Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Capital humano 1

martes, 30 de noviembre de 2010

Rodrigo Nuñez, mi gran amigo desde hace años y que los regulares de este Templo del Ocio ya conocen, me manda esta fotografía que hizo hace unos días a tres lindas ariqueñas y me avisa que está exponiendo en el Salon Azapa de el Hotel Gavina Express de Arica a las 19:30 hrs. abierta gratuitamente al publico desde este lunes 29 hasta el viernes 3 de Diciembre. (desde las 10:00 hasta las 21:00 hrs). Felicitaciones Rodrigo, sólido como siempre. Claro que debemos juntarnos antes que te vayas. El texto introductorio de la exposición lo escribió Camila Gómez y pueden verlo completa AQUI.

Me preguntaba Alfredo hace poco sobre los problemas de capital humano, creo que es uno de los temas más complicados para tratarlo en serio y también de los más fáciles de despachar usando clichés. Lo del capital humano tiene una forma estándar que es la que se enseña en las escuelas de administración y se repite en todas partes, resumida y sacando la palabrería de adorno la versión estandar es más o menos así:

Uno de los recursos más importantes, si no el más importante, de cualquier organización es su capital humano y los talentos que, si se logran alinear con la estrategia pueden resultar claves en la creación de valor y generación de ventaja competitiva. Por eso el capital humano es uno de los cuatro pilares básicos de toda empresa junto con comercialización, operaciones y aprendizaje. Un buen ambiente de trabajo, motivación e incentivos son la clave para desarrollar ventajas a partir del talento humano.

Fin de la teoría, muy bonita y casi nadie la discute. Sin embargo cuando metemos los pies en el barro de la realidad vemos que en muy pocas organizaciones el capital humano es fuente de ventajas, lo normal es todo lo contrario, que las personas sean fuente de las principales desventajas y problemas. Un solo ejemplo puede ser esclarecedor: cuando nos quejamos de la educación en Chile, ¿quienes aparecen como los primeros responsables?: los profesores, luego los padres y finalmente los propios alumnos. Hay acuerdo en que las condiciones materiales no son tan graves y que incluso se puede invertir mucho en infraestructura y las cosas pueden seguir igual o peor. La misma situación se observa en muchas otras empresas de distinta naturaleza.

Creo que hay una razón de fondo para esto, más allá de la demagogia y los buenos deseos: los seres humanos tenemos aversión al esfuerzo y aquellos que disfrutan de su trabajo o estudio son muy pocos en comparación con los que lo aborrecen. Alguien ya lo dijo mucho más claro, hace años:

"¿En qué consiste entonces la enajenación del trabajo? Primeramente en que el trabajo es externo al trabajador, es decir, no pertenece a su ser; en que en su trabajo, el trabajador no se afirma, sino que se niega; no se siente feliz, sino desgraciado; no desarrolla una libre energía física y espiritual, sino que mortifica su cuerpo, arruina su espíritu. Por eso el trabajador sólo se siente en sí fuera del trabajo, y en el trabajo, fuera de sí. Está en lo suyo cuando no trabaja y cuando trabaja no está en lo suyo. Su trabajo no es, así, voluntario, sino forzado. Por eso no es la satisfacción de una necesidad, sino solamente un medio para satisfacer las necesidades fuera del trabajo. Su carácter extraño se evidencia claramente en el hecho de que tan pronto como no existe una coacción física o de cualquier otro tipo se huye del trabajo como de la peste. ( Marx, "Manuscritos económico-filosóficos" ]

Hay que partir reconociendo eso: si el trabajo y el estudio fuesen siempre placenteros una buena parte de nuestros problemas de capital humano no existirían. Pero no es así, conversando con los profesores hace algunos días me comentaban su dilema entre hacer clases entretenidas o enseñar de manera eficiente, la teoría dice que si las clases son entretenidas los alumnos aprenden casi jugando, pero la realidad es distinta porque aprender implica también penosos trabajos de comprensión, lectura, memorización, etc. que nuestra condición humana encuentra desagradable y aburrida. Tanto para estudiar como para trabajar es necesario sacrificarse "no pain, no gain".

Yo creo que ese es uno de los errores fundamentales en la teoría estándar del capital humano. Pensar que todo pasa por solo un asunto de motivación y buen clima de trabajo (que son importantes pero no fundamentales) y negarse a reconocer que el trabajo y el estudio son intrinsecamente desagradables, que son -no siempre pero normalmente- actos de autosacrificio, de ascetismo como decía Marx, que se hacen para lograr otros fines que si se consideran agradables.

Algunas teorías modernas de administración dicen que el trabajo puede ser como una fiesta si la gente está correctamente motivada, algo similar dicen del estudio, que puede ser tan divertido como un juego y muchos han propuesto trabajar con fiestas y estudiar con juegos. Ese -yo creo- es un error fundamental porque lo que es fácil no tiene valor, no diferencia.

Algo característico de los estudiantes y trabajadores con éxito es su disposición a sacrificarse. Sin embargo todos los días aparecen pedagogos y administradores tratando de convencer que estudiar y trabajar duro es lo más entretenido que puede existir. Inglaterra tuvo su hora más grande cuando Churchill dijo su discurso "No tengo nada más que ofrecer que sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor". Mientras tanto Hitler, mucho más optimista decía "...queremos ver un imperio.." ¿quien ganó al final, los alemanes convencidos que tenían la fuerza irresistible o los ingleses determinados a resistir?.

No se puede aprender jugando y rara vez nos van a pagar por hacer cosas divertidas, si se ponen buenas notas y se pagan sueldos es precisamente porque se trata de actividades desagradables, que requieren sacrificio y deben ser recompensadas. Los problemas de capital humano son un campo enorme pero creo que para empezar tenemos que reconocer que el trabajo y el estudio son normalmente desagradables. Si partimos con una mentira todas las conclusiones que saquemos no valdrán nada. Eso era yo creo, para un primer apronte. Hasta mañana.

Etiquetas: ,

9 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Muy bueno el capital humano de las ariqueñas !
y sólo agrego que en Macdonalds seguro que no leyeron a Marx

1 de diciembre de 2010, 06:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah ese si que es capital humano jaja!
Si no me equivoco Camila es una de las modelos.

Eso de "ponerse la camiseta" de la empresa es -yo creo- una equivocación, cada uno trabaja para si mismo, el empleado asalariado no puede ser considerado socio en términos de sacrificio y empleado a la hora de repartir ganancias, eso es un engaño. Está bien que hay que cooperar y remar todos para el mismo lado, pero no hay que olvidarse que propietarios y trabajadores no son lo mismo.

1 de diciembre de 2010, 11:09

 
Anonymous Anónimo said...

creo que se trata de la misma persona que publica en la nacion internet, la duda es si seguira despues de la "restructuracion"...supongo que si.En todo caso,su labor de difusion de este artista es meritoria.

1 de diciembre de 2010, 12:59

 
Blogger Nervio said...

En Chile nuestro capital humano sigue funcionando con látigo y zanahoria, viendo los resultados de mis alumnos me gustaría tener el derecho a darles una patada de vez en cuando
XD

1 de diciembre de 2010, 14:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, no, tengo entendido que no es de La Nación pero redacta muy bien.

Nervio, hay un problema de punto de vista. El alumno quiere aprobar el curso con el mínimo esfuerzo, aunque no aprenda nada ¿es eso racional? claro que si, a menos que piense especializarse en esa materia a futuro, normalmente nadie sabe que pasará en el futuro. El profesor por su parte quiere que la mayor parte del curso aprenda el mayor % de los contenidos, lo que también es racional.

Esa dialéctica más o menos marxista -acuérdate que estoy leyendo "El Capital"- es inútil negarla, hay que partir reconociéndola y desde allí tratar de llegar a un arreglo que no sea el de la lucha de clases, que Marx pensaba inevitable.

Ni los alumnos ni el profesor, ni los trabajadores ni los patrones pueden obtenerlo todo aplastándose entre si, son simbioticos. Pero para que el arreglo sea bueno todos tienen que entender la situación primero.

1 de diciembre de 2010, 14:29

 
Anonymous Anónimo said...

TOMBRAD CON TU PUNTO DE VISTA AFIRMAS QUE LA VOCACION NO EXISTE, SOLO EL SACRIFICIO EN CUALQUIER GRADO POR EL LUCRO, CREO QUE ES EN GRAN MEDIDA CORRECTA ESA CONCLUSION, SIN EMBARGO EXISTE UN AREA EN QUE Sí LA PERSONA PUEDE "TRABAJAR", VER NACER Y APAGARSE LAS ESTRELLAS EN ESE AFAN, ESE ES EL ARTE, OH EL ARTE, LA MUSICA, LA PINTURA Y TODO LO QUE PUEDAN HACER MENTE y MANOS EN LA MAS LINDA DE LAS ARMONIAS, ENTONCES PODEMOS AFIRMAR QUE LOS UNICOS QUE NACEMOS O APRENDEMOS A CULTIVAR ESA VOCACION SOMOS LOS ARTISTAS (MUSICA PINTURA EN MI CASO)QUE POR AMOR AL ARTE PODEMOS "TRABAJAR" GRATIS, PUES PARA NOSOTROS INTERPRETAR UN INSTRUMENTO O TOMAR UN PINCEL, NOS TRANSPORTA A UNA DIMENSION SUPERIOR A LOS COMUNES. QUE PARA TRABAJAR Y PARA LUCRAR TENGO LA INGENIERIA.

ATT.
artista e ingeniero INTI.

1 de diciembre de 2010, 15:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así se habla compañero Inti!

Bueno, la frase "por amor al arte" lo dice todo, aunque el arte puede ser un trabajo tan agobiante como cualquier otro, lleno de malos ratos, penurias, cuchilladas por la espalda y todo eso, cuando se tiene como profesión. Por eso es muy buena esa caricatura del jardinero que para descansar se va de pesca y el pescador que en sus ratos libres se dedica a jardinear. Si arte es lo que hacemos por placer, entonces es lo que realmente vale la pena.

Lástima que la vida no es tan fácil como para divertirse siempre y que nos paguen por eso. Esa es la explicación por la que yo he sido toda mi vida pobre y atorrante ;D

1 de diciembre de 2010, 16:05

 
Anonymous Claudio said...

Creo que es utópico pretender que todas las personas trabajen en lo que les gusta. Todo trabajo supone una cierta cuota de sacrificio, incluso en aquellos que se efectúan por gusto. Algunas personas que les gusta la jardinería terminan con lumbago u otras dolencias por desarrollar su actividad.

"Para hacer tortillas hay que romper huevos". No sé si este refrán viene al caso, pero quería terminar mi opinión validándola con un refrán o algo así, eso...

1 de diciembre de 2010, 16:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Muy cierto Claudio, por eso debe ser que aborrezco tanto el trabajo, si no fuera por un par de malditas cuentas viviría feliz sin mover un dedo, pero que diablos, en esto Marx tenía toda la razón.

Y la metáfora de romperse los huevos es muy adecuada jaja!

1 de diciembre de 2010, 17:01

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas