Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

A doña Irma se le murió la hermana

martes, 25 de septiembre de 2012

Hoy en la tarde estaba haciendo hora en el centro antes de encontrarme con un amigo y me econtré con doña Irma, una viejita medio indigente que tiene muchísimos años, no se de donde salió pero la conozco de hace unos 30 años y en ese tiempo era exactamente igual de vieja que ahora. Ya me acordé, era amiga de mi querida suegra y cuando los papás de la Pilar tenían el almacén en calle Patricio Lynch, la gente conocida pasaba y se sentaba a conversar un rato. Doña Irma era una de las regulares, me imagino que eso era otro club de ociosos, similar a este blog, donde nos juntamos a conversar de cualquier cosa, solo para matar el tiempo.

A veces, para que se ganara unos pesos ella iba a la casa de la Pilar a plancharnos la ropa. Lo que a mi siempre me ha asombrado es que han pasado tantos años y tiene la misma cara de repollo, arrugadísima y la recuerdo con los mismos cuatro dientes desde que la conocí. Tiene algo que me recuerda a mi mamá. Alguna gente, cuando viejos, se les van poniendo los ojos y los gestos como de los niños chicos, y no es que la señora esté senil sino que simplemente algunas personas envejecen así. Claro que a la mayoría de la gente se le van endureciendo las facciones, lo normal es que los viejos van adquiriendo una expresión como de enojados, pero en unos pocos casos se van pareciendo a los niños. Tal vez la vejez, igual que el alcohol o el poder, va mostrando la verdadera cara de las personas, con el tiempo.

Yo soy muy malo para las caras, pero lo que recuerdo son expresiones. Por ejemplo la expresión de pájaro que es común en mucha gente: hay gente con cara de gorrión, de lechuza, de aguilucho. Otros con cara de mono, chancho o caballo, a todos esos los reconozco enseguida no por la cara sino por la expresión. Doña Irma siempre que me la cruzo la reconozco por su expresión de asombro, tiene la cara de haberse encontrado un billete de 20 lucas, es inconfundible. 

Hoy la encontré con una expresión desanimada que me llamó la atención, le pregunté como estaba y me dijo que lo más bien, solo que se había muerto su hermana. Ni quise preguntarle cuantos años tenía para que no se acordara que ya le va a tocar a ella, así es que puse mi cara de circunstancias y le dije la frase cliché que uso siempre en esas ocasiones "bueno.... así es la cosa", después de un rato callados, mirando las personas que pasaban me contestó  "así es pues, pensar que a mi me quedan minutos". De verdad me leyó el pensamiento pero por educación no se lo dije, seguro que estaba sacando la cuenta de cuanto tiempo le quedaba.

"Bueno" le dije "nadie sabe cuando, nos podemos morir en un ratito más, quien sabe" y asintió con la cabeza, "pero que se preocupa" le dije "nosotros los buenos, nos vamos derecho al cielo, son los malos los que tiene que preocuparse" . Ah, se rió la viejita y dijo "cierto, cierto". No sabe nada que yo no creía ni una sola palabra de lo que estaba diciendo, pero al menos le espanté algunos pensamientos fúnebres, tal como lo hago yo cuando me acuerdo que voy a estirar la pata.

Y así este lunes les iba a comentar algo interesante pero se me olvidó, así es que obligado a comentar algo que no le interesa a nadie. Me encontré con doña Irma, conversamos un rato y nos despedimos y yo me fui pensando que cualquier día de estos me voy a enterar que se murió. Pero el destino es bromista, en una de esas me toca a mi primero. Nunca se sabe.

11 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Todos esas frases rituales acompañan o anestesian u ocupan el tiempo del deudo y no hacen mal y por repetidas y trilladas no dejan de hacer un efecto cauterizante.
Estoy convencido de ello, también me ha pasado.

25 de septiembre de 2012, 11:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

"en fin, así es la cosa"; "todos vamos para donde mismo"; "ya nos tocará a nosotros" ¡tengo un arsenal de expresiones para eso casos y a medida que me voy poniendo viejo las estoy usando cada vez más seguido!

En fin... así es la cosa. Ya me tocará a mi jaja!

25 de septiembre de 2012, 11:36

 
Blogger Rodrigo L. said...

La que uso yo es " la delantera no mas nos lleva" .... lastima que mi hermano se fue hace un par de años ..pucha que se extraña...me dio penita... tendria unos 35 años hoy por hoy... por eso cada vez que me sirvo una cervecita hago un salud por el.

25 de septiembre de 2012, 12:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, esa es otra, la agregaré al repertorio. Es un tema delicado porque por un asunto cultural uno no puede decir que en realidad no le importa la muerte de alguien que no conoció y a veces ni siquiera la de un conocido. Es fácil ofender sin quererlo.

Yo debo ser medio sicopata porque nunca me ponen triste las muertes, solo me complican las enfermedades dolorosas mientras duran, después la muerte es como un premio.

25 de septiembre de 2012, 12:32

 
Blogger Rodrigo L. said...

Claro, las frases estas uno no las usa al frente del deudo al menos yo no, ni tampoco uso las tipicas "mi mas sentido pesame" ni "ayudandolo a sentir" porque el dolor es ajeno , solo uso la palabra "fuerza" .... de todas formas no me gustan ni los funerales ni los cementerios.... mi hermano por ejemplo "desaparecio" en el mar...no tuvimos que reconocerlo ni enterrarlo ... solo nos quedamos con su recuerdo y es como si estuviera de viaje .... existen muertes y muertes ... a los 2 meses de mi hermano fallecio mi abuelita y fue un proceso distinto porque entendia yo que su ciclo se cumplia ...

25 de septiembre de 2012, 13:22

 
Anonymous Anónimo said...

hace tiempo escribí acá mismo que jamás me enfermaba y no me entraban balas. tu me dijiste que tenía mucha suerte. pero todo cambia alguna vez. el fin de semana del 24 de agosto casi me voy a engrosar las filas al infierno. no soy tan viejo y caí con una enfermedad de anciano. tan raro. ahora ya hablo y de a poco recupero las fuerzas. hasta el 1 de noviembre tengo licencia. habrá querido mandar algún mensaje el galeno? lo terrible es pasar los días sin nada que hacer, los segundos son eternos. ahora veo una película. 7 años en el tibet. brad pitt, el protagonista, dijo algo muy sabio: "... díganle a mi mujer que 12 años de prisionero de guerra equivalen a 4 años de matrimonio". yo estuve 28 años de prisionero de guerra y nunca más espero volver a esa condición. pero gracias a la ex estoy contando esto. si no va a rescatarme sólo el mal olor habría delatado mi condición. que terrible pasar todo lo que pasé, para la otra prefiero evitarlo y que el mal olor me delate.

25 de septiembre de 2012, 13:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Anónimo las enfermedades es algo para lo que todos debieramos estar preparados porque lo normal es enfermarse, ningun sistema vivo es eterno. Yo me buscaría algún médico amigo que me pase morfina o cualquiera de los modernos reemplazantes. Un amigo cirujano -que su señora es anestesióloga- me dijo hace años que casi todos los dolores podían ser manejados, lo que no se puede manejar son las incomodidades: no poder rascarse, toser, etc.

Ah y además de anestesiologo un buen dealer que me consiga cogollos de primera calidad, creo que con esas dos cosas me las arreglaría, los remedios se pueden ir al diablo.

En realidad no tengo idea que haría enfermo, pero cuando me toque les cuento. por mientras te recomendaría audio libros, deben ser una buena forma de pasar el tiempo junto con escuchar música. Yo creo que cualquier cosa que ayude a no pensar en la enfermedad es buena. El enemigo más peligroso está entre las dos orejas.

25 de septiembre de 2012, 14:06

 
Anonymous samuel said...

Hace algún tiempo un amigo me contaba que su abuelito lo habían desahuciado a causa de metástasis y que no le daban mas de 3 meses de vida,como el abuelo no quería un tratamiento convencional empezó a fumar cogollos,así logró controlar los dolores y según lo que me contó sus últimos días los vivió como lolo
saludos tío no comento mucho pero siempre leo!

25 de septiembre de 2012, 15:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Samuel, admás que a un enfermo no corre el riesgo de que lo metan preso! o al menos lo tendrían en la enfermerái de la cárcel jaja ¡Saluti!

25 de septiembre de 2012, 16:10

 
Anonymous Anónimo said...

en una nota no relacionada con el tema...

http://blogs.lainformacion.com/strambotic/2010/07/19/de-como-una-botella-en-el-orto-inicio-el-desmembramiento-de-yugoslavia/

a proposito del video de mahoma....

25 de septiembre de 2012, 21:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Jaja increíble y curiosa historia. Aunque no creo que sea un buen ejemplo del efecto mariposa, la botella de marras no fue causa sino más bien un detonante de una bomba que se estaba armando desde hace años

25 de septiembre de 2012, 21:28

 

Publicar un comentario

<< Home