Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

3 preguntas sobre educación y jo-jo-jo

lunes, 24 de diciembre de 2012


Se afirman tantas cosas sobre educación y con tal seguridad que parece que vivimos en un país de expertos educadores. Pero a la mayoría de estas verdades evidentes yo les veo un montón de problemas y me cuesta mucho seguir los razonamientos -si es que hay alguno- que hicieron para llegar a esas conclusiones.

1.- Mi primera duda es: ¿debe prohibirse la educación privada? En algunos países las escuelas o universidades privadas están prohibidas. Creo que en Chile desde la extrema izquierda a la extrema derecha prefieren educación privada si pueden conseguirla. La comunista Camila Vallejo, acérrima defensora de la "educación pública" estudió en un colegio privado, en fin, creo que no hace falta argumentar mucho sobre eso.

Seguramente estallaría una revolución si un gobierno intentara eliminar la educación privada: fue lo que pasó cuando Allende trató de implementar la Escuela Nacional Unificada que puede leerse aquí, lo más probable es que si alguien lo apoya no habla en serio o está mal la cabeza. Creo que existe un consenso en que el estado no no debería tener un monopolio sobre la educación.

2.- Si permitimos la educación privada ¿que límites les puede poner el gobierno? Los contenidos mínimos obligatorios están bastante aceptados, esto es también un asunto de consenso porque una escuela que no enseñe a leer, escribir y las 4 operaciones aritméticas básicas probablemente encontraría un fuerte rechazo. Los problemas son cual es el piso de contenidos y hasta que punto el estado puede obligar. Pensemos por ejemplo que un estado nazi podría obligar a las escuelas a enseñar historia antisemita. O uno de extrema derecha podría obligar a enseñar sobre los peligros del cáncer marxista, etc. Lo normal en Chile hoy es que existe un campo amplio de contenidos que pueden incluir las escuelas y universidades privadas.

Esto se complica bastante en la educación universitaria donde el corpus mínimo de conocimientos no es estandar ni esta detallado en ninguna parte. En Chile las universidades tienen bastante libertad para diseñar los programas de estudio por si mismas, no así la duración de muchos programas, que si está normada por el estado.

3.- ¿Que significa no tener fines de lucro? a mi modo de ver esto es un asunto solamente contable, que significa que al final de cada ejercicio el balance no puede dar utilidades y no tiene nada que ver con que los que hacen las inversiones en instalaciones y capital de trabajo reciban o no un retorno sobre esa inversión. Porque la interpretación de "lucro" que se ha usado para criticar a los colegios y universidades privadas supone que si alguien levanta y equipa un edificio, poniendo capital de trabajo para su funcionamiento no debería recibir ni un centavo de retorno por esas inversiones.

Esa es una idea tan absurda que ni siquiera los a comunistas, dueños de la universidad ARCIS y varios colegios se les ocurriría aplicarla en la vida real. La educación privada requiere inversiones y las inversiones deben tener retorno porque de otro modo se convertiría en una donación ¿y quien tiene los millones necesarios para donar a todos los colegios y universidades que se necesitan? El estado nunca la va a tener a menos que se bajen los estándares de calidad al nivel de Cuba o Corea del Norte.

Esto de "no al lucro" es una muestra maravillosa de la hipocresía chilena. Quieren colegios privados pero exigen que otros regalen la plata, porque ellos ni muertos. Todos lucran, sobre todo en las escuelas y universidades fiscales, donde se reparten con la máxima generosidad y sin control ni escrúpulo la plata de nuestros impuestos entre los que tienen el poder político.

Lo que pasa es que como vivimos en una sociedad tan hipócrita, estas son cosas que las sabe todo el mundo -menos los mocosos que jamás se han tenido que ganar la vida, que ni se lo imaginan- pero nadie las reconoce. Igual que cuando critican la "mala calidad" de otras universidades y cierran los ojos ante la porquería de la propia. Estamos en el país de la mentira, donde cualquier parásito profesional (político, empleado público, cura, masón o lo que sea) dice la estupidez más grande, entonces todos la creen y la repiten.

En realidad nadie la cree -recuerden que vivimos en el país de la mentira- pero todos la repiten como si lo creyeran, la hipocresía está en nuestra naturaleza. Bah, mejor me voy a juntar con McDonnell para que nos tomemos nuestras cervezas navideñas. Maldita sea la asquerosa jo-jo-jo-navidad, pero igual los dejo con un brindis ¡salud!.

8 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Bueno, yo soy un descendiente de la educación pública de cualquier calidad así que no coincidiré a full con Ud. pero eso del tipo que exige una necesidad básica pero no está dispuesto a pagar un céntimo propio y espera todo regalado me hizo mella.
Me tocó ver a menudo gente que se accidenta en el trabajo - o en la calle pero supuestamente de ida o vuelta al trabajo - o en la casa pero dice que en el trabajo y se niega a concurrir a la atención médica hasta que le garanticen el no-pago-de-nada. Y no digo un padre de familia que no quiere comprometer el ahorro para sus hijos con un costoso tratamiento propio, no, me refiero a un tipo al que le estan esperando para curarle gratis la pierna rota pero no se mueve hasta que le manden el taxi pagado por la aseguradora. Aunque mañana se gaste el equivalente al taxi en la quiniela clandestina.

24 de diciembre de 2012, 13:00

 
Anonymous Anónimo said...

Sobre la educacion no opinare esta vez. Lo unico que opino es que no todo es malo en la navidad, siempre hay algo positivo....

http://www.estrellavalpo.cl/impresa/2012/12/24/full/32/

24 de diciembre de 2012, 13:17

 
Anonymous Anónimo said...

inspirado en lo que leí acá hace un par de días desde santiago me uniré a la cadena, y espero que en todo el país seamos muchos. pasaré esta noche medio insoportable chupando. feliz borrachera a todos.

24 de diciembre de 2012, 13:31

 
Anonymous Kirill said...


¿debe prohibirse la educación privada? Prohibirlo? El unico educacion que debe existir deber ser privado con rivalidad y competencia. Todas las escuelas deben ser privados y abiertos a competir. El gobierno emiten los vauchers (la plata para educacion) escolar y los padres de los ninos deben decidir a cual escuela mandar sus hijos segun el rendimiento de las escuelas. Educacion post grado; los estudiantes pagan de sus propias cuentas. No hay ayuda de ningun tipo debe existir para asegurar los costos y las valores de educacion mas altas.


que límites les puede poner el gobierno Ningunos. Si las escuelas no producen los resultados, los estudiantes no van a entrarlos. Tal escuelas mueren. Es un mechanismo muy effectivo de mercado libre que nos permite deshacerse de los fracasos.


Que significa no tener fines de lucro? La escuela o la universidad es un entidad privado y esta haciendo sus negocios con lucro como cualquera otra empresa. La unica manera para asegurar que mantenga sus calidades es tener una recompensa para el exito y un castigo para el fracaso. El lucro es su recompensa. La quiebra es su castigo. El mercado libre asegurara que solo las mejores sobreviviran.

24 de diciembre de 2012, 16:35

 
Anonymous Anónimo said...

Hace poco leí en un diario que una encuesta entre padres de hijos con pésimos resultados en el Simce mostró que la mayoría de estos padres consideraba que las escuelas eran buenas. Al parecer, estaban felices con que sus hijas llegaran a la casa con un 6 en matemáticas, aunque en octavo año todavía no fueran capaces de multiplicar por dos dígitos. Entonces, la pregunta es ¿Están esos padres en condiciones de decidir responsablemente por la educación de sus hijos?
No me extrañaría que sí los cambiaran a un colegio más exigente se decepcionaran porque ahora su niño llega con un 3,5 en matemática y decidieran que lo que pasa es que la escuela y los profesores son los malos y no saben enseñar, para luego mejor devolver a sus retoños a la escuela donde regalan las notas para no perder la subvención.

24 de diciembre de 2012, 17:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, yo también soy producto de la educación fiscal gratuíta y creo que soy un buen ejemplo de por que esa maldita educación fiscal debiera desaparecer., un ejemplo vivo jaja.

Anónimo: awelitaaaaa! la mansa mina

Kirill eso es exactamente lo que yo pienso: la educación es una empresa y el estado como empresario es lo peor que hay, porque no son los dueños los que manejan los recursos y les da lo mismo si los resultados a largo plazo son buenos o malos: ellos solo tienen un horizonte a 4 años. Así el fracaso está garantizado.

Anónimo, eso pasa por la tiranía de los contenidos mínimos y las pruebas estandarizadas. Yo creo que los padres son los únicos que deben decidir sobre la educación de sus hijos, nadie más. Curiosamente todas estas pruebas estandarizadas y rankings lo único que logran es alimentar la carrera absurda por el credencialismo que existe en Chile.

Todo es una gran mentira, la Universidad de Chile que hace gárgaras con su supuesta calidad académica entrega títulos falsos de médico y filtra los contenidos de los exámenes nacionales a sus propios egresados de medicina. Uno de sus rectores (Riveros) pasó de profesor de historia y geografía a doctor en economía de la universidad de Oxford.

Todo es mentira, somos un país muy hipócrita y la única forma de frenar esta hipocresía es liberar completamente los controles sobre la enseñanza y que sea el mercado de trabajo quien decida en base a las capacidades mostradas y no en base a credenciales como ocurre hasta ahora.

25 de diciembre de 2012, 01:59

 
Blogger Ernesto Piwonka Carrasco said...

Es que, si haces eso, los que no encuentren trabajo van a reclamar por haber sido "estafados" y por supuesto el cupable contra el que apuntarán será el Estado, que permitió que eso ocurriera, y vamos dando indemnizaciones, becas y demases, o de lo contrario el gobierno de turno pierde votos. ¿Te suenan los "Peritos Criminalísticos"?

Saludos, EPC.

25 de diciembre de 2012, 21:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Creo que tarde o temprano deberemos llegar a algunos consensos que son indispensables.

No hay relación entre lo que alguien estudia y si encuentra o no trabajo, nadie es responsable si alguien encuentra o no trabajo aparte de si mismo, y si cree una propaganda que le dice que por estudiar la carrera xxx encontrará trabajo se trata simplemente de un estúpido.

Perito criminalístico como cualquier otra carrera tiene sus ventajas y desventajas entre estas últimas está el boicot que hacen las policías a los peritos universitarios tratando de defender su monopolio. Hay que ser bien bruto para no imaginarse de antemano que ocurriría ese problema y en todo caso esas decisiones son de riesgo de quien las toma o sea los alumnos.

De todas las quejas que he escuchado, las más pencas son de esos tupos que reclaman "que fueron engañados" por la publicidad. No es otra cosa que el reconocimiento que son unos estúpidos y contra eso no debería existir garantía ni menos protección estatal.

25 de diciembre de 2012, 21:28

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas