría desarrollar las sales "perpetuas", para dicho proceso, sin necesidad de patentes ( o modificar una patente, simplemente cambiando los componentes).

Crear la torre y los espejos es el menor problema.

4 de septiembre de 2017, 19:27

 
Blogger EDO said...

En general hay mucho de donde chile puede ser puntero en tecnologia solar. Hay una empresa que se llama calder que tiene unas patentes en el tema de energia termosolar con un producto para casas.

5 de septiembre de 2017, 12:28

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas