Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Hey, teachers, lets the kids alone!

martes, 10 de marzo de 2009

He andado fuera de servicio por culpa de la desagradable necesidad de
comer. Hubo un tiempo, cuando estaba en la casa rodante, que llegué a
pensar que había alcanzado la autosuficiencia y estaba libre para
siempre del yugo indigno del trabajo, pero no era así, ahora que estoy
en la casa llegan las malditas cuentas que me han acosado a tal punto
que tuve que ponerme a buscar una fuente de ingresos. Que ordinariez
más grande.

La cosa es que estoy sentado en un escritorio de la seción gomas de la
Universidad, preparando los papeles de un llamado a concurso para
hacer clases, alguna vez escribí que cuando me cortan el agua y se me
terminan todos los recursos echo mano a la enseñanza, esa que tanto le
gusta a los que esconden un tirano en el fondo de su corazoncito, a mi
no me gusta pero tampoco me molesta, diría que es un trabajo neutro y
a veces me ha llegado a entretener, ojalá que así sea esta vez.

¿Quien no recuerda a sus mejores y peores profesores? el problema son
los profesores que olvidamos, hay que ser muy malo para no dejar ni
siquiera un mal recuerdo después de un año o más de estar viendole la
cara a alguien.

El mejor profesor que recuerdo fue uno de apellido Barrandegui, que me
enseñó química en el Liceo de Ancud, a pesar que no me acuerdo de una
palabra que me enseño me metió el gusto por la ingeniería, fue el
único profesor que me dió una idea clara de lo difícil que podría
resultar estudiar eso, me adelantó los problemas que iba a tener con
álgebra, cálculo y física de una manera franca y entendible. Uno de
los problemas cuando uno se mete a ingeniería es que no va preparado
para el enredo en que se está metiendo y una vez adentro es muy fácil
desanimarse.

Mi profesor de matemáticas en el liceo era un aborrecido personaje
peinado con un casco de gomina, con bigote de foca y guardapolvos
blanco que jamás se lo sacó. Le decíamos "Pipeta", usaba una antena de
auto como puntero, sabía que lo detestábamos y el odio era recíproco,
su método de enseñar era darwiniano: cumplía con exponer la materia
como a el le parecía sin el menor interés si entendíamos algo o no. Al
fin resultó un buen profesor porque casi todos los de la universidad
eran iguales, por lo menos llegué preparado.

No exagero si digo que no recuerdo haber aprendido nada en los doce
años antes de la universidad, aprendí a leer y escribir en la casa
antes de ir a la escuela lo mismo que las cuatro operaciones. Del
Glorioso Liceo Valentín Letelier recuerdo al Rector señor Galecio y a
mi profesor señor Fariña, ni una sola cosa que me haya enseñado pero
era un hombre bueno y melancólico, decían que llegaba a hacer clases
con trago aunque yo nunca me dí cuenta, nos daba cualquier tarea
tonta, enchufaba una pequeña radio "Minuet" y se ponía a leer el
diario, casi siempre andaba medio triste pero cuando estaba de buenas
sacaba el violín y empezaba a tocar y conversarnos, en esos tiempos
eso se llamaba calducho, como un minuto de confianza.

Un profesor puede manipular, extorsionar y sobre todo esconder su
ignorancia, tiene todas las herramientas para hacerlo, pese a todo
recuerdo a un profesor de los primeros cursos de física de la
universidad que ni siquiera podía con eso. Se ponía a desarrollar
ejercicios de mecánica clásica y en la mitad se perdía, quedaba
perplejo y lo dejaba para la próxima clase, era el tipo más malo para
las matemáticas que haya visto enseñando, hoy es un doctor y creo que
enseña en Valparaíso, en una de las universidades más prestigiosas. Le
decíamos el carnicero por el guardapolvo blanco y su aspecto
desaliñado, como dice el Quijote "de cuyo nombre no quiero acordarme".

El peor enemigo de un profesor es la flojera, especialmente cuando
enseña algo que no entiende y tiene que tratar que esta vergonzosa
condición pase desapercibida, hay muchas formas de hacerlo que van
desde hacer "participar a los alumnos" para que pase luego la hora,
darles trabajos en clase. En todo caso cuando uno no domina lo que
está enseñando lo mejor es que "prepare la clase" es decir que se
aprenda más o menos de memoria lo que va a recitar. Cuando uno no sabe
lo que está enseñando tiene que evitar quedarse callado, esa es la
pesadilla del profesor ignorante, que lo pille una laguna en plena
clase.

En cualquier caso el trabajo de profesor en una universidad es
bastante inmune, se puede hacer clases de lo que sea aunque uno no
sepa una palabra del maldito asunto y normalmente nadie se da cuenta.
Y si se dan cuenta es poco lo que pueden hacer aparte de ponerle algún
sobrenombre odioso a escondidas, mal que mal, el futuro de Chile está
en sus manos así es que nadie se atreve a alegar demasiado.

11 Comments:

Blogger Jorge Figueroa V said...

Coloca un título a tu entrada, para que quede mejor el rss en otros lados.

Pero que tipo mas flojo este!...incluso me comentaron que querías ir a cobrar seguro de CESANTÍA a Perú por los días que estuviste vagando allá.

Te comento que en facebook, Hernán Vásquez escribió algo tan insultante como:

"No es perezoso sólo el que no hace nada, sino también el que pudiendo hacer algo mejor, no lo hace"

Que me dices?

10 de marzo de 2009, 20:03

 
Anonymous Anónimo said...

down,dawun,daun.....no pienso buscar en el diccionario,pa`que.
bomazont

10 de marzo de 2009, 21:12

 
Blogger Lilian said...

Tomas--
El peor profesor que he tenido fue en 2do agno basico y era una segnora de edad, fuera de sus cabales, que gritaba mucho, y tenia los ojos desviados, entonces uno nunca sabia a quien estaba mirando. Yo le tenia panico, a tal punto que ha sido el unico agno de toda mi vida academica que saque malas notas y casi me deja de gustar el ir al colegio. Y el mejor profesor que he tenido, tu la conoces, es la Pochy; ella dejo una huella tan grande en mi que a pesar de haberla tenido como profesora por uno solo anho nunca la olvide hasta que la volvi a encontrar por una de esas lindas casualidades de la vida.

Los profesores, en muchos casos, son los forjadores y tambien auspiciadores no solo de la intelectualidad pero tambien de las personalidades de sus estudiantes. Creo que es una linda profesion. Suerte!!
:-)

10 de marzo de 2009, 22:44

 
Blogger Karenvon said...

Tú hechas manos a la educación...mientras a mi no me quedo otra que echar mano a reportear tribunales y puras audiencias y formalizaciones de crímenes y violaciones...que cosa más agradable no....PUAJ:.. maldito y vil dinero..

Saludos a ti y a Gonza..aunque ahora diga que le caigo mal xD

Saludos!!

11 de marzo de 2009, 01:33

 
Anonymous Anónimo said...

tomas el profesor de fisica de la U que tu citas en tu nota, es el recordado chico Mesias o mas conocido como el "zapatos de califa" por lo desgreñado de su aspecto y de sus calzados, bueno ahora como tu dices es Dr, y profesor de la utfsm. Seguro tu tambien recuerdas a uno de los profes mas entretenidos y didacticos de la U de aquel entonces el famoso guaton Iriarte de quimica, que tipo mas ameno para enseñar, a veces en medio de la clase se desviaba a relatar la historia de la quimica o anecdotas de grandes quimicos, asi todo era muy sabroso; y como el curso constaba de dos apuntes de esos guatones en roneo y mimeografo, lo que no alcanzabas a ver en clases lo completabas en sus apuntes, asi cero dramas. Otro buen profesor de esos años en la asignatura de fisica y que aun ejerce era el ahora Dr. Lazo,un tipo muy simpatico y que te alegraba el aprendizaje, muy dinamico en sus clases y siempre con una sonrisa que puchas que daban ganas de seguir y seguir a pesar que la hora llegaba a su fin. Bueno habian tantos tipos de profesores, pero te recuerdo esos tres por citar los mas recordados.
att
INTI

11 de marzo de 2009, 08:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

JF, Exijo mi seguro de CESANTIA! ¿adonde quedó el Pilar Solidario? ¿ah? ¿ah?. Bah, pereza rima con nobleza, perfectamente, están emparentadas.

Lilian, yo sufrí mucho con Frau Inge que, tu sabes era SUPER estricta y llevada de sus ideas, una profesora de la vieja escuela, bueno, Karen también la conoce bien. La cosa es que pasaron los años y volví a trabajar con ella en el Chileno-Alemán, resultó ser una persona maravillosa, con mucha bondad, humor y buena onda. Se me olvidó mencionarla, fue una de mis profesoras memorables y me dejó mucho con el tiempo. A veces tiene que pasar el tiempo para que uno aprecie aun profe.

Karen, ten cuidado con Gonzalez, mira que lo mencionas tres veces y se aparece, toquemos madera. Mira como nos maltrata la vida, pero si del cielo caen limones, hagamos limonada nomás, hasta que El Pulento de apiade de nosotros y nos mande unos cuantos miles de millones.

INTI, ¡yo no lo dije, CONSTE! jajajaja!

Veo que tuvimos los mismos profes, si, tenís razón, don Peter Iriarte era un siete como profesor y como persona, todavía lo encuentro a veces por la playa, ahora está flaco, debe ser la diabetes. Una vez lo ví devorarse un paquete de galletas tritón y me dió cosa ¡que tipo más glotón era!.

De los profesores de la U no hablo porque los tengo muy cerca y son todos amigos, no se vaya a sentir alguno, la verdad es que a todos los aprecio jaja. No puedo dejar de mencionar a Carlos Caballero, recuerdo a un compañero que lo tenía como su ídolo y decía "si yo hubiera sido mina ¡me caso con este H.!", gran valor Carlitos Caballero.

11 de marzo de 2009, 11:24

 
Blogger Lilian said...

... entiendo a tu amigo; una ex-amiga mia se caso con Carlitos, el es adorable como ser humano :-)

11 de marzo de 2009, 13:12

 
Blogger Nervio said...

Emulando a alguien

Bah

Cuando el profesor sabe su materia puede enseñar mejor cuando no sabe mas que aprender los cabros dersaprenden

en fin

me voy a hacer mi clase de... que miercale era....

11 de marzo de 2009, 15:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja, me imagino al Nervio haciendo clases, le baja la furia y agarra a los pobres alumnos a palos y escopetazos. Seguro que vai a hacer clases con un electroshock!!!!

11 de marzo de 2009, 17:50

 
Blogger Ulschmidt said...

yo pagaría por presenciar alguna clase suya. Avanti piu !

11 de marzo de 2009, 18:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

"Tal vez no aprendan mucho, pero la vamos a pasar rebién" ese va a ser mi lema!!!

11 de marzo de 2009, 18:47

 

Publicar un comentario

<< Home