Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Hipocondriacos

martes, 30 de enero de 2018


"Preocuparse por la salud" es -a mi modo de ver- un concepto tonto y contradictorio. Preocuparse debe ser una de las cosas más malas para la salud que existen así es que preocuparse por la salud es como matarse para vivir más tiempo, o algo por el estilo.

La buena salud, es decir el estado de perfecto equilibrio en que todos los sistemas vitales funcionan perfecta e indefinidamente bien, es algo que no existe, porque nuestro cuerpo está diseñado para enfermar y morirse, desde que nacemos empezamos a morir de a poco y lo que percibimos como "buena salud" no es otra cosa que un estado en el cual nos sentimos subjetivamente "bien", es decir no experimentamos miedo,  dolor ni sufrimientos.

Bueno, estas son obviedades pero no está demás repetirlas en una época llena de charlatanes que hablan de un posible mundo sin contaminación y gente que vive eternamente en equilibrio perfecto. La naturaleza real jamás ha funcionado así porque vivimos en un desequilibrio permanente. Desequilibrio es vida, lo único equilibrado e igual es la muerte.

A medida que la tecnología nos va entregando bienestar nos vamos poniendo más cobardes, antes el dolor, la enfermedad y la muerte se consideraban molestias propias de estar vivo, hoy se consideran cosas atroces, antinaturales y que nos llenan de angustia. Curiosamente hoy la gente cree que lo natural es sentirse bien y sano, mientras que enfermarse es una anormalidad, la realidad es todo lo contrario.

Y existe un enorme negocio en torno a este miedo irracional de las personas a enfermarse. Las compañías de seguro, farmacéuticas y prestadores de servicios médicos son los pescadores de río revuelto, los más beneficiados y venden la idea a las personas que la salud es un simple asunto de plata, que se puede comprar: medicinas más caras, tratamientos más caros, hospitales más caros, todo pagado con seguros más caros garantizarán una vida eterna y saludable. Tremendo engaño, y se están forrando con eso.

Dentro de todos estos engaños está el de la llamada "alimentación saludable y natural", que cada cierta cantidad de años va imponiendo modas: que los huevos y la leche son indispensables, pero al otro año aparece que los huevos y la leche son malos. Que la grasa y las carnes rojas es lo peor que existe, después aparece que son muy beneficiosas. Y así, una estupidez tras otra.

Estaba viendo una entrevista al doctor Pedro Barreda  sobre nutrición, que no hace otra cosa que repetir lo que está de moda: que los azúcares son tóxicos y que los alimentos "procesados" son lo peor que existe. Que estupidez más grande, recuerdo que cuando chico me comía los terrones de azucar blanquísimos de la CRAV como si fueran caramelos, cuatro o cinco terrones al hilo. Pan y té fueron los principales alimentos de mi niñez, junto con harina tostada con azucar, mi favorito. ¿Antes se comía "más sano"? Que charlatanería más grande.

Obvio que comer todos los días hasta que uno no puede más lo hará engordar como chancho y lo tendrá todo el día con hambre por efecto de la realimentación psicológica, es la dosis la que hace el veneno, podemos vivir perfectamente comiendo muy, muy poco, pero eso tampoco evitará que nos enfermemos y estiremos la pata, nada puede evitarlo, ni los más costosos tratamientos. El dinero, lamentablemente no puede comprar salud ni amor.

La única forma de vivir "sano" según como yo la entiendo, es evitar que los excesos se conviertan en hábito y dejar de preocuparse por la maldita salud, las enfermedades y la muerte son inevitables así es que no tiene ningún sentido preocuparse por ellas, cuando nos toca, nos toca.

Steve Jobs cuidaba la salud como la niña de sus ojos y murió a los cuarenta y tantos. Howard Huges, cuando se dio cuenta que pese a su inmensa fortuna se iba a morir igual se volvió loco. Winston Churchil y la Reina Madre fueron alcohólicos durante décadas y murieron cerca de los 100 años, para colmo la Reina Madre se trataba principalmente con homeopatía.

Vivir con moderación, comer y tomar lo que se nos antoje sin que lleguemos a sentirnos mal y no preocuparse por la salud en lo más mínimo, creo que son las recetas que no nos evitarán las enfermedades ni la muerte, pero al menos viviremos más tranquilos que los demás mariquitas asustados. Como dijo Shakespeare:

¡Los cobardes mueren varias veces antes de expirar! ¡El valiente nunca saborea la muerte sino una vez! ¡De todas las maravillas que he oído, la que mayor asombro me causa es que los hombres tengan miedo! ¡Visto que la muerte es un fin necesario, cuando haya de venir, vendrá!

Me voy a comer un paquete de galletas y vuelvo...

17 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Como antiguo azucarero, lo revindico totalmente. El azúcar blanco comercial es un di-sacárido (o azúcar doble) que se desobla (o sea, se integra) con dos azúcares simples: la glucosa (el azúcar que circula en nuestra sangre) y la fructosa, el azúcar de las frutas.
Se cristaliza del jugo de las plantas. Cuando se intentó sustituírlo, se recurrió a cosas como la sacarina o el aspartame, que terminaron sospechados de cancerígenos.
Para el mundo donde sobra la comida, puede ser sustituido con otras cosas. Para el mundo pobre, la mejor forma de darle una inyección de energía a un chico es el azúcar blanco, al más bajo costo. Uls

29 de enero de 2018, 23:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Y lo dice el que sabe! Así se habla Ulschmidt ¡que viva el azúcar, la sal, los alimentos "procesados", no hay alimentos malos, es el exceso lo que hace mal. Todo en exceso es malo: tomas mucha agua y te ahogas.

¡Al diablo con esas malditas etiquetas "slto en sodio, en azucar, en grasas"! Vayan a convencer a su abuela!

29 de enero de 2018, 23:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Mañana me haré de nuevo una pizza de pura rabia...

29 de enero de 2018, 23:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A todo esto sigo con mi dieta viento en popa: no tomo desayuno, almuerzo porción chica y a la tarde como una marraqueta con aceite de oliva, no me he pesado pero debo haber bajado unos 100 gramos.

A veces sustituyo la marraqueta por pizza eso si

29 de enero de 2018, 23:45

 
Anonymous Anónimo said...

Otra cosa que le recomiendo es la cerveza fría. La cerveza dicen que engorda, si, pero el estómago debe calentar el líquido si se ingresa frío. Eso consume calorías del cuerpo. Una cerveza bien helada seguro que ayuda a adelgazar. Uls

30 de enero de 2018, 00:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Diablos Ulschmidt, ese si que es ***** EL DATO DEL AÑO *******

Lo voy a enmarcar y lo colgaré frente a mi cama para que no se me olvide nunca. Excelente

30 de enero de 2018, 00:31

 
Blogger Jose Cornejo said...

"La muerte menos temida da mas vida" reza el escudo de armas de la familia de Pedro de Valdivia.

Es cierto que nos hemos vuelto algo "cobardes" respecto al tema, pero lo que ya me tiene chato es esta "paranoia" de enfermedades, virus y cosas asi. Imaginense que los vacunatorios privados están "desabastecidos" para la vacuna contra la fiebre amarilla, pero dicha vacuna solo se las ponen para ir a ciertas partes de Brasil... que la enfermedad tanto es la "primera causa de muerte en personas con..." y así un montón de burradas.

Trabajo en salud publica como ya saben y veo incluso niños listos para el cajón, como tambien viejitos que me pregunto como lo han hecho para llegar hasta ahí, hechos pebre.

La dosis hace al veneno, eso es cierto.

30 de enero de 2018, 08:44

 
Blogger Rodrigo L. said...

En parte concuerdo, en parte no concuerdo ..... no podemos comparar la alimentacion de antaño donde eventualmente nos comiamos los terroncitos de azucar, con la alimentacion de ahora en la que cualquier producto envasado trae el mismo terroncito y cientos de preservantes ....antes y hablo por mi viviamos mas bien en privacion..y comprar una cococola de 2 lts era para el domingo cuando habia por lo general una mejor comida que el resto de los dias.... hoy es a diario , ahi esta el exceso como en todo ... yo hace tiempo sigo una corriente de alimentacion paleo y como mucha carne y grasas de las buenas (palta, aceite de coco, olivam quesos, interiores de animales) ... pero he eliminado las azucares , minimice la fruta, y casi no como carbohidratos (es decir, no como pan, arroz, fideos ni nada que contenga trigo ni avenas ni granos ) , a diario me como entre 6-8 huevos.. mucha verdura y cafecito... es mejor para mi..este tipo de alimentacion me cambio la vida, pero no se la ofrezco a nadie , que me haya hecho bien a mi no quiere decir nada.

30 de enero de 2018, 13:01

 
Blogger Frx said...

Por lo que he ido observando, la gente le tiene más miedo a enfermedades como el cáncer y la diabetes y terminar en un estado demasiado deplorable que conlleva una muerte lenta y dolorosa o bien, una existencia demasiado paupérrima donde uno no se puede ni mover y depende de otro. Creo que es eso más que morirse per se, cosa que al final todo vamos a hacer. Al final uno debería simplemente preocuparse de que un malestar sea más llevadero que de encontrar la píldora de la inmortalidad, además no vaya a ser cosa que uno muera atragantado con ella XD.

30 de enero de 2018, 13:17

 
Blogger Rodrigo L. said...

Ademas,si nos remontamos hace 2500 años, el gran Hipocrates lo dijo "Las enfermedades no surgen de la nada, Se desarrollan por pequeños pecados diarios contra la naturaleza. Cuando suficientes pecados se han acumulado, las enfermedades aparecen de repente" , no olvidar que Hipocrates no fue cualquiera... fue el primero en dar nombre e identidad al cancer, ya que al ver los bultos duros que sse formaban le recordaron al caparazon de los cangrejos, de ahi su nombre karkinos en griego , cangrejos, cancer en latin ...... asi es que "Tu alimento sea tu medicina, y tu medicina tu alimento" es una maxima que hoy sigue vigente totalmente. Slds.

30 de enero de 2018, 13:37

 
Anonymous Anónimo said...

En mi caso reemplacé arroz, papas y fideos por porotos, lentejas y garbanzos como acompañamiento. Cero azúcar. Cero bebida. Poca cerveza. Mucha agua. La carne como la de toda la vida (vaca, chancho y pollo) y me gustaría comer más pescado pero el que se consigue en Santiago es demasiado caro y poco fresco. Y ha funcionado. Para 1.75 peso 68. Antes pesaba cerca de 80.

30 de enero de 2018, 17:29

 
Anonymous Anónimo said...

recapitulando con el azúcar, creo que para la niñez y juventud, para acompañar el deporte o suplir con energía la dieta de aquel al que no le sobra nada, está bien. En casi todos los otros casos puede ser excesiva y ahora tenemos demasiados productos que la incluyen. Yo mismo, que la defiendo, prácticamente no la consumo.
Hay toda un prédica con los conservantes que se entiende... pero azúcar, sal, vinagre, desecado al sol, desecado en hornos, cocido, ahumado, la humanidad los usó para preservar los alimentos por milenios. Recuperamos lo "fresco" ahora que existen el frigorífico, los envases al vacío y el transporte rápido. Vaya a saber si los del paleolítico comían fresco o mascaban un mamut muerto y congelado todo el invierno y le iban echando agua salada del mar para que dure más tiempo. Pero lo que importa es el concepto. Uls

30 de enero de 2018, 17:48

 
Blogger Rodrigo L. said...

Uls, por supuesto, justamente voy a eso, los conservantes naturales : vinagre, sal, secado al sol, o disecados por excelencia mantienen la mayoria de las propiedades sin agregarles nada mas...... de hecho algunos encurtidos/fermentados aportan y son ricos en bacterias para nuestro organismo...nuestra macrobiotica los agradece.

30 de enero de 2018, 17:54

 
Blogger hugo solo said...

Muy de acuerdo.

30 de enero de 2018, 20:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Amigos, mi idea sobre los alimentos es "todo lo que nos gusta es bueno y todo lo que no nos gusta es malo, si podemos elegir solo comamos cosas ricas" y mi segunda regla es "demasiado de una cosa buena, deja de ser bueno", eso es lo que he aplicado siempre que puedo elegir, si no puedo elegir por falta de plata, enfermedad, etc. obligado a ser buen pobre nomas

30 de enero de 2018, 20:58

 
Blogger roberto61 said...

Pero dicen que lo frío hace mal pa la prostata. Y esa si que duele. Ni hablar del examen.
Ojo.

30 de enero de 2018, 23:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah la próstata no me preocupa y sobre el examen... (minuto grosero on/)
ni cuando me pica me rasco. Es mejor prevenir que lamentar jajaj!
(minuto grosero off)

30 de enero de 2018, 23:20

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas