Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Por que no quieren a los judios

martes, 14 de agosto de 2012

Leo un entretenido artículo de Jerry Pournelle que trata de explicar por que los judíos Ashkenazi son más inteligentes que el común de las personas. Ashkenazi son los judíos europeos, a diferencia de los sefardíes u orientales que tienen indicadores de inteligencia o logro igual al promedio.

Es complicado atribuir una característica tan poco definida como la "inteligencia" a una raza, pero al menos en las mediciones de CI los Ashkenazi muestran resultados promedio más altos y con menor dispersión que cualquier otro grupo étnico, en el rango de 112-115 promedio.

Otra forma de verlo es que en los premios Nobel hasta 2011 habían 177 judíos (el 29% del total), en particular la lista de economistas, médicos y físicos judíos es impresionante. El 25% de los premios Tuning de la ACM, y la mitad de los campeones mundiales de ajedrez son Ashkenazis.

Hablando en dinero, los Rotschild, por nombrar solo a la familia más prominente, son la única familia en la historia que ha conservado una gran fortuna por más de dos siglos. Algo parecido ocurre con el poder político donde los Ashkenazis están enormemente sobrerepresentados.

Todo esto les ha traído persecuciones y mala voluntad histórica ya que los judíos no son más del 0.2% de la población del mundo (mucho menos si limitamos solo a los Ashkenazi), en todos los países del mundo son minoría, menos en Israel. Desde la Edad Media, cuando eran los únicos que podían prestar dinero, han sido perseguidos y su arquetipo es el prestamista Shylock, de El Mercader de Venecia.

Los dos libros violentamente antisemitas que he leído son El Anticristo de Nietsche y Mi Lucha de Hitler, ninguno cuestiona la habilidad o la inteligencia de los judíos, por el contrario los presentan como una especie de astutos demonios de los que hay que cuidarse mucho y en lo posible aplastarlos, es como el terror del bruto fuerte hacia el débil habiloso.

Es un asunto curioso, así como los Watusi se pueden jactar de algunos atributos con que la naturaleza los dotó en abundancia, los judíos Ashkenazi también tienen razones para jactarse de cierta clase de inteligencia, que es precisamente una de las más apreciadas en la sociedad: la inteligencia para tener éxito en los estudios, la política y las finanzas.

Pournelle aventura varias explicaciones para esto, una racista que dice que la poca dispersión genética -se casan principalmente entre ellos- ha contribuido a especializarlos igual que los perros finos o caballos pura sangre, reforzando algunas características que inicialmente fueron culturales pèro con los siglos se convirtieron en habilidades innatas o predisposición.

¿Será cierto? La verdad es que he conocido tres o cuatro judíos, todos muy inteligentes, claro que a los hijos se les diluye un poco la inteligencia a veces, debe ser el efecto de vivir en Chile, estando en la miel todo se pega.

Como tengo la suerte de no ser demasiado envidioso ni resentido, me caen muy bien los judíos y me rio del protocolo de los sabios de Sion y estupideces por el estilo, no me trago el antisemitismo aunque tampoco el sionismo, que sean el pueblo elegido de Dios ni otras estupideces semejantes de los judíos radicales, que son casi tan brutos como los musulmanes radicales.

Y bueno, a título de nada les mando mi saludo a los Ashkenazi y en general a Israel, que dentro de todos sus defectos se las han arreglado para mantener una democracia en una zona rodeada de barbaros, y me refiero a los fanáticos musulmanes solamente porque también tengo muchos y grandes amigos arabes, civilizados.

Etiquetas:

12 Comments:

Blogger Nervio said...

la forma en que mi vecino casi se apropia de mi terreno y el de 20 vecinos mas, que la aprendio de su padre... me hace entender el odio que a veces se les profesa.

Mi odio se limita a un puto judio, no al resto de su pueblo.

Pero si eventos como ese, se multiplican... pajarito se entiende lo de egipto, babilonia, roma, españa y alemania.


14 de agosto de 2012, 12:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja pagan justos por pecadores!

14 de agosto de 2012, 15:42

 
Anonymous Anónimo said...

A proposito de mala propaganda

http://fbcdn-sphotos-f-a.akamaihd.net/hphotos-ak-snc7/391511_472847439407112_1420661870_n.jpg

14 de agosto de 2012, 17:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, pero eso no es propaganda sino INFORMACIÓN, hechos indesmentibles ;D

14 de agosto de 2012, 17:58

 
Blogger Nervio said...

tanto judio inocente asesinado por los nazis... y esos inutiles tenian que dejar vivo al puto abuelo de mi puto vecino

14 de agosto de 2012, 19:59

 
Blogger Ulschmidt said...

El problema es que los judíos originales son semitas - como los sefardíes - y como sus vecinos árabes y los azkenazis son blancos.
Si los judíos azkenazis son genéticamente superiores, es otra genética. De hecho existe la teoría: un grupo caucásico, los kátaros, hacia el primer milenio adoptaron el judaísmo quizás como una solución política de su rey para ser neutral entre cristianos y musulmanos. Lo habrían tomado rabinos de la Diáspora. Son estos tipos los que migran a Europa al disolverse su nación por invasión del Este y terminan siendo los azkenazis.
Existe luego la posibilidad de que no, de que los judios en Europa se fueron mezclando y blanqueando. Pero si hicieron eso ¿porque no se fusionó su cultura y desapareció?
La tercera opción es la de la "difusión lenta" donde una cultura permanece aislada y con su personalidad distintiva pero, rodeada de caraspálidas, la genética se va intercambiando por accidentes. Unos cuernos por allá, guerras saqueos y violaciones acá, prostitución, servidumbre, uniones por conveniencia política y algún que otro Romeo y Julieta y así, por goteo, sin que la médula cultural se fusiona se produce un "cambio de sangre" cuasi completo. Si así fuera, todo sería cultural.

14 de agosto de 2012, 20:14

 
Anonymous Anónimo said...

con respecto al tema genetico
en.m.wikipedia.org/wiki/Y-chromosomal_Aaron

14 de agosto de 2012, 23:36

 
Anonymous Anónimo said...

Creo que el hecho de que les vaya bien también tiene que ver con que conforman redes de apoyo, como los mormones. Cuando a alguien de la comunidad le va mal, el resto lo apoya, pero también le exige. No se ven la suerte entre judios (por decirlo de algún modo).
En todo caso conozco a varios judíos laicos y son rebuenas personas. Los ortodoxos no los paso mucho. ¡Miren que creerse el pueblo elegido!

15 de agosto de 2012, 12:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nervio ¡te tocó el premiado entonces!

Ulschmidt la explicación genética se complica mucho tal como dices, yo creo que puede haber una mezcla de todo, principalmente cultural por ser perseguidos, por vivir en lugares de grandes posibilidades para desarrollarse intelectualmente (Viena y Prusia por ejemplo han sido lugares extraordinario para la cultura en el siglo XX y llenos de judíos) por vivir en getos, en fin, debe ser una combinación de factores.

Anónimo 1, creo que le pusieron mucho con lo del cromosoma ese. La explicación debe ser más compleja que simple genética

Anónimo 2, claro que no siempre se ayudan entre ellos. Aunque el hecho de juntarse toda la vida en la sinagoga y ser minoría algo debe ayudar

15 de agosto de 2012, 12:32

 
Blogger Nervio said...

No creo que raza, pero si, han tenido una presion del medio para que el mas astuto sobreviva. De que les servia ser fuertes contra los estados medioevales y modernos. Debian ser astutos.

15 de agosto de 2012, 16:32

 
Blogger Sella said...

Me caen muy bien los judios, aunque no conozco muchos. En España, para nuestra ignorancia tenemos mucha sangre judía. Por eso no entiendo tanta hipocresía contra ellos por parte de políticos, artistas y periodistas.

15 de agosto de 2015, 12:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es políticamente muy rentable tener un culpable colectivo de todo lo malo que pasa. Hitler lo sabía muy bien.

15 de agosto de 2015, 14:35

 

Publicar un comentario

<< Home