Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Vanitas vanitatium

jueves, 4 de noviembre de 2010

Arreglar el paper me salió mucho más complicado de lo que había pensado, yo leo muy rápido y al principio me pareció que las observaciones eran solo formales. Pero en cuanto empecé a hincar el diente en las dos o tres correcciones en serio, se me abrió una caja de Pandora y empezaron a aparecer problemas que ni me había imaginado, el famoso artículo me ha costado un par de amanecidas y mucho trabajo aunque espero que cuando le agarre la hebra pueda echar a andar una maquinita de artículos, en fin, este es un entrenamiento nomás, no tiene matemáticas complicadas pero si un montón de cuestiones de concepto que me ha costado bastante resolver.

En fin, aquí está mi criatura, como la tengo hasta el momento. Debe tener decenas de errores porque cada vez que la reviso le encuentro un error nuevo. Mejor la dejaré reposar un rato porque ya me ha sacado varias canas. La vanidad intelectual es increíble, hacían más de 30 años que no sentía sus agradables cosquillas, la última vez debe haber sido a los 25 cuando aprobé el curso de teoría electromagnética con el Tito Torres ¡como me sentí inflado esa vez!, después de eso salí a ganarme el pan y me di cuenta que el electromagnetismo no me iba a servir para conseguir minas, ni para comprar un auto, ¡ni siquiera podía jactarme porque el grupo de los que conocían el asunto era minúsculo!.

Entonces tuve que entrar a competir a un mundo donde hasta el más bruto tenía ventajas respecto de mí: mejor apariencia; habilidades sociales; amistades, tantas cosas que me bajaron los humos en menos de un año. Tengo un amigo que ni siquiera terminó la escuela primaria y es millonario en dólares, me puede dar cátedra de vida-lo hace frecuentemente- y eso que yo aprobé el maldito curso de electromagnetismo.

Algunos resuelven el problema siguiendo la carrera académica -el síndrome de Belmont- pero la verdad es que cuando terminé de estudiar lo único que quería era alejarme de las salas de clase, las cosas de la vida porque ahora que me fue mal en el mundo real, ando asilado pituteando centavos en una oficina de la UTA, que diablos. Más encima me está volviendo esa peste que es la vanidad intelectual, tengo que agregar esa entrada a mi Diccionario de Vanidades.

Racionalmente tengo claro que el artículo es muy básico, no tiene nada especial y solo alguien que no conozca nada de matemáticas podría impresionarse con las fórmulas de sumatoria o con la simulación, que es solo meter datos en un software de programación lineal. Pero igual ando cacareando como si hubiese inventado la pólvora. Es que estando en la miel todo se pega. Creo que -por la salud de mi mente- tendré que buscar otra manera de ganarme el caviar, lejos de la universidad.

Tengo que preparar una presentación porque mañana nos reunimos en el Proyecto de Integración desde Fronteras en el Hotel El Paso y los que les tocaba exponer primero me dijeron que estaban atrasados y si podía partir yo mejor. No hay problema, lo preparo en un ratito, mañana temprano estaré en el bla-bla-bla; glu-glu-glu; ñam-ñam-ñam; bla-bla-bla. Así son esas reuniones, vamos a ver si avanzamos en algo. De ahí les cuento.

Etiquetas:

10 Comments:

Anonymous EDO said...

Que buen analisis Tomas, pues bien yo creo que nadie realmente ha hecho un estudio acabado de la vanidad y soberbia que corre en las universidades, en donde gente se vanagloria de cosas que en realidad poco y nada sirven en el mundo practico, ya que muchos viven en una burbuja alejada del mundo real, pa mas remate nadie ha hecho el analisis que las universidades son una maquina de frustacion....pues en muchas carreras de 100 personas que ingresan a ella...solo 10-15 logran titularse, realmente el mundo universitario es dificil de sobrellevar y para mas remate muchas personas salen frustadas al darse cuenta que el paso por la universidad no te hara millonario jajaja..eso no mas.

4 de noviembre de 2010, 22:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Edo, la vanidad y el resentimiento son los dos grandes motores del ser humano, casi todo lo hacemos por alguna de esas dos razones ;D

Hay que tomarlos para la risa, especialmente la vanidad que es un pecado venial que todos llevamos, como no somos emperadores, no tenemos un bufón que nos diga "acuérdate que eres mortal", entonces tenemos que usar la solución de bajo presupuesto: decílnos a nosotros mismos nomás ;D

4 de noviembre de 2010, 23:55

 
Anonymous Alfredo Zamudio said...

Gracias Tomás por el el paper. Les felicito, excelente e interesante trabajo.
Una pregunta, sobre estos temas, se considera la calidad del agua y la eficiencia de la distribución como una variable para fijar el valor en el mercado?

5 de noviembre de 2010, 09:38

 
Blogger Nervio said...

Odio los papers

dos meses, dos años o una vida de trabajo resumidos en 6 hojas.... Una vez estuve dos años arreglando uno en tres pasos de iteración porque se me ocurrio sugerir que uno de los revisores no sabia nada

vanidad de vanidades dice la biblia

Y en las ues se ve en forma clarita clarita

Saludos y felicitaciones!!!!

5 de noviembre de 2010, 10:23

 
Blogger Nervio said...

Mira te dire que encontre bien bueno tu paper
:-D

5 de noviembre de 2010, 10:32

 
Anonymous Montecristo said...

ah, la vanidad intelectual. e último recurso del que no tiene nada físico de qué vanagloriarse... se han fijado que no son muchas las minas que adolecen de esta enfermedad, y más encima nos encuentran medio pernos a los que la padecemos? por contraste, entre ellas la verdadera vanidad (la física) campea por sus fueros. generalmente hay mil maneras de dcirle tonta a una mujer, y suelen no molestarles, pero anda a decirles que se ven pencas, de la forma que sea!!??
por favor las excepciones de la regla no se enojen (el 20% de Pareto, para demostrarle a Tomás que leemos sus post)...

5 de noviembre de 2010, 11:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Alfredo, la economía del agua es un asunto muy nuevo y lleno de preguntas sin respuesta, más que para un paper da para una entrada en este club del ocio. Recién desde los 80 el agua se ha empezado a reconocer como un bien económico (escaso) y las experiencias en América Latina, India, China, Africa, etc. (países donde no hay recursos para pagar lo que cuesta) son un laboratorio de clase mundial para estos asuntos. Por ejemplo Chile es especial para medir los efectos redistribuidores gracias a la encuesta CASEN (no conozco encuestas de ese nivel de detalle en otros países) que permite medir con bastante exactitud estas cosas. En fin, es un temazo.

Sobre la calidad del agua, bueno, tu sabes que el concepto económico de calidad tiene que ver más que nada con la satisfacción del cliente, al ser un monopolio natural esa clase de clidad no tiene la importancia que toma en otros mercados competitivos. La únic calidad que realmente se hace cumplir y se puede medir es el cumplimiento de las normas legales, y esas están casi siempre contaminadas con consideraciones políticas.

Nervio, verdad verdadera, uno est´sujeto a la vanidad de los árbitros, que generalmente es enorme, y a su vez si lo publican, uno se pone vanidoso y saca más pechuga que un pato, es una porquería pero necesaria para diferenciarse cuando uno se mueve en una universidad. Los profesores se dividen entre los que publican y los que no, yo siempre he sido muy inseguro en cuanto a lo intelectual y tu sabes "dime de que te jactas y te diré lo que te falta".

Montecristo creo que das justo en el clavo, la vanidd intelectual es la vanidad de los feos, los nerd, los retardados sociales, todas cosas medianamente aceptables en un hombre pero pecados sociales para ua mujer. Si le dices a una mina que es una rubia tonta se sentirá felíz, pero atrévete a decirle "guatona" o "fea" es como sacarle la madre.

Yo nunca lo he visto así, ni me entusiasman las reinas de belleza, lo rico está en las asimetrías jaja.

Y el 80-20 de Pareto se cumple escrupulosamente, aunque creo que en las preferencias de las mujeres es 95-5, ya, mejor no escribo más porque me van a empezar a tirar piedras...

5 de noviembre de 2010, 13:11

 
Anonymous EDO said...

Tomas: No creo que una emocion negativa como el resentimiento sea un motor de la humanidad, ¿donde queda la ambicion o el amor por ejemplo como motores de la humanidad?....

Harto weno estaria un analisis sobre el tema del agua...primera vez que escucho algo como "ECONOMIA DEL AGUA"....saludos

5 de noviembre de 2010, 13:35

 
Anonymous Alfredo Zamudio said...

Hola Tomás, creo que este reportaje hecho por Reuters sobre nuestro trabajo, y también la forma como llevamos agua a las aldeas más remotas de Timor Oriental, pueda ser del interés de tu blog.

http://www.alertnet.org/db/an_art/52132/2010/10/4-122007-1.htm

5 de noviembre de 2010, 21:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Que increíble Alfredo, eso de depender de la ayuda internacional para tomar agua debe ser horrible, también es una situación muy interesante de analizar y sobre todo buscar la aríz de todo que es el empobrecimiento y el quiebre del aparato productivo. Lo que hacen en educación es una de las medidas que va a la vena del problema, lo otro sería la paz, parece que en esos lugares es la guerra la causa base de todos esos problemas.

5 de noviembre de 2010, 22:01

 

Publicar un comentario

<< Home