Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Competencia por la inversión extranjera

martes, 3 de octubre de 2017

Refrena tus impulsos, tomasito
Estuve revisando mis últimas entradas y veo que con frecuencia he abusado de algunos adjetivos tales como: estúpidos, corruptos, piojos resucitados, resentidos, giles, tontos, ladrones y etc. etc. Ahora bien, como me precio de seguir los consejos del viejo Ben Franklin, creo que esto ha sido un error y hace que los contenidos -aunque atractivos en el corto plazo- perderán valor al pasar el tiempo porque el espacio que debería gastar en describir problemas o proponer soluciones, al final lo uso para descargar una sarta de adjetivos insultantes, que son lo que realmente pienso.

Entonces, por lo menos en esta entrada no insultaré a nadie, aunque creo que los que ustedes ya saben se merecen mis peores insultos, pero no tomasito, refrena tus impulsos naturales y mejor escribe de manera educada, me guardaré lo que pienso para la próxima vez que me junte con mis amigos en torno a muchas botellas de embriagante licor.

El monopolio
Entre 1985 y mediados del año 2000, Chile tuvo una especie de monopolio entre los países de América del sur, como destino de las grandes inversiones extranjeras. Nuestra actual riqueza como país viene de eso, antes, entre 1977 y 1981 tuvimos una gran recuperación por el crecimiento de las exportaciones no tradicionales, pero duró muy poco porque fue manejada por grupos económicos chilenos, improvisados y adictos a la cuchufleta, en 1982 todo eso se fue al diablo.

La segunda gran recuperación partió en 1985 y trajo diez años seguidos de alto crecimiento, algo que en muy pocos países se ha logrado, esto tuvo una causa y una consecuencia, la causa fue el ingreso de enormes inversiones extranjeras, especialmente en mineras privadas y la consecuencia fue la llegada de nuevos métodos de administración de las empresas, de calidad mucho más profesional de lo que nunca vimos en el país.

La ventaja de ser los primeros
Como Chile fue el primer país latinoamericano en abrir la economía eso nos dio por lo menos cinco años de ventaja, en los que tuvimos el monopolio: todas las grandes empresas extranjeras querían invertir acá y se terminó la administración de los Larraínes y los Viales, que ponían al compadre como gerente general, y a los sobrinos en el directorio lo que, con muy pocas excepciones, era la norma en las empresas chilenas.

La otra revolución silenciosa
La profesionalización de las empresas, sus gerencias y directorios, la división de responsabilidades y en general, la aparición de la cultura corporativa en Chile, contrastando con las antiguas empresas de modelo familiar, fue una revolución de la que casi nadie se ha dado cuenta. Incluso grandes empresarios chilenos como Ponce Lerou o los Luksic entendieron esta forma de operar y hoy tienen empresas que se pueden parar de lado a lado con sus competidoras en el mundo sin ningún complejo. Esa fue una de las varias externalidades positivas de las leyes de José Piñera en los ochentas, que explican la actual prosperidad de Chile.

Fujimori
El año 1990 Alberto Fujimori es elegido presidente del Perú y toma un país hundido en el caos. Le ganó la elección a Mario Vargas Llosa -mi escritor favorito, quien hasta el día de hoy no se recupera del golpe a su ego- sin embargo para el Perú eso fue una suerte inmensa. El país no necesitaba a un intelectual del liberalismo en esos momentos, sino un liberal práctico y audaz, en unos pocos años, Fujimori nos había copiado prácticamente todo el modelo económico chileno: apertura al exterior, liberación de precios, baja de impuestos, sistema de inversión pública, etc.

Para 1995 Perú era un clon de Chile en lo institucional y tuvo resultados extraordinarios que cambiaron radicalmente al país, lo enriquecieron y -adivinen que- nos empezó a quitar inversión extranjera. Más encima con la apertura muchas empresas chilenas bien consolidadas se fueron a abrir negocios allá, la primera inversión extranjera significativa que recibieron fue de Chile... ¡y pensar que se enojan y dicen que les copiamos el pisco y el suspiro limeño! Diablos, así con mis amigos peruanos.

Chile y Perú empezaron a compartir la llegada de grandes proyectos de inversión minera, no hay que olvidar que el Perú es un país riquísimo en oro, plata, cobre y otros minerales, sin embargo tienen sus problemas, con un movimiento de agitadores anti mineros, informalidad y cosas por el estilo, pero van en camino y en algunos campos ya nos están superando. Por ejemplo, con la posibilidad que tienen de retirar el 95% de sus fondos de la AFP al jubilar, el sistema se ha validado y -en mi opinión- saldrá mucho más fortalecido de lo que está en Chile.

Macri
Argentina tuvo su repunte de inversión extrajera en los primeros años de Menem, pero... mal que mal Menem era peronista, no podía durar mucho la cosa. Después hubo un intento efímero con De la Rúa, que terminó arrancando en helicóptero del techo de la Casa Rosada y una serie de gobiernos de Nestor Kirchner y su espantosa mujer. Algo bueno de los gobiernos muy malos es que abren los ojos de las personas  y mueven a la opinión pública más que mil discursos. Mauricio Macri fue el primer outsider que llega a la presidencia, sin ser peronista ni radical, además habla bien y es un convencido liberal.

Se nos agregó entonces otro competidor, Argentina nunca ha tenido gran desarrollo minero porque ningún grupo empresarial extranjero en su sano juicio invertiría un centavo en un país donde la opinión pública elige a peronistas. Eso ahora cambió y el país potencialmente más rico de América del Sur, que solo había desarrollado la agricultura y la agroindustria como fuentes sustentables de riqueza, queda abierto para la entrada de grandes capitales mineros.

Vienen más
Después del "fora Dilma" y el esacandaloso lava-jato, el Partido de los Trabajadores de Brasil quedó profundamente herido y si hay un lugar atractivo para la inversión extranjera en el mundo es el riquísimo Brasil, un país que por casi un siglo ha permanecido fiel a las políticas económicas cerradas y mercantilistas. Una explosión de inversiones extranjeras en Brasil y su apertura de su economía tendría repercusiones enormes no solo en América sino en todo el mundo.

Es la gente que está despertando
Yo creo que es eso, ya los demagogos tuvieron su tiempo y se liquidaron solitos, ahora es la opinión pública que está despertando en todas partes, pese a los cambullones de los políticos. La cosa es que en Chile ya perdimos el monopolio y cualquier nueva inversión extranjera vamos a tener que pelearla y ganarla, ya no con buenos discursos, sino que con buenas políticas demostradas. Otra razón para dar un giro de 180 grados en el gobierno, tal vez es la razón más importante de todas.

Y en España, habló el rey
A la manera española, cuando hay una crisis nacional grave, sale el rey Felipe a salvar la situación, creo que esta es la segunda vez, para el intento de golpe de estado de 1981 también salió el rey Juan Carlos a poner la cara. Bien me parece, con un buen discurso donde le enrostra a la Generalitat de Cataluña "una deslealtad inadmisible" hacia los poderes del estado. Creo que es un gran discurso de solo 6 minutos, donde se está jugando todo el peso y prestigio que pueda tener la Corona sobre la gente, será interesante ver que efecto tiene.

9 Comments:

Blogger lagarto said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

3 de octubre de 2017, 21:43

 
Blogger lagarto said...

Concuerdo casi en todo, salvo en lo que indicas en el período 77-81.

En el período 73-77, la inflacion era altisima, no como en el tiempo de Allende, pero impensada para nuestros actuales estándares.

Entonces vino el "progreso economico" del '77-'81, que se debio a la manipulacion de las tasas cambiarias que dejaron al peso sobrevaluado para la realidad. Se promovieron las importaciones; y el consumo empezó a mover la economía, con menos recursos claro ( no había tarjetas de crédito, ni el crédito estaba tan disponible para la gente).

Con ello ninguna proceso exportador podría sobrevivir a mediano plazo,salvo el cobre.

Los otros , pudieron adquirir bienes de capital "a bajo precio" , dado el precio; pero la realidad es que "el esfuerzo exportador" nunca fue la razon para mantener dichas tasas; así que el que aprovechó, aprovechó.

De esta manera, los unicos que ganaron, fueron los que vieron la situacion a largo plazo: Adquirir dolares a precio huevo, pagar inversiones en dolares con peso, etc.

Pero a la larga el sistema no lo soporta, y la caida es muy grande como el 82.

Eso se repitió con Menem en Argentina, y fue un alivio temporal para la alta inflacion dejada por Alfonsin. Paridad cambiaria entre Australes y Dolares.

La paridad duro mas tiempo que el caso chileno; pero el fracaso fue mas estrepitoso.

3 de octubre de 2017, 22:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Iba a poner "no escribas leseras pero NO, modérate tomasito. Entre 1979 y 1986 (más o menos) yo trabajé en la Zona Franca de Iquique, donde llegamos a ser uno de los dos mayores clientes de la empresa a nivel mundial (el primero era un gran clientes australiano), comprábamos más que cualquier cliente individual en USA y yo ponía pedidos de un par de millones de dólares todos los meses (lo que en esos años era mucha plata).

Conocí en primera fila la explosión del comercio exterior de Chile en esos años que fueron cuando apareció la agroindustria, los pollos, el cerdo, la fruta, el vino, en 1981 empezó la explosión de la salmonicultura en Chile que llegó al techo a principios del 2000.

Por casualidad (un amigo que era gerente) conocí muchos negocios del grupo de Javier Vial y de sus competidores, el despegue de David del Curto por ejemplo. Las oficinas de Vial. Ninguno de esos negocios existía, ni se soñaba un par de años antes, el mérito fue en enorme medida de la Fundación Chile, que hizo un trabajo de joyería, ellos fueron los artífices de ese primer boom encontrando nuevos mercados para productos chilenos en el mundo, eran puros altos ejecutivos norteamericanos jubilados que tenían contactos en todos lados y sabían negociar muy bien.

Lo del dolar es otro error, muchos le echan la culpa al dólar fijo de la crisis del 82, pero eso no tuvo nada que ver, los términos de intercambio se balancean solos en una economía abierta, eso lo dijo Paablo Barahona (si mal no recuerdo), el gobierno reaccionó muy mal a la crisis, lo que pasó es que el gobierno todavía no tenía experiencia en un cambio tan grande y no se dio cuenta de las enormes brechas legales en el sistema bancario, los dueños de banco le hicieron chupete al sistema, igual perdieron hasta la camisa.

La inflación, contrariamente a lo que dices, no era problema en absoluto, nosotros trabajábamos con enormes sumas de pesos y mi jefe -judío- nunca "invirtió" en dólares más que para hacer las compras, en enero de 1981 la inflación era alrededor del 30% -nada comparado con los setentas- y a files de ese mismo año era menor al 10%.

En fin, ese primer boom no fue financiero o especulativo como dices, claro que se hicieron pasadas pero a nivel chico, de personas. La explosión de las exportaciones no tradicionales fue esos años.

Se me olvidó mencionar el boom del vino, que llevó a Concha y Toro a ser una potencia mundial en el sector. Por casualidad conocí también a don Carlos Cousiño y estuve en su fastuosa oficina tratando de venderle una pomada, un tipo simpatiquísimo y muy sencillo pero no agarró papa para mi desgracia.

Un recuerdo final de esos años -que fueron los años de oro para mi profesionalmente, esa fue mi verdadera universidad- en una conversación de peces gordos del grupo Vial, cuando comenzaba el boom escuché que comentaban que la Fundación Chile les había ofrecido exportar jugos a los países árabes ¡eso en los años ochenta era ciencia ficción para nosotros, con suerte exportábamos remolacha al Mercosur!

En fin, tiempos aquellos

3 de octubre de 2017, 22:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A propósito, como parte de la postverdad y la reescritura de la historia, varios economistas de izquierda escribieron libros con esa tesis que tu mencionas, afirmados en ideas teóricas como eso que dices que el dólar bajo incentivaba las importaciones y perjudicaba las exportaciones.

Eso es un error típico de la visión mercantilista (de los cepalianos por ejemplo), resultó que el dolar fijo a 39 fue un incentivo para que los exportadores por fin se pusieran competitivos y empezaran a concentrarse en las exportaciones de alto valor. Hoy muchos siguen con esas tontas ideas que se puede incentivar las exportaciones devaluando la moneda local, eso no es cierto y la historia de Chile en esos años lo muestra.

Tengo amigos que saben muchísimo de comercio internacional y siempre han dicho que el tipo de cambio da exactamente lo mismo en el mediano y largo plazo y una moneda local devaluada equivale a un subsidio que hace a los exportadores más flojos, ineficientes y se concentran en productos de poco valor ¡ni siquiera necesitan innovar!

Los árboles más firmes son los que soportan lluvia fuerte

3 de octubre de 2017, 22:30

 
Blogger lagarto said...

Tomas , te respondo mañana y va con todo (con citas y todo) porque estoy cansado, y va para largo, jaja.

Y con fuentes gringas y de la misma PUC, del año ´89.

Lo que si te puedo decir, es que Chile es un pais de "microclimas económicos".

Las razones del crecimiento o de "recesion" de ciudades como Arica, Iquique, Coyhayque, Punta arenas; estan tan alejadas de lo que sucede en el resto del pais.

Eso eplica que el boom de la ZOFRI de fines de los '70 , hasta mediados de los '90, no coincide con lo que sucedió en Santiago, Valpo o Concepcion. por ejemplo.

Son las consecuencias de vivir en un país tan largo.

3 de octubre de 2017, 23:28

 
Blogger Ulschmidt said...

Los metales suben y debe consignarse que la energía aún no; eso podría ser una combinación muy interesante para los distritos mineros. Yo creo que del lado del Pacífico veremos las mayores inversiones en los próximos tiempos.
De este lado, no se. Menem, con todas sus satrapías, respetó la inversión privada, pero con los Kirchner retrocedimos medio siglo. Volvieron a nacionalizar empresas, prohibieron la repatriación de dividendos... nos marcaron por un buen rato.
Ni siquiera es que Macri dure un turno más o no. Debería terminar de caer la corriente K en el peronismo y erigirse una serie de peronistas que ya estaban y son "normales". Cristina sigue convenciendo a un 20 % de electorado nacional y con eso aún obtura la formación de un bipartidismo razonable, algo que casi nunca jamás hemos tenido, desde la Logia Lautaro a la fecha.

4 de octubre de 2017, 09:15

 
Blogger EDO said...

Respecto de las inversiones con esto de que los capitales se mueven de forma global chile la tiene muy complicada ya que hay que agregar todos los paises delmundo que estan haciendo las cosas bien en materia economica. Solo vean en el caso de USA que va a bajar sus impuestos.

Respecto de Brasil y Argentina aun estan lejos de ser destinos de inversion por su corrupcion y miles de problemas adicionales como aranceles altos, infraestructura, corrupcion, etc, etc.

Si Peru y Colombia que llevan años en buena senda.

4 de octubre de 2017, 11:59

 
Blogger Adelino D. said...

Yo trabajo montando equipos en el sector minero/ pasta de papel y la verdad (al menos aquí en Europa, y también en Asia) los proyectos aún están parados. Si se mueven en Latinoamérica, felicidades para vosotros...a ver si podemos vender algo :)

En cuanto al mensaje del jefe del Estado español, ha sido insualmente duro. Mucho más duro que su padre, por ejemplo. Es la primera vez desde que asumió la jefatura del Estado que hace una declaración así.

Todo hace indicar que van a suspender la autonomía de Cataluña, por lo de pronto se está produciendo una fuga de depósitos de los bancos catalanes. Esto se está poniendo muy feo y por desgracia se va a salir con sangre. Ojalá me equivoque.

4 de octubre de 2017, 15:31

 
Blogger Jose Cornejo said...

Chile perdió el monopolio por culpa nuestra, no haber tenido ojo de elegir a personas inteligentes, sino que simples demagogos y populistas que no saben hacer absolutamente nada y sin la politica o sus redes de contactos, se cagan de hambre.

Basta con ver las "reformas que Chile no necesitaba" y las pusieron tal cual.

Respondiendo a Adelino, ten por seguro que asi será. no te vas a equivocar.

El Turco Aleuy ya dejó la renuncia en palacio.

4 de octubre de 2017, 15:59

 

Publicar un comentario

<< Home