Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Urbanismo en Arica

domingo, 8 de enero de 2012


Como saben a mi me gustan las curiosidades de Arica, si hasta me dí el trabajo de recopilar algunas en la web. Creo que nuestra ciudad es una de las más raras de Chile y todos los días me voy dando cuenta de una nueva cosa extraña de nuestra alocada ciudad fronteriza.

Hace tiempo que quería hablar del premio bicentenario a la Junta de Adelanto de Arica por su aporte a la arquitectura y el urbanismo de la ciudad. Dice en la justificación del premio:

"Arica fue una ciudad que creció de manera estructurada, integrando componentes urbanos y arquitectónicos, eso es lo interesante de este proyecto, explica Esteban Balcarce. "En Arica no había periferia, estaba todo estructurado, las obras viales, los colegios, los hospitales. Fue una ciudad que creció realmente como deberían haber crecido todas las ciudades de Chile".

Lo interesante es que el trazado urbano se conserva hasta el dia de hoy, gracias a que la población se ha estabilizado y debe ser uno de los más importantes de Chile porque se desarrolló casi completamente en los años 60, durante el auge del movimiento modernista de la arquitectura. Antes de esa época, casi toda la ciudad era el casco viejo, encerrado en pequeó cuadro café que muestra la figura. Desde entonces la Junta de Adelanto comenzó la planificación y el trazado como la primera ciudad industrial de Chile, encerrada en dos grandes avenidas -marcadas en rojo- que forma una cruz al interceptarse: Diego Portales y Santa Maria. Esa es la columna vertebral de la ciudad.

Etas avenidas principales son anchas, espaciosas y casi completamente rectas, tiradas a cordel. Luego fueron encerradas por otras avenidas que se muestran en color verde: 18 de Septiembre, Costanera Norte, Azolas, Renato Roca y Capitan Avalos, todas largas, rectas y expeditas. En el cuadro azul está el barrio industrial donde se concentraba la producción, rodeado por poblaciones para los trabajadores.

Las primeras poblaciones -Juan Noe y Rosa Ester- fueron caoticas pero la Junta de Adelanto aprendió rapido y contrató a la mejor oficina de arquitectos de la época: Bresciani, Valdes, Castillo, Huidobro, los más importantes del modernismo en esos años y que -por lo mismo- eran bastante controversiales. El Casino Municipal, el Estadio Carlos Dittborn, la Poblacion Chinchorro y la Población Arica están entre los proyectos más famosos de esta oficina. Todos sus proyectos se conservan hasta hoy.

Se han escrito tesis doctorales y monografias sobre esta famosa oficina de arquitectos, pero no son los unicos, la verdad es que buena parte del crédito fue de los mandantes en la Junta de Adelanto que encargaron muchas de las mejores obras de arquitectura moderna como el Campus Velasquez del arquitecto Mauricio Despouys, entre otras.

Y asi fue creciendo Arica, de manera muy distinta al resto de las ciudades de Chile. Como la poblacion no era mucha en relacion al terreno disponible, Arica se construyó con casas de un solo piso en grandes terrenos, como las estupenda casas de la Poblacion Magisterio en lotes de 400 metros cuadrados cada una. Originalmente estaban destinadas a los profesores pero nadie se quería ir porque consideraban que estaban "muy lejos", hoy son las propiedades mas valiosas de la ciudad.

Arica debe ser una de las ciudades urbanisticamente más interesantes de Chile. Grandes arquitectos e ingenieros trabajaron para la Junta de Adelanto, los hermanos Victor y Raúl Pey construyeron el puerto y durante el gobierno de los militares don Raul Pey -hijo ilustre de la ciudad- fue Director de Obras Municipales. Gran ironía pues los hermanos Pey eran los más cercanos amigos de Salvador Allende. Existe en Internet una interesante monografia que cuenta como se urbanizó el Cerro La Cruz, el barrio más pobre de la ciudad.

En 1990, con la vuelta a la democracia, todo se fue al diablo. La Junta de Adelanto habia sido disuelta y reemplazada por el Gobierno Regional, los puestos llenados por politicos y las construcciones de una calidad cada vez mas mala mientras los robos cada día mayores. Creo que la seguidilla de escándalos culminon con el llamado "Parque Acuático" tal vez el mayor y mas descarado desfalco que hemos visto en la ciudad.

Pero la infraestructura gruesa es lo que nos queda: las grandes y rectas avenidas, las casas emblemáticas de la Población Chinchorro con su insólito patio central y los edificios de la Poblacion Arica (antes llamada Estadio) con su enorme cocina van siendo modificadas pero todvía existen después de mas de 40 años. Los ladrones de siempre siguen haciendo seudo remodelaciones cada pocos años y llenandose los bolsillos. La ciudad tiene más plata que nunca pero los años de gloria ya pasaron porque se perdio lo más importante: la gente honesta.

Etiquetas: , ,

8 Comments:

Blogger Luis M Reyes said...

Hey Tomas, en tus escritos has hablado mucho de la Junta de Adelanto y de su papel transformando a Arica. Me gustaria que en unos de estos escritos escribieras un poco acerca de la junta y quienes la presidian. Creo que seria un fabuloso articulo.

8 de enero de 2012, 22:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La historia de la Jnta de Adelanto es insolita, nunca había existido ni volvió a existir un organismo así en Chile "lo hicieron todo, menos el morro" algún dia tendré que escribir esa historia

8 de enero de 2012, 23:18

 
Anonymous Renato Aguirre Bianchi said...

Interesante nota. Conocí a Arica el año 1968, cuando aún la "Población Chile" y después "Venceremos" eran casitas de paneles del té que se importaba, no había luz, agua potable ni alcantarillado y los pisos eran de tierra no más. Y luego y hasta ahora se llama "Cardenal Silva Henríquez". Todo ese precario sector progresó ulteriormente en extensión y calidad de las viviendas, por esfuerzo de sus moradores principalmente. Y la última no es "población" sino hoy "sector Cancha Rayada", tal vez hoy con la más desordenada estructura vial de Arica y unas ridículas mini-rotondas que impuso el Alcalde Paredes.

Ví el inicio de la construcción de la Avenida Diego Portales (un caos por entonces) y la Costanera Sur (intransitable aún). Vine de paso en 1967 y luego al año siguiente como uno de los sesenta y tantos participantes voluntarios del Departamento de Acción Social de la Universidad de Chile para una investigación acerca del "Proceso Nutricional de la Urbanización de Arica" cuyos "gomas" estábamos cerca de graduarnos de médicos, dentistas y enfermeras.

Alojábamos en una "casa de huéspedes" que tenía la Municipalidad en el sector de la Lisera, al lado de una boite con amables copetineras, durmiendo en vetustos catres de 1 plaza, devorados por una inmensidad de zancudos. El Motel de Azapa estaba en su apogeo y paseando al atardecer por sus jardines, con ese extraño sol rojo de Arica, me enamoré de un proyecto de enfermera. ¡Qué lindo era volver de la mano "a casa" a pié al anochecer, pateando las piedras de la Costanera en construcción y luego bañarse en La Lisera, oscura y desierta en la noche por entonces. Arica parecía por entonces tener un GRAAAAAN futuro.

Mucho criticamos a Arica, pero sus habitantes de entonces tenían un temple y una resilencia admirable.

Pero poco a poco todo cambió, en lo bueno y en lo malo y no sé si antes no percibía yo la politiquería y la angurria empresarial pero hoy y desde hace algunos decenios la he percibido con náuseas.

Y un par de ejemplitos, entre taaaantos que conozco bien. El inmenso daño que los hábiles gana-plata de Promel nos hicieron con su acopio de residuos tóxicos(y la indolencia o ignorancia del Serviu) y el inaceptable abandono de veneneno de la planta procesadora de Choquelimpie que tenían en los altos de Copaquilla, la que está envenenando al valle de Azapa y los Alcaldes, todos: "no se oye padre".

Arica dejó de ser tan rasca gracias a la Junta de Adelanto, pero luego, habiendo progresado el interés por cuidar nuestro ambiente, cuando las nuevas autoridades debieran haberse preocupado de cuánto se contaminó a nuestro paraíso (acopios de mineral boliviano en el puerto, grave contaminación por los mismos minerales en el trayecto del Ferrocarril de Arica a La Paz) nadie, pues nadie se puso las pilas y aún no lo hacen como es debido.

Y qué decir de la imbecilidad del Parque Acuático, los engendros que le entregaron su construcción a Andalién (vinculada con una de las familias más ricachonas de Arica) y el deficiente puente de la desembocadura del río Lluta (otra familia de ricachones, aparentemente no sancionados).

Y suma y sigue. Aún no estoy en condiciones de criticar al Gobierno actual, que ha tenido que enfrentar la herencia de inmensos problemas heredados de la Concertación, pero, conociendo bien la evolución de Arica, no dejo de expresar mi inquietud y desconfianza en la gestión del atroz centralismo chilensis.

Y dicen que los ariqueños somos quejones sin iniciativas. ¿Iniciativas?, ¿de la población actual no siempre razonable o de los empresarios ricachones, los políticos indolentes o de los "expertos" estatales que no entienden que Arica es andina en lo geológico, cultural (harto pervertido) y en cuanto a su destino?.

Chile avanza, Arica lo sufre...

8 de enero de 2012, 23:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah doc, yo llegué por primera vez a esta tierra de leche y miel el año 1969, en pleno apogeo industrial. Es cierto que grandes sectores de Arica se formaron en base a "tomas" (avasallamientos, usurpaciones de terrenos públicos) pero a difrencia del resto de Chile las tomas no se convirtieron en focos de miseria, no existe nada equivlente a La Legua, el Boro o La Victori en Arica, todo lo contrario, en la cuidad casi no hay segregación social y las antiguas "tomas" (cerro La Cruz, 11 de Septiembre, Gallinazos) se convirtieron en barrios de la clase media baja, bstante limpios, seguros y ordenados.

También recuerdo que Chile en esos años no era un jardin de rosas y Arica a pesas de las incomodidades era una de las ciudades más prósperas del país.

Tal como Ud. dice lo quee se perdio fue la gente. En esos años igual robaban por lo que me cuentan amigos que trabajaron en la JAA, pero era nada comparado con hoy donde se perdió toda la verguenza. Antes era cosa seria ser desacreditado, hoy no le importa a casi nadie.

Muchos de los "ricachones" que nos quedaron fueron de lo peor: traficantes de droga enriquecidos que "vieron la luz" y descubrieron que con buenas relaciones sociales y Club de Yates se podia robar mucho más que con "la buena", estafadores, polícos ladrones, ese es el jet-set que nos fue quedando, lo tipos de esfuerzo se fueron cuando se terminaron las empresas. Tal vez tenemos la peor clase dirigente de todo Chile: delincuentes, cuenteros y tipos que se enriquecieron con la política.

Nos quedamos sin gente en las clases altas porque tomaron su lugar los que antes eran rateros y se enriquecieron cn alguna cuchufleta, hoy tenemos a los peores: tinterillos, gigolos, toda clase de pajarracos y esos son los que hoy se reparten el botín fiscal.

Creo que es imposible que se repita la Junta de Adelanto porque ya no queda la gente en la clase dirigente, los honrados se pueden contar con los dedos de una mano y muchos lo somos por falta de oportunidad porque -como he dicho tantas veces- si yo pudiera me robaría hasta el gato. Si todos lo están haciendo llegamos a un momento en que ser honrado es irracional.

8 de enero de 2012, 23:45

 
Anonymous Renato Aguirre Bianchi said...

Tomas, creo conocer bien el origen y la trayectoria de ¿algunos? de los ricachones locales y no es que les tenga envidia. Sólo me asombra su angurria y su gestión actual y la pasada también pues a Arica no le han dejado ni le están dejando nada más que problemas y abusos...

9 de enero de 2012, 01:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, son los que se llevan todo para la casa. Me contaban que en la visita del presidente un amigo que es dirigente social se atrevió a decirle que hasta cuando se llevan la plata siempre los mismos. Notable.

9 de enero de 2012, 01:41

 
Blogger edoherrera said...

Tomás

ME parece que hay una imprecisión en esta frase ...
"En 1990, con la vuelta a la democracia, todo se fue al diablo. La Junta de Adelanto habia sido disuelta y reemplazada por el Gobierno Regional"

La junta de adelanto fue disuelta el año 1976 , y desde el 76 al 90 hay un largo tracho de tiempo.

Un aporte nuevo a la arquitectura de Arica es la biblioteca de la Universidad.

Saludos

9 de enero de 2012, 11:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Eduardo, efectivamente la JAA se disolvió en 1976 con la polémica construcción del Terminal Rodoviario y su techo con toneladas de fierro. Entre 1976 y 1990 fue el shock del cierre de las industrias y el boom del contrabando hacia el Perú.

Ese tiempo no lo conté porque creo que fueron los años del gran ajuste, cuando se instaló el Gobierno Regional y el Sistema Nacional de Inversiones. Prácticamente no se hicieron obras públicas en ese período, aparte de los tribunales y el cambio del sistema de alcantarillado y agua potable que creo que fue en 1986.

La biblioteca de la UTA fue diseñada por la oficina Moreno Marsino, no se quienes fueron los constructores pero me parece que ese fue también un proyecto fallido en relación a lo que costó al FNDR y lo que pretendía ser, particularmente el anexo: una biblioteca para la ciudad, abierta a todos todos los días del año, Jamás llegó a funcionar así y los millones igual desaparecieron.

9 de enero de 2012, 11:59

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas