Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Tarot y decisiones inciertas

sábado, 20 de octubre de 2012


Esto surgió de Twitter, cuando Paul Fontaine y otros comentaron que les parecía ridículo que unos políticos hayan consultado con un tarotista. En su opinión eso era una especie de superstición, una manera burda de ser engañados, influenciados o manipulados por el tarotista. ¿Puede ser así? Claro, pero en el mismo sentido que podríamos ser engañados por un experto financiero que nos aconseja -de manera interesada- que hagamos una mala inversión.

Aunque todos los días vemos sinverguenzas que mienten usando conceptos de finanzas, estadística o economía, eso no implica necesariamente que las finanzas, la estadística o la economía sean un engaño, simplemente han sido mal usadas o se le atribuyen propiedades que no tienen.

De hecho el tarot y muchos otros oráculos para ayudar a la toma de decisiones tienen un fundamento razonable, incluso a nivel matemático y lógico. La mayoría de la gente jamás toma decisiones importantes o las toma de manera completamente inconsciente, los buscadores de seguridad y adversos al riesgo por naturaleza prefieren que las decisiones las tome algún otro, por eso mucha gente le gusta contratar seguros, incluso sabiendo que normalmente es una opción irracional.

La gente que evita tomar decisiones , que siguen la corriente, buscan un trabajo seguro, etc. tienen una idea medio distorsionda del mundo: creen que todo funciona como un reloj determinista y que las buenas decisiones son las que descartan todo riesgo mientras que las malas -equivocadas- son las improbables o riesgosas.

Vivir arrancando del riesgo es una opción muy humana, pero cierra los ojos a que en realidad no hay manera de asegurarse, en nada. Tratar de evitar los riesgos no los hace desaparecer, el mundo es riesgoso. La mayoría de las personas piensa  como si todo fuera deterministico y que las decisiones lógicas serán siempre acertadas, pero la lógica es solo parte de la realidad, no se puede decidir simplemente calculando costos y beneficios debido al problema de la incertidumbre: ni los costos, ni los beneficios ni los riesgos pueden ser calculados con certeza.

 Los que toman riesgos en cambio -todos los tomamos pero hablemos de los que toman riesgos de manera consciente y frecuente- conocen bien el problema de la incertidumbre, saben que una decisión lógica puede ser desastrosa y una decisión estúpida puede resultar extraordinaria, porque la lógica solo funciona con información completa y eso solo ocurre -aproximadamente- en los problemas sencillos y triviales. Toda decisión importante involucra un montón de incertidumbre, por lo general mientras más importante mayor es la falta de información.

Existe en matemáticas y economía la teoría de juegos y la teoría de decisiones, que no son normativas como a veces la hacen aparecer, es decir no dicen "como tomar las mejores decisiones" sino que estudian el mecanismo detrás de la toma de decisiones de manera descriptiva. El dilema del prisionero, la guerra de los sexos y otros clásicos de la teoría de juegos no son fábulas con moraleja, como se presentan algunos profesores, sino ejemplos de  muchos problemas que no tienen "solución" por pura lógica.

En la teoría de juegos, estas situaciones donde hay que elegir entre dos alternativas con una probabilidad de 50% cada una, se resuelven lanzando al aire una moneda. Y eso tiene mucho sentido porque cuando la decisión se toma al azar, en los grandes números los errores deben tender a compensarse, tal como se ve en la sabiduría de las multitudes.

Pero en la vida real, ante alternativas inciertas tendemos a evitar las decisiones al azar, en lugar de eso confiamos en análisis que nos parecen racionales basados en los prejuicios que todos tenemos, o peor todavía, en opiniones mayoritariamente aceptadas: reemplazamos completamente el azar por el bias y caemos en la estupidez de las multitudes.

Este es un problema que se conoce desde hace miles de años y eso explica por que los chinos desarrollaron el I-Ching, (Libro de las mutaciones) así como muchos otros métodos que existen para ayudar en la toma de decisiones en situación de incertidumbre, entre ellos el Tarot. Todos estos métodos tienen una componente de azar (tirar una moneda, sacar unas cartas) y otro de bias (interpretar el azar) y en ese sentido me parece que son herramientas igual de útiles que cualquier otro análisis financiero o político. Y no tienen nada que ver con "adivinar el futuro" o cosas por el estilo que piensa la gente ignorante.

P.D. De postre y si les sobra tiempo, pueden ver esta interesante nota sobre los productos con mayor sobreprecio del mundo. Ahora me voy a leer el Tarot, hasta mañana.

6 Comments:

Anonymous Kirill said...

Son los deseos eternos de la gente. Quiero saber lo que va a pasar conmigo, si me hago rico, si me caso bien, si gano una loterea etc.
Voy a creer cualquera cosa mientras me dicen lo que quiero oir.Hay muchos charlatanes que te ofrecen los soluciones, tarot, quiji, astrologia
horoscopio etc. tomando tu plata con gusto. Mucha gente ya tiene la decicion en su mente y solo buscan validacion (y no lo paran a buscar
hasta que lo escuchan jeje). Tener un sentido comun es raro esos dias. Mucha gente no les gusta la verdad si se suena mal. Prefieren vivir
en su mundo de suenos y pensamientos. No creo que tiene que ver con los riesgos pero los deseos que te hacen sentirse comodo. La gente a ellos les
gusta la comodidad aun en sus mundos virtuales que les sacan de las oportunidades a enfrentar la realidad.

20 de octubre de 2012, 00:44

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Kirill, pero depende completamente como lo use la persona. Por ejemplo mucha gente confía en las proyecciones de algún análisita económico para decidir en que tipo de stocks invierte, pensando que él tiene alguna información privilegiada, eso es absurdo porque si la tuviera no se la diría a nadie y la ocuparía el mismo.

De la misma manera hay gente que cree que el tarot o lo que sea pueden predecir el futuro de algún modo, eso es igual de absurdo porque si sirviera para eso el tarotista se haría millonario y no le diría el secreto a nadie.

Pero el tarot puede ser util justamente para lo contrario, para tomar decisiones en parte desconectadas de el bias que puede tener el que consulta, el equivalente a tirar una moneda al aire. Claro que si se usa para justificar una decisión ya tomada de antemano no sirve para nada, aparte de darse confianza a si mismo o algo así.

20 de octubre de 2012, 04:20

 
Anonymous Alfredo Zamudio said...

Aqui hay un paper interesante sobre Galton y sus puntos de vista sobre la genetica. http://isites.harvard.edu/fs/docs/icb.topic774254.files/galton.lrb.pdf

20 de octubre de 2012, 12:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Entretenidísima historia de Galton Alfredo, que tipo más bizarro jaja, era un crack.

20 de octubre de 2012, 16:33

 
Blogger Ulschmidt said...

La pitonisa ayuda a tomar decisiones que la Lógica no despeja si, y en la Historia seguramente muchos líderes decidieron íntimamente hacer esto o aquello pero le dijeron a la tropa que habían consultado a la Pitonisa para que lo ejecutaran con confianza.
Las falsas creencias modernas podrían operar igual. El análisis de gráficos de cotizaciones, por ejemplo, que tiene bastante de esotérico, convence a un montón de analistas que deben comprar o vender al mismo tiempo - y se cumple, claro, como profecía autogenerada, porque todos lo hacen
Tenemos dos clases de supercherias pues:
- Las privadas, como el tarot, donde el tarotista o su consultante van para cualquier lado como resultado de una consulta personal y,
- las colectivas, basadas en un hecho público - apareció un cometa en el Horizonte, una estrella nueva, migran las aves, una peste, se cortó la línea soporte de la tendencia a la suba del poroto negro en Chicago, que en caso de existir una inclinación a ser interpretado de un mismo modo produce algún tipo de estampida.

20 de octubre de 2012, 19:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo que yo creo Uslchmidt es que no son necesariamente supercherías, si se entiende bien el problema de tomar decisiones en situación de incertidumbre la conclusión lógica es que hay que "desacoplarlas" de el sesgo racional.

Claro que se presta para engaños y manipulaciones como cualquier otra forma. Pero hay que tener en cuenta que son métodos que se usan desde hace muchos siglos y han sobrevivido más que la mayoría de las teorías científicas.

La mayoría de los líderes que toman decisiones difíciles se han ayudado con algo de azar: Churchill (Barnara Harris), Stalin (W Messin), Bresniev, Hitler, De Gaulle y tantos otros.

Obvio que creo que es una estupidez creer que alguien pueda "ver el futuro" al menos de manera consistente, pero los oráculos basados en métodos de azar me parecen bastante razonables

20 de octubre de 2012, 19:44

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas