Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Domingos Musicales: La Gran Fuga

domingo, 20 de mayo de 2018


Creo que no seguiré viendo el curso The World of String Quartet, del Curtis Institute of Music. No es que no me haya gustado, al contrario lo encontré muy bueno, pero llegados a Beethoven no vale la pena seguir con románticos, modernos o contemporáneos. Es aburrido seguir escuchando música después de Beethoven.

En este caso fue la Grosse Fugue (la Gran Fuga) que se muestra en el video lo que me dejó tarea para lo que queda del año, tendré que aprender a escucharla y eso va a tomar su tiempo. Si les gusta la música les recomiendo que no se la pierdan, es extraordinaria.

La forma de fuga es un género musical que nunca me ha gustado, se que hay muchos fanáticos de Bach y sus intrincadas fugas, armónicamente perfectas, pero la verdad es que yo no tengo cerebro para eso, me cuesta un mundo seguirlas y después de un rato me aturden y solo escucho una masa de sonidos monótonos.

Dentro de mi poco conocimiento creo que la forma de fuga tiene dos ingredientes principales, el primero es tocar dos o más temas diferentes al mismo tiempo, el segundo es el contrapunto, es decir las melodías son muy diferentes pero no chocan armónicamente entre sí. Creo que la forma fuga se agotó en el Barroco, podía ser sofisticada pero a algunos nos parece monótona y difícil de seguir, por algo Bach durante tantos años no fue reconocido, al punto que el director de orquesta y compositor Constant Lambert llegó a decir que era "como escuchar una máquina de coser".

Distintos tipos de cerebro son atraídos por distinta música, supongo que a los que tienen gran capacidad de concentración y gusto por los detalles, les gustará más la música barroca que a los que somos dispersos y apreciamos mejor el conjunto. Quien sabe, la cosa es que para el clasisismo la fuga ya estaba algo pasada de moda, reemplazada por la forma de sonata, que llegó a una gran perfección armónica y estética. Perfección es concepto clave de la época clásica ¿que podía ser más perfecto que Haydn o Mozart?.

Los cuartetos normales, según la forma establecida por Haydn partían con un primer movimiento en forma de sonata un tema A, un contratema B que se exponían, se desarrollaban y recapitulaban. El segundo movimiento solía ser lento, por ejemplo un tema con variaciones. El tercer movimiento rápido, un scherzzo o rondó y a veces se terminaba con una fuga.

Beethoven cambió todo, algunos de sus últimos cuartetos empezaban con una fuga, pero eran fugas que tenían muy poco en común con las ordenadas y armónicas de los antiguos. En sus últimos años, Beethoven ya estaba sordo y despistaba a todos diciendo que ya estaba acabado como compositor, en esos años escribió su sinfonía más famosa, la Nº9 "Coral".

Meses antes de su muerte escribió lo mejor de su trabajo "música para el futuro" decía, y efectivamente estaba adelantada en siglos a su época. Las últimas sonatas para piano y los últimos seis cuartetos de cuerdas, del Opus 127 al 135, considerados entre las composiciones más importantes en la historia de la música no tuvieron buen recibimiento en el público.

El cuarteto Opus 130 tenía 7 movimientos y terminaba con la Grosse Fugue, pero el editor le pidió sacar ese último movimiento, porque el público no lo entendería y los músicos no serían capaces de ejecutarlo como estaba escrito, "idiotas" comentó Ludwing Van, pero igual escribió un movimiento más convencional. Convencido de la grandeza de la Grosse Fugue, la publicó como una obra sola, bajo el Opus 133.

Dicen que se trata de una de las obras más difíciles de ejecutar y entender en la historia de la música, yo no la encontré para nada difícil de entender porque me gustó desde el primer momento. La especie de fanfarria lúgubre con que parte, el paso de lo más lento a lo endemoniadamente rápido y las paradas en seco de la música que nos dejan colgando, es la única fuga que he escuchado en mi vida que no la encuentro aburrida, menos monótona.

Como dije, con esto tengo a lo menos para escuchar un año, hay músicas que enamoran a primera vista y eso es lo que me pasó con la Gran Fuga, los invito a escuchar y disfrutarla, es imposible aburrirse con eso. 

2 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Ah, Tomás, usted nos culturiza y nos desasna.
Nada que agregar a su texto musical. Le dijo a un artículo de Drago en el diario El Mundo que me parce piensa parecido a nos en muchas cosas.
http://www.elmundo.es/opinion/2018/05/20/5b001723468aebff7a8b4638.html

20 de mayo de 2018, 10:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Que bueno el artículo de Drago Ulschmidt "Habiendo sido España tan poco progre durante tanto tiempo teníamos que ser más progres que nadie a partir de la muerte de Franco. En ninguna parte del mundo prendieron con tanta fuerza las ascuas luciferinas del mayo francés. España derivó a Progrelandia. Ahora retrocede".

Chile siguió el proceso español al pie de la letra, Ricardo LAgos es hijo ideológico de Felipe Gonzalez, la "UDI Popular" se descompuso igual que el Partido Popular de España ¡hasta les copiaron lo de "popular"!

Ahora la tortilla se da vuelta...

20 de mayo de 2018, 10:41

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas