Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

1978 Annus Mirabilis en Chile

viernes, 18 de mayo de 2018



El año milagroso, Annus Mirabilis, es una expresión que aparece frecuentemente relacionada a 1905, el año en que el joven Albert Einstein, luego de haber fracasado en su carrera como académico,  cambió la física y nuestro conocimiento del universo con sus famosos cuatro artículos, sobre el efecto fotoeléctrico, el movimiento browniano, la relatividad especial y la equivalencia entre masa y energía. Desde Newton que la física no recibía un aporte así de revolucionario, todo en el curso de un solo año.

También en Chile
Chile también tuvo su año milagroso, cuando en el primer número de la Revista Economía y Sociedad, de marzo de 1978, José Piñera publicó el artículo "Hacia una Reforma del Sistema de Pensiones", que sentaba las bases a lo que se transformaría en el actual Sistema de AFP, uno de los cimientos sobre los que se fundaron los diez años de crecimiento económico a tasas cercanas al 7%, entre los años 1986 y 1996. El artículo describía las bases de como debería funcionar el sistema:

Una síntesis de los principales rasgos que debería tener un sistema de pensiones óptimo es la siguiente:
1. Las prestaciones de carácter redistributivo - asignación familiar, por ejemplo- deben ser financiadas con cargo a la recaudación tributaria general y no a un impuesto específico al trabajo.
2. Capitalización individual para la obtención de pensiones y seguros (especialmente salud).
3. Completa libertad del imponente para elegir la institución donde ejercer su derecho al ahorro. Obviamente, estas instituciones deben estar reguladas por el Estado de manera similar a la vigilancia que este ejerce sobre el sistema bancario.
4. Ahorro previsonal mínimo obligatorio para toda la población, con pensiones y seguros mínimos otorgados por el Estado a los más pobres. 

De manera simple y concisa, quedaban las bases de lo que sería el pilar de nuestro desarrollo y único invento económico exportado a muchos países del mundo, que además, hasta la fecha permanece como el  único sistema de pensiones viable y sustentable en el tiempo.

En el número cuatro de esa misma revista, en julio de 1978, se publicó "Hacia un Banco Central Autónomo", donde se sentaban las bases para otra de las instituciones fundamentales de nuestro desarrollo, quitando a los políticos y gobernantes de turno la facultad de imprimir billetes según su conveniencia, dejando esa delicada tarea a un organismo técnico comprometidos con metas como la estabilidad de la moneda y el crecimiento. En enero de 1982, cuatro años más tarde se promulga la Ley Constitucional Minera, que fue el otro pilar sobre el que se construyó el extraordinario crecimiento que vendría pocos años después.

Los diez años de crecimiento económico acelerado, entre 1986 y 1996 fueron una anomalía en la historia de nuestro país, con cualquier forma -técnicamente seria- en que se midan, nunca en nuestra historia republicana el país tuvo una aceleración económica similar, ni siquiera en los años de Manuel Montt cuando Chile alimentó a las fiebres del oro de Australia y California, ni durante el enriquecimiento de la supuesta edad del oro del salitre. Nunca en nuestra historia nos enriquecimos tanto y en tan poco tiempo.

La gente común no se dio cuenta de lo que pasó en esos años, por un fenómeno psicológico común: nos acordamos y nos afectan mucho más las cosas malas que ocurren, en cambio a lo bueno nos acostumbramos y se nos olvida enseguida. Mucha gente no se da cuenta del enriquecimiento enorme de esos años y reclaman que a ellos no les tocó, dicen que siguieron siendo pobres como siempre.

Que ciegos, hoy Chile tiene una tasa urbana de propietarios de vivienda del 69%, mayor que el 65% de Estados Unidos, que es el país más rico del mundo ¿que bien material más importante puede tener alguien que una casa propia?   El año 2014, Chile sobrepasó los cuatro millones de vehículos con una tasa de motorización de 81,7% por cada mil habitantes. ¿Igual de pobres que antes? No saben de que están hablando.

En la revista Economía y Sociedad, que partió en 1978, se anunció cada uno de las grandes transformaciones económicas y sociales que tuvo Chile en esa época, su antecedente fue el Informe Económico 1976-1977, publicación mensual entre esos años que también estuvo editada por José Piñera, donde se nota la claridad y sencillez de la visión económica que se iba a implementar, dice el informe:

"Está basado en la información más reciente y en la técnica de análisis más moderno. Nada de lo que en el se dice está dicho en un lenguaje que no pueda ser comprendido por una persona culta e informada, aunque sin preparación sistemática en economía"

Es de bien nacido ser agradecido, yo crecí en los sesentas y ni en mis más fantásticos sueños me imaginé que algún día iba a tener un auto: he tenido cuatro. Cuando adolescente soñaba con conocer otros países, aunque ese era un sueño imposible para cualquier chileno promedio a principios de los setentas: en 1983 me di la vuelta al mundo conociendo Estados Unidos, varios países de Asia y de Europa, he vuelto a viajar muchas veces. Mucho menos soñé llegar a tener una casa propia y aquí me tienen, escribiendo desde mi casita, que no es un palacio árabe, pero no está nada mal.

Nada de eso, absolutamente nada, hubiese tenido de haber seguido Allende y los políticos en el gobierno depués de 1973. De no haber sido por el gobierno de los militares hoy yo estaría viviendo como viven millones de personas en Cuba o en Venezuela, pobres, oprimidos y sujetos a una humillación permanente de los gorilas del Socialismo del Siglo XXI. Es de bien nacido ser agradecido.

7 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Creo que la diferencia entre Cuba - que está mansa - y Venezuela - que se retuerce - es que los cubanos están acostumbrados. Siempre fueron pobres. Y llevan 60 años de pobreza adicional garantizada y organizada. Venezuela, en cambio, tuvo una pujante clase media. Supieron lo que es consumir y tener cosas.
Esa es la gente que sale ahora volando - ya se les fue el 13 % de la población ! - y para Maduro debe ser una bendición. Los exigentes, los que quieren progresar, los que no se resignan. Si no se fueran tendría que fusilarlos !
Acá recuerdo que los kirchneristas militantes en sus foros tenían una muletilla para los clasemedieros: "la clase mierda" le decían, con toda bronca. Los enfurecía ese sector que no podían manejar con propaganda y subsidios - que fue el sector que los sacó del poder.

17 de mayo de 2018, 19:52

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Ulschmidt, y aparte de la reacción de las personas, que normalmente es tonta y eligen contra sus propios intereses, creo que esos diez años de crecimiento alto y continuo mostraron que somos pobres pudiendo ser ricos. No solo chile, Perú, Argentina, Bolivia todos nuestros países pueden ser ricos y transformarse en desarrollados en unos 20 años de buenas políticas.

Somos pobres porque la mayoría de la gente quiere, nada más, teniendo todo para ser ricos.

17 de mayo de 2018, 20:04

 
Anonymous Anónimo said...

Fue (pasado) un potente proceso de cambio el vivido, pero creo ya no será igual. Este 2018 espero no se convierta en annus horribilis. Ya sabes, "cada dia puede ser peor". Tenemos a nuestros honorables parlamentarios legislando como actores de comedia. Estamos como en 1985 en cantidad de personas viviendo en campamentos, dado el explosivo ingreso de inmigrantes, y varios otros regalitos (cachitos) parte del "legado".
Es muy importante la gestión y liderazgo, como en una empresa, donde los empleados son el reflejo de la jefatura: así nos malcrió Michelle.
ivanr

17 de mayo de 2018, 22:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

HAy que mirar para adelante porque el pasado muy reciente no siempre es buen predictor del futuro. En enero de 1973 cualquier persona "cuerda" o "razonable" habría estado muy pesimista sobre el futuro de Chile, eso pasa cuando se proyecta tirando una línea recta con regla, pero las cosas no funcionan así y siempre hay espacio para los cambios dramáticos. Basta mirar para Argentina, que no está en su mejor momento pero es el paraíso comparado con os años de los K

17 de mayo de 2018, 23:16

 
Anonymous Wilson said...

Un resumen del año 78 de HPA.
http://blogdehermogenes.blogspot.cl/2018/05/historia-de-la-revolucion-militar_16.html

17 de mayo de 2018, 23:55

 
Anonymous Anónimo said...

Lo peor, es que sectores DC (para ubicarlos), en el espectro político.
Que les gusta la propiedad privada, pero le encanta trabajar en el sector público.

Lo saben, pero no lo reconocen o le quitan méritos..pero son como locos para disfrutar las bondades del "capitalismo salvaje"

Marcelo

18 de mayo de 2018, 08:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, Hermogenes Perez de Arce, preclaro como sempre, muy buen artículo.

Marcelo, el papel de la Democracia Cristiana ha sido errático desde siempre, en su nacimiento tuvo inspiración fascista (de allí su nombre primitivo "falange"), luego se movió a la social democracia, a oposición a la izquierda, luego a oponerse al gobierno Militar, nunca han tenido una ideología clara y por eso su serpenteante comportamiento

18 de mayo de 2018, 11:50

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas