Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

¿Tiene conciencia una piedra?

jueves, 13 de mayo de 2010

"Durante todo el mes de abril tuve problemas con los mosquitos. Compré un pequeño matamoscas y lo medí: 25 cm de largo y una superficie de golpe de 5x5 cm. Al principio no pude matar ni un solo mosquito, golpeando como hacemos los norteamericanos, con suficiente fuerza como para matar a un caballo. Entonces comencé a estudiar los mosquitos sudamericanos, descubrí que cuando uso demasiada fuerza, hay un momento justo antes del golpe cuando los músculos tiran hacia atrás, esto lo detecta el mosquito y arranca. Fallé con muchos hasta que descubrí dos reglas: paciencia y golpear con la fuerza de una viejecita. Toma tiempo conocer al mosquito que vamos a golpear. Hay que observarlo de cerca, cada uno de sus movimientos. Noté que apenas me aproximaba algunos comenzaban a agacharse, preparándose a saltar. Hay una manera de matar incluso a esos, la explicaré en un minuto, pero ni siquiera traten con una pareja que esté copulando. Parece que al tener sus cabezas tan juntas sus habilidades perceptivas se acumulan.

Así nuestros movimientos deben ser lentos y relajados. Si estás tenso, furioso, determinado, yo pienso que generas una especie de olor que ellos detectan. Hay que permanecer calmado interiormente y moverse muy lento. Si haces esto, puedes incluso mover el matamoscas enfrente de ellos, como si los tuvieras hipnotizados. Puedes colocar el matamoscas increíblemente cerca, hasta a unos 15 cm si tienes suficiente paciencia. Asegúrate que al golpear el mosquito esté perfectamente centrado en la superficie asesina, y no tengas que dar un segundo golpe. Si tratas de anticipar para que lado saltará el mosquito seguramente fallarás. Se necesita muy poca fuerza para matar a un mosquito, su cuerpo es extremadamente fragil. Incluso si solo lo atontas podrás rematarlo facilmente. Asi es que debes ser suave, como una viejecita.

Un día temprano maté a 4 y pensaba que estaba bastante bien considerando lo pequeño del matamoscas. Pero otro día, después de haber aprendido maté a 81 en una sola tarde. Esto me tomó horas de esfuerzo concentrado, aprendí entonces que cuando quieres dar un golpe violento no podrás hacerlo. Debes esperar hasta que el momento decida y los planetas se encuentren alineados. No es lógica, es intuitivo. Pero cuando se siente bien no puedes vacilar. Cuando se siente bien sientes como si fueras uno con el mosquito y así estás permitiendo la muerte. Parece como si el propósito del mosquito es recordarte algo que has olvidado: la existencia de una realidad más amplia, como relajarse y permitir la muerte.

Los seres humanos pueden considerarse una forma de vida inferior a los mosquitos. No es exactamente que sean menos evolucionados biologicamente, sino que los mosquitos son más fieles a su naturaleza original. Ellos solo vuelan de un lado para otro, escarban la basura, danzan al sol y enseñan a los humanos como vivir y como morir. Cuando meditamos, y nuestra conciencia se desplaza hacia ese maravilloso estado en el cual no hay pensamientos, estamos experimentando la misma clase de conciencia que tiene el mosquito. Existe realmente una sola conciencia. La idea que tu eres separado, que tu cerebro individual de alguna manera contiene conciencia y que cada cerebro tiene su propia conciencia privada, es solo una idea, no tiene realidad. Pero por esta idea es por lo que vivimos, y nos aterroriza a muerte porque sabemos que la muerte de nuestro cerebro será el fin de nuestra idea, de nuestra auto-imagen. El mosquito no tiene nada de esa estupidez. No sueña con una auto imagen o ego llmado "yo", no tiene ideas que terminarán cuando su cerebro muera. Tiene un "ser" pero no la idea de un ser separado, individual. Los humanos debemos creer en la idea que el mosquito no es tan inteligente como nosotros porque de otro modo seríamos devastados. Así de frágiles somos -todo depende solo de una idea- pero el real conocimiento del ser no cambia cuando muere el cuerpo.

Con meditación podemos fácilmente dejar de sentir dolor, aunque la "conciencia", "conocimiento", "ser uno mismo"estén iluminados. El placer y el dolor, la vida y la muerte, ganar y perder, son meras ideas, ilusiones, sueños, fantasías de un sobrecargado cerebro.

La idea de que matar un animal es "mal karma" no es verdad. El mal karma viene del estado de mente con el cual se mata, o se realiza cualquier otro tipo de acto. Un asesinato por misericordia no es mal karma, en cambio dar un regalo a alguien para que se enamore de ti si es mal karma. Matar por deporte, o cualquier otra razón soportada por el ego es mal karma. Abraham deseó matar a su propio hijo Isaac si esa era la voluntad de Dios. Eso es simbólico, pero ilustra como matar también a veces puede ser buen karma.

La conciencia única es igualmente completa en una roca, un mosquito o un ser humano que no está atrapado por sus sueños. Por supuesto una roca no tiene su propia conciencia separada como la tenemos los humanos, eso es solo porque no tiene un cerebro que puede generar ilusiones. Así a diferencia de los seres humanos una roca jamás tiene pesadillas.

Entonces recuerda, cuando un mosquito te molesta, es porque tu real conciencia se encuentra apagada y has caído en el sueño de pensar que eres un ser separado. Usa al mosquito para que te guíe de vuelta a la unidad."

Hace algo más de un año, cuando mi tocayo Tom Wilke, escritor, estudioso de la filosofía china y PhD en psicología fisiológica, estaba recién llegado a Arica, nos compramos unas cervezas y nos fuimos a conversar a la Playa las Machas.

Mientras pasaba la tarde, con la típica puesta de sol de otoño, le dábamos el bajo a las latas de cerveza y Tom me empezó a conversar de sus asuntos del Tai Chi y de algunos escritores chinos antiguos que le interesaban. Una cosa llevó a la otra y la discusión sobre la unidad de la conciencia me llevó a preguntarle medio en broma si -en su opinión- una piedra tenía conciencia. Se quedó pensando y me dijo que era una pregunta interesante. Pasado más de un año me pasó el manuscrito del que copié una parte con su respuesta, en su opinión como vemos, una piedra si es parte de la conciencia del Uno.

Hasta mañana.

20 Comments:

Blogger robert said...

Utilizar matamoscas, es como utilizar en las guerras medievales las espadas...actualmente se coloca un raid enchufe y vuala¡..que comodidad¡¡..tay cada dia mas tatita filosofando sobre el matamosca, la interracción con el mosquito y la muerte..de cual fumaste?

14 de mayo de 2010, 07:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah eso lo escribió mi tocayo y tiene algo que ver con las ideas del Tai Chi y todo eso.

En cualquier caso yo siempre he pensado que no hay nada más cobarde y cruel que envenenar a los bichos con insecticida, aplastarlos es la manera correcta.

14 de mayo de 2010, 08:00

 
Blogger Ulschmidt said...

creo que su amigo hablaba de moscas aunque escribe mosquitos. El uso del matamoscas, es verdad, puede incluírse entre las artes marciales, pero lo malo es tener que limpiar todas las superficies donde las horribles moscas quedan estampadas. La clave es no aplastarlas contra algo sino, en realidad, azotarlas cuando levantan vuelo, un chasquido seco que enseguida retira la palmeta hacia atrás y deja insecto muerto envuelto en sí mismo como una bolita y fácil de soplar y echar al piso, sin tener que restregar las ventanas o los muebles. Para desarrollar esa habilidad hay que matar primero unas ochocientas moscas.

14 de mayo de 2010, 08:31

 
Blogger JORGE said...

Tomas.Viviendo en Florida rodeado de lagos y pantanos aprendimos que un producto llamado Skin So Soft funciona muy bien como repelante de mosquitos.
Sin embargo.Yo con mi gran consumo de alcohol,emito olores que espanta los MOSQUITOS y ellos no se acercan a mi cuerpo.
Mmmmmmm dame mani,,,,,pari mi....mmm!

14 de mayo de 2010, 09:15

 
Blogger Ulschmidt said...

... cuidado, Jorge, que el consumo de alcohol cerca de pantanos está asociado al incremento de ahogados. Además los caimanes no tienen problemas con la carne alcoholizada!

14 de mayo de 2010, 09:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt ¡aplastar moscas volando! jaja esa si que está buena aunque dudo mucho de la factibilidad práctica del asunto. Siempre tiene que haber algo de sangre que limpiar, matar asepticamente también me parece medio cobarde, hay que hacerse cargo del cadáver como mínimo.

Jorge, tienes que hacerte uno con los mosquitos y solo matarlos cuando te recuerden tu ego individual, en cualquier otro caso ni siquiera los notarás., especialmente si te emborrachas como cuba, esa es otra técnica muy efectiva, los mosquitos están igual pero ni los notas.

14 de mayo de 2010, 10:37

 
Blogger JORGE said...

Ulschmidt.Nuestra casa es cerca de una milla de un parque de reserva estatal ,llamado Wekiva Spring State Park. Nuestro vecindario es limitado en parte por este parque y no es chiste ver de cuando en cuando caimanes (cocodrilos/lagartos) caminado por las calles cuando ellos estan buscandos hembras.

14 de mayo de 2010, 10:45

 
Blogger JORGE said...

Hablando del caimanes en busca del sexo opuesto , que esta pasando con Payayita?

14 de mayo de 2010, 11:09

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Este asunto del Uno ha sido el tema de mi vida, Bradanoide.

Una piedra si tiene conciencia, pero esta es unívoca y homegénea; ella pulsa su ser en un solo sentido, sin matiz alguno, sin aristas, sin cavilaciones, en una sola línea recta hacia su destino que es su deshacerse paulatino, aunque para ello deban transcurrir mil millones de años

14 de mayo de 2010, 11:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hey Sergio es una idea muy atractiva eso de la conciencia universal y lo ilusorio de la conciencia individual. El asunto es como se traduce eso a la vida práctica y creo que a menos que se hagan muchas piruetas lógicas, la conclusión que a mi me parece obvia es que habría que suicidarse para salir de la ilusión y llegar rápidamente a la conciencia del Uno.

Hay varios argumentos contra el suicidio que no me parecen muy convincentes, si dejamos de lado las tonteras morales y religiosas el suicidio debería ser la opción más válida, como el fast track.

14 de mayo de 2010, 12:11

 
Blogger Ulschmidt said...

Depende. Las piedras basálticas me parecen menos concientes que las areniscas y las calcáreas, directamente, cuando el agua y el ácido carbónico las atraviesan, es como si cobraran vida y pasión.
Jorge: cómo sabe que los cocodrillos que pasan por su calle son machos buscando hembras o hembras buscando machos? usted los da vuelta para verificarlo?

14 de mayo de 2010, 12:15

 
Blogger JORGE said...

Buena pregunta. Es lo que creo haber entedido por lo dicho del Guarda Bosque Estatal.Que son los machos que van en busca de las hembras.

14 de mayo de 2010, 12:27

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Me temo que debiera existir una aritmética de este asunto. No he sido capaz de crearla, pero moriré con la esperanza de recibir tal iluminación (mis posibilidades son remotas).

El asunto que diferenciaría a esta aritmética de "la otra" aritmética se relaciona con la paradoja que tiene que ver con que este Uno se tiende a identificar con la mayor cantidad construible por medio del lenguaje.

Esta cantidad vaga a la que aludo es "Todo", dicho con la soltura de un irresponsable que quizás no deba hacerse cargo de tal construcción en definitiva, sin perjuicio de tener tal esperanza.

¿Es este "Todo" al que aludo un número, o puede llegar a serlo?, ¿o es un simple y fatal concepto metafísico análogo a cualquier aspecto no clasificable como afín a una ciencia, como establecería Inmanuel Kant hace siglos?

La aritmética de tal unificación, dentro de mi intuición, debiera ser la definitiva.

Lograr tal "fabulosa enajenación" de asumir aspectos espirituales con la mecánica de una operatoria "matemática" permitiría alcanzar deducciones insospechadas de las que por supuesto no puedo hablar sin hacerme cargo del trabajo "sucio" de todo esto, que va mucho más allá de la simple enunciación vacía de contenidos, pero cargada de intuición de la que me hago cargo en este comentario (supongo).

14 de mayo de 2010, 12:41

 
Blogger Carla said...

:D me tu post me hizo acordar del año pasado cuando salía de visitar el cementerio de Huaraz con mi novio, y nos metimos a un restaurancito cercano a refrescarnos del sofocante calor con unas Pilsen y noté q las mesas estaban llenas de moscas. Me prestaron un matamoscas para liquidarlas, habían como 50 en la mesa vecina y pensé que matarlas era pan comido pero luego del primer golpe.... la mesa estaba vacía, ni una había caido... este 22 regreso a Huaraz.. y entre otras cosas, me reivindicaré con tu consejo :D
Otra cosa, sería weno q escribas un post - disertación sobre tu 1ra ley Bradanovic...

14 de mayo de 2010, 17:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Carla, acá también hay temporada de moscas, especialmente en los valles de Lluta y Azapa cuando los fertilizan, es increíble porque son nubes.

Cuando anduve por la amazonia peruana le tenía terror a los mosquitos (porque también le tengo miedo a las inyecciones así es que no me puse la vacuna obligatoria), pero tuve suerte o el repelente era muy bueno porque no me picó ni uno solo. _Y ni los espantaba, me hice Uno con ellos como diría mi tocayo jaja!

La Primera Ley de Bradanovic es tan evidente e inmutable que no necesita explicación. No ha conocido ni una sola excepción en toda la historia de la humanidad si consideramos la infidelidad del pensamiento, te lo dice un gurú en el asunto.

14 de mayo de 2010, 17:16

 
Blogger Ulschmidt said...

ah, como la arregló con la infidelidad del pensamiento!
La aritmética que dice Meza debe ser la geometria de Rienmann, digo yo, por decir algo.

14 de mayo de 2010, 17:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt "Porque el pecado no se comete solamente por un acto, sino que se peca también con el pensamiento o corazón, ya que es ahí donde se fragua primero antes de llevar a cabo de la acción (Mateo. 15:11-20)"

"Y si tu ojo te hace pecar sácalo y tíralo lejos, porque es mejor perder un ojo que la vida eterna" (o algo así era, creo).

Ah,, y según recuerdo lo más divertido venía después "entonces muchos de sus discípulos se desilusionaron y se fueron" (estoy citando de memoria)

14 de mayo de 2010, 17:55

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Tomás: mi disperso modo de pensar y de entender lo que leo (debo ser uno de los peores lectores que conozco) no me permitió hacerme cargo de tu afirmación de llevar a la vida práctica estas cosas que hablo en relación a la Unidad, hasta ahora.

Es una buena pregunta la que implícitamente me traspasas, sin perjuicio de que debiera deducirse de tal inquietud tuya una afirmación subyacente, que alude a que la vida práctica es capaz de contener todo lo que otra vida "no-práctica" no porta o no es capaz de portar como vía única hacia los demás...

La vida práctica, llamada a erigirse como la medida de cada cosa digna de ser tomada en cuenta me parece un tanto sesgadora en relación a cualquier plenitud personal que se pueda lograr de meditar o actuar sobre aspectos tan poco comunes como podría ser meditar acerca de la Unidad como (valga la redundancia) única realidad capaz de albergar cada aspecto de la existencia.

El asunto este es engañosamente baladí, si así se lo quiere tomar; para pensar hay que agrupar, segregar, separar, unir, estructurar; sin esta acción todo sería un continuo infinito de eventos de los cuales no se podría distinguir límite, frontera, comienzo o final.

Entonces la clave del pensamiento, y de la inteligibilidad del mundo está en saber contar uno en cualquier parte y a título de cualquier capacidad de aunar elementos, por dispares que parezcan, siendo cualquier asociación posible, salvo el pensar que a “Todo” se le puede sumar “Uno”; tal afirmación es lo único que tengo claro que no aplica, pero vayamos a responder tu afirmación relacionada con la vida práctica…

Obviamente no comparto tu creencia o convicción de que la reducción a la vida práctica es el requisito sine qua non de cualquier acción; simplemente se puede estar apostando, al formular, que ya vendrán otros a reducir (o elevar, elige tu) tales cosas “no prácticas” a campos de digestión directa, como directa es la combustión de la glucosa en un mitocondria, mientras las grasas campean por el organismo como recipientes de futuros aires de los cuales, si viniera al caso, otros procesos podrán hacerse cargo.

No es parte de todos y cada uno de los seres de este mundo el elaborar caminos prácticos hacia las cosas; Tycho observaba los cielos (qué más práctico que aquello; el distinguir de la realidad, segregar y describir el comportamiento de otros mundos o estrellas, o galaxias) pero no fue Tycho quien logró explicar el movimiento retrógrado de Marte, ya que tal arquitectura agregada como calzado perfecto fue materia de otro personaje con más distancia y abstracción.

El pensamiento capaz de estructurar a la distancia no necesariamente sabe de reducciones (o elevaciones) a la práctica huella que hace evidente a todos y cada uno.

20 de mayo de 2010, 13:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Sergio, "como llevarlo a la vida práctica" es el asunto, porque sino yo creo que todo se traduce en una especulación ociosa que vale tanto como cualquier otra entretención embrutecedora, ver un mal programa en la tele por ejemplo.

La "vida práctica" para mi es el hambre, la sed, el dolor de estómago, el insomnio, los malos ratos en el asqueroso trabajo y muchas otras cosas que despreciamos por ser materialistas y superficiales pero que son las que no podemos dejar de hacer o sentir.

Perfectamente nos podemos olvidar de toda clase de filosofías, del la conciencia, de la naturaleza profunda de las cosas y no pasa nada, pero si nos olvidamos de respirar, comer, de tomar agua o hacer muchas cosas cotidianas ahí si que empezamos a tener problemas.

El acertijo del que mi buen amigo Tom no pudo zafar es que si el ego individual resulta una ilusión que -más encima- provoca sufrimiento, lo más lógico es suicidarse para alcanzar la unidad de manera rápida y sencilla, sin necesidad de penosos ejercicios.

Que la vida práctica no tiene ningún objeto o -lo que es equivalente- si tiene algún objeto nunca podremos saberlo (aunque si podemos tener muchas ideas estrafalarias y llegar al convencimiento de que lo sabemos), entonces para mí esta claro que el suicidio resulta muy válido.

A suicidarse entonces, yo estoy en eso -con copete- pero me tomo la cosa con calma, no tengo el menor apuro...

20 de mayo de 2010, 13:33

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Con un sentido práctico no se hace, no se abre, no se alumbra ni se insinúa mundo nuevo (ese que viviremos del modo nuevo que las nuevas cosas nos arrojan en la cara); practicando la práctica vida que tenemos practicada desde los procedimientos técnicos que otros científicos iluminados nos han dejado desde su nube, tan poética como la que predico yo, solo se afana el ser humano en flotar sobre el presente sin más norte que una monotonía basada en hablar lo ya hablado y actuar como todos lo han hecho, para resolver los temas que desde ya se nos precipitarán con la mirada del que no ve más alla de la prácticada realidad, despelgada desde sus terrestres paradigmas forzosos.

Para tales cosas preferiría no haber nacido, sin perjuicio que, en la práctica, trabajo, gano la plata suficiente para mantener a los míos y más, con proyectos tan aterrizados como cambiar la lavadora, pagarle la Universidad a mis dos hijos, tener más bienes raíces etc, etc, etc.

Para darte un ejemplo práctico; estoy a cargo de coordinar y dirigir las demoliciones de la comuna donde vivo, organizando prácticas y ejecutivas cuadrillas de demoledores civilizados, que más que demoler desarman, dejando como rastro una huella de seguridad donde no la había y dejando un montón reciclado de materiales que se entregan apilados e inventariados para el provecho (práctico) de los propietarios de las ruinas...

Con tal experiencia en la vida práctica, de la que me hago cargo "a todo ritmo", te puedo decir que tales cosas no me bastan, ni me alcanzan.

Un abrazo

20 de mayo de 2010, 14:59

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas