Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Lo que nadie entiende de las jubilaciones

viernes, 2 de marzo de 2018



La jubilación imaginaria
La jubilación, en el imaginario de la gente, es algo que siempre ha existido en todo el mundo, pero en términos históricos es bastante reciente, en Chile existe desde 1920 cuando Arturo Alessandri fue forzado por los militares de esa época a implementar las "leyes sociales", los abuelos o bisabuelos de muchos de nosotros vivieron en un mundo donde la jubilación no existía y así había sido a lo largo de toda la historia. Las jubilaciones se inventaron en 1889 durante la Alemania de Bismark, 31 años después se implementó el sistema en Chile y 46 años más tarde, en 1935, Franklin Delano Roosevelt lo implementaba en los Estados Unidos.

Casi nadie entiende como funciona la jubilación y -aunque tiene muchos recovecos técnicos al momento de calcular la pensión- hay errores e incomprensiones básicas entre las personas sobre este mecanismo, en que son obligados a ahorrar parte de su sueldo o a pagarlo como impuestos, de acuerdo a los diferentes sistemas que existen.

La jubilación no es una recompensa de nada
El primer mal entendido consiste en mucha gente que piensa en la jubilación como una recompensa, un premio, que recibe el asalariado después de haber trabajado durante varias décadas, no es raro escuchar "me he partido el lomo trabajando durante cuarenta años así es que me merezco una jubilación digna". Esa es una completa estupidez, el trabajador no recibe ninguna recompensa por haber trabajado porque para eso recibió su sueldo todos esos años y no "se merece" ni un centavo más que eso, además nadie se va a meter la mano al bolsillo para recompensarlo.

Las jubilaciones son pagadas por los propios jubilados, siempre
El segundo mal entendido es cuando la gente cree que existen países donde "el estado paga jubilaciones dignas". Eso no ocurre jamás porque los países donde no existen las AFP, las jubilaciones son financiadas por los descuentos por planilla que pagan los mismos trabajadores con sus propios impuestos. Estos descuentos son mucho mayores que el 10% que les sacan en Chile con AFP, en el sistema chileno antiguo por ejemplo, era el doble del actual 10% y solo algunos recibían jubilación mientras que otros se quedaban debajo de la mesa sin recibír ni un peso. Cualquier sistema de reparto sacará mucho más del 10% que se saca hoy el fondo para el sistema AFP

Ahora juntemos esas dos cosa y podremos sacar algunas conclusiones muy útiles, espero que -ojala- muchos tontos que le creen a los "No más AFP" logren entender esto, que es sencillo. La primera conclusión es que:

Los trabajadores en ningún sistema reciben más de lo que ahorraron más su rendimiento financiero, menos las comisiones
Por lo mismo es imposible que alguien tenga una  "jubilación digna" solo por haber trabajado, Los jubilados no pueden recibir ni un centavo más que lo que pusieron, porque nadie pone dinero real adicional. Un gobierno demagogo como Venezuela -por ejemplo- puede imprimir billetes para aumentar la cantidad nominal de dinero de las pensiones, pero el poder adquisitivo de esos cientos de miles de bolívares es con suerte un poco más de 10 dólares al mes.

En el mejor de los casos (el sistema AFP) un jubilado recibirá el total de lo que ahorró toda su vida, más las ganancias financieras, menos las comisiones por invertir ese dinero durante 40 o más años, si la AFP hizo inversiones exitosas tendrá más rentabilidad y viceversa, aunque muchos ni se preocupan de la rentabilidad.

Pero existe una situación especial en los sistemas de reparto, donde todo va a un fondo común y quien reparte es el estado, entonces un grupo pequeñísimo de los que tienen poder político reciben pensiones millonarias, mientras la gran mayoría recibe pensión de miseria o no recibe nada, porque el fondo común a repartir es cada vez menor, esto por razones demográficas y de corrupción como imaginarán, a los políticos y funcionarios no les cuesta nada afanarse la plata del fondo.

Las pensiones dignas, justas, etc. etc. son filosóficamente imposibles
Es bastante difícil calcular cuanto va a ser la pensión después de 40 años, pero se podría hacer una aproximación grosera del fondo que alguien tendrá al jubilarse multiplicando el 10% de los ingresos por 480 meses (suponiendo que no tiene lagunas) y a eso le agrega un 70% que es la rentabilidad histórica que han dado las AFP en 40 años. Por ejemplo:

Un ejemplo muy simplificado
Si supongo un ingreso constante de US$ 800, durante 40 años al jubilar habré aportado el 10% US$ 38.400, a eso le sumo un 70% la rentabilidad  que serían US$ 74.667. Entonces al jubilarme tengo  US$ 113.067. Esa es la plata que dispongo para tener una pensión por lo que me resta de vida.

Con ese fondo tengo básicamente dos opciones (daré las más simples). En la primera opción yo me arriesgo y decido retirar cada mes un monto fijo hasta que se me termine la plata, por ejemplo, digamos que yo quiero retirar los mismos US$ 600 mensuales, eso me alcanza para 15,7 años y de allí en adelante chao, se terminó la plata. Si sobrevivo 14 años más sería perfecto porque recibiría el mismo sueldo que cuando trabajaba sin mover un dedo y mis herederos recibirían el equivalente a 1,7 años de sueldo adicional ¿que mejor?.  Si sobrevivo 30 años más, me quedo sin pensión a partir del año 15,7, cooperé nomas.

En la segunda opción puedo contratar un seguro de renta vitalicia, que me garantiza que recibiré un monto fijo hasta que me muera. En ese caso la aseguradora toma el riesgo y calcula -según sus tasas de mortalidad- que voy a vivir hasta los 100 años, por lo tanto mi pensión mensual se repartira entre 35 años y me entregarán mensualmente US$ 86 más o menos. Si me muero antes de los 78 haré un pésimo negocio y gana la aseguradora porque se queda con todo el resto, pero si vivo hasta los 115 años la aseguradora se va a pérdida. Habrán notado que la aseguradora en este caso corre con gran ventaja, eso es porque todos los seguros funcionan como los casinos, el que toma un seguro siempre va contra la estadística: la seguridad debe pagarse. De otro modo las compañías de seguros no podrían existir.

Este ejemplo es solo para ilustrar y espero no haberme equivocado, pero tiene simplificaciones enormes. La situación en la vida real es más complicada porque en 40 años pueden pasar muchas cosas. Un pésimo gobierno, como fue el de Bachelet, golpea las pensiones futuras de manera brutal, porque con menos inversión hay menos trabajo y si yo paso un año cesante sin cotizar, el impacto en mi fondo final puede ser enorme, de hecho no es raro que mucha gente solo ahorre 20 de los 40 años de vida laboral, o menos. También las utilidades de las grandes empresas caen en un mal gobierno y como parte de los fondos están en empresas nacionales, la rentabilidad se puede ir a pique. Hay que sumar la posibilidad de una contracción económica mundial o también la peor pesadilla para los ahorrantes: una alta inflación. Mil cosas pueden pasar.

Nadie, ni la ONU, ni Mandrake el Mago ni el mismísimo ministro Arenas, de los brotes verdes, nos puede garantizar pensiones que mantengan un alto poder comprador, eso es completamente imposible. La única manera factible es tratar de no pasar un solo mes sin cotizar en los 40 años y agregar ahorro voluntario a la Cuenta 2 de AFP, mientras más, mejor. Anteayer conversaba con un amigo que durante toda su vida de trabajo suplementó su ahorro: cada bono, aumento de sueldo, etc. se iba derecho a la Cuenta 2. Hoy no recibe una fortuna, pero vive sin sobresaltos, tiene suficiente para viajar y darse unos pequeños gustos de vez en cuando. Es la única manera, no existe otra.

Conclusión
La jubilación nunca fue ni será una recompensa, no es otra cosa que un ahorro forzoso de parte de los salarios, que de una u otra manera se debería repartir convertido en una "pensión" cuando la persona se jubila. Siempre pagan los asalariados, cualquier otra cosa que ofrezcan los políticos, los sinverguenzas de "Felices y Forrados" o sus clones, o el par de boludos de "No más AFP" son burdos engaños. El estado jamás va a pagar buenas jubilaciones, mucho menos con plata de los ricos porque sin ricos no hay estado, no hay puestos de trabajo ni hay país. Si quieren hacerse ilusiones que un gobierno les va a solucionar el problema, sueñen nomas, pero después no anden llorando que "los engañaron".

Ah, y otro pequeño recordatorio, los asalariados no solo ahorran forzosamente para nuestra jubilación, sino que con los impuestos financian jubilaciones a los que nunca han ahorrado un centavo en su vida, como yo por ejemplo, espero no llegar a pedir una pensión solidaria, pero si lo hago se lo merecen, por haber votado por gobiernos de imbéciles durante décadas. De los cientos de miles de inmigrantes que estamos recibiendo tan generosamente, recordemos que muchos son analfabetos o ni siquiera hablan español, pasarán toda su vida haciendo trabajos miserables y cuando lleguen a viejos serán los primeros en la fila para una pensión asistencial. El efecto de esos cientos de miles de indigentes sobre la economía de cada asalariado no será neutro, en absoluto, acuérdense nomas de eso.

18 Comments:

Anonymous Wilson said...

Un detalle para complejizar mas la cosa; los primeros años suelen ser de malos sueldos, los siguientes reguleques y solo casi al final de la vida de un tipico asalariado, si no ha perdido su trabajo antes, tiene un sueldo mayor. Pero cuando jubila aspira a seguir viviendo como con su sueldo al retirarse. Ni en sueños.
Para peor las rentabilidades, los primeros años del sistema, fueron enormes, y han ido bajando a punta de Bacheletazos y Pataneseyzaguirres; hoy no se puede aspirar, en Chile, a el 10 por ciento anual que hubo por un largo periodo...

1 de marzo de 2018, 23:33

 
Anonymous El mismo JMS... said...

Sólo por claridad... ¿70% de 38400? = 74.667
No entendí ese cálculo.

Salute!

1 de marzo de 2018, 23:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, claro que hay miles de escenarios diferentes, mi ejemplo es -por ejemplo- para un oficinista o un junior de la municipalidad, que mantiene su sueldo por 40 años más o menos igual o por lo menos su poder de compra (lo correcto sería hacer cálculos con poder de compra, no con valores nominales, pero se enreda mucho), igual creo que el equivalente a unas 500 lucas puede ser una educated guess. Es solo una situación muy simple para graficar el ejemplo.

Monseñor JMS, te explico: del fondo total un 30% corresponde al aporte y un 70% a la rentabilidad, entonces de los 110mil y tantos 38 mil son el 30% y 75 mil el 70%, si del total, si la neurona no me falla (no es el 70% de aporte.. etc.)

2 de marzo de 2018, 00:29

 
Anonymous Anónimo said...

Tombrad....la cuenta 2 o cuenta de ahorro voluntario no es precisamente para aumentar tu monto de jubilacion, la cuenta 2 no es otra cosa que como su nombre lo indica una "cuenta de ahorro voluntario", de libre disposicion como cualquier cuenta de ahorro de un banco, tu puedes depositar y girar tu dinero ahi ahorrado en el momento que desees, no solo en el momento de la jubilacion......no confundas con el APV (ahorro previsional voluntario) de las afp, ese ahorro si esta destinado a complementar el monto para tu jubilacion. Por eso no es extraño que si tienes una cuenta 2 de ahorro voluntario, muy amenudo las AFP te van cateteando por mail o mediante sus ejecutivos, si quieres traspasar tu dinero ahi ahorrado hacia la cuenta de ahorro previsional, con el fin de hacerse de tu capital y capturartelo sin que puedas disponer de el hasta tu jubilacion (buen negocio para las afp). pero la idea de la cuenta 2 no es previsional, solo es un instrumento de ahorro como un deposito a plazo, comprar dolares, una libreta de ahorro del bando del estado...solo se diferencia en su forma de rentar (valor cuota) y en reglamentacion de giros.

Att.

INTIahorrante

2 de marzo de 2018, 08:52

 
Blogger Ulschmidt said...

Acá ahora están pasando una ley para prolongar la edad jubilatoria, hasta ahora como una opción del empleado. Con intención de correr la edad a 70 años. Vivimos mucho más que cuando se implementó (eran 65 años para jubilarse con esperanza de vida en 70-73 años y ahora anda por los 80

2 de marzo de 2018, 09:27

 
Anonymous Anónimo said...

Inti: no entendí eso de que las AFP intenten que pases tus fondos desde la Cuenta 2 a la de APV "con el fin de hacerse de tu capital (...) buen negocio para las AFP" (sic). ¿Cuál sería ese "buen negocio"?

Ulschmidt: acá nadie se ha atrevido a ponerle el cascabel al gato y avanzar en las dos líneas más obvias para mejorar las pensiones: 1) aumentar la edad de jubilación (y que sea pareja, porque por alguna muy extraña razón hoy es de 65 para los hombres y 60 para las mujeres), y 2) incrementar el porcentaje de cotización.
Es increíble el mundo de ponis mágicos voladores en el que vive muchísima gente, sobre todo respecto de este tema, incluso mucha bastante instruida.

Saludos,
El triministro.

2 de marzo de 2018, 09:47

 
Anonymous Anónimo said...

Triministro....con peras y manzanas...si alguien te dice, prestame un millon y te lo devuelvo cuando jubiles (con intereses)....y si otra persona te dice prestame un millon pero cuando quieras y las veces que quieras puedes pedirme parte o el total del monto (con intereses).....con quien te conviene trabajar como inversionista?

Att.
INTI

2 de marzo de 2018, 09:57

 
Anonymous Anónimo said...

Mala analogía, porque quien recibiera ese préstamo puede usar esos recursos para invertirlos en otra cosa (por ejemplo), captando la rentabilidad. El esquema de pago del capital e intereses es un acuerdo entre las partes: si no lo necesito en el corto plazo, tal vez me convenga tener un período de retorno más largo y acumular más intereses (descontando el riesgo, claro). Eso de "las veces que quieras puedes pedirme el monto" no lo he visto en ninguna parte.

En cambio, las AFP toman tu ahorro (no es un préstamo) y lo invierten, pero la rentabilidad es 100% tuya. Por eso ellos no "hacen negocio" con tus ahorros, porque eres tú quien se lleva el beneficio. Ni siquiera pasa como una sociedad. El negocio de ellos es tener más afiliados (y ojalá con ingresos estables y lo más altos posible) para cobrar las comisiones, y el único "gancho" que tienen para eso es la rentabilidad histórica de sus fondos y el monto de sus comisiones.

Saludos,
El triministro.

2 de marzo de 2018, 10:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, triministro, yo no creo que sea buena la idea de aumentar la edad de jubilación ni de aumentar el aporte, no al menos mientras la gente no entienda como funciona el sistema. Yo preferiría que siguiera todo como hasta ahora (igualando la edad de jubilar de hombres y mujeres por supuesto) y que al jubilar la persona pueda sacar hasta el 95% de su fondo y usarlo como mejor le parezca.


Pienso que la idea de "una pensión digna" es lo que lleva a las personas a pensar en la cantidad de estupideces que piensan y opinan, primero que todo hay que eliminar esa idea y hacerles ver a tontos e ignorantes que eso es imposible. Y creo que es mucho mejor que las propias personas dispongan de su dinero al momento de jubilar, así podrán entender -por las buenas o por las malas- como funciona el sistema y port qué las AFP son poor lejos mejor alternativa que cualquier otra que pueda existir.

2 de marzo de 2018, 10:37

 
Anonymous Anónimo said...

triministro, por las mismas razones que indicas existen el ahorro obligatorio y el ahorro voluntario en las AFPs, cada uno tiene objetivos diferentes, no mezcles peras con manzanas, y es por lo mismo que conviene tener el ahorro voluntario en una canasta aparte, sin embargo las AFPs pensando en su beneficio insinua de que metas todos tus fondos en una misma canasta (jubilacion), pensar que lo hace para beneficiarte a ti es de una ingenuidad de marca mayor, ninguna institucion financiera te asesorara para que te lleves tu la mayor tajada de la torta, primero ella luego tu, sino el negocio bancario no existiria....moraleja, si alguien golpea tu puerta para asesorarte como invertir tu plata y que lo mejor es que inviertas con ellos....eso huele a podrido...y ejemplos hay de sobra con los negocios de modelos piramidales tan tristemente famosos...todo lo que a uno le conviene cuesta, y no llegara gratuitamente a tu puerta.

Att.
INTI

2 de marzo de 2018, 10:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Inti, stás dando la hora. Otra vez

2 de marzo de 2018, 10:41

 
Anonymous Anónimo said...

Mas encima, vamos a tener que alimentar a un haitiano y su prole, que llego con 60 años...a través de los mafiosos de los jesuitas, le consiguen una pega por 5 años de jardinero...y se consigue jubilación estatal...a los 65 años

Wena......

Marcelo

2 de marzo de 2018, 12:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y lo peor es que no son diez o cien... centenas de miles están llegando.

El Servicio Jesuíta al Migrante tiene toda la pinta de una asociación ilícita, para que hablar de la Coordinadora Nacional del Migrante

2 de marzo de 2018, 12:25

 
Anonymous Anónimo said...

Tomás:

Yo concuerdo en buena parte contigo, pero no veo la incompatibilidad entre ambas ideas: se puede aumentar la cotización y edad de jubilación, junto con permitir retirar parte del fondo al momento de jubilar.

Por otra parte, si bien me gusta la idea, por otra me doy un baño de realidad y veo difícil implementarla: a los pocos años, muchos jubilados habrán malgastado lo que retiraron y volverán reclamando que "fueron engañados", que "nos entregaron plata sin capacitarnos" y, por supuesto, que "el Estado tiene que hacerse cargo".

Si bien la respuesta liberal obvia es "usted es adulto y hágase cargo de sus embarradas solito", hay que reconocer que, en la práctica, los políticos casi nunca son capaces de darla y el oportunismo campearía. Ya veo los llamados a "enfrentar la responsabilidad social" y un largo etcétera. Y no es hipérbole: trabajando en el sector público muchas veces vi cosas por el estilo, incluso desconociendo acuerdos firmados y todo eso. Y nadie se arruga.

Lamentablemente, no estamos preparados, como país, para algo así, pero insisto que me gusta la idea.

2 de marzo de 2018, 12:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Anónimo, yo creo que un gobierno con pantalñones la haría y ese miedo de que "no estamos preparados" tiene un efecto de ralimentación muy, muy dañino, nos paraliza.

Creo que ni siquiera se necesita una dictadura para hacerlo, basta con tomar la decisión y cuando los que perdieron su plata lleguen llorando al estado, simplemente no habrá de donde sacar plata para darles: ESA ESERÁ LA MEJOR PEDAGOGÍA, unos cuantos miles de tontos arruinados y se terminarán los tontos. La letra con sangre entra

2 de marzo de 2018, 12:52

 
Anonymous Anónimo said...

Puede ser, pero no basta con tener un presidente con pantalones: necesitas todo un conglomerado alineado detrás. Y hasta ahora eso se ve muy, muy lejos.

¿No va a haber plata? Tampoco había para la gratuidad, nuevos ministerios, el puente sobre el Chacao... a los políticos no les cuesta nada sacar plata de donde no hay, porque, total, la cuenta no la pagan ellos. No hay que olvidar eso.

PD: el comentario anterior también es mío. Olvidé "firmarlo"...

Saludos,
El triministro.

2 de marzo de 2018, 13:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

NO VA A HABER PLATA, para la gratuidad tampoco. No te olvides que el gobierno no genera riqueza, aparte de las utilidades de Codelco, que son un moco de pavo del presupuesto.

Ahora tu dirás ¡pero sigue la gratuidad y habrán igual pensiones para todos" Error, lo que pasa es lo que pasó en Venezuela y lo que pasa siempre cuando el déficit fiscal pasa cierto límite: el poder comprador, que refleja la verdadera riqueza, se va al suelo. En Venezuela el sueldo mínimo -en poder de compra- es alrededor de 20 dólares y los sueldo más altos (oficiales generales) es alrededor de 100 dólares

2 de marzo de 2018, 13:38

 
Anonymous Anónimo said...

Lo tengo claro. Lo que estoy diciendo es que eso no evita que los políticos generen los compromisos y quede la escoba igual al final. De hecho, Venezuela es un muy buen ejemplo de eso, y cuando digo "no estamos preparados" es porque no veo una clase política, ni una opinión pública (la lluvia y las nubes, en definitiva), al nivel de lo que necesitaría para evitar un descalabro de esa magnitud cuando se dan las circunstancias.

Saludos,
El triministro.

2 de marzo de 2018, 15:52

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas