Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Para leer al Pato Donald

jueves, 11 de noviembre de 2010

El día amaneció tan nublado como mi futuro inmediato, hasta mi vieja tía, que por lo general le pone al mal tiempo buena cara, amaneció de mal humor. Incluso mis amigos andan aproblemados ¿que pasa con esta acumulación de mala suerte?. Mejor me pongo a leer para espantar la malhumorina.

Los niñitos admiran a un lejano tío que descubrió "un invento que mata al gusano de la manzana" Aseguran "el mundo entero les está agradecido por ello... Es famoso... y rico". Donald responde acertadamente: "¡Bah! el talento, la fama y la fortuna no lo son todo en la vida" -"¿No? ¿Que otra cosa queda?" preguntan Hugo, Paco y Luis al unisono. Y Donald no encuentra nada que decir sino: "Err.... hum... A ver... Oh-h".

Claro, estoy revisando Para leer al Pato Donald de los archi resentidos Ariel Dorfmann y Adrian Mantellart, los guaripolas de la intelectualidad de izquierda. Ah mejor sigo leyendo:

Los sobrinos disponen además de su llave para entrar al mundo adulto y lo aplican sin cesar: el manual de cortapalos. Es el compendio enciclopédico de la sabiduría tradicional. Contiene respuesta para todo espacio, toda época, todo dato, todo comportamiento, toda habilidad técnica. Basta seguir las instrucciones de este saber enlatado para salir de cualquier dificultad. Es el cúmulo de convenciones que permite al niño controlar el futuro (...). Todos los caminos ya están gastados y definidos por las páginas autoritarias: es el tribunal de la historia, la ley eterna, patrocinada y sacralizada por quienes van a heredar el mundo.

Que manera de destilar envidia estos bicharracos, miren:

Por si el lector pensara que estamos hilando muy fino al establecer un paralelo y otro que lo regala por la baratija mecánica, entre el imperialismo extractor y el país monoproductor de materias primas...

Pero al fin lo que más me divierte es la descripción que hacen del Pato Donald, solo lean y piensen a quien se parece:

Sin embargo nuestro lector puede blandir triunfalmente al Pato Donald como una evidencia de la falacia de los argumentos: cualquiera sabe que este sujeto se pasa la vida buscando trabajo y quejándose amargamente del esfuerzo agobiante que debe realizar.

¿Para que busca trabajo Donald? para obtener plata con el fin de veranear, para pagar la última cuota del televisor, para comprar un regalo. Lo que caracteriza estos deseos es la falta de necesidad de Donald: nunca manifiesta problemas con el arriendo, la luz, el alimento. Por el contrario, a pesar que nunca tiene un peso siempre está comprando.

(...) El trabajo entonces, no le hace falta a Donald y la prueba es que el dinero que consigue (cuando lo consigue) sirve siempre para comparar algo superfluo. (...) La superficialidad de la necesidad se traslada a la superficialidad del trabajo conseguido (...) No es raro, por lo tanto, que el trabajo que anhela tenga estas características: fácil, sin esfuerzo mental o físico, pasatiempos en espera de una fortuna (o un mapa) que caiga de otra parte. En una palabra, ganarse el salario sin transpirar.

Ah por fin encontré la viñeta que estaba buscando, donde aparece el pato Donald en una hamaca, rodeado de sus sobrinos y dice:

-¡Que día este! que día tan perfecto para pescar, bogar, salir con una chica o hacer un picnic ¡todas las cosas que no puedo hacer!
-¿Por que no, tío Donald? ¿quien te lo impide?- preguntan los sobrinos
-¡La despiadada vida niños! Como de costumbre estoy sin un peso y falta un siglo para el día de pago- contesta estirando su billetera vacía
-Podrías salir a caminar o estudiar la vida de los pájaros- dice un sobrino
-Tal vez me vea obligado a hacerlo, pero antes voy a esperar al cartero, me puede traer una buena noticia
-¿Como un cheque de un pariente desconocido que vive en la India?

Ah, el Pato Donald es la historia de mi vida, debo haberlo leído mucho cuando chico. El caso es que el libro es una basura, pero las viñetas y los diálogos me traen buenos recuerdos. y me hacen un efecto parecido a cuando me estoy afeitando frente al espejo y compruebo con alarma que cada día me voy quedando más pelado, ya está cerca el día en que me convertiré en un cabeza de rodilla (snif).

Etiquetas: ,

7 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

El Pato Donald - acá era la revista Disneylandia - también fue de mis lecturas preferidas en la niñez. Luego ni Marx, ni Engels,ni el Che ni las teorías del desarollismo consigieron librarme de la influencia imperialista-burguesa-capitalista que tan habilmente el plumífero infiltró en mis primeras neuronas. Es sí soy un colonizado cultural por culpa de Donald (un poco de Tribilín también tiene la culpa).
En cuanto al Manual de los Cortapalos, que es una suerte de homenaje al enciclopedismo fundado por Dálembert y asoicados, ahora se encuentra proverbialmente revindicado por Google y la Wikipedia, es decir, ahora sí es posible soñar con el acceso al conocimiento infinito (aunque no está bendecido por la incuestioonable autoridad como La Enciclopedia y el Manual de los Cortapalos) Orbis Tertius.

11 de noviembre de 2010, 13:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Orbis Tertius era en realidad el manual de cortapalos! como no lo había notado antes jaja, cierto, cierto. Bueno, Google también le hace empeño.

Yo de tanto leer al Pato Donald mira como terminé: cesante eterno, flojo irremediable y sin un cinco en el bolsillo ¡cuídense niños! Ah, menos mal que el Club de Mikey ya no es popular como en neustros tiempos...

11 de noviembre de 2010, 14:02

 
Anonymous Anónimo said...

habian dos vocablos que llaman la atencion desde los 70, epoca de las andanzas y peleas con el hermanito ,pesado de sangre(otro paradigma 70ero): a saber ,"resentido" y "acomplejado", APLIQUESE A ADVERSARIOS PASADOS Y DE DIFICIL MANEJO.....COMO TODA OBRA HUMANA EL HABAL SE LA LLEVARA EL VIENTO....pero pta que mosquea el asociar a ideas y bla-bla , bajoneante........Soo hasta llegar a universidad logre liberarme del extarordinario...por lo ordinario de:"falta de personalidad o no tiene personalidad"...ambas estupideces no existen , pues cada ser parado endos patas , y humano ,tiene una cosa llamada personalidad.....de puro resentido le escribi iñorrr¡¡,pro bulling nom mas....quien sabe que pasara con la palabrita blling cundo nos comuniquemos via telepatia JAJAJAJAJ.
PD NADA COMO LAS LANGOSTAS QUE DIBUJABAN EN EL REFRIGERADOR DEL TIO RICO..........DABA HAMBRE.jajajajajjajajajajaja

11 de noviembre de 2010, 15:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En realidad acomplejado y resentido son malas palabras, lo correcto es sentirse inferior y envidioso.

11 de noviembre de 2010, 15:43

 
Blogger Ulschmidt said...

creo que el resentido sí se diferencia del envidioso, en la interpretación popular el resentido no quiere ser como el envidiado, revindica su posición (inferior al otro) pero lo odia calurosamente por tal estado de cosas. Si es envidia es una envidia que se tomó el trabajo de disfrazarse un poco.

11 de noviembre de 2010, 20:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es una distinción interesante, pero también se podría ver desde otro lado: por ejemplo yo puedo quedar resentido después de haber recibido un perjuicio o una ofensa. Para sentir envidia no necesito ninguna ofensa, basta que ambicione lo que tiene otro y me enfurezca no poder tenerlo yo. En todo caso el resentimiento es uno de los sentimientos más poderosos que existen, especialmente el resentimiento económico o social, eso lo notó Maquiavelo hace muchos años cuando escribió que "un hombre olvida mucho más fácil el asesinato de su padre que el despojo de sus bienes"

11 de noviembre de 2010, 20:31

 
Anonymous Anónimo said...

jajjaj, me hace acordar algunas gentes que viven "sufriendo", pero para satisfacer necesidades terciarias, les sobra. Los deseos son cosa seria. Una vez satisfecho uno aparece otro y otro y otro, cada vez mayor, y los que quieren satisfacerlos a toda costa, no les importa tener q fingir necesidad para satisfacerlos...

12 de noviembre de 2010, 00:43

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas