Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

When you look out of your eyes

miércoles, 2 de febrero de 2011



Que chistoso ver a Allan Watts en un video clip. Aunque no es tan raro si consideramos lo que dijo Gia Fu Feng acerca de su persona en una entrevista hace varios años:

"P: usted ha mencionado a Allan Watts varias veces y yo sé que ha estado presente cuando el enseñaba. ¿Como era estar allí?

R: verás, Allan Watts era muy creativo. Cuando tomaba se ponía muy astuto. Era único en su clase., sabes, al llegar la noche el estaba completamente borracho. Pero sus conferencias jamás eran aburridas. El era un tremendo enteteiner. El decía, "yo soy un enterteiner, no soy un filósofo budista"

P: Allan Watts finalmente murió por causa del alcohol ¿no es así?

R: Oh si, en esa época el tomaba el whisky en botellas

P: pero ¿como podía relacionarlo eso con el Tao?

R: ¡eso es el Tao!. El hecho de que se emborrachara estaba en perfecta sintonía con los siete sabios del bosque de bambú debido a su absoluto desprecio por las convenciones. Uno de los sabios, el famoso poeta llamado Lui Ling, tenía un sirviente que lo seguía llevando un recipiente con vino y una pala. De esta manera siempre tenía vino disponible y su sirviente estaría listo para enterrarlo si se caía muerto en medio de la borrachera. Está en el Tao. Así que Allan Watts eemborrachándose es bastante taoista".

Algunos regulares habrán notado que esta entrevista ya la había publicado antes acá mismo, no es que me esté quedando sin tema, no señores, solo se me vino a la memoria por la conversación de semi curados que tuvimos anoche con Tom Wilke alrededor de un saludable pitcher de cerveza. Yo hacía de abogado del diablo y le preguntaba de donde sacaba tanta seguridad para sus ideas y como podía decir que él conocía lo real y todo lo demás era ilusión, en fin, pasamos un par de horas de la más expensive filosofía, con uno de los tipos más expertos que he conocido en asuntos de psicología y filosofía china. Que digo, con el mayor experto, lejos.

A la antigua filosofía china la disfrazan de misticismo y sabiduría, pero yo no creo eso. Más bien la veo como una forma muy práctica de responder algunas inquietudes que tenemos todos en alguna medida. Aunque en el Tao Te Ching se menciona mucho al sabio en contraposición con los ignorantes me parece que ese no es el espíritu del libro, algo debe tener que ver con las traducciones, dicen que traducir correctamente el chino es imposible, los originales están escritos en un idioma visual, de iconos lo que hace sumamente ambiguo para encontrar los equivalentes en nuestros lenguajes de sonidos y conceptos.

Dudo que haya algo de verdad en los escritos el Tao Te Ching, los chinos adoran las bromas y el circo, las artes marciales son puro circo y la filosofía debe ser algo parecido, completamente distinto a los filósofos occidentales que buscan desentrañar las verdades del universo y tonteras por el estilo, creo que a los chinos les interesaba más entretener y sentirse bien. Los chinos no son serios y los que los toman en serio y creen que van a dominar el mundo no saben donde están parados. Creo que esos andan más perdidos que un mormón en un top less.

Por eso me encanta la filosofía china, no se toman en serio y las ideas se ilustran con chistes o historias divertidas, al final reafirman una idea que tengo desde hace harto tiempo: que nada es importante.

Ah, pero no solo a Allan Watts le gustaba jugar al cantante, algunos serios científicos también se contagiaron, entre ellos el físico moderno que más admiro, el GRAN Richard Feynmann, miren como estos también rapean, acerca de exactamente lo mismo:


Bueno, en realidad es un truco pero a quien le importa. Si nada es importante. Hasta mañana.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Anonymous Montecristo said...

excelente! no hay como el copete para acercarnos a la eternidad! ya lo dijo hace 1300 años Li PO, uno de los poetas chinos mayores (y que según la leyenda murió borracho tratando de abrazar el reflejo de la luna en el río Yangtze). de regalo uno de sus muchos poemas al tao y el copete:

Bebiendo solo a la luz de la luna

Si el Cielo no tuviera amor por el vino,
no habría una Estrella del Vino en el cielo.
Si la Tierra no tuviera amor por el vino,
no habría una ciudad llamada Fuentes de Vino.
Como el Cielo y la Tierra aman el vino,
puedo amar el vino sin avergonzar al Cielo.
Dicen que el vino claro es un santo,
el vino espeso sigue el camino (Tao) del sabio.
He bebido profundamente de santo y de sabio,
¿qué necesidad entonces de estudiar los espíritus y los inmortales?
Con tres copas penetro el Gran Tao,
tomo todo un jarro, y el mundo y yo somos uno.
Tales cosas como las que he soñado en vino,
nunca les serán contadas a los sobrios.

2 de febrero de 2011, 11:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Montecristo, veo con asombro que el cristianismo no es la única filosofía que le da al vino la importancia que se merece (multiplicación del vino, bebed que esta es mi sangre, etc.) Los sabios chinos ya lo habían notado mucho antes jajaja. Excelente poema, habrá que hacerle los honores ¡Salud!

2 de febrero de 2011, 11:15

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas