Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Parece que le apunté

martes, 2 de enero de 2018


¿Se jodió Chile?
Un amigo me preguntó tiempo atrás mi opinión sobre el futuro político en Chile. Yo me acordé de esa famosa línea "¿cuando se jodió el Perú?" la pregunta que se hacía Zavalita en la novela de Vargas Llosa "Conversación en la Catedral" y en verdad compartía a primera vista la sensación que eso podría estar pasando.

En ese mes el gobierno de Bachelet ya estaba en plena descomposición, pero había corrido mucho los cercos y supongo que bastante gente se hacía la misma pregunta, cosas como ¿que se puede esperar sobre la situación política y económica en nuestro país en los próximos años y décadas? ¿Qué pasará?. Las preguntas del millón.

Me comentaba mi amigo "somos países que cuando nos empieza a ir bien nos arruinamos y al cabo de unos años o décadas hay que volver a reconstruirlos nuevamente", cosa que efectivamente se ve con frecuencia en América Latina. La cosa es que yo lo pensé bastante y al final le comenté que, a mi modo de ver y pese a las apariencias, estábamos en un proceso de derechización, inadvertido todavía pero que iba avanzando.

Indicios de derechización
Yo tengo la idea que los ciclos históricos, a grandes rasgos, se repiten, especialmente en un país gris y aburrido como el nuestro varias cosas son predecibles en plazos largos. Mi idea de la derechización venía justamente de que en los ciclos históricos -desde la independencia hasta hoy- siempre ha predominado una tendencia conservadora, interrumpida por revueltas de tiempo en tiempo. Creo que la idea de Portales sobre el carácter profundamente conservador de los chilenos, que se aferran al Enorme Peso de la Noche asegurando el orden, sigue tan vigente hoy como en los años de Portales.

La propia izquierda lo reconoce, aunque racionaliza su historia de fracasos electorales hablando de las elites y los poderosos de siempre que recurren a la fuerza militar cada vez que ven amenazado el statu-quo. Esa es la historia oficial que han colocado los sociologos -que ahora se las dan de historiadores- y tienen capturado el mainstream del discurso público. En mi opinión esa historia confunde causas y efectos, es solo una forma de justificar un hecho en el que todos están de acuerdo: que la opinión pública en Chile ha sido conservadora a lo largo de toda la historia y a través de todas las capas sociales.

En Chile por ejemplo nunca hemos tenido nada como el sindicalismo anarquista, tan característico de Bolivia y hasta los comunistas chilenos -por ortodoxos y añejos que sean- siempre han sido unos social demócratas sumamente aburguesados como lo han demostrado cada vez que participan en el poder político. En Chile hasta la izquierda es verbal y retórica. No hay que olvidar que Clotario Blest, anarquista revolucionario en los años cincuenta fue excomulgado por el propio Partido Comunista.
 
Además de la historia, tenía otros indicios de una tendencia a la derechización en los años que vienen, por ejemplo las respuestas de la encuesta CEP en asuntos no electorales ni de beneficios sociales (cuya respuesta es obvia, todos quieren más) mostraban un consistente corrimiento a la derecha. Y eso que todavía no aparecía el fenómeno Kast, que hubiese reforzado más mi idea. Otro indicio era el poco éxito que han tenido caudillos como Parisi o MEO, que en otros países hubiesen sido grito y plata.

Pero la primera vuelta me desmiente
La cosa es que me olvidé del asunto, hasta que llegaron los resultados de la primera vuelta, ahí me entró la duda: ¿como me había podido equivocar tanto en mi apreciación? Porque si planteábamos la elección como el nivel de adhesión a Piñera, la primera vuelta fue una clara derrota para la derecha, donde los rivales ganaban casi por cinco puntos. En ese momento me cuestioné si no me habría equivocado y pensé si el análisis histórico, la CEP y todo eso no habrían sido una alucinación mía, puro wishful thinking que tanto critico. También me sorprendió negativamente el 8% que sacó Kast, mi candidato, cuando yo esperaba alrededor de un 10%.

De donde son los que no votan
En Chile típicamente votaba menos del 50% de los habilitados para hacerlo ¿que piensa el 50+% que no vota? Todos los sectores se los asignaban como los suyos y esa era mi incognita, porque bien podría ser gente de izquierda deseosa de acelerar el proceso de garantías y derechos universales, o gente de derecha más orientada mantener el statu-quo heredado de los militares, a la meritocracia y el esfuerzo individual. Si al final esas eran las dos ideas fuerza que estaban en juego. La verdad es que la pobre votación obtenida por Piñera en primera vuelta me hizo dudar de mi idea sobre la tendencia derechizadora.

Lo que viene
Mi impresión es que el ciclo progresista se murió en esta elección, no porque haya sido electo Piñera, que es parte del progresismo, sino porque está apareciendo, incluso entre la juventud, una especie de derechismo mucho más militante que antes, esos votaron no por Piñera sino contra el progresismo. Gracias a Santa Bachelet la izquierda quedó destrozada y la derecha que estaba dormida, que no se molestaba en ir a votar porque despreciaba la política, se está empezando a sacudir y a moverse. Creo que hay varias razones para este cambio. Parece que le apunté después de todo y espero que la cosa vaya creciendo y se consolide en la misma dirección.

17 Comments:

Blogger EDO said...

Ahora todo depende como se maneje Piñera y su grupo de secuaces. El problema es que la gente en chile olvida y olvida rapido. Yo creo que Piñera va a tener al menos un año o año y medio de luna de miel con el electorado. El resto dependera de como se maneje el y los zurdos que quedaran sin pega.

PD: Magnifico trabajo de Macri en Argentina....puede que salga reelecto por cuatro años mas.

1 de enero de 2018, 21:49

 
Anonymous Wilson said...

Recuerdo que ofreci asilarme si Piñera ganaba en primera vuelta :-) No habia por donde, al margen que los F.A. hayan usado algunos fraudes, pero de todas maneras no habia por donde sacar el 50 %.
El 8% de Kast es enorme para la guerra cultural y mediatica en su contra y el poco tiempo de campaña.
Parte de la votacion de La Fea Sanchez paso a Piñera, alguna gente calcula un 25 por ciento, imagino que para ellos una cosa es jugar al Fraude Amplismo, y muy otra es apoyar la continuidad del gobierno. Gente que queria el paraiso en la tierra, ofrecido por los Jackson et al, pero fallido eso, al menos un gobierno de gente que sepa leer y escribir...
Hubo 50. 000 apoderados de mesa, eso no solo impidio el fraude que pudo haber, sino implico una movilizacion importante de votantes nuevos. (El viejo agit-prop, solo que contra la izquierda :-) )
Tambien pienso que el pais esta mas a la derecha, en sus opciones y aspiraciones, ( libertad y que se muera el control estatal) pero se cree a si mismo de izquierda (que el estado me de a mi, pobrecito desigual, y lo haga quitandole a los demas) Si.. un poquito esquizo...Pero hay que arar con los bueyes que tenemos como decia Don Lucho.

1 de enero de 2018, 22:32

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, me parece que en esto hay un enorme problema de información incompleta, nos formamos opinión en base a muestras de datos muy pequeñas y sesgadas, es un defecto muy común en los seres humanos, bueno, por un lado es un defecto y por otro una virtud, porque nos permite hacer estimaciones (válidads o no) sobre el futuro.

Por ejemplo no podemos hablar de "el país" como si fuese una persona con la información que tenemos, solo podemos suponer las tendencias. Las explicaciones que suenan más lógicas usan números y porcentajes pero son las que tienen menos sustento.

He leído esos análisis que atribuyen hasta un 20% de votos del frente amplio que supuestamente habrían sido para Piñera y me parece que la argumentación -aunque parece muy lógica- es bien absurda, lo que hacen es tomar los porcentajes que sacó el Frente Amplio en ciertas comunas y compararlos con los votos de Guiller en segunda vuelta, me parece que es una proyección muy mula aunque tenga el prestigio de los números. Los votos no se mueven de esa manera, creo que yo mismo caí en esa tentación hace unas entradas atrás, el caso es que existe una gran incertidumbre y lo único que se puede estimar más o menos bien es la componente de voto emocional, desinformado y voluble pero no a partir de porcentajes sino de supocisiones sobre la motivación psicológica de los grupos de votantes. Igual es una proyección chanta pero al menos no se esconde detrás de una supuesta lógica de traspaso numérico de los votos.

Sobre esa base yo supongo que hubo una abstención muy importante de gente que votó por el Frente Amplio en primera vuelta, mucho mayor de lo que se estima, y por lo mismo entraron también bastante más de los 500 mil votantes nuevos que se estiman haciendo simples sumas y restas.

Para esto me baso en la percepción (opinión personal o como se llame) que la probabilidad de que un votante por el Frente Amplio haya votado por Piñera en segunda vuelta es cercana a cero, se trata de votantes anti-piñeristas furiosos. Otra percepción es que se movilizó una cantidad de votos mucho mayor a la estimada por el efecto chilezuela, que en mi opinión tampoco se ha explicado muy bien que digamos.

1 de enero de 2018, 22:50

 
Anonymous Wilson said...

En unos meses apareceran estudios comparativos de sobre votacion mesa a mesa, en ambas vueltas, eso dira mas sobre el asunto

1 de enero de 2018, 23:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pero si ocurrió el fenómeno que yo supongo -una abstención y entrada de votantes nuevos que están subvaluadas., comparar votos mesa a mesa entre primera y segunda vuelta no explicarían nada. Un análisis así supone que no hubo abstenciones en primera vuelta y que los votantes nuevos fueron solo la diferencia de votos entre ambas vueltas.

Yo intuyo que la abstención de votntes del Frente Amplio creció mucho más de lo que se estima entre ambas vueltas (no es nada descabellado suponerlo), o sea, que no votaron los mismos de primera vuelta más la simple diferencia de votos. En ese caso una comparación de votos no estaría explicando nada. SOn los problemas del voto secreto (yo creo que debería ser público)

1 de enero de 2018, 23:28

 
Blogger Marcelo Poblete said...

Saludos Atrasados por el Fin de Año, espero que que este año sea mejor que el cochino año que se fue para todos los miembros oficiales y simpatizantes del templo del ocio.

Ahora al tema de fondo, lo que dijo JAK de que una parte del voto frenteamplista era ideológico y otro era de protesta/algo nuevo lo explica bien simple. Y en mi barza opinión ellos (el FA, analistas, etc,) le dan una mayor proporción al votante ideológico cuando son menos y que si votaron por Guillier, en cambio los voto protesta no fueron a votar o votaron por Piñera.

Y en que lo sustento, en algo tan ridículo como que unos amigos fueron votantes del FA, y en un cumpleaños hablando de las votaciones; los del segundo tipo se mandaron declaraciones algo asi " Ay si para cambiar/que no salga Piñera era la Bea, pero la loca ya no paso a segunda así que Piñera no mas es lo mejor para la economia", en cambio los otros que eran del voto mas ideológico fueron a votar por Guillier uno por el CAE y otro por el matrimonio con adopcion coliflower.

Entonces igual concuerdo con que hubo abstención en el FA pero de la gente que voto por algo nuevo, voto protesta, y solo una pequeña porción de ese grupo que voto lo hizo por Piñera, en cambio el voto ideológico si fue todo a votar.

2 de enero de 2018, 00:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Marcelo ¡feliz 2018!,

Mi intuición es que el "voto ideológico" es mínimo en Chile y está muy inflado mpor los partidos y los medios, creo que explican un muy pequeño porcentaje del voto total y no es decisorio en ningún caso, entre esos ideológicos nos incluímos nosotros los engrupidos de derecha tanto como los de izquierda.

El grueso de los votantes es muy voluble y puede votar igual por candidatos de derecha o izquierda, porque se guían por la simpatía o antipatía que les genera la persona o por el efecto "hincha de fútbol" que no tiene nada que ver con la ideología "yo soy de izquierda porque toda mi familia es de izquierda", "soy de derecha porque no soporto a los comunachos" y cosas por el estilo.

Tu suposición en base a dos casos que conoces no es ridícula, estás tomando una muestra muy chica y proyectas sus argumentos como representativos de un gran número, yo hago lo mismo pero me baso más en la idea de simpatías y antipatías personales así como en miedos profundos, que creo son históricos en Chile y explican bien nuestra historia.

La base para especular tuya y la mía son más o menos igual de arbitrarias, pero creo que al menos tienen mejor información que las proyecciones basadas en los porcentajes y en el posible corrimiento de los votos en uno u otro sentido. Yo mismo escribí acá hace un tiempo una especulación basada en desplazamiento de los votos y mientras más lo pienso menos confiable la encuentro.

2 de enero de 2018, 00:31

 
Anonymous Lagarto said...

Un tipo que gana 260 lucas mensuales (que le deben alcanzar para todo), y un viaje ida y vuelta al centro de votacion, le sale $1400 pesos.


Tendra algun interes de votar por algun politico???

Ahi está el otro 50%

2 de enero de 2018, 02:03

 
Blogger Adelino D. said...

Sería interesante que alguien hiciera un estudio de hasta qué punto el que ha llamado Tomás "efecto Chilezuela" ha influido en la victoria de Piñera. De la misma manera, sería interesante ver cómo ha influido (o influirá) la mención de Venezuela en las diversas campañas políticas que se desarrollarán en el mundo hispano en próximas fechas. Ya le he leído a mucha gente que uno de los motivos de que Macri ganara en Argentina fue el pavor de mucha gente a que Cristina transitara ese camino en aquel país, y aquí en España uno de los motivos de que Podemos no alcanzara el poder es la acusación que se les hizo (y que no pudieron desementir de forma convincente) de estar financiados con dinero bolivariano.

2 de enero de 2018, 09:19

 
Blogger Jose Cornejo said...

Feliz 2018 para todos los contertulios de este templo del ocio.

Sobre el tema que nos convoca, buscar alguna "explicacion", "teoria" o "causa" por la cual ocurrió lo que tenia que ocurrir, es seguir dandose vueltas en circulos. de que hubo factores que si incidieron en la eleccion, los hubo. Ninguno puede atribuirse la autoria del porqué ganó Piñera y no otro, se podría decir que fue "la suma de todos los miedos".

2 de enero de 2018, 10:41

 
Blogger mmarq33 said...

Tomás, yo mantengo que el votante de la BEA no es ideológico. Hay un porcentaje no menor que votó por ella así como antes votaron por MEO, por Parisi o podrían votar por cualquiera que huela a novedad. A cambio, aunque el cambio sea para peor pero no se dan cuenta. Esos no confiaron nunca en Guillier y aceptanban sin ningún complejo que Piñera era lo mejor para el país. Esos fueron los que dieron vuelta la elección. Yo conozco a varios, casos parecidos a los que comenta Marcelo.

2 de enero de 2018, 11:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Adelino, lo de chilezuela es un denómeno que todavía nadie ha explicado, al menos de lo que yo he leído no he visto ningúna idea buena sobre eso y creo que ha sido un determinante importante no solo en Chile sino en muchas de las elecciones en el mundo de habla española.

José, claro que nadie puede atribuirse "la explicación" exacta del resultado de las elecciones, pero eso no quiere decir que podamos olvidarnos del asunto y dejarlo sin interpretar. El desastre de BAchelet ocurrió porque la gente que llegó al poder y ella misma leyeron mal el significado de su elección, cual era el mandato real que había recibido y como se comportaría el electorado en adelante, a Piñera le puede pasar exactamente lo mismo. A Bachelet la engrupieron con que era una gran líder, que había recibido un respaldo enorme y que podía hacer las cosas como se le antojara y ese respaldo iba a seguir igual. A Piñera muchos le están contando el mismo cuento, por eso es indispensable hacer una lectura política correcta de lo que pasó en la elección.

Mmarq, coincido en que el voto de BEA no es ideológico, más todavía, creo que tal vez el 80% o más del voto no es ideológico y puede cambiar de elecció a elección. Me parece completamente inverosimil sin embargo que cambie radicalmente entre primera y segunda vuelta. Creo que al primera vuelta fue a favor o en contra de Piñera, la segunda vuelta fue a favor o en contra del progresismo, y pienso que el resultado se debió a una participación de votantes nuevos mayor de la que se estima y mucho mayor que la simple diferencia entre primera y segunda vuelta

2 de enero de 2018, 11:51

 
Anonymous Anónimo said...

...si, el efecto Venezuela ayudó con Macri en la elección. Aunque dos años después, en las legislativas, sacó un poco más y ya no podía usar eso.
A los electores les gusta sacar a los gobiernos cada tanto, eso es una cosa básica. A los políticos no les gusta, a los de ninguna clase, pero los "socialistas del siglo XXI", chavistas, evomoralistas, kirchneristas, etc... les parecía que eso era de la "democracia burguesa" y que alcanzada la "Revolución" o la ruta hacia ella, sería un "retroceso" que el pueblo vote por la centro-derecha.
Y por supuesto, le aplicaron el remedio. Lo más dramático es Venezuela misma, donde no soportaron cuando empezaron a perder elecciones y montaron Constituyentes truchas, encarcelaron opositores, manosearon las siguientes consultas y por cierto liquidaron a 130 tipos en la calle hasta que se aplacaron las protestas.
130 muertos en manifestaciones ! Acá la izquierda casi quema la casa de Gobierno porque se ahogó en un río un tipo que cortaba una ruta, y en Venezuela el compañero Maduro mata más de cien en la calle y está todo bien. Uls

2 de enero de 2018, 11:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ya me convencieron, aunque sea un borrador tendré que escribir algo sobre chilezuela, a ver como me sale...

2 de enero de 2018, 12:11

 
Anonymous Wilson said...

Bien por ese articulo venidero. La influencia cubana en ambas partes es un factor a considerar, creo yo.

2 de enero de 2018, 12:28

 
Blogger Jose Cornejo said...

Lo esperaremos... con un wild turkey!

2 de enero de 2018, 12:46

 
Anonymous Anónimo said...

El efecto Chilezuela al parecer es bien potente. Mal que mal acá en Chile en los 70 vivimos algo parecido... El trauma está en el inconsciente.

2 de enero de 2018, 16:34

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas