Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

El Clan Bonilla

lunes, 26 de febrero de 2007


Esta imagen debe ser de mediados de 1974 o 75, aparecen los hermanos Tomás, Oscar y Guillermo Bonilla Bradanovic con sus esposas, probablemente en la ciudad de Iquique y es una de las fotos de la familia Bonilla que me mandó Laurita Croqueville, viuda de Tomás Bonilla.

Oscar Bonilla era general de división para 1973, segunda antiguedad en el Ejército y fue el primer ministro del interior del Gobierno Militar. Luego fue nombrado ministro de defensa y murió en 1975 en un accidente de helicóptero. Yo no lo conocí, excepto porque trató de ayudar a mi papá durante la UP, con un lío por un campo que nos habían quitado.

Tomás Bonilla era amigo de Gabriel Abusleme que entonces era mi jefe, Abusleme siempre me decía que nos juntáramos, pero yo no quise conocerlo porque me daba lata mi calidad de pariente pobre. Yo mismo me lo perdí porque me hablaron cientos de veces de él como una persona muy entretenida e interesante de conocer. Hay orgullos que matan y yo siempre he tenido uno de esos, especialmente cuando ando pato.

Debe haber sido el más popular de los iquiqueños y su muerte causó una tremenda conmoción en la ciudad, el diario La Estrella de Iquique le dedicó una edición completa el día de sus funerales, llena de recuerdos, anécdotas de amigos y gente que lo conoció. En sus últimos años fue Juez de Policía Local y lo ví varias veces entrando a su oficina donde una gran placa decía "atención gratuíta a personas de escasos recursos". No era broma, en las tardes cuando dejaba su trabajo de juez se dedicaba a atender gratis a la gente pobre.

La cosa es que involuntariamente yo pude disfrutar varias veces de su popularidad, cuando algún limpia-autos o una chica de la farándula sabían mi nombre y se enteraban que yo era pariente de él tenía siempre atención privilegiada, porque Tomás le había hecho favores a medio mundo. Recuerdo bien a una bailarina del Foxy´s que me decía -casi llorando- que era el hombre más bueno del mundo, porque le había ayudado gratis para conseguir la custodia de su hijo. Ni que decirles que me atendió como rey, en Iquique Tomás Bonilla era ídolo entre la gente humilde.

A mi modo de ver, él fue un ejemplo de como se puede hacer una buena vida en provincia, se dedicó a cultivar la amistad y ayudar a los demás de manera sencilla y sin ostentaciones, los viejos iquiqueños entenderán por qué lo digo y tiene muy bien merecida la avenida que lleva su nombre. Lo mismo con Oscar, hay calles, poblaciones y escuelas con su nombre por todo Chile, en una frase se podría decir que fueron dos buenas personas.

Tomás Bonilla era muy humanista, doctor en derecho, y años atrás, curioseando en el catálogo de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos me encontré con la sorpresa de su libro "La Gran Guerra Mapuche" que es un clásico de la historia militar chilena. Tenía muy buena pluma como podremos comprobar cuando Laurita me mande las notas de su diario de viaje a Croacia.

La familia Bonilla Bradanovic se formó con la boda que aparece en la foto que publiqué unos días atrás y Guillermo Bonilla debe haber impresionado mucho al abuelo Tomo para que le entregara en matrimonio a su hija, a la que cuidaba como las joyas de la corona. De ese matrimonio nacieron cuatro hermanos: Oscar (militar) y Tomás (abogado), de quienes ya hablé, Roberto (médico) que vive en Santiago y acaba de cumplir los 80 y Delia (dentista) que vive en Arica.

Del matrimonio de Oscar sale la rama Bonilla Menchaca, de Tomás los Bonilla Croqueville, de Roberto los Bonilla Correa (una de sus hijas Consuelo Forray me contó buena parte de la historia de esa rama de la familia) y de Delia los Aguirre Bonilla (su hijo Marco Antonio es médico y vive en Arica, me he encontrado con él varias veces).

Pero vamos a las fotos que están muy buenas. Las dividí en dos partes: el viaje a Croacia de Tomás Bonilla con Anita Croqueville y las fotos de familia Bonilla donde aparecen casi todas las ramas de ese extenso arbol familiar.

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

El general bonilla murio en un accidente de helicoptero?

26 de febrero de 2007, 11:15

 
Blogger Ellie Girl said...

que heavy... y justo en esos a~os que me apestan. en fin...
que agradable leer un poco de historia, hace bien a la curturizacion chilena... :P

como tara don tom? ojala que biem... y donde estara gonzalez? jajaja

26 de febrero de 2007, 15:47

 
Blogger tombrad said...

Al Gonzalez lo tengo cavando un pozo, me dijeron que a 350 metros había agua y como Gonzalez estaba desempleado, le pasé un chuzo y una pala. Ya va como en el metro -50, se queda a dormir en el hoyo nomás y le mando comida en un balde.

26 de febrero de 2007, 17:16

 
Anonymous Anónimo said...

no podria esperar otra cosa de un señor con tanto abolengo en el baño

26 de febrero de 2007, 23:57

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas