Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Control de armas

domingo, 12 de agosto de 2012


Me acordé de la ley de control de armas viendo este video de un asalto real, captado por cámaras de seguridad, donde un abuelito repele a balazos a unos asaltantes armados. La última vez que estuve en Miami en 1989 íbamos siempre con mi primo a comprar a un minimarket en Lincoln Road donde a los pocos días nos hicimos amigos de los que atendían. El guardia de seguridad era un ancianito bajo y flaco que apenas caminaba y llevaba un gran arma semiautomática que casi le llegaba a la rodilla.

Un día, en broma le pregunté a la cajera si no tenía miedo de que al viejito le diera un infarto en caso de asalto y ella muy divertida me dijo "tu no tienes idea la cantidad de gente que ha matado ese viejo, es veterano de Corea, tiene un gran seguro y lo único que sueña es morir en un tiroteo, nadie se atrevería a robar en este negocio".

La ley de control de armas está basada en una conjetura que se hace cada día más común: que para tener seguridad el estado debe prohibir algunas cosas consideradas riesgosas de manera preventiva, por ejemplo tomar alcohol y conducir, consumir drogas, poseer armas y muchas cosas más.

Por ejemplo si las personas tienen armas y no tienen cuidado se pueden producir accidentes, o en un momento de ofuscación podrían matar a alguien, o podrían usar las armas para cometer asaltos o revoluciones. Estos argumentos -a mi modo de ver- son equivocados o desconocen cosas mucho más importantes, como la posibilidad de defenderse ante un ataque.

La verdad es que cualquier cosa puede ser un arma mortal, con el cuchillo para cortar carne o con mi Victorinox se puede matar perfectamente a una persona, para que hablar de un corta-cartones. Lo peligroso no son las armas sino la disposición a usarlas. Y los accidentes no ocurren por culpa de las armas de fuego tal como los atropellos no pasan por culpa de los autos, solo a un tonto se le ocurriría prohibir los autos para bajar los atropellos.

Pero ese es el argumento de muchas autoridades y de la policía, claro, entiendo que les asuste la idea que mucha gente tenga armas porque les quita la ventaja del monopolio, pero a mi no me gustan los monopolios, por lo menos los monopolios por fuerza de ley los detesto. Los delincuentes siempre van a tener armas, les da lo mismo si están permitidas o no, así es que la prohibición solo perjudica a los que las quieren para defenderse.

La defensa propia no solo es un derecho sino una necesidad incuestionable, si yo me veo amenazado seriamente por otra persona lo mejor es que se me olviden los derechos y las leyes porque es preferible estar vivo y en la cárcel que ser un muerto muy respetuoso de la ley. Curiosamente la ley en Chile no prohibe tener armas para defenderse pero existe toda una ofensiva de propaganda en paralelo contra la posesión de armas por parte de los particulares.

Eso es otra expresión del Nanny State, el estado protector y castigador que se encarga de imponernos sus propios valores, cuidarnos de nosotros mismos y de castigarnos con dureza cuando no le hacemos caso o cuando le dejamos de dar plata.

A mi nunca me han gustado las armas y tampoco he disparado una en mi vida -aparte de las de aire comprimido, claro- pero creo que todos los que quieren deberían tener su arma sin problemas, haciéndose responsables de su uso para bien o para mal. Cuando el estado se empieza a hacer responsable por las personas se convierte en nuestra "nana" y los ciudadanos en niños sin responsabilidad o en idiotas.

Etiquetas:

11 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Un cuchillo puede ser un arma terrible, si, pero este tipo de locos - como ciertos tipos de suicidas - copian modelos previos y el modelo que estan copiando es el del masacrador con mucha artillería encima.
Además basta ver al pusilánime de cabello naranja haciéndose el pobrecito en el juzgado para entender que no habría ido con un cuchillo o una 22 corta a masacrar gente. No se arriesgaría a que cualquier señora lo baje de un carterazo. En su fantasía necesita sentirse todopoderoso e impune detrás de ese arsenal portátil para concretar el acto.
En la Argentina recuerdo un sólo caso: Un chico de secundaria, impopular, acomplejado, oscuro, onda "heavy metal", su padre era de la policia naval, se llevó el arma de guerra a la escuela y mató a cinco compañeros, la mayoría mujeres. Pero sinnùmero de idiotas como él no tienen armas en casa y no hacen nada: cuando se les pasa la pubertad, el acné y la estupidez mayoritariamente viven vidas normales. Este pibe en cambio encontró un arma de guerra y arruinó varias existencias incluyendo la suya.

12 de agosto de 2012, 08:44

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si Ulschmidt pero los casos particulares no son buen argumento para prohibiciones generales.

Es cierto que se evitan algunas muertes porque los posibles asesinos no tienen acceso a un arma, pero también es cierto que mucha gente -mucha más me parece- muere por no tener como protegerse ante un delincuente armado.

Creo que la disponibilidad de armas no es la causa de los asesinatos, pero si es causa de que mucha gente inocente muere completamente desprotegida.

Y en el fondo del asunto, creo que el estado no puede pretender hacerse cargo de la delincuencia porque lo hace pésimo, las personas deberían tener todo lo que estimen necesario para defenderse aún con el riesgo que las armas se usen mal. Hay muchas cosas que de usarse mal podrían causar daño (autos, estufas a gas, medicamentos, etc.) pero eso no justifica que se prohiban.

Además estas matanzas masivas son muy raras, una cada varios años en un país con unos 200 millones de habitantes, creo que no justifica`legislar ni prohibir.

12 de agosto de 2012, 10:00

 
Anonymous Anónimo said...

Yo comparto:"Prefiero ser jusgado por doce que cargado por seis"
Everyday reader NanoSr.

12 de agosto de 2012, 12:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo mismo digo, ¡saluti Nano!

12 de agosto de 2012, 12:17

 
Blogger Ulschmidt said...

Yo vivo en una zona semi-rural donde se da permiso para tener armas para autodefensa. Además la gente acostumbra cazar. Heredé de mi padre un revólver de calibre corto que, por supuesto, tengo desarmado y escondido por el terror de que lo encontrase un niño y se mate jugando con él. No me deshago del todo porque seguro debo años de algún canon de armas y si me lo encuentran seguro voy preso por no inscribirlo como se debe.
Si lo montase no me animaría a tirar con él por miedo que me vuele la mano o la cabeza. Las balas deben tener la pólvora vencida. Si viniesen los delincuentes después de darles el dinero debería invitarlos un café para que me den tiempo a encontrar el arma y montarla pero si lo logro antes que me maten lo menos arriesgado para mí sería tirarles con la caja del revólver sin probar a dispararla.
Y esa, creo yo, es la situación defensiva promedio del civil que tiene un arma en casa.

12 de agosto de 2012, 14:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno Ulschmidt mi caso personal es parecido, yo nunca he tenido y probablemente nunca tendré un arma de fuego, ni siquiera he disparado, ni una sola vez en mi vida, pero si las armas fuesen facilmente accesibles probablemente tendría una, la mantendría bien y con cuidado para evitar accidentes y aprendería a disparar.

Pero como es una joda tener un arma de fuego en Chile, si alguna vez me sobran las lucas tal vez me compre un rifle a postones de buena potencia y lo cargue con plumillas en caso de apuro. No me gustaría estar desarmado frente a un malandra que entre en mi casa.

12 de agosto de 2012, 15:40

 
Blogger Nervio said...

En chile la ley de armas esta mal hecha. Denbes aprender a usarlas antes de tener el permiso contraviniendo la ley. En una situacion racional, debian haber escuelas donde primero te evaluan psicologicamente, luego te enseñan, luego das una prueba y que te autoricen 5 años. Como en los autos.

En cambio la ley de mierda, echa sobre la marcha por una manga de maricas solo dificulta el acceso a armas legales. Las ilegales... jamas han estado ni estarán prohibidas.

12 de agosto de 2012, 16:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, es la ambiguedad de no prohibir pero oficialmente "reprobar" la posesión de armas, la misma estupidez con el alcohol y el cigarrillo. El estado asumiendo posiciones "morales" que no le corresponden corta la libertad y en este caso perjudica la seguridad de las personas.

Y la mayoría de la gente aplaude que los traten como niños o como tontos

12 de agosto de 2012, 19:56

 
Blogger Maximo said...

Me quedo con las declaraciones de don Joel Ovalle:

“Yo llamé a armarse a la gente. Personalmente no voy a permitir que vengan estos desgraciados a hacerme algo a la casa, como a este vecino, porque los voy a agarrar a balazos y si me matan, más de uno se irá conmigo”, advierte el presidente de la junta de vigilancia de Alboyanco.

http://diario.latercera.com/2012/08/11/01/contenido/pais/31-115799-9-sobrevivir-en-campos-con-olor-a-quemado.shtml

12 de agosto de 2012, 21:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo también estoy de acuerdo con eso y no creo que sea matonaje, amenaza ni nada de eso, la necesidad de defenderse es una de las más básicas que tenemos y lo más peligroso no es dejar que la gente se defienda por si misma sino llegar a un estado donde otros nos pueden atacar inpunemente, eso es lo más peligroso que existe.

12 de agosto de 2012, 21:47

 
Blogger Nervio said...

La gente de la poblacion que limita con el campo de mi señora, toda tiene escopetas, algunas hechizas, algunas echas por armeros y bque son de buena calidad, muy pocos con escopetas inscritas. Los pocos que las tienen inscritas los pacos cuando están aburridos los van a jorobar para inspeccionarlas.

Y a eso voy. Las leyes de control de armas no disminuyen el numero, sobre todo la que tenemos que esta tan mal echa que solo consiguió fomentar la tenencia ilegal.

13 de agosto de 2012, 01:52

 

Publicar un comentario

<< Home