Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Fin de bohemio

sábado, 5 de abril de 2014



Y murió don Oscar Avilés -el más querido- primera guitarra del Perú. Tuve la oportunidad de verlos en vivo el año 1989 (creo) con el Zambo Cavero en la peña Sachun de Lima, cuando gracias a la cuota de dólares del primer gobierno de Alan García uno podía viajar gratis a Lima y más encima nos daban plata para el bolsillo. Fuimos con la Pilar, su tía Ester y unos primos, para que les cuento como lo pasamos.

El show de Cavero y Avilez era electrizante, el espectáculo lo estaban filmando para la televisión y fue una gran experiencia. En fin, se fue un grande de la música criolla con más de 90 años a cuestas, la canción criolla es uno de los patrimonios más queridos del Perú, pura expresión popular y se da muy bien con el virtuosismo de guitarristas, percusión y cantantes.

Perú tiene un folklore negro muy particular y sofisticado, los hermanos Santa Cruz, Victoria (coreografa) y Nicomedes (escritor) fueron otros negros de talento extraordinario, de Nicomedes es esa famosa copla:

No me den cholo que mande
No me den blanco sin plata.
No me den negro elegante
ni mujer hermosa beata.

Esa fingida humildad con que el serrano obedece,
al punto desaparece si le dan autoridad.
Exige puntualidad, apura al chico y al grande,
no hay mirada que lo ablande ni sudor que lo doblegue.
Aunque la hambruna me llegue... no me den cholo que mande.

El rico venido a menos, es un tipo sin un cobre que
finge bolsillos llenos y odia los bienes ajenos, porque
el ayuno lo mata. Al fin estira la pata recordando sus blasones.
Si han de mandar patrones, no me den blanco sin plata

El negro futre palé, a su raza desestima.
Se echa lo que gana encima y se luce en el café.
Francamente yo no sé a qué viene tal desplante.
Si no usa desodorante ni le dura limpio el cuello,
así, con falso resuello, no me den negro elegante.

No me den hombre que llore, ni me den mujer que jure.
No me den chino que cure, ni médico que enamore,
soltera que decolore, ni casada siempre en bata,
cura que dé serenata, ni estudiante con 'bluyin',
ni fea con camarín, ni mujer hermosa beata.

Pero por lo que Dios más quiera,
No me den cholo que mande.

Don Nicomedes escribió todo un tratado sociológico en esta sencilla copla llena de verdades que duelen. Leo en su biografía que otro de sus hermanos, Rafael, fue un famoso torero que hizo carrera en España, que familión.

Y me despido con este homenaje sabatino a los grandes de la canción criolla, como ven, de a poco vuelven los sábados musicales. Este es un video de una serie de clases magistrales de don Oscar Aviles sobre los distintos estilos de vals peruano



AMOR CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA MUERTE
(Francisco de Quevedo y Villegas)

Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía
Hora, a su afán ansioso lisonjera;

Mas no de esotra parte en la ribera
Dejará la memoria, en donde ardía:
Nadar sabe mi llama el agua fría,
Y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un Dios prisión ha sido,
Venas, que humor a tanto fuego han dado,
Médulas, que han gloriosamente ardido,

Su cuerpo dejará, no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado.

Cualquier parecido es mera coincidencia...

11 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

una forma de arte bien criolla, es verdad

6 de abril de 2014, 11:14

 
Anonymous Anónimo said...

don tomas cuando hablara de cerro chuño

6 de abril de 2014, 12:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt así es ¡grande el vals peruano! y toda la cultura que hay alrededor también es muy bonita.

Anónimo, no me vas a creer pero nunca he subido al cerro Chuño, lo más cerca que conozco son las casas que están en las faldas al final de la Avenida las Torres. Es uno de los pocos lugares de Arica que no conozco bien, ni siquiera se de que es la mancha blanca que tiene, supongo que debe ser kieselgurd o algo así

6 de abril de 2014, 16:49

 
Anonymous Anónimo said...

Y que hay que hablar del cerro chuño?? Jaja.
Tal vez la termoeléctrica.
Recuerdo que subiamos a patita por el frente, y que bajabamos encima de cartones por tramos. Buen ejercicio y claro luego al menos lavarse la cara y manos!!
ivanr

6 de abril de 2014, 17:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No me hagas acordarme de esos iméciles que reclamaan por la "termoeléctricaa" que en el último temblor y corte me acordé de sus madres y de sus abuelas, tracalada de estúpidos nomás

6 de abril de 2014, 17:15

 
Anonymous Anónimo said...

es un botadero de material toxico traido de suecia donde se ubicaron las casas de pobladores

6 de abril de 2014, 18:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

no se por qué no se publicó)

Anónimo ha hecho un nuevo comentario en la entrada "Fin de bohemio":

es un botadero de material toxico traido de suecia donde se ubicaron las casas de pobladores

Respuesta, me parece que es un error, ese material está desde hace mucho antes y los residuos de Promel no eran de color blanco, si no me equivoco ese es kieselgur

6 de abril de 2014, 18:28

 
Anonymous Sigfridus said...

Me da la impresión que nuestro folklore es fome, siempre correcto, nunca revelando lo feo y marginal de nuestra sociedad. Al parecer los peruanos nuevamente nos dan cancha y tiro no solo con la gastronomía. Lo mismo los argentinos, el tango es una expresión elegante y marginal a la vez, el tango en su forma original cuenta historias de guapos de puerto, de prostitutas, etc. Pero nuestro folklore de Huasos Quincheros son sólo la historia de patrones de fundo.

6 de abril de 2014, 20:32

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Chile casi no tiene folklore, la cueca es como el latin: una lengua muerta cultivada por unos pocos fanáticos, para que hablar de la tonada, la refalosa o el cachimbo. El folklore chileno es de utilería y no tiene arraigo popular.

Mucho más nos gusta el tango, los corridos mexicanos, los valses peruanos y el festejo, la cumbia. Nuestro verdadero folklore tiene origen en otros países porque el propio es feo y fome.

6 de abril de 2014, 20:35

 
Anonymous Anónimo said...

Muy buenos vídeos los que nos deja Sr. Bradanovic, yo le alcanzo un par de las raíces negras del Perú:
http://www.youtube.com/watch?v=xYC5VRthYFw
http://www.youtube.com/watch?v=FUMcnc_TeFM
En este último la guitarra es de Oscar Avilés.
Muchos saludos

8 de abril de 2014, 16:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Excelentes videos, claro, los Morrocuchos con Avilés en su época de oro. Acá en Arica debe ser el único lugar de Chile donde hay algunas grandes familias negras como los Corvacho, los Baez, los Albarracín, Baluarte, entre los que recuerdo. Resulta que quedaron muchas negras solas en el Valle de Azapa que eran dueñas de las haciendas, entonces los inmigrantes que llegaron empezaron a casarse con ellas y ahora están todas mezcladas con europeos.

Los Albarracín con los Henry franceses), los Yanulaque griegos)y Pescetto (italianos) con los Corvacho y así, hay mucha mezcla con inmigrantes.

8 de abril de 2014, 17:06

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas