Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Tomas, I think your memory is becoming foggy because your not using enough Gin. Gin clears the mind from mundane thoughts and allows you to focus on what's important, so remember GIN IS GOOD. Yes Tomas, we can meet at McD's at noon, I only hope you remember. 
Tom

Ah este McDonnell me hace tanto reir, tendré en cuenta su sabio consejo. A ver si mañana empezamos a filmar los primeros cortes.

Gracias a un tweet de Victor Unda, leí el artículo de Jessica Hagy en la revista Forbes Las cosas más peligrosas que te enseñan en la escuela. En realidad no las enseñan tal cual, pero nos inducen sutilmente a aprenderlas por medio de indirectas tales como el ejemplo y las reglas, hechas según los intereses de los profesores. Las escuelas y universidades, pese a sus declaraciones idealistas, tienen como propósito formar súdbitos obedientes al statu quo, hombres masa abyectos y dirigentes abusadores, ese es el verdadero propósito detrás de las declaraciones ¿como lo hacen? Bueno, estas son algunas de las cosas que nos enseñan con bastante eficiencia, porque son cosas que casi todo el mundo entiende como verdades evidentes, veamos:

1.-Los que mandan tienen todas las respuestas. Solo observen la actitud de los profesores "yo soy la verdad y al que no le gusta reprueba". Esto es una perversión del principio de autoridad, que bien entendido no tiene nada de malo. El principio de autoridad dice que el que manda, manda efectivamente: donde manda capitán no manda marinero. Pero esto no es por autoridad divina y menos porque siempre tenga la razón, sino porque -al menos en teoría- el que manda debiera afrontar la responsabilidad de los fracasos. Esto rara vez ocurre en las aulas ni en la vida, especialmente en nuestros países donde la autoridad se entiende como una serie de privilegios más que como una carga de responsabilidades. Los que mandan no tienen todas las respuestas y claro que se pueden equivocar, lo ideal sería que paguen por cada una de sus equivocaciones, es lo que corresponde.

2.-El aprendizaje se termina cuando salen de clases. Que idea más absurda, cada minuto de nuestra vida aprendemos algo, incluso si estamos viendo un reality show en la tele. Y a propósito de lo mismo, el aprendizaje no siempre es bueno, podemos aprender muchas cosas malas como a ser envidiosos, estúpidos o resentidos y muchas de esas cosas se aprenden no solo en la calle sino en las mismísimas salas de clase. El aprendizaje en si es solo una herramienta, tal como un martillo que nos puede servir para clavar un clavo o para romperle la cabeza a alguien (o para machucarnos el dedo como a veces pasa).

3.- Los mejores y los más brillantes siguen las reglas. Esos son más bien los mediocres y abyectos, las reglas tampoco son sagradas y se deben evaluar, aceptarlas o rechazarlas racionalmente. Seguir las reglas porque son reglas es una mentalidad propia de esclavos. Incluso si una regla nos parece absurda podemos seguirla porque estimamos que en ese momento nos conviene hacerlo, yo creo que es una estupidez la prohibición de comprar droga pero tampoco me hace gracia ir a la cárcel, así es que -por conveniencia- puedo acatar una regla estúpida (hay tantas otras como pagar ciertos impuestos...). Las reglas no se deben seguir ciegamente sin cuestionarlas porque deben estar al servicio de nuestro bienestar, esa es la actitud inteligente. Y obviamente cuando se rompe una regla hay que estar dispuesto a sufrir las consecuencias cuando las cosas salen mal. Sin llorar es la cosa.

4.- Lo que dicen los libros es siempre verdad. Esa es otra manera de infiltrar en los alumnos el hábito de aceptar ciegamente los argumentos de autoridad. Cualquier duda ante un argumento de autoridad del tipo "es verdad porque lo escribió ...." es motivo para ridiculizar al alumno, apagando de antemano los brotes del peligroso pensamiento crítico. Algo similar aplican los profesores con sus propias opiniones, que tratan de imponer como asuntos irrebatibles.

5.-Existe un único camino, muy claro, para el éxito: la universidad. Bueno, creo que no hay mucho que comentar sobre tamaña estupidez que incluso en términos aritmeticos o de la lógica más básica es falso. Está repleto de pelmazos con título universitario y el éxito es un concepto tan vacío y absurdo como el amor, el bien común y tantos otros clichés. No me gastaré comentándolo más.

6.-Las pruebas estandarizadas miden lo que vales. Aunque todos reniegan cuando se expone de esta manera, la mayoría de las personas partiendo por profesores, autoridades y la mayor parte de la gente común, creen en esto a pie juntillas. Por eso mismo miden el éxito o fracaso de personas o instituciones según cual sea el resultado del SIMCE, PSU, promedio de notas o lo que sea. Las pruebas nunca han sido, ni serán medidas de valor, sino más bien una medida de sumisión al sistema. Eso no significa que no tengan importancia, sino que miden algo muy distinto de lo que la gente común entiende. Un alumno con pensamiento crítico bien desarrollado nunca tendrá puras buenas notas en todas las pruebas estandarizadas y los que tienen buen promedio en todas las asignaturas solo muestran su conformismo y mediocridad, tal como los que tienen malas notas en todo muestran incapacidad para interesarse por aprender y lo mejor que podrían hacer sería abandonar los estudios, dedicándose a lo que les guste.

7.-Los feriados son siempre más divertidos que ir a clases. Existe también una variante de esta forma de pensar que dice que los feriados son más divertidos que ir a trabajar. Esa es una forma de condicionarnos a la idea que ir a clases o trabajar es una tortura, es penoso y desagradable. Marx llegó a decir que el trabajo violentaba la naturaleza humana. Escarbando un poco en esto encontramos la idea subyacente que estamos obligados a ir a clases que no nos gustan y trabajar en lo que odiamos porque así es el mundo, el que se niega a ese sacrificio es un antisocial. Entonces la vida consiste en sacrificarse toda la semana para tener uno o dos días de felicidad. Esa idea la infiltran en la escuela desde el momento en que el gobierno decretó que la educación debía ser obligatoria y el que no va a clases debe ser castigado. No se me ocurre una idea más típicamente fascista que esa.

8.-El propósito de la educación es tu futura carrera. Ver la educación como una carrera de obstáculos en línea recta con una única meta bien definida es la causa de que tengamos tanta gente fracasada, frustrada y mediocre. Eso lleva a una educación extremadamente estrecha y especializada cuyos contenidos probablemente van a valer nada al momento que esta carrera de obstáculos se haya terminado. Por eso un alumno recién salido de la universidad o cualquier otro establecimiento es un completo inútil para trabajar, hay que enseñarle todo desde cero pese a que ha pasado 16, 20 o más años "estudiando" en el sistema formal, es decir perdiendo el tiempo.

Claro que no todos los profesores son malos. Me escribe mi amigo el Pelicano, muy contento de saber que a su amigo Santiago Aranguiz Sanchez, decano de la Escuela de Diseño de la Universidad del Pacífico, lo distinguieron en Londres con la medalla Sir Misha Black por su trabajo sobresaliente en la creación de archivos, bibliotecas y la formación de generaciones de curadores en museos a lo largo de todo el país. Bien por el profesor Aranguiz entonces, estas son las noticias que rara vez salen en le diario, pero para eso le tenemos este Club de Ociosos.

7 Comments:

Anonymous Kirill said...

lo unico que nos ensenan en las classes estos dias es obedecer el gobierno (el gobierno es el dios), pagar los impuestos (todo el mundo paga no), no preguntar los autoridades (ellos simepre tienen razon, tu no). Nos ensenan que educacion es tu derecho, comida es tu derecho, vivienda es tu derecho, la ropa es tu derecho, agua es tu derecho etc y cualquera persona que gana vendiendolo es un malvado y tiene que ser destruido. El gobierno te provee todo. Gratis por supuesto. Y al terminar de los estudios salen los zombies sin ningun conocemiento aplicable, llenos de los pensamientos que todo el mundo les deben pagar y dar cosas. Los profesores en las Universidades nunca manejaban los negocios reales y no pueden ensenar las cosas de la vida real por que ellos mismos no las saben.

En fin, la unica cosa a aprender en la escuela o uni. es como se hace a ensenarse.

25 de marzo de 2013, 20:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ciertamente. En algún punto, seguramente cuando se empezó a desarrollar la idea del "estado de bienestar" la educación pasó a ser una especie de herramienta de los ingenieros sociales para adoctrinar a las personas y hacerlos sumisos.

Pero como la educación es tan mala ni siquiera en eso funcionó, las personas no solo no son sumisos sino que furiosos, viven descontentos porque el estado no les da lo suficiente. El fracaso de la educación no fue solo un fracaso en adiestrar a las personas para que se ganen la vida sino que también fracasaron en crear ovejas conformes. Salen completamente ignorantes pero además violentos y exigentes. Y las universidades, claro, se están convirtiendo en fábricas de profesores universitarios ¿en que otra cosa puede trabajar un postgraduado? ¿para que otra cosa puede servir? Yo creo que para nada...

25 de marzo de 2013, 20:12

 
Blogger Nervio said...

El sacar un postgrado no te corta las manos... a no ser que tu quieras limitarte pues.

Tengo un amigo que es sociologo y perdio la pega con el cambio de gobierno... y webea y llora.

No se le ocurre que puede hacer alguna otra cosa, como taxear y ganaria mas o menos lo mismo que antes.

Los titulos no te definen, solo son una herramienta más.


25 de marzo de 2013, 21:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Nervio, es que estamos hablando de la gente común. No de los enfermos de la cabeza como tu o yo jaja!

25 de marzo de 2013, 23:16

 
Anonymous Wilson said...

Una funcion de las escuelas es amaestrar a la gente para aceptar algo muy antinatural como es permanecer haciendo algo desagradable por ocho horas diarias.
Es un entrenamiento del cuerpo y la disposicion que dificilmente se logararia si no se presionara desde el jardin infantil, castigando brutalmente a los "inadaptados"
No es tan distinto de los caballos domados que terminan por aceptar la montura y la rienda

26 de marzo de 2013, 00:55

 
Blogger Don VMGA said...

La escuela te enseña a temer al error o a equivocarte, cuando el error es parte fundamental del aprendizaje. Te domestican para que no intentes nada nuevo

25 de octubre de 2014, 16:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así es, el miedo a equivocarse o a hacer el ridículo es uno de los frenos más potentes que tenemos y es parte del proceso de domesticación de las escuelas

25 de octubre de 2014, 16:24

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas