Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El amor es ciego

martes, 9 de julio de 2013



Ah que me gustó esta clase sobre von Thunen, cortita y precisa, me hizo pensar en algo que nunca se me había ocurrido. Bueno, si la ven seguramente sentirán la misma admiración que sentí yo -también el profesor Tylen Cowen- por el modelo de localización que se le ocurrió a este ingenioso alemán. Tiene todas las características de un buen modelo: es austero, reduce el problema a sus términos fundamentales, es razonablemente predictivo, pero sobre todo es hermoso.

Solo fíjense como el profesor usa las palabras increíble, bello, elegante, simple. La mayoría son juicios estéticos ¿y sobre su utilidad? bueno, dice que "funciona razonablemente bien", lo que seguramente quiere decir que es predictivo en la medida que no se tomen en cuenta las complejidades del mundo real. Nunca se me había ocurrido pensar como la gente se enamora de los modelos. Igual como alguien se enamora de una mujer que tiene carita de angel pensando que también es un angel en sus sentimientos.

Quizas por eso tenemos la predisposición a enamorarnos de los modelos, por su belleza, su simetría ¿podemos decir que un modelo matemático es "elegante"? claro, aunque si tenemos que explicar que significa eso, no va a ser muy fácil. Los modelos producen esa atracción que ciega basada en la admiración que sentimos por la belleza y la simetría.

Mi primera vez fue cuando estudié la Teoría General de Sistemas y me enseñaron las analogía que existián entre muchos fenómenos de la naturaleza. La analogía hidraulica-eléctrica me volvió loco, de allí a pensar que todo se puede entender con el enfoque de sistemas, una caja negra con entradas, salidas y realimentación había un paso. Después leí Dos Nuevas Ciencias de Galileo y para que hablar cuando nos enseñaron la mecánica clásica de Newton ¡que modelos maravillosos! Así cualquiera se enamora, fue como conocer a la Ornella Mutti o a Sonia Braga en sus mejores años. Imposible no enamorarse.

Pero el amor es ciego. El modelo de Von Thunen en apariencia es perfecto porque toma la esencia, las variables que realmente importan y después incorporar lo demás es solo cuestión de calibre ¿no?. Claro que no, la falla fundamental de los modelos, que los hace inútiles para los fenómenos complicados es la simplificación.

Para algunos problemas mecánicos, físicos o químicos podemos hacer aproximaciones muy groseras y simplificaciones enormes sin problema. Por ejemplo podemos calcular la trayectoria de un proyectil o una nave espacial puede apuntar a una zona específica de la luna a cientos de miles de kilometros sin problemas, con un modelo tremendamente simplificado como son las ecuaciones de Newton. Muchos modelos balísticos se pueden complicar bastante y para que decir modelos de flujo o de radiación electromagnética, así y todo nos dan predicciones bastante aceptables.

Pero cuando hablamos de decisiones de personas y tratamos de usar modelos que funcionan -aproximadamente- en asuntos mecánicos la cosa cambia. Fíjense las condiciones que puso von Thunen a su modelo: el suelo cultivable con exactamente la misma fertilidad, una enorme planicie, una selva impenetrable que lo aisla del contacto exterior,  al final, como un detalle de importancia menor Thunen dice "vamos a asumir que la agricultura se practicará de manera absolutamente racional".

El profesor Cowen tiene toda la razón cuando dice que es una forma completamente moderna de plantear modelos, especialmente en economía así es como se plantean. Fíjense bien que la condición más importante, que seguramente invalida el modelo para cualquier aplicación práctica es la última, cuando da por supuesta una explotación "absolutamente racional".

Taylor Cowen dice que Thunen calibró el modelo haciendo muchas observaciones experimentales. Esto se usa bastante en los modelos de regresión estadística donde se toman medidas reales y se comparan con lo que el modelo predijo para introducir factores de ajuste. De esta manera se trata de corregir el efecto de las simplificaciones. Por ejemplo es obvio que la fertilidad de la tierra no puede ser exactamente igual y eso tal vez se podría coregir con mediciones que corrijan la diferencia.

Pero ¿que pasa con la práctica "completamente racional"? Thunen está suponiendo que todos tomarán las mejores decisiones para maximizar sus utilidades, esa es una presunción de naturaleza muy distinta a las "imperfeccciones" o "simplificaciones" del modelo, porque es algo que no puede ser medido ni calibrado.

La presunción de racionalidad implica que nadie tomará decisiones equivocadas, arriesgadas o emocionales, que todos cuentan con información completa y tienen la capacidad de interpretar esa información de la manera de maximizar su ganancia. Esa es -por decir lo menos- una presución extremadamente irrealista. Si las personas actuaran, incluso en promedio, de manera racional, el mundo sería muy distinto del que conocemos, partiendo por el resultado de las elecciones.

Que cosa más curiosa, los que creen que se pueden usar modelos matemáticos con el "pequeño detalle" que todos se comportarán de manera perfectamente racional, cometen la irracionalidad más grande. Como dije antes, el amor es ciego, especialmente el amor a las matemáticas.

10 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Ornella Mutti y Sonia Braga.

Yo habría dicho Salma Hayek y Halle Berry, sin perjuicio que me casé con una suerte de Sonia Braga. Nada más qué decir.

Yo me enamoré de la "Ética Demostrada Según el Orden Geométrico" de Spinoza.

Después entendí que semejante exageración provenía del trabajo de Tomnás de Aquino a través de una mentalidad cartesiana.

También me enamoré de algunos poemas de Nicanor Parra, dos de Huidobro.

Del Barco Ebrio de Rimbaud y de su textoe n rposa "Ciudades".

Me anamoré de los postulados de i escuela de arquitectura, de la manera intrincadamente penetrante de Heidegger, de la simpleza argumental de Descartes, de la observación/pensamiento/proyección/realidad de Leonardo Da Vinci, de la simultánea objetividad/subjetividad de las fugas de Bach, de la espiritualidad de Alban Berg, entre otros casos que en este momento se me olvidan.

También me enamoré del concepto de función matemática, de las funciones continuas finitas simples, de la teoría de conjuntos transfinitos de Cantor, etc, etc, etc...

Últimamente intento enamorarme de mi propia obra. Ya veremos si lo logro.

9 de julio de 2013, 09:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah pero el enamoramiento es una alucinación producida por un estado alterado de la conciencia. Igual que con la droga vemos todo distorsionado aunque lo pasamos rebién.

9 de julio de 2013, 10:07

 
Blogger Ulschmidt said...

Yo diría Rosario Dawson y me casé con alguien que ahora se parece a mi suegra cuando yo me casé.
El "modelo del Mekong" fue un hidrológico modelo, basado en la TGS, que despertó mi admiración estudiantil. Era una matemática simulación que les permitió a los yankees vaticinar el comportamiento del tropical río, hacer sus movimientos de tropas en el delta durante la guerra de Vietnam y hasta ayudar a los cultivadores de arroz con inundaciones y estiajes.
Al final no pudieron con el tío Ho y la estrategia del general Giap "Mi estrategia es no tener estrategia"
Es interesante lo de este alemán y evidentemetne cierto en muchos items. En todas nuestras ciudades hay un cinturón hortícola, a menudo atendido por bolivianos, que abastecen el mercado de vegetales local. Las cuencas lecheras se dedican a la leche fluida cerca de las ciudades y a materia prima de quesos mas lejos. Hay muchos ejemplos.

9 de julio de 2013, 11:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Ulschmidt ese es el destino de todos los matricidios, yo mismo me miro al espejo y cada día me voy pareciendo más a mi horrible y peladísimo señor padre, que hacer ;D

Hay algo muy interesante en eso de los aciertos del modelo de don Otto, todos los modelos son acertados en su nivel más general y trivial, eso es lo que les da buena parte de su prestigio.

Por ejemplo la distribución de las personas de acuerdo al territorio en términos generales es algo que siempre se cumple, pero también es obvio y se puede observar sin necesidad de ningún modelo, muy distinto es si alguien quiere hacer una decisión específica de compra de terreno, entonces el modelo no sirve para nada porque son los iles de detalles que no toma en cuenta los determinantes, especialmente aquellos que tienen que ver con el comportamiento humano.

El Modelo del Mekonk es mucho más modelabre que cualquier cosa donde intervengan decisiones humanas, aunque igual no sería raro que un chino lo pronosticara igual según el dolor de sus coyonturas :D

9 de julio de 2013, 11:31

 
Blogger Ulschmidt said...

Cada vez valoro más lo cualitativo de la TGS. Lo bueno de Von Hutten es la idea de localización, no su simplista cálculo. Los conceptos, no la predictividad boba.

9 de julio de 2013, 12:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah eso es justamente lo que trataba de decir con más de 500 palabras ¡me falta practicar la síntesis jaja!

Es cierto, los modelos dan una visión cualitativa muy valiosa, para hacer cálculos donde interviene el comportamiento humano son casi ínútiles y engañosos.

9 de julio de 2013, 13:10

 
Blogger Ulschmidt said...

...por cierto, cuando cursábamos materias de sistemas mi amigo el Polaco Feleniuk se costeaba sus estudios trabajando medio turno como conserje de un hotel. Hizo su análisis del sistema y concluyó que el pico de infidelidades conyugales por parte de amas de casa ocurre a las diez de la mañana (las oficinistas tienen otros horarios, mas en torno al refrigerio del mediodía)
Feleniuk inclusive detectó un par de patas-de-lana (amantes) industriosos, que se llegaban con las compras de supermercado ya hechas. Es decir, la mujer salía de casa con el bolso de las compras y su amante la esperaba con todo ya hecho e invertían el tiempo de la compra en una habitación.
Así postuló que un negocio de delivery alimenticio en torno a los hoteles alojamiento tendría qe ser un nicho de negocios por explotar. No lo he vuelto a ver para averiguar si se volvió rico con esa idea.

10 de julio de 2013, 07:02

 
Anonymous Anónimo said...

Estimado Ulschmidt:

Me asalta una duda en relación al tema de las compras ya hechas por el amante llegando al Motel:

Para que eso ocurra tendría que darse una situación bastante sui generis al interior del cuarto; ella y él sacando cuentas; "ya, cuanto te salió"; "$57.830"; "ya, tomas, ¿tienes vuelto?"; "No, salí sin sencillo"; "me debes $830 entonces"; "me los cobras mañana"...

Y al otro día sacando cuentas de nuevo; suena extraño; en el cuarto lo primero que sucede es que se abalanzan el uno contra la otra y "ocurrir que las cuentas serían al final. No me calza. Es como que hay que tener mucho "estómago" para enfrentar semejantes situaciones incompatibles; pesos van, pesos vienen, "me debes $830"; el otro que no se los cobra, la mina se hace la distraída y no se los devuelve; ¿Quién paga el cuarto?; ¿Se van deduciendo de las compars y los vueltos.

Todos muy neurótico, en fin...

Raro, muy raro.

10 de julio de 2013, 08:38

 
Anonymous Anónimo said...

Jajaja; toda una situación de contabilidades globales; Deduciendo valor de preservativos, píldoras, sex toys, lencerías a pedido, compras de supermercado, valor del cuarto, bencina, propinas; quien paga qué; y eso matizado por encuentros fogosos.

Reitero; exijo una explicación...

10 de julio de 2013, 08:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Doy fe de lo que dijo Ulschmidt. Años atrás en un lugar de Arica de cuyo nombre no quiero acordarme, una amiga recién llegada de Santiago me preguntó donde se podía ir a hacer un "rapidin" a la hora de almuerzo (recuerden que acá las oficinas cierran a las 1:30 y vuelven a abrir como a las 3:30-4 de la tarde).

Le di un par de datos y empezó a llegar a trabajar muy contenta en las tardes, no me extraña para nada eso de salir a a hacer las compras y de pasadita aprovechar de hacer lo otro, me parece una manera limpia y rápida para poner los cuernos. Ah, me acordé de la LEy de Hierro de Bradanovic...

10 de julio de 2013, 10:58

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas