Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

La fiesta de la bicicleta

viernes, 13 de febrero de 2009


Leo en el blog de Jerry Pournelle una reflexión sobre las leyes de estímulo económico recién aprobadas por el Senado de USA.

"John Maynard Keynes dijo una vez que para curar una depresión los gobiernos deberían llenar barriles con dinero, enterrarlos en antiguas minas de carbón, llenar las minas con la basura de los pueblos cercanos y luego anunciar lo que habían hecho. La libre empresa se haría cargo del resto. La gente acudiría a las minas a buscar los barriles de dinero, gastaría el dinero y esto no competiría con otras actividades, más legítimas y necesarias como producir autos o ropa, incluso construir caminos. En otras palabras el estímulo concreto debería ser para actividades irrelevantes, y el problema con el New Deal de Roosewelt fue no gastar lo suficiente. El New Deal no pudo frenar la depresión; para eso fue necesaria la Segunda Guerra Mundial, debido a que el New Deal no creó suficiente estímulo a la demanda. Se necesitaba gastar más, especialmente en actividades económicamente irrelevantes que no compitieran con el crecimiento económico real, pero que pusieran la plata allí de modo que la gente deseara comprar cosas y tuviera el dinero para hacerlo.

Mientras esta idea ha sido cuestionada por muchos economistas desde entonces, aún es muy mencionada y encuentra cierta aceptación dentro de la economía pop.

El Senado recién aprobó la Ley de Estímulo Económico que implica la mayor apropiación en la historia del mundo, aparentemente estamos a punto de poner a prueba esa teoría de Keynes".


Algo que se dice mucho es que los actuales problemas son inéditos, nunca antes hubo una situación parecida y que es un error hacer comparaciones con la gran depresión de los años 20 y menos hacer una analogía entre el plan de estímulo económico y el New Deal. Probablemente es así, es muy posible que las causas, efectos y soluciones sean muy distintas, pero siempre aparece como concepto de fondo la economía real, esas actividades que crean valor real y se identifican con la manufactura y cosas similares.

Es en esa economía real -aunque no me queda muy claro si es que existe tal cosa- donde yo veo el problema más gordo que todavía ni se ha tocado. Me explico, mientras escribo esto, uso un par de lentes hechos en China que me costaron -precio final- 1.300 pesos chilenos, es decir alrededor de US$ 2, esto incluye además de los materiales, mano de obra y transporte local , el flete desde China, el seguro, almacenamiento y desaduanaje junto con los márgenes de utilidad del fabricante, el mayorista chino, el mayorista nacional y el feriante que me los vendió a quien -estoy seguro- podría haberle sacado un precio de $ 1.000 de haber regateado un poco.

¿Cuanto era entonces el costo de producción de los lentes que estoy usando? siempre que he hecho esa pregunta la respuesta ha sido muy evasiva, desde "ni idea", "los chinos trabajan por un plato de arroz" y cosas similarmente vagas que evitan referirse a un hecho casi evidente: he comprado un par de lentes por menos de lo que costó fabricarlos: serán chinos, pero no son magos, basta saber sumar nomás.

Con algunas variantes ese es el caso de muchas de las cosas que hay en mi casa ahora: cuchillos, ollas, vasos, platos, cubiertos, el notebook Lenovo que estoy usando, desde luego el mouse y todos los accesorios, el teléfono celular y los teléfonos fijos, el short y camisa que estoy vistiendo, la tele, las ampolletas, todos los electrodomésticos, mis sábanas y ropa de cama, mis zapatillas, la afeitadora y las extensiones eléctricas donde enchufo todo, en fin, para que sigo.

Creo que la batalla por la competitividad en las manufacturas se descontroló con la entrada de China al sistema. Recuerdo en los años sesenta (ñaca, ñaca, se me cae la placa) cuando USA eran la potencia manufacturera y empezaron a abrir plantas en la frontera con Mexico para bajar los costos de mano de obra, esto se expandió en los setentas con las "armadurías" y "maquila" de las cuales Arica tuvo un notable ejemplo.

En los ochentas los países orientales se empezaron a posicionar partiendo por Japón, que llevaba mucho tiempo tratando de convertirse en potencia manufacturera y pudo bajar costos con mejor calidad basados fuertemente en la copia, camino que siguieron desde entonces todos los demás países. En pocos años Japón ya era un país de fat-cats cuyos gordos y consumistas traseros ya no eran más competitivos y tomaron su lugar otros países asiaticos como Malasia, Singapur, Hong-Kong.

Cuando entró China a la exportación de manufactura se produjeron varias cosas nuevas, antes era solo un asunto de más habilidad, innovación y menor costo de mano de obra pero China introdujo un ingreso inmenso de inversión extranjera, condiciones de trabajo muy desreguladas, control de costos casi inexistente y mucha corrupción. Se habla mucho sobre la desregulación laboral en China: bajos sueldos, pocos beneficios, sin derecho a huelga, etc. pero se habla mucho menos de la corrupción y la falta de controles.

Creo que cualquiera que haga las matemáticas más simples se puede dar cuenta que gran parte de la manufactura china, especialmente en el segmento de los productos más baratos, se vende bajo el costo, es decir con pérdidas ¿imposible? claro que no, eso se llama bicicleta, se ha hecho muchas veces antes, aunque nunca a esa escala .

Cuando uno menciona esto todos se encogen de hombros o contestan con evasivas "¿y que? si quieren perder plata no es mi asunto, mientras yo me beneficie". Pero ese beneficio temporal puede tener un costo inmenso que todavía no revienta y lo vamos a pagar todos en el momento que la fiesta de la Bicicleta China se desplome, la actual crisis financiera probablemente sea solo un entremés, un síntoma de otra mucho mayor de la que parece que nadie quiere hablar mucho.

El hecho que China esté vendiendo bajo los costos de producción rara vez es mencionado, es casi un tabú entre los que escriben de economía y cualquiera que lo insinúe es tachado de mala sombra, igual que cuando unos pocos advertían sobre el peligro de los malos créditos inmobiliarios antes de la crisis financiera. A la gente le gusta creer en los milagros, necesitan creer que podrán comprar por siempre manufacturas a precio ínfimo sin tener consecuencias. En fin, basta de anuncios agoreros, a propósito anoche soñé que se derrumbaba el Morro, y no es chiste. Nos vemos mañana, si el Pulento no dispone otra cosa.

Etiquetas: ,

18 Comments:

Blogger Ale said...

Olas Tomás:

Tal como señalas, es impresionante saber que en China, una de las manos de obras mas productivas del mundo, el sueldo minimo bordea los 50 dolares, ( unos 30.000 pesos chilenos).

Y más impresionante aún es saber que en confrontación, Chile firmo el TLC con China, teniendo un ingreso minimo de 150.000 pesos aproximado... al parecer eso se les paso por alto, pues ahora no pueden decirle a la industria textil chilena( o a cualquiera otra que quedo rezagada con el TLC" " estaba fríamente calculado,queriamos que no pudiesen competir con la manufacteria china, queriamos sacarlos del mercado".

En derecho internacional eso pudo solucionarse con una clausula de equidad en cuanto a las remuneraciones entre ambas naciones. Pero bueno claramente esa clausula no se introdujo, y es por ello que los chilenos creemos que china hace competencia desleal... lo que es bastante desleal, por cierto.

13 de febrero de 2009, 09:47

 
Anonymous Anónimo said...

Mao se debe estar revolcando en su cuerpo embalsamado...

13 de febrero de 2009, 10:57

 
Blogger Ulschmidt said...

Chile tiene que tirar todos esos TLCses al mar y adherir pleno al Mercosur, Tomás, si se me permite una intuición económica.

13 de febrero de 2009, 13:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ale, lo que pasa es que no es un asunto de sueldos, por otro lado yo creo que si pueden producir pagando un dólar al año es perfecto para nosotros, así se ha hecho siempre, la manufactura va donde la mano de obra es más barata y eso beneficia a los consumidores de manera más o menos permanente.

El problema es que cuando produces con una bicicleta financiera de por medio -haciendo caja y robando el capital de a tajadas- llega un momento en que tienes que pagar con creces por todas las ventajas de haber tenido esos productos bajo el costo.

Anónimo, no veo por qué habría de revolcarse en su tumba, los principios comunistas funcionan muy bien en China hasta el momento, cuando venga el desplome ahi si que si.

Ulschmidt, los tratados de comercio son de dos tipos: los que no sirven para nada y los que hacen daño, los que ha suscrito Chile probablemente son del primer tipo y yo creo que habríamos alcanzado los mismos niveles de comercio exterior o mejores por la vía bilateral o unilateral, tal vez en más tiempo pero sobre bases competitivas más reales y permanentes.

Con el resto de Latinoamérica ni hablar, creo que esos son los dañinos, no solo no aportan sino que además nos perjudican. No se puede hacer un tratado entre países con estrategias de desarrollo opuestas, eso solo sirve para hacerse mala sangre.

13 de febrero de 2009, 14:35

 
Anonymous Claudio said...

Puede que haya algo de bicicleta, pero también hay que considerar que los volúmenes de producción que se manejan en China son muy superiores a los de cualquier industria occidental. Esto genera economías de escala bastante considerables, repercutiendo en minimizar aún más los costos. Sería interesante conocer las cifras a este respecto.

13 de febrero de 2009, 18:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pero Claudio, creo que eso es auto engañarse. No hay economía de escala que pueda explicar que un par de anteojos se venda a US$ 2 precio final desde China a Arica, lo mismo con un mouse o un jugo de ollas de acero inoxidable a US$ 8 (lo ví personalmente), las economías de escala no son un invento de los chinos, yo vi la fábrica robotizada de la Casio en japón que hacía miles de calculadoras por hora , los procesos son los mismos en todo el mundo. Más todavía, la robotización anula cualquier explicacion de mano de obra barata.

13 de febrero de 2009, 18:32

 
Anonymous Claudio said...

Aunque los sistemas de producción sean robotizados, de todas maneras operan economías de escala cuando los sistemas manufactureros son descomunalmente grandes. Conozco el caso de una empresa alemana que produce y comercializa dispositivos de automatización (sensores, actuadores, etc.). Esta empresa tiembla cuando le hacen pedidos desde China pues siempre piden de a miles de unidades, siendo que ellos están acostumbrados a vender de a decenas o, a lo más, unos pocos cientos en el mercado occidental.

En todo caso, dados los costos de los productos que tú mencionas da para pensar en bicicleta (si fuera un pais narco podria tratarse de lavado de dinero).

13 de febrero de 2009, 21:19

 
Blogger Ulschmidt said...

Tomás, ¿usted lo dice por la búsqueda del máximo eficientismo que implica la teoría económica liberal? El asunto es que cuando el máximo eficientismo cuesta muchos empleos en USA empieza el "buy America" y cosas por el estilo. Nunca nadie se suicidó por Adam Smith, y el firme partidario del librecambio siempre es el que tiene todas las de ganar, verbigracia, Inglaterra en el XIX. China, por caso, no permite sindicatos realmente libres y sacrifica su población industrial a condiciones ambientales que serían crimen flagrante en Occidente ¿eso es competencia leal?
Los mercados comunes son asociaciones para crear un mercado interno más grande. Es una herramiento lícita.

13 de febrero de 2009, 22:06

 
Anonymous Anónimo said...

Es que el asunto era: o firmas tratados y peleas con normas mas o menos conocidas o pelas sin tratados sin saber nada de nada.
Al final nos queda solo elegir, por que otros ponen las reglas.
crinve.

14 de febrero de 2009, 13:10

 
Blogger Leus said...

Tomás,

lo siento, pero estás ignorando las economías de escala como si no existiesen. ¿Dos dólares? Apuesto que el costo marginal de fabricar de esos lentes que te compras tú no debe ser mayor a diez o veinte centavos de dólar. El transporte es lo más caro, y hasta eso lo tienen resuelto los chinos por puro volumen (sale más caro mover un container desde Valparaíso a Santiago que desde China a Chile...)

14 de febrero de 2009, 18:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El punto es que tu no tienes nada en que basar eso que dices "que el costo marginal de fabricar de esos lentes que te compras tú no debe ser mayor a diez o veinte centavos de dólar" cero, aparte del "apuesto que". No veo como aseguras con tanto convencimiento algo que no puedes saber.

Yo en cambio te puedo mostrar los precios de los mismos lentes que se han fabricado en todo el mundo durante años a precios diez o más veces mayores, eso no es una suposición ni una apuesta, es un hecho.

Las economías de escala existen en todo el mundo, no solo en China.

14 de febrero de 2009, 18:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

"sale más caro mover un container desde Valparaíso a Santiago que desde China a Chile"

Obviamente no es asi CCNN con B/L a la vista NYK-Agunsa

US$ 2.600 flete 20 pies desde Quindao a Valparaíso

US$ 5.450 flete 40 desde Quindao a Valparaíso

¿5 mil dólares por un camión de 30 ton de Santiago a Valparaíso? ¡¡¡por favor!!! me compro un camión altiro

14 de febrero de 2009, 19:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Ulscmidt

Lo que para es que usas argumentos morales para un asunto que -creo yo- no es de naturaleza moral. Cosas como la competencia "leal" o la "herramienta lícita" son conceptos sumamente elásticos y pueden usarse para justificar un sinnúmero de medidas de fuerza.

El uso de la moral en la política da para cualquier cosa y por eso yo prefiero discutir si algo es beneficioso o no antes que si es bueno o malo, justo o injusto, etc. cosas que dependen completamente de las creencias de cada cual.

Para mi es malo, por ejemplo, quitarle a los más hábiles para darle a los menos hábiles, me parece un robo injusto pero muchos otros no piensan así, o sea la justicia no es uuna buena base para discutir de economía porque no existe una base común de creencias sobre lo que es justo, compartida por todos y a todo evento.

Por eso yo prefiero pensar en términos de lo que es más conveniente para maximizar el bienestar. La pérdida de empleos en USA que mencionas, me parece que es muy conveniente a pesar de lo triste que pueda ser para los cesantes, porque corrige un desequilibrio que se venía acumulando y tenía que explotar "un pinchazo a tiempo ahorra otros nueve".

Sobre los tratados, hablando francamente creo que son solo conjuntos de regulaciones entre estados donde cada estado trata de maximizar sus ventajas, como eso no es posible el resultado de un tratado de comercio es o que haces trampa o que todos pierden, normalmente es una combinación de ambos casos.

En los TLC con USA por ejemplo nosotros hacemos trampa, en lo que se refiere a copyrigth por ejemplo, ellos hacen trampa poniendo barreras no arancelarias (multas antimonopolio, barreras sanitarias, etc.) pero hay ventajas porque estos tratados son otorgados como "premios" a ciertos países así es que crean muchos nichos de mercado protegidos.

Estos nichos protegidos duran lo mismo que dura la necesidad política que los justifica y al final viene un ajuste bien doloroso cuando se terminan (todas las excepciones tienden a desaparecer con el tiempo y crean sectores con industrias protegidas y menos eficientes).

Los TLC latinoamericanos yo creo que no tienen razón de ser, causan mucho daño a los países que los suscriben porque son principalmente restrictivos y también crean nichos de mercado privilegiados e ineficientes, como la armaduría de General Motors en Arica que quebró el año pasado dejando a cerca de 1.000 cesantes.

14 de febrero de 2009, 20:25

 
Blogger Lilian said...

Que excelente debate me perdi!

20 de febrero de 2009, 16:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Espérate que se caiga la bicicleta nomás ¡el tiempo me dará la razón! ñaca ñaca cuando tenga 300 años seguiré repitiendo lo mismo ;D

20 de febrero de 2009, 16:18

 
Blogger SergioA said...

Los chinos tenían una mano de obra barata y disciplinada, y cuando le dieron entrada y garantías al capital, lo recibieron en cantidades enormes.
Tener mucho capital permite vender bajo el costo para eliminar competidores; una vez que se los elimina se fija un precio suficientemente alto para
tener utilidades y suficientemente bajo para desincentivar la entrada de competidores nuevos.
¿No es esto lo que los productores chinos han hecho con los productores locales de calzado y textiles?
Si las cosas son así, no hay desplome chino.

2 de octubre de 2009, 15:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo que describes es una guerra de precios, algo bien conocido en economía y también se sabe que por lógica la guerra de precios debe ser muy corta o termina en la bancarrota.

En algunas escuelas de negocios se enseña que lo de China es una guerra de precios "especial" y que los chinos tendrían ese "ingrediente X" que los haría inmunes a las pérdidas. En mi opinión eso es puro bullshit, una visión muy superficial del problema. Nadie puede vivir indefinidamente perdiendo plata y las empresas en China, más que estrategia lo que aplican es la corrupción. Mi impresión es que están cazando zorzales desde hace largo tiempo y han llegado a un punto que ni a los propios zorzales les conviene que la realidad se imponga. Es algo muy parecido a lo que pasó con la crísis inmobiliaria, cuando todos los economistas la negaban.

2 de octubre de 2009, 16:13

 
Blogger SergioA said...

"la guerra de precios debe ser muy corta o termina en la bancarrota"

Si tienes mucho capital, puedes hacer una guerra larga; y si sabes que la ganarás, la haces.
La guerra con los productores locales de calzado y textiles duró años, no quebraron y la ganaron.

2 de octubre de 2009, 17:23

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas