Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Correr los cercos

martes, 26 de diciembre de 2017


En el mes de julio de este año, una columna comentaba la última cuenta pública de la presidente Bachelet, se llamada "Y corrimos los cercos" escrita por una incondicional bacheletista, Gloria de la Fuente, quien decía: "Esto generó problemas que arrastramos hasta hoy. Una agenda de reformas ambiciosas también requería una mayoría social. A ratos esto fue difícil, primero, porque la ciudadanía ha tomado cada vez mayor distancia de la política en un escenario de creciente pérdida de confianza".

El fracaso del gobierno de Bachelet partió de la lectura equivocada acerca de las expectativas de la gente, una ejecución pobre y una falta completa de liderazgo de la presidente, pero en política, después de cada fracaso apearecen los teóricos racionalizando el asunto, explicando que el fracaso no fue fracaso, o si lo fue es por culpa ajena, de poderosos enemigos que, sin piedad y con malas artes, no los dejaron llevar a cabo "los anhelos de las grandes mayorías".

Desde el inicio del gobierno se habló de "el legado Bachelet" que sería la implementación audaz de los anhelos de la mayoría de chilenos, por medio de las reformas: tributaria, laboral, educativa, una nueva constitución y otras políticas como la ideología de género, etc. A principios de su gobierno se habló que estas reformas iban a volcar a los millones de personas que no votaban -Bachelet ha sido la presidenta menos representativa desde la vuelta a la democracia- quienes se movilizarían en masa a apoyar estas reformas.

La teoría de Bachelet y sus alucinados era que, de los más de 50% de chilenos con derecho a voto que no fueron a votar, lo hacían porque estaban contra el "sistema neoliberal" y no se moverían mentras no apareciera un gobierno genuinamente socialista. Esta tesis en que se fundaba en el supuesto a priori que Chile es un país produndamente socialista, idea compartída por la izquierda y por buena parte de la derecha política tradicional.

Sin embargo el supuesto socialismo de la "inmensa mayoría de los chilenos", presentado como un hecho evidente, no tenía respaldo histórico ni se veía refeljado en los votos, Bachelet fue electa con un 25% del padrón electoral y los partidos de izquierda nunca obtuvieron mayoría en las elecciones, esta idea fue más que nada una alucinación, basada en episodios anecdóticos y aislados y reforzada por la miserable calidad de los líderes de la derecha política tradicional. Miserable en el amplio sentido de la palabra.

Bachelet y su gente contaban a ese 50% de abstención como suyo, sus votantes potenciales, que antes no votaban porque los gobiernos de la Concertación habían sido demasiado tibios y demasiado derechistas. todo esto se creó por el efecto "cámara de eco" que ocurre cuando uno solo se escucha a si mismo. Las marchas y desordenes callejeros, exagerados hasta el delirio, se confundieron con enormes mayorías cuando rara vez salieron a la calle más de 100 mil personas.

El poder de presión de las protestas callejeras, especialmente de empleados públicos, y de estudiantes, se creyó que iba a traducirse en un poder relectoral imbatible, que permitiría "pasar la retroexcavadora para arrancar desde sus raíces el sistema neoliberal imperante". Obviamente no pasó nada de eso, por el contrario la popularidad de Bachelet se fue al suelo con las reformas, exacerbada por el hecho que los gobernantes empezaron a actuar como delincuentes comunes.

Hoy se presenta como "el legado" de Bachelet el hecho que haya "corrido los cercos", aprobando reformas y leyes basada en la mayoría parlamentaria que tuvo, aún con un rechazo de la mayoría del padrón electoral. Esta última elección presidencial derribó el mito que "la gente quería reformas más profundas" y por eso no votaban, hoy sería ridículo seguir afirmando eso. Las reformas están allí y muchos dicen que será muy difícil sacarlas y echar pié atrás. Incluso gente inteligente de derecha (pienso en Axel Kaiser) considera esta corrida de cercos como una victoria política de Bachelet.

Yo dudo que esto sea un éxito político y dudo más que vaya a quedar registrado como un legado. No me parece que sea extraordinariamente difícil revertir la multitud de estupideces que se aprobaron a la mala, lo mismo que otras tantas que se han aprobado a lo largo de los años por la Concertación, como la Reforma Procesal Penal y el Transantiago, por mencionar los fiascos más monumentales. Tal como se hicieron se pueden deshacer, pero primero hay que movilizar la opinión detrás de alguien con verdadero liderazgo, cosa que la derecha política tradicional hoy no tiene.

Correr los cercos es una conducta típica de delincuentes, los ladrones en la noche corren los cercos de sus vecinos para robalrles terreno. Un verdadero líder de derecha -pienso en J. A. Kast- debe aproender de eso y cuando tenga el poder político necesario también deberá correr los cercos, en sentido contrario, y usar una aplanadora para aplastar donde estuvieron los cercos antiguos. Si nos quitaron diez metros habrá que arrebatarles veinte, a ver si se les quita el instinto maulero que ha caracterizado a la izquierda por tantos años.

Pero se necesita luderazgo y pantalones para eso. Piñera es un político honesto y tiene buenas capacidades como administrador, pero no es líder por ejemplo como Macri, que no se asusta ante la agitación callejera y no le tirita la mano para echar a la calle a los fundionarios de la época K, no tiene carácter para eso, por lo mismo habla con palabras conciliadoras de continuidad de las políticas.  El carácter es imposible de cambiar, yo lo entiendo porque sería igual tratando de complacer a todo el mundo, pero en la actual situación eso no sirve.

La continuidad estaría perfecta si las bases políticas y legales del estado funcionaran bien, Aylwin hizo un gobierno de continuidad al de Pinochet y le fue excelente, pero hoy no es así, las bases están arruinadas y continuar con lo malo para evitarse problemas es cobardía, solo va a prolongar los problemas. Un líder de verdad actúa por convicción: primero convence a los demás y después actúa firme, respaldado por quienes lo siguen, Piñera, por el contrario, actúa por conveniencia y trata de quedar bien con los demás adaptándose a ellos, ese es el problema.

Pero al menos tendremos cuatro años con izquierda moribunda gracias a Bachelet. Cuando salió electa yo escribí acá mismo que iba a hundir a la izquierda, claro que esa no fue una gran predicción, porque era bastante obvio, pero lo que pasó en realidad superó todas mis expectativas.

P.D. ¿Y quieren ver mi regalo de navidad? Una taza con chaleco, miren, está con el mate de coca que estoy tomando para afirmar mi pobre estómago. Todavía me pasa la cuenta la botella y media de cola de mono que me tomé anoche, ahora si que no tomo más.


12 Comments:

Blogger Leus said...

Me voy a quedar tranquilo esperando al primer descerebrado que venga a reclamarte por tratar de político honesto y capaz a Piñera.

25 de diciembre de 2017, 22:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno, que piensen lo que quieran, la opinión de los tontos igual es información jaja

25 de diciembre de 2017, 23:40

 
Blogger Ulschmidt said...

bueno, es un clásico, "se adelantó a su tiempo", "sus contemporáneos no lo comprendieron", "esto se verá en el largo plazo" - es lo que queda por decir a los gobiernos cuando en realidad les fue mal.
Lo de que se han forjado estructuras que no podrán ser rebatidas, otro clásico de la retórica.

26 de diciembre de 2017, 08:24

 
Blogger Jose Cornejo said...

La izquierda es mediocre e infantil. Existe una total ausencia de autocrítica y abundan las excusas cuando los planes salen mal. No, aqui existe el temido "infantilismo de izquierda" denunciado por el mismo Lenin en su tiempo y ratificado acá con esta ineptocracia.

Sobre lo dicho por Kaiser, una "victoria" porque al final se salieron con la suya y pusieron las reformas asi sin mas. deshacer el cacho, es el plan de JAK pero primero hay que ponerlo en la moneda.

Piñera en su naturaleza democratagusana, querrá seguir estando bien con Dios y con el Diablo, pero está cagado: cualquier guiño a la izquierda y se le quitará el piso por parte del electorado. Si se puso a Piñera, era para nada más que quitarles el agua y la sal a la izquierda.

26 de diciembre de 2017, 09:47

 
Blogger EDO said...

Pues como dice Kaiser la izquierda gano en chile puesto que dejo instalada la legitimidad de "derechos sociales" simplemente por nacer. Con esto los comunistas y socialistas tienen listo el caldo de cultivo para salir a la calle a defender los derechos del pueblo y hacerle la vida imposible al mafioso.

Notese que muchos zurdos van a quedar sin pega y con mucha hambre de poder asi que la derecha no la tendra facil.

Notese tambien que Kast esta creando un conglomerado y si es pillo puede que saque muchos dividendos de ello.

26 de diciembre de 2017, 12:30

 
Anonymous Wilson said...

Buena imagen las corridas de cerco, en el campito suelen terminar a balazos...

26 de diciembre de 2017, 12:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt "la historia me absolverá" algo más o menos así dijo Fidel Castro en el juicio por lo del Cuartel Moncada, es un pretexto clásico.

Wilson, las corridas de cerco son procedimientos típicos de ladrones y casi siempre se resuelven a balazos, el gobierno de Allende fue uno de esos casos, a ese si que le pasaron la aplanadora y se la pasó prácticamente todo el país y por muchas décadas, ahora la aplanadora está echando marcha atrás, para aplastar algunas irregularidades que estaban apareciendo.

26 de diciembre de 2017, 12:37

 
Blogger Rodrigo L. said...

Hola, a mi modo de ver el tema no es lo que proponga, propuso e hizo la izquierda (sabemos que todo lo que implementa termina mal) .... el tema es que hace la derecha o la centro derecha para verse representada en ese tipo de ideas , con JAK no es suficiente para defender el modelo... siempre la derecha rema detras de la izquierda y le falta el elemento propagandistico, generalmente la derecha termina sumandose y dando todos sus votos en la aprobación de leyes (con minimos cambios) ..suerte tenemos que aun tenga representacion medianamente equitativa en ambas camaras, de lo contrario estariamos con el cerco aun mas corrido... un ejemplo es el Modelo de AFP las cuales durante años (decadas) jamas hicieron algun movimiento para demostrar cuando bueno es para los cotizantes el sistema, solo vinieron a mostrar numeros , preocuparse y hacer encuentras cuando vieron que les movieron los cimientos ...porque mal que mal No+AFP ha logrado meterse en la cabeza en de miles de ahorrantes que sin ser de izquierda siente que les roban y que el sistema tiene que cambiar, algo similar pasa con las isapres (yo soy usuario). Slds.

26 de diciembre de 2017, 16:20

 
Blogger roberto61 said...

Creo que todos concordamos en que don Turbio (rico pero honrado Ja ja) se pasaría de weón si no hace un gobierno de derecha, pero de derecha de verdá. No queremos uno igual a su anterior 5° de la concertación.
Tiene todo para hacerlo. Si se farrea edta nueva oportunidad que nosotros y doña Bachelet le dió es pa molerlo a palos.
Confio en que j.a.Kast y una UDI y RN mas despabiladas lo tengan cortito.
Que no crea el weón que gano por bonito o simpatico. Ganó porque la gente se aburrió de la izquierda y sus zanganos. Quiere cambios.
Quiere trabajar tranquila y en orden y que el fruto de su esfuerzo sea propio y que no se lo quiten.
Amen.

27 de diciembre de 2017, 01:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo dudo que Piñera haga un gobierno muy distinto al anterior. Como político es bastante decente pero no tiene carácter para llevar las riendas, creo que seguirá tratando de quedar bien con todo el mundo, especialmente con la gente de izquierda, ni la UDI, ni RN ni Kast pueden hacer nada con eso.

Kast tiene toda la carga de armar una derecha nueva, no es fácil pero es el único que puede hacerlo, en estos tiempos las avalanchas de opinión son cada vez más frecuentes, para tener éxito Kast debe producir una, como la que provocó Macri en Argentina. Es difícil pero no imposible, para nada imposible.

27 de diciembre de 2017, 01:45

 
Anonymous Renzo G. said...

"Primero hay que movilizar la opinión detrás de alguien con verdadero liderazgo, cosa que la derecha política tradicional hoy no tiene". Exactamente ese es el problema de fondo. Piñera en realidad es parte del problema y no de la solución, pero al menos puede significar un respiro por cuatro años. Pero tengo la intuición de que usa ese lenguaje conciliador y acomodaticio porque en el fondo no está tan en desacuerdo con las estupideces que hizo Bachelet. Durante su primer gobierno me quedó claro que no tiene ningún problema con subir impuestos, parar centrales eléctricas, crear ministerios, etc. Es decir es un estatista soft y como que quisiera lucirse al mando del Estado haciendo más y más cosas. El caso de la reconstrucción post terremoto fue patente. Ahora ya ha dicho que no va a bajar el impuesto corporativo y mucho menos piensa bajar el gasto fiscal total. Por eso mismo no hay que hacerse muchas expectativas con Piñera, porque sus ideas no son las de Büchi o su hermano José Piñera. En el mejor de los casos sus 4 años serán un respiro y una contención del deterioro que produjo Bachelet, pero en ningún caso una reversión y marcha atrás. Para eso tendrá que venir un lider de verdad como podría ser Kast u otro con esas ideas.

28 de diciembre de 2017, 03:51

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Piñera es -como dices- solo un paréntesis de cuatro años, tiene detrás el "piñerismo" que es un partido de guiñas tan toxico como cualquiera de la concertación o nueva mayoría. Estos cuatro años son la única oportunidad para levantar alguna alternativa política interesante, creo que Kast está consciente de eso y ganas no le faltan, hay que apoyarlo nomas

28 de diciembre de 2017, 09:11

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas