Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Concordia

jueves, 26 de julio de 2012

Leía recién el Llamado a la Concordia que redactaron Mario Vargas Llosa y Jorge Edwards, algo preocupados por que las relaciones entre Chile y Perú se puedan deteriorar por el fallo de La Haya que ya llegará en un futuro no muy lejano. Me parece muy bien y como simple perejil, que de intelectual no tengo nada, me sumo en representación mía y del Club de Ociosos al cual pertenezco.

No se preocupen, no voy a ser políticamente correcto. Creo que el gobierno de Alan García nos hizo una criollada con el maldito juicio, donde el Perú no tiene nada que perder y mucho que ganar, al menos en términos de popularidad política o lo que sea. Pienso que los límites estaban claritos desde el año del Rey Perico, pero que hacer, los países no tienen amigos y solo deben velar por lo que consideren su interés nacional. Defienden su interés nacional, o lo que entienden por eso, y nada que decir, es su perfecto derecho.

Y creo que nuestro interés nacional es oponernos, pero que diablos, ya estamos en un juicio y como dijo Leonel Sanchez "que gane el más mejor", sea quien sea. Creo que fue una estupidez aceptar ir a juicio pero a lo hecho pecho y hay que aceptar el fallo sin chistar, sea el que sea. Sería un deshonor para Chile si actuara como el candidato mexicano ese que cada vez que pierde una elección se pone a alegar fraude. Chile no puede actuar así. Se acepta la sentencia sin quejas ni condiciones.

Pero eso es lo superficial, vamos al fondo del asunto. Desde hace años las relaciones diplomáticas y especialmente comerciales con Perú han sido amistosas y en un marco de respeto, ambos países nos hemos beneficiado muchísimo de esto. Recibimos una enorme inmigración peruana desde hace algunos años y fue muy resistida al principio, sin embargo la mayoría de los inmigrantes han sabido ganarse el respeto -y hasta el cariño a veces- de parte de gente tan provinciana y bruta como son los santiaguinos.

De una situación donde se ponían cientos de trabas para permanecer, los migrantes peruanos son, en principio, cada vez mejor recibidos en Chile. No siendo delincuentes sino gente de trabajo, como es la mayoría, son bienvenidos en nuestro país.

También muchos chilenos se han ido para el Perú, especialmente a invertir y ganar plata. Con ellos ha pasado algo similar a con los migrantes peruanos en Santiago: al principio los veían como pirañas que llegaban a adueñarse del país pero al pasar el tiempo se ha visto que no son más ni menos pirañas que los empresarios locales e incluso pueden aportar con capital y conocimiento, cada vez encuentran menos resistencia.

En fin, es algo que en Arica y Tacna lo teníamos claro desde siempre, es mejor ser amigos y sin mentiras zalameras ni falsas promesas de hermandad: los peruanos serán siempre peruanos y los chilenos siempre chilenos, pero como amigos podemos lograr mucho más que peleando o reviviendo antiguos rencores.

Y en esto tengo que reconocer nobleza histórica del Perú, porque perdieron muchísimo en la Guerra del Pacífico y fueron víctimas de muchos abusos y revanchas al calor de los conflictos. Estuvimos a punto de ir a la guerra a fines de los setentas pero con el tiempo y en un notable gesto de nobleza, las relaciones volvieron a ser amistosas.

Como me gustaría que fuese lo mismo con Bolivia y que en algún momento se olvidaran de la idea de anular tratados y recuperar por secretaría lo que perdieron en la guerra, pero en fin, creo que algún dia llegaremos a una relación similar sin soberbia, rencor ni revanchismo. Son cosas que se arreglan solas o no tienen arreglo.

Bueno, eso era lo que quería colocar hoy, un saludo para mis muchos y buenos amigos del Perú y me sumo al llamado a la concordia, que se sigan instalando cevicherías en Santiago y que el delicioso pisco chileno así como ese postre tan tradicional de Chile como es el suspiro limeño finalmente conquisten al Perú. En fin, entre amigos también se pueden hacer bromas pesadas ¿o no?

Etiquetas: ,

6 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Ojalá así sea. La verdad los gobiernos latinoamericanos llegan a estos arbitrajes y fallos internacionales porque antes algo que se resolvería en mesas de negociación se malogra - negociar significa, generalmente, partir diferencias, conceder, y como ningún gobierno quiere ser "vendepatria" "entregista" etc.. es más fácil envolverse con la bandera y patear el problema para adelante, quitándo la posiblidada del arreglo cara a cara y dándole la solución a un árbitro ajeno. El Beagle fue un caso exactamente así, por unas rocas inhabitadas.

26 de julio de 2012, 07:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si Ulschmidt, yo soy muy muy muy opuesto a que se discutan asuntos de límites pero como dije que diablos, ya estamos en esto y hay que aceptar las reglas.

Algunos dicen que es innecesario decir que el gobierno debe aceptar el fallo, sea lo que sea, pero yo creo que no, hay que decirlo antes para que no quede duda, porque no faltarán los chauvinistas en estos casos. Claro que nos sacaron a pasear igual, pero que diablos jaja

26 de julio de 2012, 08:13

 
Anonymous Renato Aguirre Bianchi said...

Mmmm, no sé qué me hace pensar que Chile se resistirá a un fallo adverso. Tal vez sea por la inmensa cantidad de israelitas que desde hace algún tiempo se alojan en nuestros hoteles, siendo que ellos poco tienen que hacer aquí que no sea instrucción bélica (de hecho, ellos, con su experiencia en guerra en territorio abierto y desértico, nos asesoraron consistentemente en los '70, cuando la guerra era inminente).

O tal vez sea porque de noche suelo escuchar a los F-16 volando por aquí (el ruido que generan es distinguible de los aviones a reacción civiles). Un solo F-16 puede hacer trizas a Lima y otro a los indudablemente muy bien identificados recintos militares de más al sur y nosotros tenemos como 30 o 40 y no tardarán en llegar más. Esos aviones tienen un potencial destructivo de ciencia ficción.

O tal vez es por las tronaduras que suelo escuchar y que no suenan como las que crean plataformas para uso agrícola en las laderas septentrionales del valle de Azapa.

Espero estar equivocado: ya viví dolorosamente la casi-guerra de los '70 y no quiero más de eso. Por otra parte, como dice Tomas, la apelación de Perú ante la Haya es harto cochinita...

Pasando a algo más agradable: me enferma el Pisco chilensis por su aroma. Por secretaría nos apoderamos hace décadas del nombre, pero hay que reconocer que le pertenece a Perú. El de ellos es harto desabrido, pero bien combinado no tiene parangón. Quiero decir que el pisco sour chileno no le llega ni a los talones al peruano.

En fin, amigos del alma no seremos nunca en términos de nacionalismo, los peruanos de la plebe y sus políticos simplemente no nos quieren. Pero la historia nos une y ya en en el siglo XVII se gestaron los orígenes de la competencia entre "Tacana" y Arica, desobedeciendo lo dispuesto por la corona española. Esto se describe someramente en http://www.aricaacaballo.cl/ebook/arica_territorio_andino/arica_territorio_0000f5.htm.

Hay una pregunta que no consigo responder: ¿somos hermanos?. Mi mejor respuesta es que sí lo somos, pero al estilo de mi relación con mi fenecido hermano menor, quien solía agredirme feamente, a quien podría haber aniquilado de un solo puñetazo pero me abstuve porque era él quien tenía problemas y era a mí a quien le correspondía entenderlo.

Todo eso para decir ¡¡NO MÁS GUERRAS, se los ruego!!. Ya de adultos, nunca dejamos de tener diferencias con mi querido hermano, pero en paz, aunque era él quien las generaba por meras leseras que se habría esperado que las superara al terminar su niñez y adolescencia.

Pues si creyera en un Dios le rogaría que hiciera con Chile y Perú lo que hizo conmigo y mi hermano: pocas veces de acuerdo pero conscientes de nuestro linaje y sin agresiones físicas...

26 de julio de 2012, 14:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

De acuerdo en casi todo doctor menos en un par de cosas: la suerte de la guerra es siempre incierta, nunca se sabe que pasaría porque es un asunto que depende de miles de cosas. Y sobre la reacción después del fallo, bueno, siempre habrán picados que no van a querer aceptarlo, pero creo que la reacción del gobierno y las FFAA será honorable y esa es la que importa.

Que buena esa analogía de los hermanos: claro que somos hermanos, pero también rivales casi naturales, esa es una realidad que ningún discurso puede borrar: smos países parecidos en tamaño y ubicación, apuntamos a los mismos mercados, Perú tiene mucha más riquezas naturales pero Chile es más homogéneo y organizado, en fin, hay que acostumbrarse a la idea que siempre vamos a competir por algo, lo importante es que compitamos como caballeros, en buena lid y no a patadas.

Y claro, la competencia no excluye la amistad y la cooperación, igual como los amigos que después de un partido de fútbol se van a tomar cerveza, no se van a dejar ganar así nomás pero después del partido es sin picarse la cosa.

Como adicto a la piscola, en mi opinión la piscola con pisco peruano es intragable, en cambio con un Mistral o un Alto del Crimen la encuentro deliciosa, así es que mantengo mi herejía ¡me gusta más el pisco nacional! Claro que el pisco chileno no sirve ara el pisco sour ni para otros cocteles de señoritas pero la Santa Piscola creo que es mejor con pisco nacional, para mi gusto al menos.

Se trata de dos bebidas completamente distintas: el pisco peruano es untuoso y fragante a uva, hay que tomárselo solo o en coctail pero nunca con gaseosa, el pisco chileno es ligero y sin aroma pero combina bien con la cocacola y con el vermouth (para hacer un "pichuncho" por ejemplo) ¡hasta con fanta y leche condensada para hacer una "pantera rosa"! ya se que me van a lapidar los puristas pero creo que nada que tenga alcohol puede ser malo.

Adhiero entonces a "no más guerras" y también a no más mala voluntad, compitamos pero como caballeros, nada de chauvinismos trasnochados

26 de julio de 2012, 15:22

 
Anonymous Anónimo said...

En mi humilde opinión creo que el Sr. Renato Bianchi es historiador de la escuela de Sergio Villalobos, poco tolerante. Para que un F-16 haga trizas Lima tiene que pasar por el sistema Pechora que están cerca a Lima y cerca a La Joya. Chile a optado por cientos de tanques y decenas de aviones y Perú por los misiles de largo alcance, además de los MIG-29, MIRAGE-2000, SU-25 (antitanques) uno que otro SCUD. Chile para derrotar a Perú tiene que optar por un blitzkrieg (cosa que no está en capacidad (Chile no es Israel ni USA) porque si lo hace a largo plazo ahí quedan, porque si en la actualidad depende energéticamente de Argentina y terceros, con qué se movilizarán sus F-16, los Leopard, Scorpene, etc. con ¿agua? Experiencia de guerra permanente la seguimos teniendo en el VRAE (2012), desde 1884 hemos tenido 5 conflictos y el más severo la guerra interna con SL muy diferente a la guerrilla chilena.
Chile después de 1884 no tuvo guerras, sólo practicas de guerra. Aunque la población no define nada, Perú es un país de 30 millones habit. contra 18 millones de habit.de Chile.
Creo que Perú siempre tendrá a un vecino antes que un hermano, porque mientras no desaparezca la soberbia chilena producto de la guerra del salitre nunca habrá paz vean esto, http://www.youtube.com/watch?v=iyg4gFr5m9w soberbia monumental, racista y aires de superioridad. Creo que todos los vecinos sudamericanos piensan algo como esto: http://www.elobservatodo.cl/admin/render/noticia/19676?page=1
Ojo Perú ya no es el pobre de antes, y Perú ≠ Bolivia. Saludos con el verdadero Pisco desde la Ciudad de Pisco en Ica-Perú.

27 de julio de 2012, 01:25

 
Blogger Cabeza de Hierro said...

Para Renato Aguirre Bianchi. Creo que se ha confundido, deduzco queel término es israelí y no israelita. Porque los primeros podrían ser agentes agentes israelíes del Mossad pero los segundos con toda posiblidad a lo mucho podrían enseñar la ley de Moisés.

Dicho eso por nuestra historia de lucha antisubversiva tenemos cooperación de entrenamiento de muchos años con la milicia y la inteligencia israelí. Imagino que Latinoamérica es un buen negocio para ellos así que también tendrán presencia en Chile, Argentina, etc.

El gesto de Vargas Llosa y Jorge Edwards me parece innecesario. Una guerra sería improductiva para ambos y generalmente las que atizan estos "sentimientos patrióticos" son políticos que no pierden nada.

Además me opongo a una guerra no porque sea antibelicista o algo que esté de moda sino porque nuestras guerras son miserables jeje, mientras otros países entran en guerra, desarrollan tecnología para ir al espacio y hacen computadoras nosotros sólo destruiriamos nuestra infraestructura a bombazo. Aunque espero que no me critiquen que en las noches a veces se me despierta el deseo de invadir su país para conquistar el corazoncito de alguna chilena:D

28 de julio de 2012, 03:28

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas