Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

No todas las dictaduras son malas

miércoles, 16 de mayo de 2018


Una reacción extraña
Me extrañó un poco la reacción de Mario Vargas Llosa, cuando Axel Kaiser le preguntó si aceptaba que habían dictaduras menos malas que otras, dijo lo siguiente, cito textual:
"Esa pregunta yo no te la acepto, no la acepto porque parte de una cierta toma de posición previa, que hay dictaduras buenas o menos malas. No, las dictaduras son todas malas". Una respuesta fácil e ignorante que sacó muchos aplausos entre los ignorantes que fueron al evento.

Pero merece un comentario, ¿de donde salió esa idea que "todas las dictaduras son malas"? Es tan popular que creo que se merece un comentario razonado en este Templo del Ocio, así es que, sin más preámbulos, aquí voy:

¿Que es un "mal" sistema de gobierno?
Primero tenemos que definir lo que es un "mal" o un "buen" gobierno. Para eso existen dos métricas, la primera es cuan satisfechos se sienten los gobernados, la segunda es como mejora la situación de los gobernados en el largo plazo. Aunque parecen sinónimos, debido a que los seres humanos no somos 100% racionales, ambas situaciones no coinciden.

Puede pasar -y ha pasado muchas veces en la historia- que un gobernante demagogo consigue que la gente se sienta muy contenta con él durante un tiempo, entonces aprovecha ese tiempo para acumular poder y convertirse en dictador, si lo hace con suficiente habilidad, después no hay modo de sacarlo.

También puede pasar que una masa importante de la gente viva engañada por muchos años, con promesas de bienestar futuro, como lo hizo Perón en Argentina. Hasta el día de hoy existen fervientes peronistas, mientras que ese país riquísimo ha pasado por las peores miserias y nucha gente sigue engañada e irresponsable. Hay muchas formas en que los gobernados pueden estar contentos con un gobierno que hace lo peor para ellos y sus descendientes, de eso se trata la demagogia.

La satisfacción del pueblo, expresada en el voto popular, puede ser una métrica muy engañosa de lo que es un buen gobierno. Fidel Castro, Chavez, Allende, Perón, Mussolini, Hitler y muchos otros demagogos fueron populares en sus primeros años de gobierno, cuando el pueblo finalmente los aborreció, muchas veces no hubo forma de sacarlos, excepto por la violencia o la muerte.

Un gobierno que mejora la situación de sus sudbitos
Una mejor situación de los gobernados, si es sustentable, parece una métrica mucho más adecuada. Eso permite afirmar, casi sin discusión, que el sistema de gobierno de China bajo Xi Jinping, es mucho mejor que bajo Mao Tse Tung. El problema es que una "mejor situación" no siempre es fácil de definir, en conclusión -salvo escasas excepciones- nadie puede afirmar objetivamente que un gobierno es "bueno" o "malo", esas son preferencias personales, opinión, nada más.

Casi nadie conoce la democracia
La mayoría de las personas, cuya cultura proviene de lo que ven en la tele, en el diario o -peor- en lecturas sesgadas, tienen una falsa idea de lo que es la democracia. La democracia moderna tiene dos orígenes, uno bastardo y sangriento que es la Revolución Francesa, de donde viene la actual hipocresía, doble discurso y la mayoría de los antivalores progresistas. El otro origen, más noble pero también nació de la violencia, es la Carta Magna de Inglaterra y su consecuencia la Revolución Americana de  1775, la Constitución de los Estrados Unidos es el modelo de todas las democracias occidentales modernas.

El modelo de Democracia Americana ha sido muy exitoso en Estados Unidos, en Inglaterra y en varios otros países occidentales, sin embargo ya muestra signos de decadencia, corrupción, demagogia y pérdida de representatividad. En el resto de Europa es un modelo bastante nuevo y ha tenido resultados dispares, hasta la Segunda Guerra Mundial muchos países europeos eran monarquías o repúblicas fallidas, sumidas en la anarquía como era Alemania antes de Hitler.

La democracia es buena
La Democracia Americana tuvo sus años de oro entre 1950 y 1970, cuando se produjeron los "milagros económicos" de la reconstrucción de Europa y se contuvo el avance de la Unión Soviética y sus satélites, que fueron finalmente derrotada en 1991. Esos fueron los años en que -de la mano del capitalismo y la social-democracia, se expandió el bienestar económico y el pluralismo como nunca antes. Pero no duró mucho, en mi opinión al menos fue el avance de las políticas social-demócratas lo que terminó llevando al actual declive y corrupción del sistema. El capitalismo ortodoxo trajo riqueza y pluralismo, la social democracia trajo la corrupción y el declive.

Sin embargo el modelo de gobierno de Democracia Americana sigue siendo el más deseable para la mayoría de la gente, entre los que me incluyo sin duda. El problema es uno que ya conocieron los griegos hace un montón de siglos atrás: a la democracia le sigue de manera inevitable la demagogia.

La demagogia no es buena
Lo que la mayor parte de la gente no se da cuenta es que en democracia no existe más libertad política que en una dictadura, la democracia no es otra cosa que la dictadura de una mayoría, y mucho más restringido aún, de la mayoría de los que votan, y si seguimos hilando fino, la democracia es la dictadura de los que representan a la mayoría de los que votan. Por ejemplo yo voté por Piñera para evitar que otro peor llegara al poder, entonces Piñera me representa formalmente, pero no representa mis preferencias. Peor todavía, Piñera mucho menos representa al 45.4% de los que votaron contra él, tampoco representa al 51% que no acudió a votar.

Democracias malas, dictaduras buenas
La historia está llena de ejemplos de democracias malas y buenas, así como dictaduras malas y buenas, Chavez y Maduro fueron elegidos democráticamente, Chile entre los años 1920 y 1973 tuvo gobiernos principalmente democráticos, con resultados horrendos, la República De Weimar y la monarquía parlamentaria italiana fueron los trampolines que permitieron al fascismo instalarse en Europa.

Los ejemplos de dictaduras buenas también son abundantes, en términos de estabilidad social, las monarquías hereditarias absolutas han sido los sistemas de gobierno más estables y duraderos de la historia, donde hay casos notables de buen gobierno como Marco Aurelio, Julio César, Federico El Grande, El rey Abdullah de Jordania, Ataturk en Turquía, o el propio general Pinochet en Chile, que entregó el gobierno con un 44% de votos a favor.

Ejemplos hay para todo
Lo que revela una gran ignorancia histórica, es pensar que cualquier dictadura es siempre peor que cualquier democracia, incluso la gente más ignorante sabe -intuitivamente- que eso no es así, no existe ninguna razón para que así sea porque el modelo de Democracia Americana, que hoy conocemos como "democracia" es también una dictadura: la dictadura de los que representan a la mayoría de los que votaron. Todo estado que exista es por naturaleza represivo, así es que esas alegaciones que "la dictadura nos quita libertad" son ridículas y muy ignorantes.

"Todas las dictaduras son malas" es -por lo expuesto- una estupidez, un concepto-cliché, básico para buscar el aplauso de la mayoría de ignorantes. Pensándolo bien no me extraña tanto de Vargas Llosa, que es un gigantesco novelista pero un político y pensador menos que mediocre, sus ensayos son monumentos al lugar común.

Lo que me extraña es que Axel Kaiser, que es un intelectual bien formado y con ideas claras, no se haya atrevido a contestarle. No tengo dudas que hubiese podido barrer el piso con Vargas Llosa, con muy pocas palabras, tal vez no lo hizo por afecto, admiración o simplemente por respeto a las canas. Creo que fue mejor así, en su lugar yo tampoco lo habría hecho.

30 Comments:

Anonymous El mismo JMS... said...

No sólo no estoy de acuerdo, sino que tengo que reclamar que te armaste un mono para pelear contra él y, como era de esperar, lo venciste.
No es cierto que en democracia "no exista más libertad política que en dictadura" o que las democracias sean formas de dictaduras.
Dictaduras, como las vivimos en Chile, en Cuba, en Venezuela, en China o Corea (por nombrar sólo algunas) son las que conculcan una serie de derechos que, en democracia, no sólo están permitidos, sino que son defendidos desde el propio estado.
Caso básico es la libertad de expresión, la posibilidad de emitir libremente tus opiniones (como esta) y que no se te censure por ello. El intentar impedírtelo (incluso las funas que recibió en su momento JAK) es rechazado por la sociedad mayoritariamente.
También la libertad de reunirte (salvo que sea para una asociación ilícita) y no tener que rendir cuentas.
Y por supuesto, la libertad de elegir y ser elegido (si quisieras, al igual que quiso JAK, podrías ser candidato)

No inventes falacias como que la democracia deja menos libertad que una "dictadura buena".

eso...

15 de mayo de 2018, 21:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno, repites-como era predecible- la serie de clichés de moda sin ningún sustento en la realidad. Todo estado es por naturaleza represivo, aunque en tu imaginación afiebrada puede existir un estado benevolente eso no existe, puede que lo sea para ti pero nunca para todos ni en todos los casos, la razón de ser de todo estado es la represión. Eso no cambia en absoluto en una democracia, lo único que cambia es quienes reprimen.

En una democracia no tiene por que existir más libertad de expresión, libertad de reunión o la libertad que se te ocurra que en una dictadura, solo que esa libertad está DEFINIDA por el arbitrio de los que gobiernan (que no somos tu y yo, sino los representantes de... etc.). Si no me crees trata de hacer una reunión o expresar ideas promoviendo la pedofilia, el consumo de drogas o cualquier otra cosa que esté "mal vista" por el consenso creado por los representantes. Te vas de una a la cárcel. La democracia es una dictadura de los consensos, que ni siquiera son mayoritarios sino colocados por los representantes de la mayoría de los que votan.

Si no puedes ver esto yo no puedo seguir explicándote nada.

15 de mayo de 2018, 21:34

 
Anonymous Wilson said...

Lo que de verdad Vargas Llosa no aceptaba no fue la pregunta, sino su intima respuesta... al menos para expresarla en publico.
Estoy seguro que suscribiria tu post de hoy, pero bajo seudonimo por supuesto.

15 de mayo de 2018, 21:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja es probable que a Vargas Llosa le asuste la idea que le pase lo mismo que a Borges, ese terror a la corrección política de la social democracia es muy fuerte en la mayoría de los escritores, solo Borges y muy pocos más se animaron a hablar claro.

Pero yo he leído hartos ensayos de Vargas Llosa y su libro "Como Pez en el Agua" donde cuenta su aventura en política como candidato presidencial y me queda la impresión que políticamente es un tipo bien básico, no tiene mucho peso ni originalidad en ese campo

15 de mayo de 2018, 21:51

 
Anonymous Anónimo said...

a Vargas Llosa lo encuentro un vendehumo de primera... igual como a Mujica, Jackson y tantos otros...

15 de mayo de 2018, 22:01

 
Anonymous Claudio said...

Afirmar que todas las dictaduras son malas es como decir que todos los tumores son malignos. El determinismo es esperable en personas con bajo nivel intelectual, pero no en un tipo como Vargas Llosa.

15 de mayo de 2018, 22:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo que pasa con Vargas Llosa es que es cultísimo en literatura pero muy básico en política, nadie es bueno en todo

15 de mayo de 2018, 22:13

 
Blogger Marcelo Poblete said...

Si mal no recuerdo, en alguno de los libros que lei de Axel Kaiser, hace mención a esto de las "dictaduras malas", diciendo algo así como si bien no son el optimo no se puede negar que la chilena trajo un sistema que genero libertad y bienestar y etc etc.

Imagino que por respeto o para coquetear con esos "liberales de verdad" que andan pululando por aqui y por allá, no entraron a razonar un poco mas en al idea.

Aparte que el ambiente mediático esta harto inquisidor y sensacionalista por el lado de la izquierda, es cosa de ver cualquier programa de "noticias" o político para darse cuenta que el porcentaje de representantes de la derecha es mínimo.

Así que pecando de ingenuo prefiero creer que todo fue para evitarse funas.

15 de mayo de 2018, 22:41

 
Anonymous El mismo JMS... said...

Sigues con tu mono...
En dictadura hay que pedir permiso para cualquier tipo de reunión, sin problemas te imponen censura previa y ninguna posibilidad de elegir o ser elegido. Incluso, a arbitrio del gobernante de turno (y/o sus adlátares) te pueden encarcelar, hacer desaparecer o simplemente matar a discresión...

La mentada "dictadura de la mayoría" no es más que un rezongo burdo de quienes hoy son incapaces de lograr una mayoría suficiente para que las cosas se hagan a "su manera". No reconocer eso, es ceguera personal.

Y para tu información, no sólo hay quienes hablan y escriben a favor del consumo de drogas, sino que además se hacen ferias y hay revistas... Y en varias partes del mundo (y muy raramente, pero también en Chile) hay quienes "defienden" a los pedófilos como personas que padecen una compulsión o trastorno sexual y que hay que detectar y ayudar antes de que lleguen a abusar de alguien (https://www.stopso.org.uk/)

Pero ya ves, incluso los del loby LGBT (y todas las demás letras que quieras agregar), pese a que hasta hace pocos años eran vistos como "degenerados" e incluso perseguidos judicialmente, han logrado ganar espacios -que sólo son posibles en democracia- y hoy no sólo tienen posibilidades de reunirse, hacer espectáculos (algunos tan públicos como su marcha de orgullo) sino que además cuentan con leyes que les protegen...

Esa es la diferencia entre una dictadura (donde se los habrían llevado presos de una) y una democracia. Es claro que no basta la democracia para "promover cualquier idea", pero siempre puedes partir haciendo reuniones chicas, hasta lograr suficiente apoyo para hacer reuniones públicas... Algo impensable en dictadura. Y no, en democracia, mientras no cometas un delito, no te vas de "una a la cárcel". En dictadura en cambio, si ocurre (y ocurrió innumerables veces).

Y para muestra el botón: muestra una sólo libertad de la que dispusieramos todos los chilenos durante la dictadura, que no se pueda ejercer en democracia.

Y ojo, lamentablemente nada impide que una democracia no "involucione" en dictadura, el origen de la llegada al poder, no asegura que las cosas se mantengan "limpias". Pero siempre habrán más y mejores libertades en democracia que en dictadura. Y esa es la vara de medida.

15 de mayo de 2018, 23:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Que aburrido eres, me parece estar leyendo la revista Cauce ¿nunca se te ha ocurrido algo original o fuera del lugar común? Además tus lugares comunes me parecen pencas, ne da lata contestarlos

15 de mayo de 2018, 23:17

 
Blogger jms said...

Si, entiendo tu respuesta. Es un clásico de quien no tiene argumentos.

en fin.

16 de mayo de 2018, 00:21

 
Anonymous Marcos Cisternas Sandy said...

La única dictadura definitivamente mala es la de la estupidez humana, y digo "humana" porque los demás animales no son estúpidos, solo obedecen al instinto que la naturaleza les concedió y se rigen por ella. ¡No podemos ser más y mejores que la Naturaleza! En lo demás, coincido: La democracia es solo una dictadura sonriente.

16 de mayo de 2018, 00:32

 
Anonymous Anónimo said...

La pregunta era bien básica: si había dictaduras menos malas que otras, lo que es evidente. Ni siquiera se la puso -un pelo- más difícil, con "¿es cualquier dictadura peor que cualquier democracia?", que fue lo que, al parecer, la mayoría entendió.

JMS está, seguramente, pensando en Pinochet, pero ese es sólo un caso particular. Por supuesto que, hasta 1989, no existían las libertades políticas básicas y, dirigidas por un ente gubernamental, hubo prácticas criminales bien conocidas. Pero podría afirmar que prefiero a Pinochet que a otros dictadores como Papa Doc, Videla, los Kim Jong, Mao, Stalin, Honecker o Castro, y también por sobre algunos demócratas como Chávez/Maduro, Hitler, Evo, Ortega o Cristina Fernández.

Y alguien podrá decirme que no está de acuerdo conmigo y OK, justamente de eso se trata: no hay una respuesta absoluta para esa pregunta.


Saludos,
El triministro.

16 de mayo de 2018, 08:52

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Marcos "una dictadura sonriente" ¡gran concepto! Muy bueno.

Triministro, mi opinión en eso es que un "buen" o "mal" gobierno no puede medirse de forma objetiva, es un asunto totalmente subjetivo y depende si nos favorece o no. Claro que hay gobiernos que son más malos para más personas, como los casos que mencionas, pero las métricas no son absolutas, sino subjetivas, relativas a cada uno.

Lo que molestó en particular a nuestro común amigo, es que haya dicho la "herejía" que la democracia en si no es gran cosa, y que puede ser buena o mala según quien gobierne. Creo que cualquiera con dos dedos de frente se puede dar cuenta de eso, pero esa idea violenta el credo progre y es considerada herética, igual yo nunca he visto estas cosas con sentido religioso así es que, al diablo.

16 de mayo de 2018, 09:16

 
Blogger David Alfonso Orellana Fuchs said...

El progrerío es cada vez más latoso. Fortín Mapocho, Apsis, Siglo21, deben haber sido hologramas proyectados en los kioscos, ya que "no había libertad de expresión" durante 1973/1990.

16 de mayo de 2018, 09:23

 
Blogger Jose Cornejo said...

A lo largo de la historia reciente se ha asociado el termino "dictadura" con regímenes casi asesinos y despiadados, en donde impera el terror de ir "en contra".

Lo más chistoso es que en Chile, ha sido tal el lavado de cerebros que la gente ignorante lo asocian automáticamente con Pinochet, siendo que lo que menos tuvo fue de dictadura, si lo comparamos con los "Grandes líderes" del zurderío y por ello se ha ganado a la fuerza un lugar en la "verdad oficial" (basado en la histeria y la mitomanía).

Me extraña que Vargas Llosa, siendo una persona "culta" literariamente, haya confundido el término "dictador" y se haya dejado llevar por la corriente politicamente correcta, que, como dijo Charlton Heston es "una tiranía, pero con modales".

16 de mayo de 2018, 09:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

David, claro que si, todos los gobiernos "restringen" libertades, porque esa es su naturaleza, pero ninguno puede eliminarlas, aunque quisiera. Durante los militares hubo libertad de prensa, restringida, igual que hoy, donde cualquier publicación puede ser llevada a tribunales por injurias, incitación al odio, o crímenes con tra la seguridad del estado, que siguen existiendo.

José, Vargas Llosa no es un gran pensador político como trata de promocionarse, sus conocimientos e ideas sobre eso son cliché y bien superficiales. Como político.. es un tremendo novelista.

16 de mayo de 2018, 10:23

 
Blogger Ulschmidt said...

Es como los divorcios: no todos son malos. Por lo menos suelen venirle bien a una de las partes, y a veces le vienen bien a las dos partes. Y a los hijos, y a todo el entorno de la pareja desgraciada.
No obstante, nadie se casa para divorciarse.
Análogamente, alguna dictadura (pretérita) pudo ser buena, o no-mala o menos-mala-que, pero no puede analizarse como sistema futuro. A futuro, todas serán malas. Como pensar en el divorcio el día del casamiento.
Y siendo así cabe preguntar porqué Kaiser se detiene en el punto. O es una cosa nostalgiosa con el gobierno de Pinochet - que ya fue y nunca volverá - o piensa en, por ejemplo, una "salida militar" para el régimen de Maduro.
Ese sí sería un tema de actualidad. Si es así, creo que le erra: los militares salieron del sistema ya. Cobran sus sueldos y saludan la bandera. No harían una intervención que luego, por buena que salga, los enviará por el propio peso del sistema nacional e internacional a las cárceles. En todo Latinoamérica ya es así.

16 de mayo de 2018, 10:47

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, esta vez disiento Ulschmidt. Me parece que tu visión es más o menos como la de los enciclopedistas del Siglo Dieciocho, que llegaron a pensar que la civilización tenía un sentido y una dirección inevitable basada en el racionalismo, crearon la religión newtoniana y una fe ciega en el progreso de la razón y todo eso.

Yo creo que no es así, claramente -en mi opinión- la historia es cíclica y el "progreso" puede existir en las formas, pero no en el fondo. Si llegara a existir ese destino inevitable que tu describes, no tengo dudas que no sería democrático, que es un sistema muy inestable, sino alguna forma de feroz dictadura. Pero no creo que ocurra, estos son problemas viejísomos, hace 22 siglos o más ya se hablaba de lo mismo, la democr´acia no se consolidó sino que hemos ido cambiando de sistemas pasando por todo el ciclo que describieron Platon y Aristoteles en el año del Rey Perico.

Lo que pasa -creo yo- es que estas cosas normalmente se piensan en ciclos muy cortos, de los últimos 10 o 20 años por ejemplo se hacen una idea sobre lo que será el mundo en el futuro. Yo a los 63 recuerdo democracias fallidas, horribles, regulares, una dictadura, etc. ¡en solo el curso de una vida! En términos históricos creo que seguiremos oscilando en el ciclo de oligarquías, tiranías, democracias, demagocias, aristocracias y todo lo demás. Creo que eso va mucho más allá de nuestras opiniones o deseos, porque cada una de esas formas de gobierno responden a la naturaleza humana y sus necesidades y sobre todo a la forma en que van cambiando. Una llama a la otra.

16 de mayo de 2018, 11:03

 
Blogger Ulschmidt said...

.. pero precisamente las dictaduras no pudieron elaborar ningún sistema estable, en LA en el siglo XX. Excepciones: El PRI consiguió la "dictadura perfecta" - Vargas Llosas dixit! - y el Partido Colorado sigue ganando en Paraguay, el mismo partido de López y de Stroessner, y hay que ser colorado para estar en cualquier puesto del gobierno y hacer buenos negocios.
En todos los demás la dictadura se establece pidiendo disculpas, culpando al gobierno anterior del descalabro y prometiendo "normalizar" la situación lo antes posible, llamar a elecciones, etcétera.
Fíjese la perdurabilidad de las dictaduras de izquierda, como Castro, que parten de una teología de la Revolución que valida el gobierno perpetuo del Héroe mayor - y hereditario. Kim no-se-cuanto envenenando a su medio hermano es directamente Shakesperiano: no importa el verso marxista, sólo la intriga palaciega.
Pero en el otro extremo no hay nada.

16 de mayo de 2018, 11:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Por eso mismo digo que no existen sistemas de gobierno estables Ulschmidt, todos los sistemas tienen un ciclo de vida ya conocido y desgeneran en otros.

Si la medida de "buen gobierno" es la estabilidad, las monarquías absolutas serían los mejores gobiernos que ha conocido la historia (eso lo leí hace muchos años en "Civilización" de will y Ariel Durand y me impresionó mucho leerlo, no me había dado cuenta).

Ni dictaduras, ni democracias, ni ningún otro sistema son estables. La dictadura decae en tiranía y esta en anarquía, luego democracia, demagogia, dictadura y así...

Todos los sistemas son buenos para unos y malos para otros, de otra manera no existirían, esa es la naturaleza de la política: tratar de convivir teniendo intereses contrapuestos

16 de mayo de 2018, 11:34

 
Anonymous El mismo JMS... said...

Triministro: No basta la elección para hablar de una democracia. No considero demócratas a Chávez/Maduro, Hitler, Evo, Ortega. No tengo suficiente información para referirme a C. Fernández (que de demagoga mucho, pero de dictadora no se).

Y si, puedo entender que se compare distintas dictaduras, según el nivel de libertades que restringen, pero de ahí a la cantinela de que la democracia es la "dictadura de la mayoría" y por lo tanto otra dictadura más, hay un salto de fe enorme.

David Orellana: No se si te enteraste, pero muchas de esas revistas debían pasar por la censura gubernamental (no todo el tiempo, pero si gran parte de él). Hubo gente que se fue presa, sólo por publicar una entrevista (que tampoco decía mucho de nuevo) a Fernandez Larios. Si eso para ti es "libertad de prensa", entonces tenemos conceptos muy distintos. (un blog como este, sería perseguido en una dictadura y Tomás tendría justas razones para temer por su vida).

Tomás: te equivocas, se que la democracia en si misma, no es gran cosa y que fácilmente puede "involucionar". La democracia es lo que hacemos (todos) de ella, pero es mejor a una dictadura donde alguien que nos considera "idiotas" asegura que nos tiene que decir que es lo mejor para nosotros mismos y que tenemos que estar super agradecidos de eso.

José Cornejo: No se cual es tu definición de dictadura, pero en la época de Pinochet se daban todas las condiciones que normalmente se asocian a una: Persecusión de opositores (con encarcelamientos, relegaciones, expulsiones del país, desaparición y muerte); también estaban conculcadas o restringidas todas las libertades políticas (libertad de expresión, libertad de reunión, libertad de elegir o ser elegido). Y si, pongo a Pinochet y sus adlátares junto a grandes nombres como Hitler, Stalin, Castro y otros más... Me repugnan todos y defender a algunos, porque "gustan sus ideas/resultados de fondo", es lo que hace similares a un Tomás Bradanovic (que defiende a Pinochet) que a una Camila Vallejo (que defiende a Castro, Maduro o Stalin).

Tomás: muestra un sólo caso de censura previa en democracia, o alguien preso por entrevistar a algún "renegado" del régimen imperante. No lo hay. Los únicos que podrían alegar algo al respecto, son los nazis a los que se les impidió hacer su congreso internacional, pero eso tiene más elementos legales que el mero "parecer del gobierno".
La libertad de prensa (de la que tu has hecho uso durante años por acá) no es lo mismo que no hacerse cargo de las injurias o calumnias que se emiten. Pero el derecho a decir lo que se piensa, sin que alguien te "de permiso" hace una diferencia sideral entre nuestra actual (y pobre) democracia de la dictadura en la que vivimos años atrás.

en fin...

16 de mayo de 2018, 11:52

 
Blogger Leus said...

Vargas Llosa no aceptó la pregunta, que es objetiva (la única respuesta posible es "sí") porque es un cobarde, nada más. Es un tema tabú.


16 de mayo de 2018, 12:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo creo que por ahi va la cosa. Vivimos en una especie de dictadura de los lugares comunes, donde -todavía- no pueden impedir por la fuerza lo que no les gusta escuchar pero en lugar de eso usan las funas, la descalificación moral y otras jugarretas por el estilo. Vargas Llosa no es Borges, que en esas cosas si que estaba bien claro.

16 de mayo de 2018, 12:36

 
Blogger Frx said...

Aún recuerdo que cuando leí a Aristóteles, si bien tenía su propia preferencia, también decía que el mejor tipo de gobierno dependerá del pueblo a gobernar, de modo que a uno le podría venir mejor una monarquía y a otro una democracia.

Si nos vamos al conteo de muertos, está claro que hay dictaduras peores que otras y por ende, afirmar esto suena razonable, pero también encuentro que es muy conformista y un tanto peligroso, pues la afirmación también da luz verde a totalitarios más astutos. Tampoco estoy abogando por la democracia y pienso que sería mejor un sistema que incentivara la meritocracia. La pregunta del millón es cómo.

16 de mayo de 2018, 13:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, la meritocracia es repudiada por los progresistas y utilitaristas porque, según dicen, consolida las desigualdades. Quien los entiende...

16 de mayo de 2018, 13:15

 
Blogger Frx said...

Lo más gracioso es que ellos también la aplican en otros ámbitos como por ejemplo la crítica. Otra cosa es si sus criterios son justos o arbitrarios.

16 de mayo de 2018, 13:17

 
Blogger Ciro Cárdenas A. said...

En mi opinión, la de Allende fue mucho más dictadura que el gobierno militar http://cardenaldo.blogspot.cl/2012/01/dictadura-regimen-o-gobierno-militar.html

La política es un negocio de pocos, que son los que alegan "falta de libertad" cuando se suspende esa actividad mientras se reparan la libertad y la institucionalidad. El resto de la gente que se dedica a otras actividades disfruta ese ambiente como de plena libertad, como me pasó a mí a millones de chilenos que en esos años pusimos a Chile donde nunca había estado.

16 de mayo de 2018, 14:18

 
Blogger Ciro Cárdenas A. said...

En mi opinión,la de Allende fue mucho más dictadura que el gobierno militar.

La política es un negocio de pocos, que son los que alegan "falta de libertad" cuando se suspende esa actividad mientras se reparan la libertad y la institucionalidad. El resto de la gente que se dedica a otras actividades disfruta ese ambiente como de plena libertad, como me pasó a mí a millones de chilenos que en esos años pusimos a Chile donde nunca había estado.

16 de mayo de 2018, 14:21

 
Anonymous ian thomson said...

Para que una economía funcione perfectamente,tanto los actores deberán contar con información completa. Igual con la democracia. La gente no tiene, y muy difícilmente podrá tener, información completa y, por eso, podrá terminar no votando por su candidato preferido, dando como consecuencia fenómeno como Trump. Aunque tuviera información completa, no sabrá procesarla.

31 de mayo de 2018, 01:52

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas