Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Ventanas rotas no crean riqueza

domingo, 24 de diciembre de 2017


Noche de paz
noche de alcohol
hay cervezas, whisky y ron
son las posadas pretexto ideal
para comer y beber a llenar
hoy no importa que engordemoooos
irnos de cruda moral
(Cortesía de Ego Flores)

Otra jo-jo-jo navidad en mi ociosa y ya larga vida. Todavía no dan las doce así es que no sé que me van a regalar ¿serán calcetines o desodorante? Me merezco eso y muchísimo más. Solo quiero tomar a lo menos una botella de cola de mono, el baileys chileno hecho con aguardiente, para pasar el mal rato. 

Como todos andan pasados a amor y paz, creo que hoy voy a escribir algo sobre la guerra, creo que vale la pena para acidificar el ambiente tan alcalino lleno de lindos sentimientos de cartón, que se vayan al diablo todos. Bueno, aquí va:

Cuando fuimos a Tacna con McDonnell, para pasar el aburrimiento me contaba algunas de las aventuras de su aporreada vida, que empezó en 1943, antes de terminar la Segunda Guerra Mundial. Me contaba que siendo adolescente salió de Irlanda con su padre a los Estados Unidos y como no se llevaban muy bien, pensó en alisdtarse en la Fuerza Aérea, cuya oficina de reclutamiento estaba junto a la del Ejército, en el momento que fue la oficina estaba cerrada así es que la USAF se perdió un aviador pero la U.S. Army ganó un soldado, tuvo mucha suerte porque en la época de Vietnam fue destinado a Alemania, dice que nunca en su vida lo volvió a pasar tan bien, ni siquiera en los 15 años que trabajó en Playboy Enterpises.

La cosa es que comentábamos como ha cambiado todo, especialmente la manera en que Estados Unidos se ha ido corriendo de ser una nación poderosa a un país del Tercer Mundo, con una clase política corrupta, nepotismo y sobre todo por el enorme poder económico y político del Complejo Militar Industrial. La idea de Tom es que después de la Segunda Guerra Mundial, cuando el Complejo Militar Industrial se enfrentó a la pérdida de contratos todo se empezó a corromper y desde entonces partió la decadencia, junto con la necesidad de tener un estado de guerra permanente, basado en la idea que si no existen amenazas hay que inventarlas.

Me acordé de lo que conversamos justo ahora que estoy leyendo el libro "Economía en una Lección" de Henry Hazlitt, uno de esos libros que se leen con la ligereza de un artículo del Readers Digest, pero no por eso deja de tener una profundidad apreciable, porque va a las bases -muchas veces de cartón- que sostienen muchas teorías económicas que hoy están de moda. El libro empieza comentando la "paradoja de la ventana rota" de Bastiat

"Supongamos que un golfillo lanza una piedra contra el escaparate de una panadería. El panadero aparece furioso en el portal, pero el pilluelo ha desaparecido. Empiezan a acudir curiosos, que contemplan con mal disimulada satisfacción los desperfectos causados y los trozos de vidrio sembrados sobre el pan y las golosinas. Pasado un rato, la gente comienza a reflexionar y algunos comentan entre sí o con el panadero, que después de todo la desgracia tiene también su lado bueno: ha de reportar beneficio a algún cristalero. Al meditar de tal suerte elaboran otras conjeturas. ¿Cuánto cuesta una nueva luna? ¿Cincuenta dólares? Desde luego es una cifra importante, pero al fin y al cabo, si los escaparates no se rompieran nunca, ¿qué harían los cristaleros? Por tales cauces la multitud se dispara. El vidriero tendrá cincuenta dólares más para gastar en las tiendas de otros comerciantes, quienes, a su vez, también incrementarán sus adquisiciones en otros establecimientos, y la cosa seguirá hasta el infinito. El escaparate roto irá engendrando trabajo y riqueza en artículos cada vez más amplios. La lógica conclusión sería, si las gentes llegasen a deducirla, que el golfillo que arrojó la piedra, lejos de constituir díscola amenaza, convertiríase en un auténtico filántropo."

En una primera lectura la lógica parece impecable, claro que pensado con calma no cuesta nada darse cuenta que no hay ganancia neta, porque la ganancia del vidriero será la pérdida de cualquier otro en que el panadero iba a gastar esa plata. Incluso podría haber usado los cincuenta dólares para contratar alguien que limpuara la panadería o cualquier otra cosa, además que no tendría necesidad de reponer el vidrio de la ventana rota.

La ganancia a partir de la destrucción de algo no genera riqueza sino necesidaes, estas necesidades pueden beneficiar a algunos en el corto plazo, pero en la suma total empobrecen. Por eso es tan absurda al idea keynesiana que la guerra enriquece a los países porque la reconstrucción activa la demanda. La reconstrucción genera gastos pero no demanda real, como mucho reemplaza la demanda que había antes de la guerra, pero después de mucho sufrimiento y miseria.

Yo he leído mucha historia, me encanta y si hay algo constante, que se repite una y otra vez es que una guerra ruinosa hace caer imperios y destruye países, aunque ganen, a la larga son victorias a lo Pirro que terminan peor que una derrota. Las guerras ruinosas hundieron al Imperio Romano, al Imperio Español de Carlos V "donde no se ponía el sol", a Alemania dos veces, al Imperio Británico, al Perú y Bolivia, a Chile le costó cincuenta años de República Socialista,  pensar que las guerras crean riqueza es una locura.

Los gastos en guerra son lo peor, causan destrucción y sufrimiento por generaciones, entre 1337 y 1443 Francia e Ingalterra estuvieron en guerra: 116 años. Entre 772 y 1492 los españoles pelearon por reconquistar su territorio de los árabes ¡800 años!. No es casualidad que esas guerras se produjeron durante el oscurantismo de la Edad Media.

Alguien básico podría pensar que si las guerras ruinosas destruyen riqueza bastaría con eliminar los ejércitos y las armas para que todos viviéramos forrados. Esa es una estupidez máxima que desconoce que la función principal de los ejércitos y armas es evitar que existan guerras, es la debilidad lo que crea las guerras, el poderío bélico en cambio es lo único que se puede tener para evitarlas, es la mejor póliza de seguro. La violencia está en nuestro ADN a pesar de lo que predican curas, santones y otros hipócritas. Si por una varita mágica dejásemos de ser violentos se terminaría la necesidad de policías, cárceles, leyes y ejércitos. La paz solo se mantiene en base al miedo de las represalias.

Pero volviendo a la conversación con Tom McDonnell, resulta que Estados Unidos tiene un solo enemigo que podría realmente ponerlos en peligro: ese es Rusia, sin embargo en lugar de intentar coexistir pacíficamente, respetando las áreas de influencia, ambas potencias pelean de manera hipócrita a través de terceros países. Estados Unidos apoya y arma a Ucrania, mientras hace la guerra a Siria con los más absurdos pretextos. Rusia apoya y arma bajo cuerda a Irán para hostilizar a Israel, con los mismos pretextos moralistas y absurdos.

Detrás de todo eso, me decía McDonnell, que recordaba perfectamente el discurso de Ike Eisenhower sobre el Complejo Militar-Industrial, están las industrias de armamento, cuyos intereses son representados por militares-burócratas de segunda línea en el Pentágono y en el Kremlin, muy pocos los conocen pero son ellos los que determinan la paz y la guerra en el mundo.

Bueno, los chiflados musulmanes también hacen su parte, pero no costaría mucho un acuerdo entre las dos superpotencias para aplastarlos, sin embargo en la guerra contra el Estado Islámico se ha visto lo difícil que es ponerlos de acuerdo. Las dos guerras mundiales, la Guerra Fría, Corea, Vietnam, las guerras contra el terrorismo: si no hay una amenza la inventan para que el negocio no se detenga.

Si hay una prueba que las guerras son ruinosas es el declive de Estados Unidos a partir de la Guerra de Vietnam, y no hay deuda que no se pague al contado o en cuotas, con interés.
 

15 Comments:

Anonymous Wilson said...

Hay un cuento sobre circulacion del dinero muy bonito https://despertares.org/2012/08/24/la-deuda-de-la-prostituta/

24 de diciembre de 2017, 21:56

 
Blogger EDO said...

Al reves. USA se hizo rica cuando peleo la primera y segunda guerra mundial de otro modo nunca seria la potencia que es...que le fue mal en vietnam fue pq la guerra la pelearon mal.

Demas esta decir todo el progreso tecnico que sucede en las guerras y el cual abarca muchos ambitos de la sociedad.

24 de diciembre de 2017, 22:40

 
Anonymous Anónimo said...

...USA remplazó a Inglaterra como reina del mundo entre la primera y la segunda guerra, eso crea una falsa sensación. La idea de que se expandieron gracias a las guerras, en realidad las guerras hicieron colapsar los imperios coloniales europeos y crearon un mundo nuevo de consumidores de artículos americanos. El cine, los autos, la Coca Cola o el rock and roll, de Japón a Berlín y de París a Sao Paulo.
Vietnam fue una guerra extraña para ellos, en una selva del mundo, peleada por nada - la "teoría del dominó" eran puras patrañas - y por cierto las ya incontables campañas en Afganistán, Irak, Siria, acaso están ganando algo? Son guerras por nada. China no hace ningún despliegue militar, deja que los americanos sean el gendarme del mundo y crecen más rápido. Ulschmidt

25 de diciembre de 2017, 08:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, la decadencia en Estados Unidos me recuerda lo que pasó con España, que hasta el Siglo XVII fue el imperio más grande y rico del mundo. Las guerras contínuas y ruinosas contra los protestantes al final se comieron toda la plata de Castilla, Leon y la que llegaba desde América. Al final fueron los holandeses, que se beneficiaban con cada guerra, lo que se enriquecieron y agarraron la riqueza española.

Curiosamente el Siglo XVII también fue el Siglo de Oro de España, donde floreció la cultura y las artes más que en cualquier otro momento de la historia. Es raro como un imperio en decadencia económica pudo dar genios como Quevedo, Calderón de la Barca, Lope de Vega y tantos más que nunca llegaron a er alcanzados depués.

25 de diciembre de 2017, 08:56

 
Anonymous Anónimo said...

.. a veces pienso que el siglo XX también fue el siglo de oro de la cultura americana. Tuvieron grandes escritores como Hemingway pero sobre todo inventaron un arte nuevo, el cine. Y produjeron obras de artes de primera. Uls

25 de diciembre de 2017, 09:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, el cuento (muy bueno) funciona solo gracias a la rapidez con que circuló el billete que fue dejado de manera insólita para pagar un monto mucho menor.

EL hotelero recibió un préstamo sin interés y tuvo la suerte de recibir el billete de vuelta antes que el turista se lo pidiera, una clásica "operación en descubierto", muchas cosas podrían haber fallado aquí, por ejemplo que cualquiera de la cadena hubiese depositado en el banco o guardado el billete, o que la prosti lo hubiese usado para pagarle a alguien distinto del hotelero.

Una historia muy buena como dices, las operaciones en descubierto creo que funcionan en la bolsa cuando toda la cadena está de acuerdo, pero son muy riesgosas

25 de diciembre de 2017, 09:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt sin duda, los siglos XX y XXI han sido los siglos de oro culturalmente en Estados Unidos, es muy curioso

25 de diciembre de 2017, 09:28

 
Anonymous Wilson said...

Las conclusiones que algunos sacan de este tipo de historias, como inyectar dinero circulante y "retirarlo" para activar la economia son obviamente espureas. Se basa en que el pasivo de cada quien es el activo de otro, pero ese pasivo fue usado, la carne comida, los servicios de la chica prestados, la cama de hotel etc; pero si es bonito y puede servir para engatuzar a ingenuitos tipo frenteamplistas y similares.

25 de diciembre de 2017, 10:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El propio Keynes tuvo encandilado a casi todo el mundo con el mismo cuento y muchísima gente todavía lo cree. Pasa como con muchas otras explicaciones económicas que a primera vista parecen simples y totalmente lógicas, pero no toman el cuadro completo ni el largo plazo ni las consecuencias inesperadas.

25 de diciembre de 2017, 10:33

 
Anonymous Anónimo said...

... como lo explica Galbraith es como yo lo entendí: en una etapa recesiva, con los precios a la baja, con la gente prefiriendo ahorrar el peso y no gastar, una inyección para solventar gasto estatal y consumo puede provocar optimismo, confianza y poner la rueda a andar de nuevo.
Lo mismo aplicado como receta mágica en todo momento provoca inflación y desconfianza en la moneda. Acá lo aplicaron mal durante medio siglo.
No es una "ley física" sino un tema de expectativas. Uls

25 de diciembre de 2017, 12:44

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah claro Ulschmidt, eso lo dije el mismo Keynes en su párrafo sobre los "animal spirits"

"Aún haciendo a un lado la inestabilidad debida a la especulación, hay otra inestabilidad que resulta de las características de la naturaleza humana: que gran parte de nuestras actividades positivas dependen más del optimismo espontáneo que de una expectativa matemática, ya sea moral, hedonista o económica. Quizá la mayor parte de nuestras decisiones de hacer algo positivo, cuyas consecuencias completas se irán presentando en muchos días por venir, sólo pueden considerarse como el resultado de los espíritus animales —de un resorte espontáneo que impulsa a la acción de preferencia a la quietud, y no como consecuencia de un promedio ponderado de los beneficios cuantitativos multiplicados por las probabilidades cuantitativas."

Incluso leo en Wikipedia (de donde saqué la cita) que la idea venía de más atrás, probabñlemente de David Hume.

Los problemas con los "animal spirits" son varios, uno que es muy difícil manejarlos, por ejemplo no es cierto que una inyección de liquidez vaya a levantar los ánimos de la gente, ni siquiera de los inversionistas, ese es el problema común a todos los "incentivos" que se recomienda hacer al estado qwue a veces funcionan y otra no, porque las conductas están condicionadas por muchos más factores que un simple estímulo. Con perros de Pablov ea idea funcionaría estupendo.

Sin embargo los economistas neoclásicos (u ortodoxos) siguen confiando ciegamente en la idea, por ejemplo cuando los bancos centrales suben o bajan la tasa de interés para modificar las expectativas. Esto funciona más o menos el 50% de las veces o sea el efecto es el mismo que si no se hiciera nada.

Claro que hay grupitos que toman provecho de estas manipulaciones, pero en el resultado total todo eso se anula. Una cosa es que la gente actúa de acuerdo a los incentivos, pero un mismo incentivo puede llevar a actuaciones muy diferentes en distintas personas.

25 de diciembre de 2017, 14:42

 
Anonymous Anónimo said...

Yo apuesto por un nuevo Blog "Historias de Tom Macdonell". Me late que sería entretenido y tal vez grito y plata.

26 de diciembre de 2017, 17:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, ese si que tiene historias, el día que se anime a escribrlas dejará la escoba

26 de diciembre de 2017, 17:34

 
Anonymous Milton Freedman said...

A proposito de EEUU. cada dia me cae mejor Trump:

http://www.nationalreview.com/article/454958/gop-tax-cuts-forcing-other-countries-compete

¿llegara a ser un nuevo Ronnie Reagan? no lo sabemos, pero quiero vivir ese dia cuando el made in USA sea cool de nuevo. seria un orgasmo ver caer a los comunistas chinos de una buena vez.

1 de enero de 2018, 07:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Milton, Trump no será como Reagan, nunca llegará a contar tan bueno chistes.

En otras cosas podría incluso superarlo. La ventaja de Trump es que al parecer no tiene ningún economista favorito, eso de no tener gurus económicos susurrándole al oído la teoría de moda es una gran cosa. Vuelta a las ideas básicas: tratar de hacer las cosas mejor que los demás, simplemente eso.

1 de enero de 2018, 10:54

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas