Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El sueño de la razón

martes, 30 de junio de 2009


¡Ya pues profe, cuando va a poner un saludo para los guardias! me dice mi amigo el guardia que además lee regularmente este templo de los ociosos, con mucho gusto pues aquí va. Resulta que a mi amigo le gusta la mecánica y llegó a la página de automanía, así es que una vez que iba entrando a la Escuela de Negocios, me preguntó ¿que no es usted el de la página de motores? claro pues, el mismísimo.

Los funcionarios no académicos de la universidad son de lo mejor, hay muchos a los que les tengo aprecio y los conozco desde que entré a estudiar, en 1978. Hace pocos días, cuando estaba en la fila del banco que hay en la U, aparece una señora delgadita y me dice ¡pero que haces acá tantos años! yo que soy retardado para las caras me costó mucho reconocerla, pero era nada menos que mi amiga bibliotecaria, resulta que yo era un ratón de la biblioteca, vivía metido allí en esos años y esta señora me guardaba las mejores revistas, el Scientific American, Nature, Byte y todas las que me gustaban, fué un tremendo alegrón verla de nuevo después de 30 años, está igualita, como dice el tango "que 30 años no es nada".

Como no mencionar a Delfín, nuestro pañolero en la Escuela de Electrónica, que hizo ese memorable sketch de don Quijote en una fiesta mechona de los 80s. Y el inefable Bustamante, que cuando toma el micrófono en una fiesta no lo suelta más, gran valor Bustamante. El chofer del Rector que nos acompañaba en la parcela del pueblo cuando hacíamos nuestros claustros-cena y la inolvidable doña Rosa Tor, que era la jefa de bibliotecas.

Ahora mi ídola es doña Nilda,la secretaria de la Escuela de Negocios que tiene una voluntad de oro, da gusto trabajar con gente alegre y de buena voluntad, la Fabiola que es la secretaria de los posgrados y la Fernanda que sufre en nuestra oficina con horas y horas de nuestro mutismo también son excelentes. Don Juanito el camarógrafo que trabajó en el canal de la universidad y tiene más aventuras que Quintín. En fin, solo menciono algunos, mi saludo cariñoso para los que nombré y los que me faltan, son una de las cosas buenas de la universidad.

Todos hablan de calidad de la educación, pero si le preguntamos a 10 personas de que se trata el asunto obtenemos 10 respuestas diferentes, por eso yo evito usar esa palabra. Sin embargo hay pequeñas cosas que son fáciles de asociar con la calidad, por ejemplo esa maldita costumbre de dejar pasar los meses antes de que un profesor se digne a corregir las pruebas es un signo claro de mala calidad. Yo apenas retiro las pruebas empiezo a corregirlas ¿para que dejar pasar el tiempo? si es un trabajo que tarde o temprano hay que hacer, mientras antes mejor, típicamente me demoro menos de 24 horas en entregar las notas, creo que si hay algo chanta es eso de dejar pasar el tiempo sin corregir las pruebas.

Los conceptos de calidad se los podemos aplicar a las personas y veremos que hay personas de alta y baja calidad. Es alta calidad ser sencillo, servicial, amable de entrada. Mala calidad es un petulante, un fantoche o un malas pulgas. Otra cosa que asocio con la calidad es la puntualidad, cuando alguien llega atrasado se me hace la idea de un chanta, la calidad personal tiene que ver con la puntualidad porque la gente puntual es considerada, se preocupa por los demás. Lo otro es ser un Homero Simpson.

Parece que se me pasó el resfrío, esta vez fue cortísimo, claro que a veces tengo estas falsas mejorías y después me viene una recaída mucho más violenta. Me imagino la guerra interna entre las defensas y los virus, creo que Goethe escribió que cada hombre es como un pequeño mundo, Herman Hesse escribió un libro con ese nombre Kleine Welt, es muy cierto, que raro eso de creerse uno solo, cuando somos miles de millones, viviendo cada uno por su cuenta, como un panal de abejas o un hormiguero, que cosa más rara.

En fin, ya estoy escribiendo puras tonteras, mejor me voy a acostar antes de seguir con tantas cabezas de pescado, veremos si mañana se me ocurre algo más cuerdo que poner Hasta mañana.

9 Comments:

Blogger Freddy said...

Tomás:
Me parece que hay que hacer una distinción respecto de educación formal, cultura (en el sentido de modales y conductas), cultura (en el sentido amplio), cultura (en el sentido de acopio de conocimientos), etc.
Respecto de calidad de la educación te recomiendo vamostodostusolo.blogspot.com

Saludos.

1 de julio de 2009, 08:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Freddy, antes se entendía que todo eso estaba relacionado, al menos por lo que yo recuerdo cuando chico (uhhh)la cultura, los buenos modales, etc. también trataban de enseñarlos los profesores y tenían más éxito que ahora, seguramente porque éramos menos los que íbamos a la escuela.

Yo creo que un punto fundamental es la no obligatoriedad, buena parte de los problemas de la educación formal vienen de que es obligatoria y que es prácticamente ilegal que un menor de edad se dedique a trabajar o hacer cualquier otra cosa si así le place. Creo que desde los 14 años en adelante la educación debe ser voluntaria porque "puedes llevar al caballo al río, pero no puedes obligarlo a tomar agua". Eso es lo más importante: que solo estudien los que tienen ganas y los demás trabajen o hagan lo que quieran.

Esta no obligatoriedad se produce de hecho, pero nadie se atreve a reconocerla, cuando hay ausentismo escolar o cuando un tipo asiste a clases sin nngún interés en aprender, es exactamente lo mismo que si no asistiera, peor porque molesta a los que si quieren aprender, perjudica a los demás.

Otra cosa es tu enfoque de ver la educación como la gran herramienta igualadora, es una idea muy popular esa de igualarse a través de la educación pero yo creo que no puede funcionar, porque en la práctca la educación siempre rankea, desiguala, ordena de mayor a menor. Creo que no hay nada más discriminador que la educación formal y no puede ser de otra manera.

Imagínate que tuviera éxito la función igualadora de la educación (a la idea de Brunner por ejemplo) y que todos recibieran compensación por sus carencias, entonces tendríamos millones y millones de médicos, ingenieros nucleares y muchas otras profesiones exóticas, serían muchos y el valor económico de sus títulos sería tendiente a cero.

Es lo que pasó con la educación media, cuando yo era chico, menos de la mitad de las personas completaban la educación media y alguien con "bachillerato" (así se llamaban los que no entraban a la U) podía entrar a trabajar en un banco o en cualquier o en muchos otros trabajos para los cuales ahora se necesita un título universitario. Solo lo escaso tiene valor y cuando msificas algo su valor económico se va al hoyo.

En suma yo creo que la educación formal debiera ser voluntaria desde los 14 años y que no debería ser vista como una herramienta de ascenso económico, creo que con el tiempo, a medida que se van masificando las profesiones iran tomando mucho más valor los oficios que requieren habilidad manual: un músico ganará mucho más que un ingeniero, fíjate que algo de eso ya se esta viendo: un buen jugador de fútbol gana más que un catedrático en Oxford y esas habilidades no se aprenden en ningún sistema formal, creo que van a volver a valorizarse las habilidades básicas: peluqueros, pintores, músicos, futbolistas.

Hasta que aparezca un nuevo Brunner y empiecen a enseñar eso en las escuelas, claro.

1 de julio de 2009, 13:20

 
Blogger Lilian said...

Que lindo escuchar de Delfin y de la Sra. Rosita Tor. Me pregunto quien es la señora de la que hablas en la Biblioteca... Asi como tu eres malo para recordar rostros, yo no recuerdo nombres pero si rostros, todos los que he visto en mi vida. El ambiente de trabajo de la universidad creo que es lo mejor que hay en Arica, aunque tambien depende de donde se haya trabajado. Acabo de escuchar algunas historias horrorosas de un amigo que trabajo alli, en los 90ta...

1 de julio de 2009, 15:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lilian es esa señora delgadita que estaba a cargo de la hemeroteca, ah yo no recuerdo ni caras ni nombres!

Tienes toda la razón en eso del ambiente de trabajo, en algunas partes es excelente y en otras una bolsa de gatos, lleno de envidias y guerrillas internas. Menos mál que donde yo estoy es un paraíso jaja

1 de julio de 2009, 15:44

 
Blogger Freddy said...

Tomás:

Hay un error en tu enfoque. Si la premisa fuera que la Educación dota al estudiante de lo necesario para comprender el mundo y dejarlo en mejor posición para dar sentido a su existencia, Ok. que sea voluntaria. Pero bajo el prisma del modelo y paradigma que vivimos, la Educación dota (o contribuye a dotar) de las aptitudes para desempeñarse mas o menos exitosamente en el mercado. Por tanto, hay que extenderla a todos y, bajo mi premisa, de manera ciudadana y horizontal.

Un saludo.

Te invito a debatir en mi blog también.

1 de julio de 2009, 15:54

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Buena idea, me voy para allá.
Me interesa el tema

1 de julio de 2009, 15:55

 
Anonymous Anónimo said...

Una buena formacion parte del habito de tener una "formacion" en la hemeroteca,una sana costumbre.

3 de julio de 2009, 11:31

 
Blogger Waldemar said...

yo creo que los problemas de la educacion parten por la educacion en el hogar. El problema mas grave de la educación, es el respeto, sin respeto no se puede colocar a un profesor a enseñar algo sin que uno de los energumenos que existen en este momento en las salas de clases interrumpa. en este momento en ninguna escuela de chile existe el respeto o miedo a la reprimenda reto o castigo que sentiamos hace 15 o 20 años cuando estudiabamos, que los suspendan es un alivio, y lo peor de todo es dejar pasar actitudes como el pelo largo, los pantalones en la punta del culo, como encontrar estudiantes borrachos, drogados y que venden droga en los colegios, por evitar la exposicion a los medios o evitar los recortes en las subvenciones. Por eso estoy de acuerdo con Tomas, al decir que el que quiera estudiar que estudie, y el resto que busque su camino.

5 de julio de 2009, 02:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro que hay problemas de autoridad Waldemar y tal vez va más allá del simple respeto porque toda la sociedad ha ido entregando espacios de poder a los jóvenes sin exigir responsabilidades, legalmente los menores de edad todavía son inimputables en muchos casos, sin embargo sus derechos siguen creciendo, por ejemplo la obligación de que los padres los mantengan y muchos más.

Hay muchas deformaciones sociales que vienen de los años 60 y ahora son "consenso", la obligatoriedad de la educación secundaria, la pérdida de autoridad de los mayores, etc. Lo que vemos es la consecuencia de un especie de endiosamiento a ls jóvenes que empezó en esos años.

5 de julio de 2009, 11:46

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas