Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Refrito del sábado: estrategia y política

sábado, 16 de septiembre de 2017



Esto lo escribí hace poco, el 29 de febrero de 2016, pero creo que vale la pena re-publicarlo ahora que se habla tanto de planificación y estrategias. A veces es bueno tener una estrategia personal o de negocios, depende del tipo de personalidad, yo soy de los que les gusta fijar objetivos y perseguirlos, creo que es algo muy divertido aunque normalmente es frustrante en el corto plazo. Otras personas en cambio, prefieren tener muchos éxitos tácticos respondiendo a los problemas según como van apareciendo, son dos formas de pensar, ambas tienen su lado bueno y su lado malo. En fin, esta es la entrada original 

Estrategia y política
Hace unas pocas entradas atrás yo coloqué un comentario sobre lo importante que es para un presidente -y en general para cualquier político- tener una visión estratégica, pero la mayoría de la gente no tiene idea siquiera de que cosa es una estrategia y confunden el concepto con cosas que no tienen nada que ver, eso es lo que podríamos llamar

El concepto popular de estrategia.
La palabra estrategia está de moda, todos quieren tener un pensamiento estratégico que les permita ganar a la competencia, todos buscan una estrategia ganadora. Pero no existe tal cosa. La gente común asocia a la estrategia con el librito "El Arte de la Guerra" de Sun Tzu, con el juego de ajedrez,  con alguien que es muy astuto y se mueve de manera inteligente, esquivando peligros y ganando ventajas en un entorno que cambia, en fin, esa clase de cosas. Sobre todo entienden la estrategia como una especie de recetario que nos entrega principios para tener éxito en lo que hacemos, por ejemplo cosas como esta:

El arte de la guerra se basa en el engaño. Por lo tanto, cuando es capaz de atacar, ha de aparentar incapacidad; cuando las tropas se mueven, aparentar inactividad. Si está cerca del enemigo, ha de hacerle creer que está lejos; si está lejos, aparentar que se está cerca. Poner cebos para atraer al enemigo.

Golpear al enemigo cuando está desordenado. Prepararse contra él cuando está seguro en todas partes. Evitarle durante un tiempo cuando es más fuerte. Si tu oponente tiene un temperamento colérico, intenta irritarle. Si es arrogante, trata de fomentar su egoísmo.
(Extracto de El Arte de la Guerra)

Bueno, nada de eso es estrategia. Todos esos son tácticas, objetivos, etc. La estrategia es un proceso anterior a cualquier planteamiento táctico. Les explicaré con un ejemplo sencillo.

Una estrategia personal para Tomasito
Supongamos que quiero tener una estrategia personal. Entonces mi estrategia debe partir por una recopilación de datos seguida de un análisis -de preferencia un FODA- que vea los factores internos (mis fortalezas y debilidades) y los externos (las oportunidades y amenazas del entorno). Lo interno, hasta cierto punto lo puedo controlar, mientras que lo externo está completamente fuera de mi control, lo único que puedo hacer es aprovecharlo o desperdiciarlo, pero viene dado desde fuera de mí. 

Con este análisis en la mano tengo que mirar donde estoy ahora y lo que hago, para luego mirar al futuro y ver adonde quiero llegar. El análisis me sirve para que la misión y visión sean realistas: si soy manco, por ejemplo, no puedo soñar con ganar un campeonato mundial de box. Miren esto para ponerlo simple. Supongamos que de mi análisis obtuve que (i) soy un MBA semi desempleado que guía tesis (ii) en el futuro mi sueño es acumular prestigio como un excelente redactor y analista, de manera que me paguen para componer informes que me permitan vivir sin tener que trabajar. El punto (i) es la misión, o sea a que me dedico, el punto (ii) es la visión, adonde me gustaría llegar. Esto no es necesariamente mi estrategia personal, pero sirve como ejemplo.

El corazón de la estrategia
Definir la misión y la visión es el corazón de la estrategia, todo lo demás son adornos. También es lo más desatendido cuando se hacen los planes estratégicos reales. Una buena parte de las tesis de MBA que me toca dirigir tiene que ver con planes estratégicos y las definiciones pobres de misión y visión son un error casi universal. La manera equivocada consiste en pensar misión y visión como textos publicitarios, que suenan bonito y encantan a los demás, cosas en lo que todos están de acuerdo.  La visión no debe ser un lugar común, al contrario, debe ser disruptiva, ojalá pocos estén de acuerdo con ella porque nuestra visión es mejor si es original.

Existe gran abuso de lugares comunes en esta etapa y por eso el fracaso de la mayoría de los planes estratégicos. Una visión mal planteada provoca un daño irreversible a todo lo que viene más adelante. La visión debe ser lo que más queremos ser en el futuro; lo que si no logramos seremos fracasados; la cosa por la que estamos dispuestos a hacer grandes sacrificios. Una visión retórica, generalista, que no significa nada concreto, aunque suene muy bien, garantiza que la estrategia será inútil.

Después de la misión y visión, viene la fijación de objetivos, metas, tácticas y todas esas cosas que el común de las personas confunde con la estrategia. Pero la verdad es que visión y misión son lo fundamental, todo lo demás es como el perejil del pavo. Y ojo, porque

También se puede vivir sin estrategia
De hecho casi todas las empresas y personas funcionan sin estrategia, el comportamiento estratégico es muy raro a pesar que todo el mundo se cree estratega. La mayoría sigue el curso de las aguas como barquito de papel, adonde los lleve la corriente y tratando de aprovechas las oportunidades a medida que se le presentan. Esto no es malo ni aumenta las posibilidades de fracaso, simplemente es un comportamiento reactivo, de corto plazo, frente al comportamiento proactivo que pone metas de largo plazo y trata de conseguirlas. Reactivo o proactivo no son malo ni bueno, simplemente son dos enfoques diferentes.

Las empresas japonesas que dominaron la economía mundial hasta los años ochenta no tenían estrategia. Contrariamente, la opinión popular pensaba en los japoneses como grandes gurus estratégicos, pero su éxito se debió a reingeniería, mejoras de procesos y respuestas tácticas de corto plazo. Eso muestra que el planteamiento estratégico no es el único camino y que no existen las estrategias ganadoras. Una estrategia es fundamentalmente un plan con objetivo permanente o de largo plazo, que es la visión.

Ventaja y desventaja de la estrategia
Pero la estrategia tiene ventajas, la principal es cuando uno se fija su objetivo principal, su visión, tiende a hacer de manera incosciente todo lo que le ayude a ese objetivo. Las oportunidades las trae el azar y nosotros escogemos cual aprovechar y cual dejar de lado. El que no tiene estrategia trata de aprovechar todas las oportunidades que se le presentan, entonces va en zig zag, marchas y contramarchas que pueden o no llevarlo a un objetivo deseable, que ni siquiera se ha fijado. Sin estrategias solo se tienen objetivos tácticos.

El que tiene un planteamiento estratégico en cambio, está alineado, esta es una palabra que se usa mucho y tiene una connotación un poco militar, va en línea recta hacia un solo objetivo de largo plazo así es que solo toma las oportunidades que lo ayuden a ese objetivo, no se distrae ni gasta energía en acciones que no lo llevarán a lo deseado aunque prometan ventajas de corto plazo, tomará oportunidades en cambio que lo acerquen a la visión aunque no tenga ninguna ventaja inmediata. En mi hipotético ejemplo yo podría rechazar un trabajo a tiempo completo en una oficina, pese a que me ofrezcan buen sueldo. En cambio puedo gastar esfuerzo en publicar en revistas indexadas, aunque no me den ningún retorno inmediato. Eso es el alineamiento estratégico. En una frase, se podría decir que la ventaja de tener una estrategia es la alineación y la desventaja es la rigidez.

Estrategia y política
Y después de toda mi aburrida explicación, por fin llegamos a lo que iba a poner: por que es importante que un presidente o un político tenga una visión estratégica. Esto va relacionado con la necesidad de cambio. Cuando son necesarios grandes cambios se necesita una visión estratégica clara. Cuando el país anda bien en piloto automático la visión estratégica no es necesaria y hay que concentrarse en cuestiones de eficiencia y táctica.

Lo peor que puede pasar en un país es lo que pasa en Chile hoy y en muchos otros países del mundo. Que los políticos y especialmente los presidentes se crean el Mesías pero que no tengan ni la capacidad de carácter ni los conocimientos para hacer cambios con visión estratégica. Los peores dos ejemplos en nuestra historia moderna han sido los gobiernos de Allende y el actual de Bachelet, que han planteado planes estratégicos basados en el voluntarismo, sin un análisis realista y objeivo, desconocen la realidad y plantean una misión, visión y valores con slogans creados por un grupito de charlatanes, iluminados e ignorantes.

De hecho cada reforma que se ha hecho en Chile desde 1990 ha sido un fracaso estruendoso y caro. Todas se han basado en diagnósticos equivocados, todas han colocado visiones retóricas que no tienen nada que ver con el sentir real de las personas, todas han colocado estas visiones inútiles en base a propaganda y han terminado siendo aborrecidas. Bueno, creo que casi todos a estas alturas conocemos el problema y no hay mucho más que hablar sobre eso.

La visión retórica es la esencia del populismo. El abuso de comodines discursivos -floro- como "inclusión", "equidad", "igualdad", "justicia" pueden ser colocados durante un tiempo en la mente de las personas superficiales, que no piensan mucho y a veces se puede ganar elecciones con eso, pero ese es un sucedáneo de la estrategia, se llama populismo o más bien demagogia: decirle a la gente los lugares comunes que quieren escuchar.

Chile ha tenido pocos políticos con una visión estratégica. En mi opinión solo Portales, Montt, Allende y Pinochet. Todos tuvieron un impacto profundo en la sociedad, incluso Allende cuyo impacto negativo hizo posible la disrupción y el golpe de 1973. El gobierno de Bachelet ha sido -a mi modo de ver- un intento ridículo, un remedo vergonzoso de lo que debe ser un cambio estratégico, pero tal vez tenga un efecto catalizador similar al del gobierno de Allende, si eso ocurre estaría plenamente justificado.

6 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

El tema de la estrategia yo lo tenia visto como algo piramidal, partiendo por la tecnica de cada uno, la táctica y la estrategia como el delineamiento y la correcta disposicion de los elementos tácticos y técnicos para lograr un objetivo.

Sin embargo, no me ha dado lata tu columna, es bastante interesante y me da una perspectiva diferente. sobre la politica, está claro que ninguno de los actuales politicos ha sido capaz de dimensionar o de mirar de manera estratégica la solucion a los cagazos que se han mandado. Son, como dije hace un tiempo, los "idiotas con doctorado".

16 de septiembre de 2017, 09:58

 
Blogger Ulschmidt said...

Claro, hay una estrategia "contra el oponente", que creo que es el primer intuitivo concepto de estrategia que viene a la mente - los jugadores de ajedrez, Sun Tzu, movimientos de generales y batallas, c ompetencias comerciales entre empresas rivales - pero si el enemigo es la "pobreza", el "subdesarrollo" y cosas así, la estrategia es toda otra cosa.
Más aún: la necesidad de corporizar un enemigo es notoria en los políticos. El malvado imperialismo yankee, la oligarquía terrateniente, etc.. etc... permite una estrategia contra ellos.

16 de septiembre de 2017, 11:46

 
Blogger Jose Cornejo said...

Es obvio de los politicos tener una "quimera" para ponerse el traje de belerofonte y largarse a la batalla (aunque está claro que esta es más falsa que sosten de travesti)

16 de septiembre de 2017, 11:57

 
Blogger Ulschmidt said...

Voy a saturarlo con un anécdota argentino. Pido disculpas anticipadamente (quizás hasta me repito)
Se ha muerto hace poco un tal Zorreguieta, ahora en la Historia sólo por ser papá de la Reina de Holanda - y más que nada porque un papá que no pudo ir a la boda ni a visitarla, porque fue funcionario de la última dictadura, rango de Ministro, y para el Parlamento holandés eso fue como ser colaborador de Hitler. Le prohibieron pisar Holanda.
Ahora bien Zorreguieta tenía intereses en la región azucarera, el noroeste, en los 70, que era lo zona donde la guerrilla intentó emular al Che y a Castro.
En esos años Brasil ya había empezado la fabricación de etanol para combustible automotor, pero era único en el mundo.
Zorreguieta fue a ver a los militares, los convenció de que había que subir el precio del azúcar, y producir más, y sembrar más caña, para que no hubiera desempleo ni malos sueldos en la región y los comunistas no pudieran reclutar desempleados ni resentidos. Y los convenció. Y los hizo traer el plan alconafta acá, para crear un nuevo producto a partir de la caña.
Deben haber hecho bastante plata él y sus amigos con eso... pero trajeron algo de prosperidad a la comarca y quizás evitaron que algún alma se vuelva roja. Vaya uno a saber. En todo caso fue bastante estratégico - o bien, convenció a los generales de que ellos eran unos estratégicos bárbaros.

16 de septiembre de 2017, 11:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, Ulschmidt, hay un buen poema de Benedetti

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.

Ulaschmidt, las curiosidades históricas que nos aportas para mi valen oro, las disfruto mucho porque me encanta la micro historia, aunque te repitas (que no es este caso) dale nomas, cada una de esas historias las guardo, y después las cuento como mías, dejando a todos con la boca abierta jaja! "la originmalidad es el arte de ocultar nuestras fuentes".

Y claro que se venden muchos cuentos y jugosos negocios con eso de lo "estrategico"

P.D. en situaciones uno-contra-uno la estrategia tiene que ver con la manera de ser de uno, buscar o tratar de tomar posición en lo que uno hace mejor. Por ejemplo buscando minas unos usan la estrategia del cazador y otros la del pescador, todo lo demás son tácticas

16 de septiembre de 2017, 13:18

 
Anonymous Anónimo said...

Los políticos tienen una misión y visión personal que es lograr el poder, conseguir los cargos que un sistema público les da. Apernarse.

Para lograr lo anterior, pregonan un discurso público atractivo, que vendrían siendo los objetivos de su "noble cruzada" (igualdad, justicia, bla bla). Objetivos falsos falsos.

En ninguna parte hay espacio para pensar en lograr una mejor sociedad basado en su desarrollo integral. Por ejemplo, pueden leer la entrevista a Barbara Figueroa, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) que declara "Nuestro trabajo es evitar que la derecha vuelva a gobernar". Así es como involuciona Chile.

ivanr

16 de septiembre de 2017, 19:36

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas