Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Economía del bienestar

martes, 9 de noviembre de 2010

He estado leyendo varias cosas sobre la economía del bienestar, que es un asunto muy entretenido así es que aprovecharé de contarles como el cáncer socialista va corrompiendo mis sanas ideas ultra liberales. Obviamente yo tengo conocimientos muy básicos del asunto así es que solo comento mis impresiones de lo que he leído, podría estar equivocado pero en fin, la ignorancia es atrevida.

Mientras la economía clásica se trata de maximizar el bienestar individual en libre competencia, la economía del bienestar, partiendo del mismo principio se dedica a estudiar las externalidades (costos no previstos o no considerados) y el problema de las elecciones sociales.

Lo que puede ser beneficioso para uno, perjudicando al resto, se vuelve perjudicial para el mismo si se generaliza. Si yo soy el único que evito pagar el pasaje en un bus del Transantiago, me beneficio doblemente al recibir el servicio y ahorrar el pasaje. Si son muchos los que evitan pagar, el beneficio se convierte en perjuicio porque tarde o temprano los buses dejan de funcionar. Si todos pagamos, el perjuicio relativo es menor porque cuantos más paguen más barato el pasaje, mejor servicio. En fin, es un problema conocido y su formulación más famosa la hizo Harding en su artículo La tragedia de los comunes. Creo que no hace falta explicar demasiado que el beneficio individual a veces disminuye cuando muchas manos matan la guagua.

Lo interesante es que en el análisis anterior no hacemos ningún juicio moral o de valor, la economía del bienestar -seria- solo se preocupa de la maximización de los beneficios y no le preocupa si es "malo" o "antisocial" no pagar pasaje, todas las opciones valen igual en principio.

Por eso la elección o preferencia de las personas es fundamental en la economía del bienestar. Por ejemplo, cuando alguien decide si paga o no el pasaje para viajar en el bus de Transantiago ¿como lo hace?, aquí la economía supone que -por lo general- la gente toma decisiones racionales, o sea medirá su utilidad, que es el saldo de beneficios menos costos de las dos alternativas (pagar y no pagar). Dicen que hay entre un 15% y un 20% de evasión en estos buses, que es exactamente el porcentaje hasta donde es conveniente no pagar pasaje ¿como los que diseñaron el sistema no lo anticiparon? no hacía falta ser un Einstein para suponer que iba a ser así, es la economía, estúpido.

La economía del bienestar se desarrolla en torno a ese dilema: cuando la utilidad de uno empieza a caer porque todos los demás empiezan a hacer lo mismo, matando la gallina de los huevos de oro. Dos buenos libros que acabo de leer, describen este asunto. Uno es The inexact and separate science of economics de Daniel Hausman y el otro La economía del sector público de Stiglitz, en el primero lo trata desde el punto de vista individual y en el segundo desde el punto de vista del gobierno.

En el fondo se busca una formula -función de utilidad, dicho en forma siutica- para determinar hasta donde puede crecer el beneficio individual de todas las personas, o de gran cantidad de ellas simultaneamente, lo que se busca es una distribución óptima de los beneficios. O usando nuestro ejemplo, cuantos pueden viajar sin pagar antes que los efectos negativos se vuelvan insoportables.

Otra cosa que hay que notar es que siempre se estudian los beneficios individuales, aquí no se trata de un beneficio social por sobre los intereses individuales como hablan los políticos, nada de eso, de lo que se trata es de maximixar los beneficios individuales. Nuevamente nada de moral ni juicios de valor, solo se busca que es lo más conveniente. Bueno, ese es más o menos el problema de la economía del bienestar que, al menos hasta ahora parece sencillo: encontrar hasta donde se puede aumentar el bienestar individual sin que se produzca la tragedia de los comunes.

Pero cuando entramos a picar más fino aparecen muchos otros problemas como el de las decisiones egoístas versus las cooperativas (el dilema del prisionero), la imposibilidad de la elección social de Arrow, y ... adivinen quien: don Wilfredo Federico Damaso Pareto, el mismo del 80-20 que además inventó el concepto clave de la economía del bienestar que se conoce como el "óptimo de Pareto" el cual es el único criterio de valor moral que se acepta como válido en una teoría económica. Nada menos.

Ese es, más o menos, el punto de partida de todo el asunto y no tiene mucho que ver con toda la moralina igualitaria de los socialistas. Mi alma inmortal todavía permanece limpia después de todas esas perniciosas lecturas, menos mal.

Etiquetas: ,

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Social-Democracia != Socialismo

Por fin lo entendiste

MV

9 de noviembre de 2010, 14:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nada que ver hombre!
Economía de bienestar <> social democracia, absolutamente.

9 de noviembre de 2010, 14:57

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Social democracia = voluntarismo político anti económico. La prioridad política en su máximo esplendor: como llegar o retener el poder sin considerar las consecuencias, repartiendo bienes a parte del populacho. O sea social democracia es demagogia o populismo.

9 de noviembre de 2010, 15:06

 
Anonymous Claudio said...

Efectivamente, por eso es que todos los países europeos que aplicaron la social democracia a rajatabla (populismo) han terminado sin fondos para financiar las pensiones de las generaciones futuras. De hecho, actualmente un gran porcentaje de gente en edad laboral está ahorrando en cuentas en Suiza porque saben que sus jubilaciones estatales serán mínimas. Se les acabó la fiesta.

9 de noviembre de 2010, 17:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro pues, socialismo económico era el de Marx, la social democracia no tiene otra teoría económica aparte de comprar votos. Aunque Keynes hizo el intento de dar una justificación teórica aunque el mismo reconocía el problema de sustentabilidad que tenían sus ideas, la cita esa del largo plazo era así:

"el largo plazo es una guía confusa para la coyuntura. En el largo plazo estamos todos muertos. Los economistas se plantean una tarea demasiado fácil, y demasiado inútil, si en cada tormenta lo único que nos dicen es que cuando pasa el temporal el océano está otra vez tranquilo"

9 de noviembre de 2010, 18:05

 
Anonymous Anónimo said...

ojo en el viax ,tv cable eso si, estan entrevistando al presidente del colegio de contadores...una delicia...un "bocato di cardenale",lo mjor que he visto en los ultimos 50 años de tv...estan dando tip para sacar la contabilidad adelante,tienes que verlo.

10 de noviembre de 2010, 23:17

 
Anonymous Anónimo said...

La maximización de beneficios individual es un criterio ético.

20 de noviembre de 2010, 06:22

 

Publicar un comentario

<< Home