Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Tres problemas regionales

miércoles, 21 de octubre de 2009


Un amigo me pidió que le preparara una minuta con lo que yo consideraba los principales problemas regionales. Que me demoro pues, si esa es mi especialidad, lo escribí en un ratito. Aquí está tal como acabo de mandarle:

1. Falta de información
Las estadísticas económicas regionales son escasas y con poco nivel de detalle, de hecho no existe ningún organismo dedicado por completo a recopilar y analizar estadísticas económicas regionales, tampoco existe información histórica pues hasta hace pocos años todas las estadísticas eran consolidadas Arica-Iquique y presentan distorsiones, su utilidad para el análisis es muy baja. El Instituto Nacional de Estadísticas tiene una oficina en la ciudad, pero como su nombre lo indica su foco y su política son los estudios de interés nacional. Una necesidad urgente es contar con un centro regional de estudios económicos y sociales, independiente, que recopile datos y estadísticas, genere investigación, opinión, discusiones de nivel académico y profesional para apoyar la generación de políticas. No puede haber estrategia sin buena información, no se puede ganar una guerra a ciegas.

2. Falta de focalización
Ninguna región puede ser buena en todo, sin embargo las políticas regionales en la actualidad son reactivas y dispersas, basadas en presiones de grupos de interés sectoriales más que en estudios fundamentados de la realidad. La dinámica para la implementación de políticas parte habitualmente con protestas y huelgas de hambre, la reacción a estas puede ser diversa, pero lo que se decide al fin no es resultado de estudios sino del poder relativo de quienes apoyan o se oponen a estas protestas. Intereses económicos y políticos particulares son fundamentales a la hora de tomar decisiones y por eso los recursos se dispersan en muchos sectores en lugar de concentrarse en un solo gran objetivo en el cual la región tenga ventajas reales respaldadas por las cifras.

Esta falta de focalización se refleja en las asociaciones para el adelanto de Arica que han existido. Estas nacen a partir de protestas sociales y terminan en una mesa de trabajo donde se elabora un largo petitorio, allí cada sector alega ser el pilar fundamental del desarrollo actual o futuro. Finalmente este petitorio largo y disperso atiende –con suerte- una o dos demandas según el poder de presión de los peticionarios y el resultado neto son políticas fallidas, como ejemplo clásico tenemos los parques industriales. Este problema se explica en gran medida por la falta de información mencionada anteriormente, no hay modo de saber las ventajas o desventajas de una determinada propuesta sin cifras en la mano. No puede haber estrategia sin focalización, no se puede ganar una guerra peleando en muchos frentes a la vez.

3. Falta de consenso
La falta de focalización, por políticas implementadas como reacción a las protestas sociales alienta la falta de consenso. Es un cliché decir que en Arica hay mucha desunión, pero en realidad lo que falta no es unión sino consenso, las políticas dispersas dan aliento a la aspiración en cada sector de ser considerado “un pilar de desarrollo” exigiendo la entrega de subsidios o beneficios fiscales. La existencia de tantos sectores que aspiran a estos beneficios se explica por razones históricas: como no hay una estrategia focalizada todos los sectores se creen igualmente merecedores de ser considerados el centro del desarrollo, así ha sido siempre. El consenso es difícil porque requiere de un fuerte liderazgo que logre contener las ambiciones de grupos de interés particulares, esta contención debe ser por convencimiento más que imposición y para eso deben existir estudios de respaldo, cifras y una política alineada en solo uno o dos objetivos. No puede haber estrategia sin consenso, no se puede ganar una guerra si cada soldado pelea solo por sus intereses particulares.

Conclusión
Los tres pasos descritos están muy relacionados y para desarrollarlos se debe seguir la misma secuencia en que están planteados: primero hay que crear una unidad de estudios regionales que basada en un trabajo estadístico fuerte, genere discusión y propuestas económicamente sólidas, de nivel académico, independientes de intereses sectoriales políticos y económicos.

En base a esa discusión y estudios debe surgir una estrategia de desarrollo simple, clara y fácil de implementar, centrada en un solo gran objetivo para un horizonte de los siguientes 8 años, esta estrategia se debe traducir en objetivos específicos, acciones y políticas alineadas en torno al objetivo principal.

La elección de un solo objetivo para el horizonte de 8 años no significa que se vayan a dejar de lado los demás sectores económicos, sino que es la meta principal de los recursos públicos, el foco es donde se tienen que concentrar y priorizar los esfuerzos, creando sinergias con los demás sectores que se puedan alinear con esta meta principal.

Sin prisa, pero sin pausas. No existen recetas milagrosas ni balas de plata, pero se necesita una serie de acciones perseverantes, una tras otra que en algún momento deben comenzar. Mientras no se parta nada es posible, pero una vez funcionando, con perseverancia se puede: un chincol se comió una viña, uva por uva.

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Si, si, recuerdo perfectamente los precarios y paupérrimos informes de Sernatur, con datos que ellos elaboran de aportados por el INE aparte de lo propio que no se ve(y el mismo informe se excusa: falta información, no existe, etc, etc, etc) y repiten ese mismo payaseo un año tras otro ¿ no será mucho esfuerzo para atraer inversionistas?

21 de octubre de 2009, 22:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Creo que está llorando la creación de un centro de estudios económicos independiente, políticamente transversal, académico, que se dedique a recopilar información, procesarla y elaborar propuestas.

Así como vamos se están dando puros palos de ciego, donde el que grita más fuerte es el que consigue la plata.

21 de octubre de 2009, 22:25

 
Blogger Rubencho said...

Hola Tomas,
Que buenas analogías, como las de Sun Tzu.
En la radio Bio-Bio siempre se escucha el refran "El que no esta informado, no puede tener opinión" y "El que no tiene opinión, no puede tomar decisiones", tu análisis adiciona el "Para tomar decisiones, debes focalizarte en una meta consensuada".
Pero el problema de todo esto, es que las "elites" se amparan en la desinformación, las presiones de fuerza y la dispersión de responsabilidades para alcanzar sus parcelitas de poder. El ejemplo de los Jureles Enanos de arica es simbólico.
Mientras estos no sigan aumentando sus influencias, no servirá de nada elaborar estudios.
Se hace necesaria la Ley de Lobby?
Saludos.

22 de octubre de 2009, 00:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo lo veo como una cadena, no podemos partir por el consenso sin tener información, eso es lo primero de lo primero: tener estadísticas, números, generar estudios (tarea para la U de Tarapacá). En base a eso fijar un objetivo y al final buscar el consenso avalados por los números y estudios. Con números en mano le tapas la boca a cualquier lobbista, el lobby solo puede funcionar cuando falta informaión y las decisiones se toman al tufómetro.

22 de octubre de 2009, 00:20

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas