Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Domingos de química: mi FAQ de las drogas

domingo, 18 de febrero de 2018


Muchos años atrás, un viejo amigo y famoso cocinero (químico empírico) de los viejos tiempos me contó la receta de como se fabrica la cocaína. Yo la anoté con mucho cuidado por si las moscas pero no estaba seguro si era verdad o cuento. Pasados varios años le pregunté a un viejo profesor de química de la universidad, hombre sabio que ya debe estar muerto, la leyó asombrado y me confirmó que el procedimiento era el correcto pero que en laboratorio era mucho más sencillo de extraer. Lo que asombraba al doctor era el ingenio para lograr los mismos resultados sin usar los precursores que son bien conocidos.

En fin, como este Templo del Ocio tiene fines educativos, vamos a hacer un Domingo de Química y les transcribiré la receta, por si alguien tiene unos 300 kilos de hojas de coca y no sabe que diablos hacer con ellas. Nunca se sabe si alguien la puede necesitar. Aquí va:

Supongamos que tengo un saco de hojas de coca, que previamente las he dejado secar (tienen que eliminar toda el agua que se pueda). Entonces hago una piscina australiana en el piso (una zanja cubierta con polietileno) pongo allí las hojas les agrego un saco de cal y medio saco de sal común, lo mezclo bien todo y lo piso, como si estuviera pisando uvas para hacer vino. Este pisado tritura y saca el jugo que queda de las hojas.

De esa mezcla ahora tengo que separar toda la basura vegetal de la materia que contiene el preciado elemento, hay muchas formas de hacerlo y la más común es con un proceso parecido a la lixiviación del cobre, se agregan distintos líquidos que "atrapan" las distintas substancias. gasolina o kerosene son buenos disolventes, se mezclan en un tambor grande o en una tina con las hojas pisadas, se cuela, se filtra y todos los sólidos se tiran -ahora creo que se dejan para hacer la pasta base- luego hay que eliminar la gasolina y para eso se agrega "aguita afirulada" es decir una solución muy floja de ácido sulfúrico con agua.

¿Se han fijado en los peruanos en Arica que compran baterías que no sirven? Bueno, los restos del agua de batería sirven de maravilla para eso. Luego de agregar se agita la mezcla lo más que se pueda y al dejar reposar se decantará la buena para el fondo y la gasolina quedará solitaria flotando arriba. La vil gasolina se bota pero la mezcla de agua y sales junto con la cosa buena  se separa con mucho cuidado.

Para limpiar esta cochinada se mezcla con permanganato de potasio, que cristalina la gasolina y demás impurezas dejando aparte el líquido divino, que es el que se filtra nuevamente. A lo filtrado se agrega soda caustica hasta que por fin empieza a aparecer un precipitado de color blanco, cocaína bastante pura. Se le añade acetona para limpiar la última mugre, se deja secar y listo: el preciado elemento en forma de pequeños cristales estará listo para su entrega. 

El extraño caso de los pañales desechables
Claro que secar es un problema, porque los laboratorios están escondidos en trópico o ceja de  selva, en un ambiente muy húmedo y el secado debe ser rápido. Con el tiempo se fueron experimentando distintos métodos, desde secar en hornos eléctricos, microondas y otros más. Finalmente a algún ingenio empírico se le ocurrió la idea genial ¡pañales desechables! Se envuelven en pañal desechable, donde las bolas del precioso elemento quedan listas para su empaque y entrega.

Clorhidrato de cocaína, benzoilmetilecgonina, C17H21NO4, alita de mosca, de la nague, rocas, mercancía o como quieran llamarla, allí está y si no creen en mi receta revisen esta divertida noticia Bolivia es un gran comprador de pañales del Perú, no solo del Perú sino también de Chile. Y no es precisamente porque los bebes bolivianos sufran de diarrea crónica.

Si yo trabajara en la DEA (y no lo haría por objeción de conciencia, yo estoy fuertemente a favor de la legalizacion de la venta y consumo de todas las drogas) bueno, si yo trabajara allí, no me molestaría en estar contando las hectáreas de cultivo, basta con mirar las cifras de comercio exterior boliviano la cantidad de pañaes desechables que importan, ese es el mejor predictor del volumen de "marmaja" que efectivamente ese país está exportando, no cuesta nada sacar la cuenta. 

Otras historietas personales relacionadas
La cocaína no es adictiva en absoluto, eso lo puedo asegurar con base pues he tenido muchos amigos viciosos, lo que si puede producir es un fuerte hábito, similar al de los que tiene que comer pan al almuerzo o fumar cuando están en el baño, el hábito más común y más fuerte es el de consumir coacaína junto con el alcohol y los alcohólicos son muy propensos a enviciarse con cocaína. Muchos de mi grupo de amigos consumieron cocaína y un pequeño porcentaje se quedó pegado.

La cocaína tampoco produce problemas de salud excepto en la presión arterial y corazón, pero eso para los que consumen muchísimo. Hay personas muy saludables que consumen cocaína regularmente durante décadas sin ningún problema de salud. Ah, el consumo excesivo también causa dos efectos psicológicos muy extraños: la gente se pone paranoica y antisocial. Como todo en la vida, es la dosis lo que hace al veneno.

En los años 80 se inventó la pasta base que, me parece que se hace con el residuo de alguna de las etapas de separación del clorhidrato, no estoy seguro porque no lo conozco en detalle. Arica fue un laboratorio para eso, en el sentido que fue una de las primeras ciudades del mundo donde la pasta estuvo de moda.

La pasta base si produce una adicción bastante fuerte en los que tienen la propensión para ello -no a todos- y es una adicción física muy curiosa al olor del humo -que se parece al olor de plástico quemado- eso vuelve loco a un verdadero adicto. La pasta base si puede ser dañina en la salud de un adicto porque quita el apetito completamente (casi todos los apetitos en verdad, incluido el sexual) y el adicto pierde peso de manera espectacular, igual que la cocaína, el efecto secundario psicológico para los adictos es la paranoia y aislamiento social. No produce síndrome de abstinencia como otros opiaceos (morfina, heroina, etc.)

El crack, tengo entendido que agrega a la pasta base o a la cocaína, no lo tengo claro, seudo-enfedrina y meta-anfetaminas. La primera creo que descongestiona los vasos sanguíneos
y las segundas potencial la sensación de euforia. O sea es como cocaína con turbo.

Las drogas no tienen igual efecto en todas las personas, de manera parecida al alcohol, es un porcentaje normalmente pequeño el que se queda enganchado. Es común que un adicto a la pasta base se cura cuando se queda sin plata, porque es un vicio mucho más caro que la cocaína, aún siendo más barata, se necesita mucha más cantidad para quedar bien.

El mundo de las drogas está repleto de desinformación, fanatismo moral, ideológico, ridiculez y falsos argumentos. Me da risa escuchar a tontos que nunca en su vida han fumado siquiera un joint de marihuana hablando con mucha seguridad sobre cosas de las que no tienen la más remota idea, mientras más ignorantes son más pedantes, citando artículos, estudios y estupideces por el estilo. Harían mucho mejor si se pegaran un atracón con cada una de las drogas que critican antes de opinar. Para mi son unos payasos, pero en fin, habrá que soportarlos, se parecen a esos curitas que dan consejos sobre la vida matrimonial.

Como he dicho muchas veces acá mismo, yo estoy a favor que la venta y consumo de toda clase de drogas sea absolutamente legal. El alcohol es mucho más peligroso que la cocaína por ejemplo y mucho, mucho más dañino para la salud en general. Claro que tuve y tengo amigos que son adictos y siento cierta lástima por ellos, pero es lo mismo que siento por los que pesan más de cien kilos o los que pasan borrachos, es una pena que abusen y que estén enganchados, pero eso no es ningún delito ni nada reprobable, cada quien hace con su vida lo que quiere, mientras se atenga a las consecuencias.

Estoy seguro que en Chile, lo mismo que en el resto del mundo civilizado, la venta y consumo de marihuana van a ser perfectamente legales en muy corto plazo, la histeria contra la marihuana es tan ridícula e ignorante como si a alguien se le ocurriera prohibir la cerveza. Y en cuanto se legalice yo feliz me comeré mis pasteles aliñados con THC, porque detesto fumar aspirando el humo.

La droga no debiese estar prohibida, aunque no le recomendaría a nadie que la use si tiene una personalidad adictiva. La adicción tiene -pienso yo- un fuerte componente psicológico, el que tiene personalidad adictiva  la expresará de una u otra manera, con alcohol, con drogas o incluso con cosas más espantosas: por ejemplo hay personas adictas al trabajo. Eso si que es un vicio de lo más bajo y abyecto.

Para cerrar el tema, algo sobre los que se quedan enganchados y se hacen adictos. Los verdaderos adictos, que son un muy pequeño porcentaje de los que consumen, entran en un fenómeno de re alimentación, para ellos es cierto que el alcohol los puede llevar a la marihuana, esta a la cocaína, a la pasta base, al crack, la heroína y quien sabe que más, pero eso no es por las substancias, sino por características que tienen en su cabeza. Están fritos porque nacieron así, con una personalidad o una genética adictiva.

P.D. esta entrada acabo de editarla gracias a un buen consejo que me dieron, en lo básico el contenido lo dejé intacto

5 Comments:

Anonymous Wilson said...

Hablando de opiniones: ¿es legal en chilito publicar la receta de una substancia prohibida? Con el despelote entre PDI, ficalias y pacos, no faltan los odiosos que fabrican cortinas de humo...
Un detalle el crack se fuma, y se llama asi porque suena al quemarse, y eso lo hace mucho mas intenso y rapido.
Hay personalidades adictivas mas en general, pero tambien las hay a determinadas substancias, en una verdadera loteria, el que se engancha se engancha. Yo por ej. soy adicto a la nicotina,(u otro componente del tabaco) cada vez que la he probado llego a la cajetilla en un par de dias y solo luego de 5 a 7 años he podido dejarla; solo la abstinencia total me funciona, ya unos 30 años. En cambio mis otras drogas legales , alcohol, cafeina, las puedo olvidar sin problemas, o usar en dosis chicas. La yerba tampoco me engancho, claro que la probe en la epoca universitaria hace mas de 30 años y esa tenia una menor concentracion que la actual. Conclusion, para mi: no probar ninguna otra droga en ninguna circunstancia.

17 de febrero de 2018, 23:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno, supongo que como el derecho es un conjunto de prohibiciones, y que además el principio que todo lo que no está expresamente prohibido por ley es lícito, en la Ley 20.000 no he visto ninguna prohibición a publicar una receta o procedimiento químico para fabricar drogas. Si existe alguna prohibición que no conozco tendré que ir a declarar a ver como me va, supongo que sería divertido para alguien como yo, con cierta vocación de activista.

Lo que tu dices sobre "la lotería" existe en todo orden de cosas: puedes tener predisposicion a ser adicto al pan y los asucares (mi caso), al alcohol (no es mi caso, excepto tal vez a la cerveza), al cigarrillo (no es mi caso) o a cualquier otra sustancia que exista, eso no da derecho al estado a declararla como sustancia ilícita, de ninguna manera.

Prohibir sustancias es un absurdo porque solo produce mercado negro y un atractivo extra para probar. Yo no tendría problemas en probar rogas como el "éxtasis" por ejemplo u otros psicoactivos, si no lo he hecho es porque ya estoy viejo para meterme en problemas con la policía, los jueces y todo eso, pero cuando sean legales creo que no tendría mayor problema en probarlas

17 de febrero de 2018, 23:52

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

"asucares" jaja AZUCARRRR!

17 de febrero de 2018, 23:53

 
Anonymous Wilson said...

Si, sin duda es solo de patudo que el estado se atribuye el derecho a prohibir la compraventa o mas patudo aun, el consumo de algo. Y ni hablar de los problemas sociales que provoca esa prohibicion, es el alimento de la delincuencia y de la corrupcion de policias, jueces y politicos; En Stgo, tienen secuestradas poblaciones enteras.
Pero, claro, sin permiso gringo nadie se atreve aun a despenalizarlas; cuando los gringos lo hagan sera una catarata la despenalizacion en el resto del mundo bajo su influencia.
Si te ponen a la sombra te mandare libros pirateados :-)

18 de febrero de 2018, 00:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, hay un antecedente claro con la prohibición del alcohol, son las drogas está pasando exactamente lo mismo, la "guerra contra las drogas" tiene un costo enorme, no solo financiero sino que en corrupción y pérdida de libertades básicas. Lo bueno que en USA ya se está liberando la venta y consumo de la marihuana en buena parte del país, por algo se empieza!

Si me voy en canasta el Templo del Ocio cerraría sus puertas, buena idea de los libros pirateados, creo que también me podría dedicar al fisiculturismo jaja, no faltará en que entretenerse!

18 de febrero de 2018, 00:28

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas