Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Energía limpia: una gran mentira

jueves, 1 de marzo de 2018

La entrada de hoy será cortita -espero- pero creo que es muy importante para ayudar a cierta gente que incluso son muy instruidos, pero actúan como tontos e ignorantes a la hora de aceptar los embustes ambientalistas. Primero que todo miren bien este gráfico

Es una comparación de las emisiones de CO2 entre China y Chile, la línea roja corresponde a las emisiones de China que son de 10.503.137 de kilotoneladas, comparadas con Chile que emite 83.171 kilotoneladas, las cifras son del año 2013. Son10 millones versus 83 mil, Chile emite un 0.83% de lo que emite China, Para tener un panorama más completo agreguemos algunos datos más, miren
Cualquiera que tenga dos dedos de frente se dará cuenta enseguida que las emisiones de CO2 de Chile son completamente irrelevantes y que si disminuyeran en un 50% o en un 90% no afectarían en lo más mínimo al supuesto efecto que algunos atribuyen al llamado "calentamiento global".

Hay muchas estadísticas engañosas al respecto, por ejemplo presentan cifras de "emisiones per cápita", que no significan absolutamente nada para el supuestos problema, en este caso claramente lo único que interesa es la cifra total de emisiones. Cualquier subida o baja de emisiones de CO2 en Chile es tan relevante como agregar o quitar una taza de agua en un enorme lago.

Sin embargo nuestros estúpidos gobernantes fueron los primeros en adherir con entusiasmo al Protocolo de Kioto, donde el país no tiene nada que hacer ni nada que ganar, Estados Unidos y Canadá se retiraron y en realidad ningún país industrializado muestra mucho interés por cumplirlos.

La política energética de Chile viene dando tumbos desde hace mucho tiempo, Ricardo Lagos planteó la instalación de una generadora de energía nuclear pero se echó para atrás de inmediato amedrentado por la presión de los ambientalistas, de allí en adelante su actuación fue ambigua y errática con un ojo puesto en las encuestas.  Michele Bachelet en su primer período tuvo una política llena de hipocresía, basada en una predicción equivocada de lo que serían las necesidades energéticas durante su mandato, que significó la construcción y operación de centrales termoeléctricas, muchas ubicadas cerca o en medio de radios urbanos.

Piñera no lo hizo mejor, también fue errático y dio señales en todos los sentidos tratando de no quedar mal con nadie, durante su mandato se produjo el fracaso más grande que fue el abandono de Endesa y Colbun del proyecto Hidroaysen, también se acobardó muchas veces por ambientalistas. En el segundo gobierno de Bachelet vino lo peor de todo con Máximo Pacheco en el Ministerio de Energía, que dejó diseñada una de las políticas más estúpidas y dañinas para Chile llanada Energía 2050, que pueden leer aquí. Sacando toda la poesía del libro (y que difícil es sacar la poesía de lo que hacen estos sinvergüenzas), esta política compromete al país -y a nosotros los consumidores- a agregar de manera inútil, innecesaria y perjudicial para nuestros bolsillos estableciendo metas que obligarían a incorporar por ley cuotas cada vez mayores de energías renovables no convencionales, es decir energía carísima que deberemos pagar nosotros, los giles.

METAS AL 2035: 
• Al menos 60% de la generación eléctrica nacional proviene de energías renovables. 
• El complemento de esta matriz renovable deberá utilizar al máximo la infraestructura de generación que contribuya a un desempeño eficiente del sistema, privilegiando los nuevos desarrollos con tecnologías bajas en emisiones y que sean costo-eficientes, como el Gas Natural en la actualidad, y otras fuentes que se desarrollen en el futuro.

¿Recuerdan la última licitación que dió US$ 21.48 el MW/h con gran participación de las energías renovables no convencionales? Esa que el gobierno de Bachelet presentó como un "hit" o un gran triunfo: acuérdense de mí, el año 2025 se destapará un fraude peor que el Davilazo y lo tendremos que pagar en la cuenta mensual todos los chilenos. Las empresas prepararon este faenón porque sabían que si ganaban esa licitación no los sacaban más, ya verán como van a estar llorando, ahí les voy a hacer acuerdo, si es que no me he muerto para esa fecha.

La gente en Chile está idiotizada por años de discurso socialdemócrata y populista, inportado desde esa fábrica de zánganos que es la ONU. Una política con objetivos equivocados y perjudiciales hasta el año 2050 que incluso gente educada de derecha lo apoya, Diablos que estamos mal.

10 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Probablemente hay que modular la política ambiental para maximizar efectos locales al mismo tiempo que se va colaborando con la pauta global de bajar emisiones. Quiero decir: la calidad del aire en las ciudades es un tema central, debería pensarse más en eso, y automáticamente todo lo que se haga en ese sentido ayuda a bajar emisión de CO2. Los glaciares que alimentan de agua la zona central podrían estar recibiendo depósitos de material particulado que aceleran su derretimiento - bajar la polución también ayuda en eso - y casi seguro va en línea con una baja de CO2 emitido.
Los mega-incendios que cada tanto afectan a ambos lados de la cordillera deben estar emitiendo CO2 por varias décadas del "ahorro" que las fuentes renovables traen, una flota de aviones hidrantes binacional, o un fondo para contratar rápido a los recursos internacionales, podrían estar haciendo mucho, a la par que salvan vidas, recursos forestales y mucho más.
Lo que ocurre es que en el "Primer Mundo" se diseñan mega-soluciones globales para el problema, se crean nuevas industrias de energías renovables en base a eso, se solventan corrientes de opinión y organizaciones globales para impulsarlas - Greenpeace, etc..- y acá en el Culis Mundis es más fácil comprar el paquete que pensar en la situación propia.

1 de marzo de 2018, 05:47

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo peor Ulschmidt de hacer una política de largo plazo con objetivos y metas inútiles, es que los objetivos útiles y deseables (como disponer de energía abundante al mínimo costo) quedan afuera y se crean metas y leyes que van contra de lo que realmente importa: tendremos en el futuro poca energía y cara, lo que nos va a empobrecer a todos

1 de marzo de 2018, 09:22

 
Blogger Ulschmidt said...

No se. Chile fue muy exitoso en materia de abrir mercados a sus productos sobre todo agrícolas, quizás los compromisos ambientales fueron una contraparte de eso. Si no fueron una cláusula contractual dura al menos fue parte de construir una imagen ante el Mundo que favorecía el ingreso a sus mercados.
Ahora, Trump mediante, parece que todo eso se fue al caño.

1 de marzo de 2018, 09:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Eso de suscribir compromisos internacionales por supuestos beneficios comerciales es un cuento del tío Ulschmidt. La fruta chilena empezó a exportarse masivamente mucho antes de los tratados de libre comercio, durante los militares, lo mismo el salmón, el vino y todo lo demás.

Esa política de tratados donde se cede soberanía a cambio de supuestas ventajas económicas ha sido el peor engaño para Chile, nos trajo la Reforma Procesal Penal, la adhesión a protocolos ridículos e innecesarios para el país. Al final salió más caro el remedio que la enfermedad. Bill Clinton fue el artífice de todo ese engaño.

1 de marzo de 2018, 11:11

 
Blogger Rolando el furioso said...

Ese es el problema de formarse opiniones mirándo el twitter.

1 de marzo de 2018, 11:47

 
Blogger Frx said...

Es lo que pasa cuando se aceptan los argumentos por autoridad. Como muchos especialistas con cierto prestigio promovían el ambientalismo, hasta uno les creyó en su época, pero al final uno debe indagar por sí mismo y encontrará que no pocos científicos disienten al respecto.

1 de marzo de 2018, 12:18

 
Anonymous Anónimo said...

Yo siempre he tenido mis dudas con la energía fotovoltaica....y lo peor, que aparecen como callampas en el norte y centro.

Marcelo

1 de marzo de 2018, 15:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es una estafa viejísima esa de "inyectar" ernc al sistema. Fracasó en España, en California y en Alemania se mantiene apenas por razones políticas, es un tremendo faenón que hacen con las empresas fabricantes de paneles.

Están a siglos de alcanzar un factor de planta medianamente competitivo, solo se sustentan en subsidios y regulaciones arregladas

1 de marzo de 2018, 15:27

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

No existe tal cosa como "Calentamiento Global". De hecho vamos a una pequeña era del hielo.

Los gobernantes en Chile, desde los noventa copian cualquiera cosa que le digan esos organismos inútiles basados en supuestos estándares internacionales, da lo mismo si la ONU o la Cepal.

A la ONU no le interesa acabar con la pobreza, de allí que apoyen el engaño del cambio climático y el impuesto al carbono, con lo cual las naciones pobres no podrán surgir.

1 de marzo de 2018, 15:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Javier, la burocracia internacional va de baja en el mundo, se las han arreglado para hacerse odiosos con todos y solo la sostienen los países por el paracaídas dorado que ofrece a los políticos de gobiernos fracasados, ese es su verdadero valor, allí llega lo que botó la ola del mundo

1 de marzo de 2018, 16:59

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas