Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Fin de año y mi alegato en La Haya

viernes, 14 de diciembre de 2012


Estuvimos comiendo la otra noche con los amigos en Los Aleros de 21, el mejor restaurante de carnes de Arica. Lamento decir que el costillar a la olla no me gustó, parecía un chicle duro y correoso, primera vez que no me gusta una carne en ese local. En fin, varias botellas de vino me ayudaron a pasarlo.  Mis compañeros de mesa eran amigos de la universidad: Tito Torres que nos invitó, Daniel Viera, cheché Garcia y Prati.

Tito me contaba sobre la publicación de un nuevo capítulo en el libro "Solutions and Applications of Scattering, Propagation, Radiation and Emission of Electromagnetic Waves", se refiere a la propagación quiral en el grafeno y es una aplicación práctica del capítulo que escribió tiempo atrás en un libro de la misma editorial, ha tenido bastante impacto y a poco tiempo de su publicación lleva más de 200 descargas de todo el mundo, principalmente de USA y China.

Bien por el ¿quien dijo que no se puede hacer investigación en provincia? Claro que se puede. De lo poco que entendí del artículo leo que como el grafeno está constituído por una sola capa de átomos lo que permite estudiar modelos de propagación en dos dimensiones. Al menos eso entendí yo, y que esta propagación en dos dimensiones es compatible con la solución quiral donde los campos eléctrico y magnético son paralelos.Si alguien entiende más del asunto que lo lea y me corrija si me equivoco.

Arreglando el mundo llegamos a la conclusión que el mundo no tiene arreglo. Un sistema corrupto todos lo ven como deseable, porque cualquiera tiene la esperanza de ganar algo sin necesidad de esfuerzo, en esta especie de lotería de la corrupción que esperamos ganar. Es el comportamiento lógico y racional en un mundo donde nos están repitiendo desde hace años que el mérito ni el esfuerzo traen premio. Cuando hacemos algo meritorio es simplemente porque nos gusta o nos entretiene, como Tito con sus investigaciones. Si alguien quiere beneficiarse debe buscar la negociación con el poder. No es raro que en un sistema así en el poder estén los peores. Así está la cosa.

Mañana vuelven los alegatos chilenos al culebrón de La Haya. Creo que en Chile -menos mal- el asunto dejó de ser noticia. Ya no ganamos ni perdemos nada con decir quien tiene la razón, lo dirán los jueces. Sin embargo, solo por entretenerme, me puse a pensar como defendería yo el argumento chileno en el alegato final. Como soñar no cuesta nada, supongamos que me pagaron los millones de dólares y estoy con una túnica y una ridícula peluca alegando en La Haya, arrímense que aquí voy:

Primero diría que la manera aceptada de fijar los límites entre países, en situaciones de paz, es mediante tratados fijados en una negociación de común acuerdo entre las partes. Mientras alego esto los jueces pensarán "eso es obvio, como contrataron a este estúpido".

Seguiría diciendo que los tratados son un subconjunto de algo más general: los contratos. Un tratado es un contrato (contractus, convenio o pacto), un acuerdo de voluntades cuya esencia es que las partes se obligan a cumplir con algo. Lo característico de los tratados es que no pueden ser unilaterales y que crean obligaciones exigibles a las partes.

Los contratos son actos, que pueden estar o no formalizados en documentos. En caso de que estén formalizados -que es lo normal en el caso de tratados- no existen requisitos formales que puedan anular su esencia, que es la voluntad de las partes a cumplir las obligaciones acordadas.

Entonces haría una pausa, para tomar mi vaso de agua -que sería vodka tonic para darme ánimos- miraría de reojo la cara de los jueces y entraría a comentar la posición peruana. La posición del Perú -seguiría mi alegato- es que no se han cumplido ciertas formalidades, por lo que los tratados -que ya se reconocieron como tales- no fijaban límites marítimos.

Bueno, los acuerdos aludidos mencionan la palabra límite en varias ocasiones y lo acuerdan en el paralelo. El artículo IV de la Declaración de Santiago habla sobre el límite marítimo entre las respectivas zonas marítimas de las partes. El límite acordado por las partes de este tratado fue y aún es “el paralelo del punto en que llega al mar la frontera terrestre de los estados respectivos”. Luego la Declaración de Santiago es un tratado y establece expresamente límites.

Según el Perú,la frontera marítima entre ambos países nunca estuvo delimitada, no existe un límite marítimo entre ambos países ¿significa eso que Chile impuso la frontera en el paralelo por la fuerza, actuando arbitrariamente cada vez que detenía a una embarcación peruana que sobrepasaba ese límite? ¿y que el Perú admitió durante décadas ese supuesto abuso? Por lo menos deberían admitir que existió una frontera "de facto" respetada por ambos países.

La posición del Perú es que no existe tratado porque no hay algunas formalidades, como un documento que se llame "tratado de delimitación marítima" o cartas de navegación oficiales. Pero un tratado, igual que cualquier contrato no depende de las formas -que no están estandarizadas en ningún código- sino de si existió o no la voluntad de las partes para cumplir lo obligado. En tratados, como en cualquier otro contrato lo fundamental no es el tipo de documento sino la voluntad de acatar.

Para determinar si existe o no un tratado se debe ver la historia si existió o no consentimiento, que es la esencia de todo contrato: si existe consentimiento hay contrato, incluso cuando no existiese ninguna otra formalidad. Las fronteras son anteriores a los tratados, estos se fundan en el consentimiento y no al revés.

En resumen la discusión fundamental es si la Declaración de Santiago era o no un acuerdo de voluntades -un tratado- y si obliga o no a las partes a cumplir con todos los términos acordados, incluido el respeto por la frontera marítima en el paralelo.

Y que hubo consentimiento lo demuestra el respeto peruano por la frontera marcada por el paralelo, por sus propios mapas y la inexistencia de reclamos durante décadas. La demanda ante La Haya implica la impugnación de un tratado existente, sancionado por documentos aceptados internacionalmente y por la aceptación voluntaria de todos sus términos. Es un intento de ruptura unilateral de un acuerdo con ayuda de una demanda internacional.

Señores del jurado, ya con esta me despido. Saludos a su familia y a sus señoras madres si no me dan la razón en este caso, que tan claramente les he expuesto. Y a mis amigos peruanos no se enojen, que todo este maldito asunto es en joda y en realidad a mi me importa un comino. Que gane el más mejor.

10 Comments:

Anonymous Wilson said...

Hay un aforismo, reputado como juridico, que dice: las cosas son lo que son y no como se llamen.
El error chileno fue haber aceptado concurrir a La Haya, habiendo tratado de limites.

13 de diciembre de 2012, 19:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo pienso lo mismo, si Chile considera que existe un tratado no debió aceptar ir a un juicio. Esa fue una debilidad de Bachelet, siempre tratando de no quedar mal.

Y ya que estamos con dichos "Un ejercito de cien corderos guiados por un león es más temible que un ejército de cien leones guiados por un cordero"

13 de diciembre de 2012, 20:02

 
Blogger Heitai said...

Yo tengo otro dicho:

"Que nos gobiernen las putas ya que sus hijas e hijos no fueron capaces"

nada más que decir...

13 de diciembre de 2012, 22:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja! esa también está buena

13 de diciembre de 2012, 22:43

 
Anonymous Anónimo said...

Uno de los abogados que defiende a Chile propone una linea de frontera en forma de curva. Esa solucion es la que mas me gusta. Es mas bonita!

13 de diciembre de 2012, 23:56

 
Anonymous Anónimo said...

el final de tu discurso es como los de Cantinflas, jajajaj, es bromota,saludos. Ari

14 de diciembre de 2012, 12:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja, para que le digo que no pues si si!

14 de diciembre de 2012, 13:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah y de la curva, depende si se curva para arriba o para abajo!!!

14 de diciembre de 2012, 13:24

 
Anonymous Anónimo said...

en mis manos cayó un libro que alguna relación tiene con el tema del día, el título es "La ocupación de Lima, el gobierno de García Calderón". La autora es Margarita Guerra y es una edición de la UC del Perú. Supongo que García Calderón no debe ser muy querido en su país y muchos deben creer que fue un títere puesto por los chilenos. Pero lo que me interesa saber sobre este hombre es acerca de su pensamiento económico. Hace más de 100 años notó la decadencia europea y estuvo muy cercano en sus causas (comunismo y socialismo). Y Perú después de la Haya, creo, seguirá buscando otro tema. Esto de seguir anclado 130 o más años en el pasado es demasiado peligroso.

14 de diciembre de 2012, 18:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Tal vez le tengan animosidad a García Calderón por ser arequipeño, existe la historia (no se cuanto de mito habrá en eso) que los arequipeños se arreglaron con los chilenos para no ser tocados en la guerra. Probablemente es mito,por lo que he leído Arequipa nunca tuvo importancia estratégica durante la guerra.

García Calderón fue muy mal tratado por los chilenos, vivió apresado y relegado en Chile por años por su postura que el Perú no debía perder teritorios. Cuando volvió al Perú tuvo muchos honores, fue senador y rector de la San Marcos si no me equivoco.

Conozco bien poco de la historia peruana de esos años y no tengo idea de las ideas económicas de García Calderón.

14 de diciembre de 2012, 18:53

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas