Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Libertad y competencia para la educación

lunes, 17 de enero de 2011



Los niños no ven lo feo, leo en el desordenado libro de Bradbury: Fealdad es un concepto con el cual nos cruzamos más tarde y que luego tenemos siempre en cuenta. Que curioso, no me había dado cuenta pero es completamente cierto, cuando volví después de muchos años a los lugares donde había vivido cuando chico, todos me parecieron feos y deprimentes, sin embargo en mis memoria los recuerdo como lugares maravillosos. El concepto de fealdad es algo que se adquiere, en mi caso a partir de los 14 años empecé a ver las cosas feas, lo recuerdo perfectamente.

Debe ser la aceptación, cuando chicos aceptamos todo y lo absorbemos como esponja, yo veía a los ratones como juguetes y la pobreza como una aventura. Con Tom Wilke estamos empezando un artículo sobre la cultura de la aceptación, no ha salido muy fácil, pero el fondo del asunto es que parece que somos infelices cuando no aceptamos. Culture of acceptance es visto como algo malo en los países sajones, se asocia a la flojera, cobardía y resignación, ahí tenemos una buena discusión con mi amigo ¿cobardes? puede ser, pero felices. Mi motto es: que me importa, nada me importa.

Estaba viendo un seminario sobre educación en el canal del senado, donde un tipo del ministerio de educación afirmaba que los peores problemas se producen en la educación técnico profesional, donde los egresados tenían un rendimiento pésimo en la Prueba de Selección Universitaria.

Yo creo que uno de los peores problemas de la educación es que tipos como ese estén trabajando en el ministerio. Pretender que los egresados de educación técnica profesional -que eligieron trabajar y estudiar durante la enseñanza media- saquen altos puntajes en la PSU es una estupidez mayúscula, muestra que el tipo no entiende nada de nada.

¿Para que diablos nos educamos? hay muchos intereses detrás del asunto. Para los políticos la educación es un instrumento de control social, entonces dicen que sirve para formar buenos ciudadanos, cooperativos y amantes de la democracia. Su idea de educación es la del adoctrinamiento en ciertos valores que ellos estiman convenientes, lo malo es que distintos políticos tienen distintas doctrinas y así, cada presidente trata de colocar la suya.

Otros tipos, muy apoyados por la burocracia internacional, venden la idea que la educación es una herramienta igualadora y de movilidad social, entonces postulan masificarla y así todos seremos ricos, o por lo menos prósperos. Es una idea que nunca ha funcionado, muchos países con alta cobertura de educación formal son también muy pobres. Al masificar la educación necesariamente se degrada porque se hace más barata y menos exigente, además solo lo escaso tiene valor económico, así es que mientras más personas alcanzan cierto nivel menos valor económico tiene el conocimiento. Es cuestión de comparar lo que vale tener licencia de enseñanza media hoy en Chile comparado a lo que valía en los cincuentas.

Este es el típico ejemplo donde correlación no implica causalidad. Claro que se pueden hacer correlaciones entre desarrollo de los países y cobertura de la educación, pero eso es un efecto, no una causa: a medida que los países enriquecen más gente se educa. Algo similar ocurre con la correlación entre niveles de ingreso y años de educación, sin embargo todos se tragan una relación causa-efecto inexistente.

¿Pero que la educación formal no crea valor por si misma? eso es lo que se dice en teoría: supuestamente vivimos en la sociedad del conocimiento, los que tienen más conocimiento debieran generar más riqueza. La práctica dice lo contrario: al masificar la educación el conocimiento adquirido se hace inútil ¿cuanto de lo que aprendimos en 14 o más años de educación formal nos ha servido para generar riqueza? Muy poco ciertamente, sin embargo enseñar durante esos 14 o más años ha sido un proceso sumamente costoso que rara vez entrega un balance positivo. La educación formal es uno de los procesos más ineficientes que conozco. Sin embargo persisten en poner más y más plata en lo mismo.

La educación como herramienta ideológica me parece muy deshonesta, gracias a Dios que es tan ineficiente que normalmente los alumnos terminan odiando todos los valores que trataron de inculcarles, los que estudian en colegios de curas suelen salir ateos y los que van a colegios republicanos salen odiando la democracia, en este caso la ineficiencia es una gran ventaja.

En fin, parece que existen tantas ideas de educación como personas y está repleto de tipos ambiciosos con ganas de tomarse el sistema para sus propios intereses o los de su grupo, pienso en los "expertos" tipo Weissbluth o Brunner, que solo han aportado ruido y tontas ideas, o en los curas, grupos políticos, empresariales, etc. La verdad es que todos quieren tomarse la educación del país para ellos solos, creo que por eso nuestra educación formal es tan inútil y costosa.

Sin embargo existe una solución que le eriza el cabello a los vivos que quieren llevarse la educación para su casa, la viene proponiendo José Piñera hace años: Libertad y Competencia postula en su Propuesta de Reforma Educacional. ¡Como van a dejar en libertad la educación! ¡Como se les ocurre que la educación debe competir! Resulta que esa es la única clase de educación formal que puede dar buenos resultados.

Libertad de educación significa dejar de regular y que el ministerio saque sus narices de los planes y programas. Que sean los padres y alumnos quienes elijan que clase de educación les conviene: el que quiera ir a un colegio de excelencia que lo haga y el que quiera ir a uno que le de la licencia en la mitad del tiempo, perfecto, cada cual debe estudiar como y donde estime conveniente. Competencia para que los liceos y escuelas del estado no existan más, los que no puedan competir chao, que desaparezcan.

Ambas cosas se lograrían con un sistema de voucher entregado a los padres para que elijan a su gusto, claro que a los sinverguenzas que hoy viven protegidos por la seguridad estatal y a los colegios mediocres estas ideas les dan arcadas. Pero es la mejor forma y yo estoy bastante seguro que para allá vamos.

El sábado nos juntamos con Tom McDonald para ver unos departamentos amoblados que aparecían para arrendar, es increíble la demanda que tienen los arriendos en Arica, a partir de marzo es imposible conseguir un lugar porque llegan los estudiantes a la universidad, en verano los turistas bolivianos pagan precios astronómicos, si alguien me pregunta por un buen negocio en Arica aquí tienen uno: arrendar departamentos, es grito y plata.

Sedientos después de tanto buscar pasamos al supermercado donde Tom compró una malta morenita y dos cartonet Clos de Pirque de 1.5 lt. Y nos fuimos a conversar y conversar hasta que nos tomamos todo ¡que simpáticos son los irlandeses! me contaba Tom de su vida en Irlanda cuando joven y luego en Londres. El es de la parte católica y se tienen odio histórico con los ingleses, sin embargo Tom me decía que admira las clases dominantes inglesas porque siempre van a la pelea en primera fila, se sacrifican más que cualquier otro y están obligados a dar el ejemplo de que si mandan es porque son mejores. Es muy cierto, la cultura del gentleman no es un mito, aunque en la actualidad me dice que todo ha cambiado mucho.

Creo que pocas cosas son más agradables en la vida que una conversación de curados con un irlandés, espérense nomás que llegue Saint Patrick. Por mientras hemos ido adelantando unos cuantos ensayos. Hasta mañana.

Etiquetas:

9 Comments:

Blogger Exequiel Ulloa said...

estaba escribiendo y me di cuenta que ya llevaba casi un post tan largo como la entrada y me dije... WTF?,

asi que mejor resumido, la idea de libertad, me parece bien, sin embargo pienso que son necesarias ciertas "lineas" de adoctrinamiento, minimas pero necesarias.
y por la competencia, es necesaria pero no se me ocurre como llevarla plenamente a cabo, lo de los voucher, no me tira confianza, terminara como sistema de medicion, porque a la larga asi sera tomado, lo que veo, y quizas sea porque es una ciudad mas chica la mia no lo se, pero es que se manda al cabro al colegio no por un compromiso por su enseñanza, si no para que "no este en la casa todo dia" o bien "pa que no ande la calle", tambien las razones van por que, "hay estudi(o/a) tu NN", "esta mas cerca de la casa" y otras "me dijeron que: NO es un MAL colegio",

creo que uno al idear estos sistemas tiende a pensar en lo mejor de la gente, de hecho sin querer, y cae en la inocencia, asi como aquel que se cuestiona los resultados bajos de un liceo tecnico. los voucher no llegarian a los mejores establecimientos si no a cualquiera.

Saludos

17 de enero de 2011, 03:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Por supuesto que en la educación debe haber adoctrinamiento, lo que no debiera aceptarse es adoctrinamiento del ESTADO, son los padres que deben decidir en que marco de valores se educarán sus hijos, nadie más. Stuart Mill escribió muy bien sobre eso.

Tus temores sobre la competencia son los temores hacia la libertad nada más, a pensar que la gente no es capaz de elegir "bien" la educación de sus hijos y un sabio estado debe guiarlos. Nada de eso, cada cual puede y debe tomar decisiones por si mismo en lo que a el le concierne.

Es la misma clase de miedo que apareció cuando se decretó la libertad de precios en Chile, los propios empresarios creyeron que el gobierno se había vuelto loco. Igual cosa cuando se abrió la puerta para crear nuevas universidades privadas, eso gatilló una revolución en la educación que muy pocos se dan cuenta hoy pero al principio todos temían lo peor.

Nada de eso, debe existir la libertad más absoluta, USA que tiene uno de los sistemas educativos más eficientes y productivos del mundo -con todos sus problemas- es absolutamente libre, abierto y competitivo. Cualquiera puede abrir una universidad o un colegio en USA sin ningún problema y la libertad de enseñanza y la competencia son la regla más que la excepción.

Esas cosas deberíamos copiar, en lugar de andar haciendo caso a los chantas que se auto invistieron de "expertos".

Otra cosa ¿como calificas si un colegio es bueno o malo? Existe una y solo una forma de calificarlo: si te satisface es bueno y si no es malo. Digan lo que digan los "expertos" la prensa o el ministerio, ese es el único criterio que vale. Hay que dejar de pensar que la gente no es capaz de decidir por si misma lo que a ellos les incumbe.

17 de enero de 2011, 03:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A todo esto, esa es precisamente la idea de los voucher, que o lleguen a los "mejores" colegios sino a cualquiera... que la gente prefiera, esos son los mejores colegios y no otros.

17 de enero de 2011, 03:27

 
Blogger Carlos Guzmán said...

Creo que desde el país más próspero hasta el más atrasado cuenta con el problema de que el estado trata de manipular el sistema educativo de tal manera que los estudiantes adopten valores, costumbre y formas de actuar que se adaptan a sus conveniencias.

Sin embargo, yo todavía creo que este tipo de planes siempre fracasarán porque en el caso de la educación formal estamos hablando de personas que ya tienen por lo general una línea de pensamiento demarcada, y por lo tanto no son tan fáciles de engatusar.

La libertad es algo indispensable en todas las actividades del ser humano, pero en educación hay que tener cuidado con que no se convierta en libertinaje (por parte del estado me refiero).

Interesante el post.

17 de enero de 2011, 15:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Carlos, sin duda. Todos quieren meter sus ideas en las impuberes cabezas, pero ni los niños ni los jóvenes son tontos, son mucho más influenciados por la familia y los amigos que por la moralina que aparece en los planes de estudio, que a veces ni los propios profesores creen.

En todo caso yo creo que es bueno estar atento, si bien el gobierno pone la plata en la educación pública esa plata no es de los que gobiernan ni tiene por que estar al servicios de sus ideas, la plata al fin y al cabo la ponemos nosotros, ellos solo firman los cheques... lo malo es cuando se los giran a si mismos ;)

17 de enero de 2011, 15:55

 
Anonymous EDO said...

Hola Tomas, siempre escucho la frase: "la sociedad del conocimiento" en donde los que tienen más conocimiento debieran generar más riqueza pero creo que el punto va en conocimiento que genere riqueza y no conocimiento en general.Siempre escucho esa frase y lamentablemente no veo como sacarle lucas al conocimiento, ni menos a la internet...el mar de conocimiento que nos inunda a todo el mundo hoy en dia. saludos.

17 de enero de 2011, 17:47

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, sin duda se abusa y se extrapola la famosa frase de "la sociedad del conocimiento", es obvio que no cualquier conocimiento produce riqueza, solo un pequeñisimo porcentaje del conocimiento total que en su gran mayoría es perfectamente inútil (por ejemplo gran parte de lo que aprendemos en escuelas, liceos y universidad).

Solo lo escaso es valioso.

17 de enero de 2011, 18:03

 
Blogger La que vive al lado said...

Ufff! tema que da para largo y tendido (y sino fíjese en mi post "la escuela y los pisabrotes").
Tengo amigos viviendo en Chile y me contaron algo del sistema educativo en Chile. Me gustaría que me dijeras si es cierto que existen exámenes casi excluyentes para aquellos que concurrieron a una escuela pública (la verdad es que no me quedó muy claro lo de lo examenes... te agradecería si pudieras brindarme información al respecto).
Un gusto pasar por acá, como siempre (y pensar que la primera vez que leí tu blog fue por la teoríade conjuntos -que no sé porqué relacioné a mi lectura de Kant en ese momento).
Mientras no termine loca como el autor de la teoría, seguiré leyéndote =D

18 de enero de 2011, 16:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Helena, si vi tu post y sin duda que las escuelas matan la creatividad, ese es uno de sus propósitos: homogeneizar a la genter ¿no?.

Mira, en Chile existe una gran pelea entre los que quieren una escuela igualadora versus los que quieren diferenciadora.

Partamos por estos últimos: en Chile -a pesar de mis quejas- existe bastante libertad de enseñanza comparado con otros países y las escuelas son libres de colocar requisitos de ingreso dentro de ciertos límites (no discriminación racial, sexual, etc.).

Entonces los que creen en las esculas diferenciadoras tratan de hacer lo que llaman "escuelas de excelencia" para entrar a ella los niños tienen que aprobar un examen de admisión y las pruebas son -en general- bastante más exigentes que el resto. Estas escuelas son las que dan obviamente los mejores puntajes a la hora de rendir las pruebas nacionales estandarizadas (hay dos de diagnóstico llamadas "SIMCE" para enseñanza básica y media y está la prueba de selección universitaria).

Los igualadores critican a estas escuelas porque "agrandan la brecha" separando a los alumnos más empeñosos, inteligentes y motivados de los desinteresados, tontos o desmotivados. En su vivión, las escuelas deberían mezclar forzosamente a estos alumnos para tener un resultado promedio mejor.

El problema con esa teoría es que cuando mezclas tienes que bajar los estandares de exigencia y al final terminas con todos flojos y desmotivados, cuando no más tontos.

EL nuevo gobierno está a favor de las escuelas diferenciadoras mientras que los antiguos a favor de las niveladoras.

Ahora, como en Chile gran parte de la educación (más de la mitad) es privada porque la mayoría de los colegios privados son gratis, estos tienen una orientación muy diferenciadora y los padres tratan de matricular allí a sus hijos.

La educación municipal en tanto es algo así como pública y es igualadora, más por la flojera e incapacidad de la mayoría de lso profesores (empleados estatales inamovibles) que por razones ideológicas, esto ha llevado a que se estén quedando sin alumnos.

O sea a tu pregunta sobre exámenes excluyentes claro que si, en la mayoría de las particulares subvencionadas, claro que la exclusión se hace en base al rendimiento académico en pruebas estandarizadas, no en otras cosas.

18 de enero de 2011, 16:32

 

Publicar un comentario

<< Home