Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Donde todos llegan

viernes, 21 de diciembre de 2012


El blog Arica Chiral de Tito Torres va viento en popa. Ya he subido 25 de sus papers sobre diversos temas y estamos recién empezando. Las visitas igual andan muy bien. Trataré de convencerlo para que coloque algunos comentarios sobre lo que está investigando pero Tito prefiere hablar con ecuaciones, se siente mucho más cómodo con las matemáticas que con las palabras. Creo que es un experimento interesante sacar los papers de su medio natural que son las revistas especializadas y ponerlos a disposición de todos. Veremos que pasa.

Donde todos llegan se llama la chicharronería de Tacna en la que ya somos clientes con Tom McDonnell. Efectivamente, llegamos como a las 10:30 de la mañana y ya había gente comiendo y otros llevando chicharrones para la casa. Los preparan a la entrada del local y a la vista de todos, el olor que sale es lo que atrae a la gente. Así fue como nos sentamos y empezó a llegar más gente:


Recuerdo que en Tacna, pocos años atrás el olor a fritura era francamente asqueroso. Usaban para freir algo parecido al aceite de motor y durante muchos años tuve el recuerdo de Tacna asociado con ese mal olor. Pasado el tiempo me acostumbré y cuando ya no me afectaba los servicios para el turismo empezaron a mejorar, especialmente los de comida. Hoy ya no usan el aceite barato y rancio como hace unos 6 o 7 años atrás y gracias a eso los restaurantes han tenido un éxito impresionante.

De la puerta de la chicharronería sale un olor exquisito, parece que los frien en su propia manteca y los chicharrones son una oda al colesterol: una pulgada de carne otra de grasa y una crocante cáscara de cuero. Antes de freirlo, el chicharrón se sumerge en una mezcla que es propia de cada local y da los distintos sabores y aromas. La mezcla de esta chicharronería es muy buena y creo que es lo que explica su éxito porque está rodeada de locales similares que pasan vacíos. El local vende un solo plato: chicharrón de chancho en tres precios: 8, 10 y 12 soles (unos US$ 3,20, 4 y 4.80 respectivamente), es un plato bastante caro, considerando que no es un lugar turístico y en Tacna se puede almorzar bastante bien con 5 soles. Pero viene con una ensalada de cebolla con su trozo de rocoto (no es picante, lo que pica son las pepas). En fin, este es el plato (es el mío de 8 soles que lo pedí sin las papas chuño, que no me gustan):


Y bueno, McDonnell se lo zampó completo con maiz, habas y papas chuño. Aquí lo tiene atacando su plato antes que se termine el mundo


En fin, fuimos a Tacna hoy a aprovisionarnos por si llega el fin del mundo. Compramos Scotch, Beeffeather y ese cola de mono sajón que se llama Baylis. Yo pasé a ver la cámara que no me puedo comprar (la Lumix GH2) y me consolé pensando que para ser feliz siempre hay que tener algún sueño imposible. La cosa es que yo tengo bastantes así es que mi felicidad está asegurada.

Y si no se acaba el mundo, quedamos con Tom de juntarnos el lunes al mediodía para empezar a tomar y llegar completamente borrachos a la maldita charada de nochebuena, cosa que detesta casi tanto como yo. Que mejor panorama que pasarla durmiendo borracho como cuba. Y al diablo con el mamón espíritu navideño.

8 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Vaya a saber porqué triunfa un local comercial. Si entra alguna gente, entra más. Y si alguien pasó un par de veces y vio gente ya va con la idea de entrar allí. Quzás sea el aceite o el nombre de la chicharronería fue acertadísimo - se me ocurre que eso debería acompañarse con cerveza.

21 de diciembre de 2012, 07:00

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, Los locales existosos son un misterio de la psicología colectiva, muy parecido a los sitios web o los videos en Youtube que tienen éxito y desarrollan una bola de nieve mientras otros miles pasan sin mucho impacto. Hay cuestiones objetivas -como en esta chicharronería debe ser el olor que sale a la calle porque los chicharrones los frien en la puerta- pero otros son casuales y más o menos misteriosos.

Claro, el nombre también es bueno y se me ocurre que la cerveza sería el complemento ideal, pero en Perú están siguiendo los pasos de Chile incluso en las cosas malas, en este caso los permisos para vender licor ya están empezando a restringirse.

21 de diciembre de 2012, 11:22

 
Blogger Pp Valdivia said...

Buen dia Mr. tomas...
con respecto a la venta de cerveza hasta donde yo se la restricción q existe es un impuesto por vender licor...
y aproposito de bebidas veo en su foto q esta degustando la rica "Inca Kola"...
creo q el exito de esta bebida es q esta intimamente relacionada con la comida Peruana.
Saludos...

21 de diciembre de 2012, 12:29

 
Blogger EDO said...

Que buen ejemplo de como administrar un negocio....sabes tu tomas que los supermercados tienen estudiado el olor, el color, la posicion de los productos, hasta la luz que de un local para que la gente emocionalmente compre mas...no es un misterio que un usando estas tecnicas de MK puedas vender mas....

El problema con estos negocios de alimentos es que si se llega a enfermar una sola persona en chile te cierran el local y sonaste...eso.

21 de diciembre de 2012, 13:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pp Valdivia, efectivamente la Inca Kola es la que usamos para bajar los chicharrones, es espectacular.

Edo, en Chile jamás un departamento de obras municipales permitiría que se cocien a la entrada del negocio a menos que se pague una coima astronómica. Lo más curioso es que resulta mucho más limpio que en una cocina escondida en las profundidades del local, como se usa por estos lados.

21 de diciembre de 2012, 14:07

 
Blogger EDO said...

Yo vivo cerca del persa bio-bio y siempre veo este tipo de locales los cuales hacen comida en la entrada del local y no les han cerrado nada.

Lo mas gracioso de todo es que existen locales que siempre pasan llenos de gente y terminan cerrando las cortinas y otros locales los cuales pasan vacios y perduran por años....

A todo esto el local "donde todos llegan" cuantos empleados tiene??

21 de diciembre de 2012, 14:38

 
Anonymous mark said...

recuerdo el chiste del rey del chancho, famoso local. a un comensal se le ocurre defecar... el baño... ahisito no mas pues, al fondo a la derecha... era un pozo negro y como retrete un cajón... bah esto es una urgencia...se sienta en el cajón aun saboreándose y recordándose la exquisita carne de chancho que acaba de servir....¡ ha la vida..! un de repente escucha hoc, hoc... de don de viene ese ruido... hoc, hoc... mira por el hoyo del cajón ¡ chanchos ! hoc,hoc...

21 de diciembre de 2012, 16:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ese es el secreto del exquisito sabor del chancho: comen absolutamente todo, son de los pocos animales que se pueden alimentar de caca sin enfermarse, ese es el ingrediente X, no apto para escrupulosos jaja!

21 de diciembre de 2012, 17:40

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas