Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Marco Lógico para proyectos sociales

lunes, 26 de agosto de 2013

Van bien los cursos, el de pequeños empresarios va en 50 alumnos y el de VBA tiene 27, no está mal para ser los primeros, ahora estoy pensando en un curso de proyectos sociales, mal que mal pasé más de 15 años haciendo esas cosas, ¿como tendría que ser? Veamos.

Creo que tendría que partir con un curso rápido de proyectos de inversión privada. Los proyectos sociales se derivan de los privados y es indispensable conocer la formulación y evaluación privada primero. Especialmente explicar algunos conceptos clave como son la actualización, el VAN y la tasa de descuento. El método y las debilidades de la evaluación privada es lo primero que hay que entender antes de evaluar proyectos sociales.

Las diferencias fundamentales entre proyectos privados y sociales son dos:

1. Los proyectos sociales responden a señales del mundo político, principalmente al poder y  la influencia de grupos de interés, que no representan necesariamente la manera más eficiente de asignar recursos. Esto que irrita mucho a los que ven el asunto desde una perspectiva técnica ý de eficiencia, debe ser aceptado como un hecho: los proyectos sociales son fundamentalmente políticos.

2. Luego está el problema de cuantificar los beneficios y costos sociales ¿como cuantificar el ahorro de tiempo que produce un nuevo camino por ejemplo? Para eso se han calculado Precios Sociales que permiten valorizar monetariamente algunos costos y beneficios, ejemplos típicos de estos precios sociales son: precio social de mano de obra, de la divisa, tasa social de descuento, valor social del tiempo ahorrado. Todos estos precios sociales son calculados por el gobierno, además a los insumos hay que sacarles los impuestos para no contabilizarlos dos veces.

Entonces una forma de evaluar es colocando precios sociales, o sea valorizando en dinero los costos y beneficios, con eso se hacen los flujos tal como en un proyecto privado y se calcula el VAN social, en base a los beneficios sociales netos. En otras palabras se transforma todo a dinero y se evalúa tal como proyecto privado. Este es el Enfoque Costo Beneficio Social.

Pero la mayoría de los proyectos sociales dan beneficios como mejora de la calidad de vida, salubridad, seguridad y otros que son difícilmente cuantificables en dinero, es decir, se les puede poner un precio pero será bastante arbitrario.

Volvamos un poco atrás ¿para qué se hacen los proyectos? ¿por qué no se hace simplemente el gasto una vez detectada la necesidad?.

Dos razones fundamentales por las que se hace un proyecto: una es para disminuír la incertidumbre, que los recursos no serán malgastados y al final no se obtendrán menos beneficios que los recursos invertidos. La otra razón es el costo de oportunidad, el proyecto debería dar una indicación que es la mejor manera de gastar los recursos disponibles entre varias otras alternativas, que compiten por los mismos recursos. Entre estas alternativas siempre se debería evaluar no gastar recursos en la necesidad detectada, o sea no hacer el proyecto.

Hay otras cosas que escapan a la teoria pero son muy reales. Por ejemplo en los proyectos privados se detecta una necesidad insatisfecha (oportunidad de negocio) y se buscan recursos para luego recuperarlos, más una cierta ganancia. En proyectos sociales normalmente es al revés: se dispone de recursos, asignados por un presupuesto, y se buscan necesidades para gastarlos, sin retorno de inversion. Además por la naturaleza política de los proyectos no siempre el más eficiente será la mejor elección.

¿Como superar todos estos problemas? ¿Existirá alguna manera técnica de evaluar todo esto? Para tratar de superar estas complicaciones existen dos técnicas que se usan muchisimo: la Matriz de Marco Lógico.y el enfoque Costo-Eficiencia. .

La Matriz de Marco Lógico, sobre la que he escrito varias veces acá mismo, está dirigida a resolver el problema de la pertinencia: si es o no socialmente pertinente hacer el proyecto. Se determina si la solución es pertinente narrando de manera estructurada los objetivos, indicadores, verificación y supuestos. Y entre los objetivos el fin, propósito, resultados y acciones.

Esa es la matriz y determina por consistencia logica -no por cálculo como en el VAN Social- si la solución es o no pertinente. Pero esta matriz se debe complementar con el análisis de los involucrados, que evalúa los aspectos políticos, grupos de interés y su peso relativo. Además se debe confeccionar un árbol del problema y un árbol de objetivos para construir la Matriz de Marco Logico.

Y nos queda el enfoque Costo-Eficiencia que hace una propocisión muy fuerte: acepta a priori que el beneficio es pertinente (y por eso se complementa tan bien con la Matriz de Marco Lógico). Este enfoque se limita a buscar la solución que entregue el menor costo posible. No considera ingresos monetarios y usa solo flujos de costos, actualizados por Valor Actual de Costos VAC o Costo Actual Equivalente CAE.

En la actualidad casi todos los proyectos requieren usar la metodología de Matriz de Marco Lógico porque es un análisis mucho más amplio que el VAN Social, pero este último tambien se usa en grandes obras de infraestructura y cuando se pueden tener precios sociales.

En fin, esta entrada me sirvió para ordenar un poco como seria el curso, creo que en su mayor parte deberia concentrarse en la construccion de la Matriz de Marco Lógico, pero dando énfasis a todos los problemas prácticos involucrados. Creo que la gran cantidad de proyectos sociales mal formulados se debe principalmente a que los hacen y evalúan de manera mecánica, como un simple checklist, sin tener una visión amplia de los problemas y situaciones involucradas. A ver si me animo y hago el curso.

2 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Bueno, pero supongo que el VAN goza del prestigio de lo numerología - pese a que con los números se puede mentir fabulosamente - y el Marco Lógico de la debilidad del discurso - pese a que llenar la planilla en la parte superior de su post sin recurrir al palabrería sin sentido es todo un filtro.
El Marco Lógico es para gente entrenada en la retórica y el razonamiento. Qué puedo decir? Cartago delentha est ?

26 de agosto de 2013, 21:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Ulschmidt, yo pensaba exactamente lo mismo hasta no hace mucgo tiempo, pensaba que saber de eso no servía para nada porque igual las decisiones se cocinan políticamente y se muente con números y relatos.

Ahota pienso totalmente distinto, y cada vez más distinto. Es cierto que se puede mentir con los números PERO olole puedes mentir a los que no conocen la metodología, esa es la gran ventaja de saber estas cosas: puedes pillar los engaños en minutos.

La otra vez cayó en mis manos el proyecto del embalse Livilcar, que se evaluó con Van Social, de un solo vistazo chequeando el presupuesto me di cuenta donde estaba la mula: el precio del fierro. Un chequeo por Internet y voila! Lástima que no se donde quedó ese proyecto, me habría servidomontones para mi curso como ejemplo de como se miente y se roba usando números.

Una matriz de marco lógico es todavía más fácil de detectar las cuchufletas, aparecen al primer vistazo porque los indicadores tienen que tener todos su medio de verificación, chequeas eso y los estudios de involucrados y listo: la cuchufleta aparece de inmediato.

Además si conoces bien la metodología no es infalible, pero da muchas ventajas sobre un proyecto armado al ojimetro y en base a charlatanería (como es el 80% de los proyectos de inversión por acá)

Permite ser tuerto en el país de los ciegos y que los ladrones te agarren miedo.

26 de agosto de 2013, 21:48

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas