Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

El puzzle haitiano y una mezcla perfecta

lunes, 19 de febrero de 2018

EL PUZZLE HAITIANO
La entrada masiva de haitianos a Chile desde hace dos años es un puzzle difícil de cuadrar. Parece evidente que no se trata de algo espontáneo como fue la inmigración peruana que tuvimos a partir de los noventa. Peruanos y haitianos han sido las dos mayores olas de migrantes que hemos recibido aunque tienen características totalmente distintas.

Se estima que el 2016 habían alrededor de 180.000 inmigrantes peruanos con residencia temporal o definitiva, los ilegales podrían ser unos 80.000 más, aunque no se tienen datos de eso por la dificultad de contarlos. Esta inmigración comenzó hace más de 20 años y ha sido un flujo hormiga a través de la frontera norte. La mayoría de los peruanos que han llegado son de origen aimara, muy emprendedores y no han significado una carga pesada para el estado porque están acostumbrados en su país de origen a arreglárselas solos, sin subsidios.

Los peruanos se integraron bien en nuestra sociedad y en cierto modo crearon un sentimiento favorable hacia la inmigración. Aunque llegó toda clase de gente, a los malos resultaba fácil ponerlos en la frontera. Antes de la llegada masiva de haitianos, los controles de policía internacional en la frontera eran estrictos y muy pocos "turistas falsos" lograban entrar, pero en algún momento se fue ablandando la mano y -hasta hace unos tres años más o menos- la frontera se puso inusualmente relajada para los ingresos.

Hay que entender que en Chile, como en casi todos los demás países o mancomunidades del mundo, cuando un extranjero pretende entrar al país, el funcionario de Policía Internacional en la frontera, tiene la facultad discrecional de negar el ingreso, especialmente si llega en calidad de turista, de esa manera se contiene la entrada de inmigrantes ilegales. Canadá por ejemplo, una de las sociedades "progresistas" del mundo, somete a un meticuloso interrogatorio y exige visado en el país de origen para ingresar como turista. Chile, que nunca había tenido problemas de inmigración ilegal masiva, exige visa a muy pocos países, pero históricamente ha filtrado caso a caso en el ingreso.

Pero el caso de los haitianos es muy especial. Ellos vienen de un país lejano y el costo del vuelo es alto, a diferencia de los peruanos, un haitiano para venir a Chile a establecerse ilegalmente necesita a lo menos unos tres mil dólares y están llegando diariamente dos aviones con más de 200 supuestos "turistas" y "trabajadores" desde Haiti. En estos dos años están superando en cantidad a la inmigración peruana en el curso de casi veinte años.

La vida en Haití
Un dato no menor es que la tasa de analfabetismo en Haití se acerca al 80%, siendo el país más pobre del Hemisferio Occidental, su PIB per cápita es menor a US$ 1.500 al año, la gran mayoría de los haitianos solo hablan creole, un dialecto del francés y se cuenta entre las sociedades con más violencia del hemisferio. En el índice de respeto de los ciudadanos a la ley, del World Justice Project, Haiti ni siquiera aparece considerado.

Lo raro de la inmigración haitiana es su nivel de organización, existen empresas y organizaciones detrás de esto. La línea aérea LAW, creada por José Manuel Rebolledo Sepúlveda, un abogado y ex alto ejecutivo de Sky, ha hecho el negocio de su vida trayendo dos aviones diarios repletos de haitianos, estos vuelos se devuelven vacíos, he leído que por cada vuelo le quedan alrededor de 40 mil dólares de utilidad, saquen la cuenta con 2 vuelos diarios durante casi 2 años. Nada mal para una empresa que partió con una inversión minúscula, arrendando un solo avión y hoy ya tiene cinco.

No hay duda que Rebolledo recibió el datazo que la política de inmigración en ventanilla se iba a relajar para los haitianos, por eso -con bastante tiempo- concentró en el momento exacto sus esfuerzos e inversiones para ese mercado. Hay indicios de tráfico humano por la masividad y nivel de organización de ONGs y particulares que existen detrás: el Servicio Jesuíta a Migrantes ha estado ganando licitaciones por cientos de millones de pesos para dar "capacitación laboral" a los haitianos y existe una red de mafiosos que venden desde falsos contratos de trabajo hasta el arriendo de barracas donde los ilegales se alojan.

Es un sistema que genera mucha plata. Basta ver como los cientos de inmigrantes que llegan en cada vuelo nocturno son proveídos de carpetas con instrucciones y son recogidos por buses en el aeropuerto, no vienen a buscar suerte sino que son traídos por una organización bien montada. La pregunta del millón es ¿quien tiene interés en traerlos? y ¿por qué haitianos? La respuesta a eso muy pocos la conocen, yo francamente no tengo idea y solo puedo hacer conjeturas. ¿Como puede haber ocurrido esto sin que nadie mueva un dedo? Durante Bachelet han ocurrido muchas cosas inexplicables, esta es una de esas.

No es difícil suponer que no viene a Chile gente de situación acomodada, sino todo lo contrario, los indigentes que están llegando no se van a integrar a nuestra sociedad como los peruanos porque tienen poco valor como mano de obra, en un primer momento serán mano de obra barata, pero como vienen de una cultura tribal, con baja capacidad empresarial y acostumbrados por generaciones a vivir de la caridad internacional es seguro que se sumarán al desempleo sistémico que se nos viene encima.

En Estados Unidos hay experienia de eso, es lo que ha pasado con los Mara Salvatrucha y otras pandillas centroamericanas, o con barrios Little Haiti,  que dominan territorios en varias ciudades americanas. En Miami hay grandes barrios haitianos donde no se hablaba inglés, porque no les interesaba aprender el idioma y los inmigrantes replicaban su modo de vida tribal, con vudú y todas esas cosas tal como si estuviesen en Haití. Es lo que va a pasar en Chile, no hay ninguna razón por la que debiese ser distinto.

La madre del cordero
Muy pocos deben saber quien es la mano maestra detrás del tráfico humano, la aerolínea, el Servicio Jesuíta al Migrante, así como mafias  que están haciendo plata con el asunto parecen ser entes oportunistas que están aprovechando el boom, pero no está nada claro el "para qué" de tan masiva operación. Pero si hay un hecho claro: hubo un violento cambio de política en las fronteras respecto de la potestad de la policía internacional para denegar el ingreso a falsos turistas. Este cambio es groseramente notorio, no puede ser casualidad ni menos una política institucional de la PDI, la orden de esto tuvo que venir de muy alto en el gobierno, no existe otra posibilidad, un cambio así no se genera solo.

Y este cambio de política del gobierno aparece perfectamente coordinado en el tiempo con la operación de la aerolínea, con el actuar del Servicio Jesuíta al Migrante enfocado en los haitianos, con la cobertura favorable de la prensa adicta al gobierno, con la aparición de hospederías, pastores evangélicos y mafias para confección de contratos simulados. Es todo orquestado para obtener un resultado: el ingreso de más de doscientos mil haitianos a Chile en solo dos años.

LA MEZCLA PERFECTA

Si yo fuese terrorista, o amigo de los terroristas como don Rodolfo Noriega, que estuvo ayer marchando a la cabeza de la protesta callejera, partiría por traer soldados, porque la experiencia ha mostrado que los chilenos no servimos para guerrilleros ni para el terroristas, en Chile siempre han sido desarticulados con facilidad.

Un brazo armado con lumpen haitiano y colombiano no sería mala idea. Primero traerlos, luego agruparlos en algo como la Coordinadora Nacional de Inmigrantes de Chile, para organizar actividades políticas callejeras como marchas y protestas. Así es como nacen los movimientos terroristas y la guerrillas urbanas en todo el mundo, la violencia callejera es siempre la primera etapa.

Se están mezclando todos los ingredientes: cabecillas experimentados en terrorismo, curas obreros, bolsones de miseria con gente que no tiene nada que perder, potenciales combatientes sin respeto por la ley y ni compromiso con los valores nacionales, son elementos ideales para la agitación callejera. No sería extraño que en un futuro brote un segundo frente de terrorismo en Chile, esta vez usando la guerrilla urbana. Tal vez esa sea la solución del puzzle.

Y todo esto ocurre frente a las narices de nuestra Agencia Nacional de Inteligencia cuyos "analistas" bromean, toman café, leen el diario y -en sus ratos libres- pasan información a los terroristas mapuches. A vista y paciencia de todos nosotros. Si hay una tarea urgente del gobierno que viene es una purga a fondo a nuestro sistema de inteligencia, tal vez valga la pena disolverlo y hacer otro a partir de cero, porque el actual está corrupto por dentro desde hace varios años.

Ministerio Público, Agencia Nacional de Inteligencia y alto mando de Carabineros, son tres instituciones que ya no dan para más, es urgente una intervención y esto no es un asunto de partidos políticos, debe crearse un consenso transversal en esto, es una necesidad de todo el país, que no se va a arreglar con cambios menores o cosméticos. Ojala Piñera empiece desde ya a conversar, sobre todo con la oposición sobre este asunto, para crear un consenso que permita hacer cambios profundos, si bien algunos están metidos en el asunto supongo que son los menos. Se trata de un problema nacional y transversal a los partidos.

P.D. Haití, además de ser muy pobre, es uno de los lugares más desiguales del mundo. He tenido dos amigos haitianos que no tienen absolutamente nada que ver con el perfil que he descrito, cultos, simpáticos y honestos, mientras vivieron en Chile fueron un tremendo aporte, algo parecido a lo que pasa con los inmigrantes colombianos, que por las manzanas podridas terminan pagando todos.

28 Comments:

Anonymous Anónimo said...

El viernes por la noche mi nana tuvo un problema serio de salud. Hizo todo el recorrido por el sistema público, aun desconozco todos los detalles, donde se le negó la atención una y otra vez. Ya es evidente que alguien dio la orden de atender primero a los negros. Cuántos chilenos estarán muriendo porque no se les atiende? La familia de mi nana afortunadamente me contactó y la llevé a una clínica. Lo que cueste no importa, el tema es que qué hacen los chilenos que no tienen suerte de conseguir atención. Las huellas de la gordi están por todos lados. Otro terremoto con tsunami que nos deja. Si Piñera, como primera medida, les exige visa a los negros quedará como el malo de la película. Pero esto está produciendo un fuerte malestar entre la gente de clase menos acomodada. Puede ser que el tiro les salga por la culata.

18 de febrero de 2018, 22:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Da lo mismo si son negros, azule o amarillos, eso solo distorsiona y distrae del verdadero problema. La cosa es que los haitianos que están llegando son indigentes y con capacidades mínimas para insertarse en la economía

18 de febrero de 2018, 22:07

 
Anonymous Wilson said...

El año pasado entraron cien mil haitianos, a ese ritmo seran la primera minoria superando a los mapus en pocos años, con la diferencia que no tendran arraigo , tendran una lengua y cultura propia no inventada por antropologos. Seran un grave problema si logran conectarse entre si y comprar las tipicas reivindicaciones de las minorias victimistas. POr supuesto curas y las organizaciones de izquierda estan encantadas de encontrar un nuevo colectivo a quienes vender sus leseras.
Creo como tu que se produjo un cambio desde lo mas alto del estado, hasta hace un par de años esos migrantes estaban bien vestidos, se ponian terno para la misa dominical, etc, y no tenian nada que ver con el flaite chileno, el ultimo tiempo eso esta cambiando y ya hay episodios de violencia haitiana y contra nacionales.
En centro america, y Mexico, han terminado repudiados, se cerraron las fronteras para ellos y han comenzado a extraditarlos.
Me tinca que Piñera no tendra mas respuesta que cerrar un poco la puerta a los nuevos, con episodios de mucho boche, baja eficacia y alto costo politico.

18 de febrero de 2018, 22:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La solución para la inmigración nueva es sencillícima: basta una resolución administrativa del gobierno que exija visa en el país de origen para turistas o inmigrantes haitianos, eso termina el problema de un día para otro. Pienso que Piñera lo va a hacer, sería el rey de los idiotas si no lo hace porque además será una medida muy popular.

El problema es que hacer con los ilegales que hay ahora en Chile, una deportación masiva probablemente sería la solución pero es cara y políticamente PODRÍA CREAR TURBULENCIAS

18 de febrero de 2018, 23:01

 
Blogger pavezwellmann said...

Tomás, una forma de aproximarse a la cultura haitiana está en el libro "el reino de este mundo" del escritor cubano Alejo Carpentier (1949). La izquierda que gobernó chile tiene que haber estudiado las relaciones de poder y dominación vigentes en Haití desde los tiempos de Toussaint L'ouverture.

18 de febrero de 2018, 23:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Alejandro, leí ese libro hace años, así como la obra de teatro El Emperador Jones de Eugene ONeill, la revolución de Toussaint L'ouverture es uno de los peores capítulos en la historia universal de la infamia, la independencia de Haití fue hija bastarda de la Revolución Francesa, todavía más salvaje y más canalla, la primera independencia en América partió con el pié izquierdo

18 de febrero de 2018, 23:08

 
Blogger Antonio Lepe said...

En este video pueden ver a la blanca paloma de Rodolfo Noriega, claramente un fanático se extrema izquierda, exigiendo una amnistía para los ilegales que no tienen la culpa de las pésimas políticas migratorias del estado chileno.

https://youtu.be/IW75wYshFkM

A estos extremos ha llegado la falta de cumplimiento de la ley en Chile. Otro joya más del legado de Bachelet.

19 de febrero de 2018, 00:56

 
Blogger Yanko De la Barra Rojas said...

Los Marasalvatruchas son de origen salvadoreño, guatemalteco y hondureño, no son pandillas haitianas. Ellos estructuran vínculos familiares y sociales de características isleñas.

19 de febrero de 2018, 04:12

 
Blogger hugo solo said...

Bastarda de la revolucion francesa pero habria que partir que en Haiti en esos años habian entre 300.000 a 500.00 esclavos y su historia es un cacao entre españoles franceses ingleses piratas guerras no podia terminar en nada bueno.

19 de febrero de 2018, 04:34

 
Anonymous Anónimo said...

Debo agregar , quitarle las lucas a esa mafia de los Jesuitas y poner como condicion que las famosas empresas que firman las cartas de contratacion, hayan declarado 6 años de iva , con montos 500 millones al año, mas el requisito de la visa.

Marcelo

19 de febrero de 2018, 09:24

 
Blogger Jose Cornejo said...

Este asunto olía mal desde hace rato y era demasiado notorio que el plan al final es tan simple como lo descrito por el Plan Kalergi (quizas suene conspiranoico, pero "todo esta calzando")

Esta claro que los principales beneficiarios de todo esto es el zurderío carroñero y sus empresarios afines (buena parte de ellos son sociolistos capitalistas) unos tendrán votos y otros mano de obra barata. Los demás como los Jesuitas y LAW, son solo medios para un fin.

19 de febrero de 2018, 09:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Marcelo, el fisco no debería gastar plata de impuestos en ayudar a inmigrantes ilegales ni a que se forren sus intermediarios, en este caso el Servicio Jesuíta al Migrante, deberían eliminar todos esos programas. Y los contratos, claro, debería acreditarse que la empresa existe y está en condiciones de contratar, además que el trabajo del inmigrante no lo puede hacer un chileno, eso dice la ley de extranjería.

La exigencia de visa otorgada en el país de origen arreglaría el problema de una, el problema futuro porque nos queda que hacer con los ilegales que están acá

19 de febrero de 2018, 10:02

 
Anonymous Anónimo said...

Si bracitos cortos se pusiera los pantalones, acometería a los ilegales "con papeles falsos" con residencia temporal o definitiva, acusarlos de falsificación y uso instrumentos públicos y tendría la excusa legal, para correrlos.

Marcelo

19 de febrero de 2018, 11:40

 
Blogger hugo solo said...

Pertenecer a la OCDE no es gratis.

19 de febrero de 2018, 11:56

 
Blogger Asdrubal Perez said...

Dificilmente el gobierno de piñera hara algo.
Su entorno esta lleno de gente influenciada por los jesuitas, comenzando por el ministro blumel.
Larroulet, desde el segundo piso, buscara a toda costa no incomodar a la izquierda. Congraciarce con ella. Su objetivo es obtener los adecuados apoyos legislativos.
Que ceguera!!
Que estupidez!!

19 de febrero de 2018, 12:58

 
Anonymous Anónimo said...

Estamos sonados entonces...

Marcelo

19 de febrero de 2018, 13:23

 
Blogger Rodrigo L. said...

Jose Cornejo said... hace varios años que Oscar Andrade (Cantante Chileno) que muchos tildan de medio loco, en su facebook venia anunciando toda esta ola de inmigracion...basado en el Plan Kalergi..como siempre fue desvirtuado porque el tipo ademas es antisionista (motivos por los cuales esta "autoexiliado" en Alemania) ya que en Chile los medios estan manejados por los sionistas, en Chile nadie le daba pega...viendolo en perspectiva le dio medio a medio. Slds.

19 de febrero de 2018, 13:37

 
Blogger Jose Cornejo said...

Es que es imposible de explicar toda esta explosiva migracion... Haiti no es un estado fallido ni mucho menos una zona de guerra, pero se les está dando acogida como si asi lo fuera...

19 de febrero de 2018, 14:37

 
Blogger Frx said...

Pues lo que teoriza no es tan descabellado y perfectamente podrían ir por ahí los tiros. Total los lobbies políticos no tienen escrúpulos para negociar con la miseria ajena.

19 de febrero de 2018, 17:12

 
Anonymous Anónimo said...

Muchos soñaban con que el país fuera un símil de los EEUU. Pues bien, los haitianos serían como nuestros hispanos, a quienes se les brinda atención preferencial en su idioma por sobre otros grupos de inmigrantes.En ambos casos con invitación "abierta" de la izquierda.

No se extrañen si en unos años más vemos etiquetas de Super 8,
Helados Savory, diarios, radios y canales de TV de cobertura nacional además de publicidad en creole, o incluso que tengamos un símil haitiano de Don Francisco o la Dra Polo.

19 de febrero de 2018, 19:29

 
Blogger Ulschmidt said...

Negro asunto. Con estos grupos, conectados a la hispanidad o a la latinoamericanidad, siempre ocurrirá que las mujeres más bonitas se acollararán con hombres chilenos para obtener un ascenso social y los hombres haitianos se volverán resentidos por la pérdida - ya ha ocurrido, tantas veces, como cuando las guaraníes preferían a los conquistadores españoles, la Malinche, Isabel Quispe y todo eso.
Ergo odiarán a los mulatos - que ya odiaban en su país, donde los mulatos son la elite - y se encerrarán en barrios llenos de vudú y violencia. A los jesuítas les saldrá mal el experimento, pero a los jesuítas les sale mal la ingeniería socioeconómica desde el siglo XVI.
Pasarán unos siglos, se autodeclararán pueblo originario y habrá que darles un pedazo del país para que se conformen.

19 de febrero de 2018, 20:35

 
Blogger Ulschmidt said...

Inés Quispe, quise decir, que fue mujer de Pizarro.

19 de febrero de 2018, 20:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Asdrubal, Jose, Frx, resultará bastante difícil una deportación masiva de los que ya están aquí. A los peruanos se les podía poner en la frontera y chao, pero a los haitianos y colombianos por ejemplo ¿en que frontera se van a poner? El Perú no los aceptará y para deportarlos al país de origen habría que comprarles en pasaje de vuelta.

Yo calculo que muchos se van a ir cuando se empiecen a morir de hambre acá, como no son productivos, por más beneficios que reciban seguirán en la miseria y llegado el momento volverán sus ojos para irse a otra parte por si mismos, algunos lo han hecho largándose a Brasil por ejemplo. Pienso que es un problema que podría arreglarse solo con el tiempo, pero por mientras tendremos un costo enorme y desperdiciado. Es parte del legado de Bachelet.

Ulschmidt, algunos haitianos ya han hecho sus pesos como gigolós acá, haciendo el favor a viejitas desatendidas por una módica suma, me imagino que una que otra haitiana podrá hacer algo parecido, pero son trabajos eventuales nomas, que requieren muy buena apariencia, lo que no abunda entre la gente de Haiti, dudo que sea una actividad muy relevante, especialmente con el miedo al SIDA y las infecciones que nosotros tenemos. El destino más probable es que van a vivir en gettos comerciando entre ellos mismos, tal como hacen en los pequeños Haiti de USA

19 de febrero de 2018, 21:04

 
Anonymous Anónimo said...

Hola Tomas:
Debo confesar que primero me fui a la sección de comentarios para saludarte(la soledad de las minas).

atte: Pedro

minas potosinas= me refiero a ambos sentidos :)

19 de febrero de 2018, 23:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jajaja Pedrito amigo, déjame a mi las cruceñas, aunque muchas paceñas también me hacen más que clic, a las potosinas no he tenido el gusto todavía, aunque no pierdo las esperanzas. Pero que diablos, acabo de acordarme que yo soy un TIPO SERIO

19 de febrero de 2018, 23:46

 
Blogger Gastón Fernández said...

Tenemos (o teníamos) un país con bastante homogeneidad racial, eso trae tranquilidad en varios sentidos. Y ese valor lo estamos perdiendo como si no importara. En 20 años más ni se imaginan cómo será nuestra vida con una minoría negra, traerá mucho desagrado, tensiones y malestar a todos, de eso todavía podemos librarnos. Esto ha ocurrido en todo el mundo y también nos pasará a nosotros si lo permitimos. No creas tanto en las series de TV, creadas por 5 directores ultraliberales. “Ser un país sin negros” trae siempre tranquilidad social y es un valor que pocos pueden mostrar.

La pobreza que todos los gobiernos combatieron ahora llega en avión y a raudales, además del cambio social irreversible que casi nadie desea, una comunidad negra siempre provoca tensiones y malestar al resto de la población. La incauta pasividad de los chilenos, de su gobierno Y SUS POLÍTICOS pasará la cuenta.


Y lo de racista es coincidencia. Los haitianos (o negros en general) participarán en Chile como una comunidad aparte del resto. No lo podrán evitar, en todo el mundo ocurre, incluso donde nadie de afuera lo piensa; como los gitanos o los árabes musulmanes, serán causa de malestar y tensiones. Si estábamos libres de eso ¿para qué permitir que ingrese? Cuidar nuestro país, su futuro, es eso simplemente.
https://youtu.be/muyofbujM-4

http://www.elquintopoder.cl/politica/tiene-ud-idea-del-problema-de-la-migracion-haitiana/

Raya para la suma: Chile se jodió; al revés de Perú tenemos fecha: 2017

20 de febrero de 2018, 00:10

 
Anonymous Anónimo said...

Soy ex miembro del Ejército y participe por un año de la MINUSTAH, o sea de las fuerzas de paz que Chile envió hacia Haití, y evidencie en primera persona lo nefasto de esa sociedad en todos sus sentidos, es más cuando empezó la invasión de estos especímenes ya advertía a amigos y cercanos de la caga' que iban a dejar y nadie me creía, puta tengo para escribir un libro de todas las weas pencas que vi en ese vertedero pseudo estado fallido llamado Haití. Otra cosa al igual que la mayoría de los chilenos me "compraba" enterito ese cuento de que los haitianos eran: bondadosos, educados, respetuosos y todos esas lindas características con las que se los idealiza hasta que fui allá y cambio completamente mi visión, por eso no les tengo pena a estos negros y siempre abogo para que no se les permita más ingresar a chilito.-

20 de febrero de 2018, 05:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Gastón, Chile no es tan homogéneo en lo racial, pero si lo es en cuanto a la identidad nacional auto-percibida. Los chinos, árabes, europeos, etc. que viven en el país y sus descendientes se sienten completamente chilenos, algo que difícilmente pasará con los haitianos, excepto contadas excepciones.

Anónimo, bueno, habla alguien que ha estado allá y los conoce. En verdad concuerdo que como país y como cultura, toda su historia ha sido vergonzosa, desde los tiempos de la independencia, un asco. La mayoría de los chilenos no tiene idea de como fue la historia en Haití. Tiene que haber de todo, claro, personas buenas y malas, pero hay una gran masa con costumbres e ideas muy indeseables que traen de los tiempos más antiguos.

La solución de aquí en adelante es muy sencilla y yo creo que Piñera la vaa implementar: exigir visa en su país de origen antes de embarcar, es lo obvio y necesario. Pero queda al problema de los cientos de miles que ya están acá.

20 de febrero de 2018, 10:29

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas