Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Pequeña empresa y amigos

jueves, 7 de agosto de 2014

Ayer tomé un examen de grado bien interesante a dos alumnas del MBA en Arica que trabajan en Bancoestado microempresas, se llamaba algo así como "Por que fracasan las microempresas que obtienen financiamiento bancario en Arica" y consistía en un estudio con entrevistas en profundidad a noventa y tantas empresas con las que el banco ha trabajado. También hicieron un análisis estadístico de prueba de hipótesis, el que no compré mucho porque la muestra estaba sumamente forzada a las personas que tenían disponibles. Yo creo que no se deberían hacer esos análisis en esas condiciones, mejor en ese caso puras estadísticas descriptivas.

Bueno, estas alumnas llevan entre 8 y 10 años trabajando en las trincheras del área, es decir evaluando y haciendo seguimiento a los pequeños negocios, tenían muchas anécdotas interesantes y la conclusión es que se le está dando plata a gente que no tiene idea de como manejar ingresos y egresos. Proponen un plan de capacitación corto y práctico sobre control del flujo de caja, costeo, estrategias y todo eso como requisito o incentivo para dar el crédito. Me pareció una buena idea, tal vez así se eviten unos cuantos vacunazos.

En la tarde me junté con mi amiga Mila Bulic, que está preparando todo para trasladarse a Codpa ¿aguantarán la vida del campo en un lugar super aislado? dice que va a probar por dos años, yo creo que lo hace, la casualidad quiso que nos encontráramos con mi compadre Oscarini, que en un rato le arregló su problema energético. Creo que no hay nadie que conozca mejor la instalación de paneles solares que él, tiene un montón de experiencia en eso.

Luego apareció mi tocayo John Thomas Wilke, que sigue con su vida de semi ermitaño, ahora en Pica, meditando, sin probar la carne, el alcohol y todo eso. Yo lo convencí que eso podría ser mal karma, así es que cada cierto tiempo hay que caer en la tentación de emborracharse ¿por que no me invitas una cerveza? le propuse, y no me costó nada convencerlo.

La cosa es que no tomamos una sino varias cervezas, que nos hicieron tan buen efecto que ni nos dimos cuenta cuando ya estábamos borrachos. Que gran conversación tuvimos, hablamos de todo, desde las cosas más triviales hasta lo más filosófico. Tom todavía entiende la mayoría de las cosas al revés, encuentra inofensivo lo que es peligroso y ve peligros donde no existen, tiene una idea de Chile más o menos parecida a la de Sillie Utternut, del libro que cité en la entrada anterior, y eso que lleva varios años acá. Es increíble el abismo cultural que existe entre los países del norte y los del sur, son dos mundos aparte en un montón de cosas.

Por ejemplo no entiende por que no hablamos claro y directo al punto, siempre por el camino oblicuo y diciendo todo lo contrario de lo que queremos decir, eso lo confunde enormemente. El doble sentido es dificilísimo de entender para los gringos, lo mismo eso que acá llamamos "consideración" que no es otra cosa que una forma de hipocresía, para tratar de no quedar mal con nadie, al menos hablando en persona. En Chile somos artistas del leguaje oblicuo, de los dos significaos para una misma cosa y decir las cosas por su nombre nos parece obvio y grosero. Y eso no es un defecto, yo le decía que es todo lo contrario, una especie de juego. Las señales que mandamos y recibimos son mucho más confusas a como se hace en el norte del mundo.

Otra cosa es que somos extremadamente fríos y reservados, cosa que es muy cierta especialmente entre los chilenos, yo creo que esa es una gran virtud que tenemos. Norteamericanos, alemanes y en general los europeos del norte son sumamente verbales, todo lo expresan con palabras, nosotros en cambio damos a entender las cosas. Y el que no entiende se jode. A mi me llamó la atención la extremada cordialidad verbal que existe por ejemplo en USA y en Alemania, todos se saludan, repiten appreciate y have a nice day a cada rato, pero es una cordialidad falsa, muy superficial, si no me creen traten de pedirles plata prestada.

Los latinos en cambio si vemos a alguien en necesidad, normalmente nos sacamos la camisa y se la pasamos, aunque nos tratemos pésimo, seamos frios, rudos y jamás digamos lo que realmente pensamos, en los hechos somos bastante compasivos. Tantos siglos de catolicismo, caridad cristiana y todo eso no han pasado en vano.

Ambos somos hipócritas, a nuestra manera, los del norte son hipócritas con las palabras, se indignan ante una mentira pero mienten tanto o más que nosotros, Los del sur somos hipócritas en los hechos, podemos prestarle la casa, las llaves del auto y la mujer a alguien apenas conocido, pero al poco tiempo le estaremos haciendo los puntos a la mujer del prójimo y si podemos estafarlo también lo hacemos. No se puede ir contra la naturaleza, pero al menos estas cosas muestran que le damos diferente importancia a las cosas. No somos mejores ni peores, pero si muy distintos.

 En fin, conversamos de mil cosas pero con el trago se me olvidó casi todo, esto es una de las pocas cosas que recuerdo. En fin, otro horrible día nublado, pero mañana estoy de fiesta, pase lo que pase. Si no aparezco sepan que -como dice la canción- no estaba muerto, andaba de parranda.

9 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

demuestran iniciativa las alumnas ! muy bien por ellas.
Codpa parece un rincón agradable del Mundo, al menos en las fotos de la web.

7 de agosto de 2014, 18:23

 
Blogger Maximo said...

Esos préstamos para pequeños empresarios no sirven de nada porque los burócratas no entienden en que consiste ser empresario, precisamente porque son burócratas y jamás han trabajado ni se han arriesgado.

La palabra empresario es nueva y equivocada, el nombre debe ser independiente. Alguien que es verdaderamente independiente no depende de otro (eso significa la palabra). Quien espera ayuda no puede ser empresario porque no es independiente.

Quien es independiente (o empresario, como quieran decirle) vive de otra forma, piensa de otra forma, quiere otras cosas distintas a quien no lo es. Ahorrar, invertir y trabajar mucho sin que eso signifique un castigo, sino un gusto y un desafío personal, eso es ser empresario.

Se nace independiente, se nace empresario. No se enseña a ser empresario en las universidades ni en los programas estatales porque no le enseñan a la gente a pensar y vivir como independiente. ¿Cómo podría enseñar eso quien no lo es?.

7 de agosto de 2014, 18:33

 
Blogger EDO said...

El problema maximo es que la cultura chilena no promueve el ser independiente asi que aunque hayas nacido independiente el sistema te hara ser dependiente....pues los bancos solo prestan al dependiente con flujos seguros, la gente es envidiosa y si te puede cagar lo hace.

Ahora yo por ejemplo conoci a un personaje que no sabia leer y ahora es un prospero empresario maderero....o sea este tipo mucho menos sabe de flujos de ingreso y egreso.

7 de agosto de 2014, 22:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, BanoEstado pequeñaempresa tiene uno de los mejores equipos humanos entre las grandes empresas del país, han sacado muchos premios y reconocimientos, el resto de la banca los está imitando.

Máximo, Edo, si es cierto que la mayoría de los préstamos no sirven para los que recién empiezan trabajando. En Perú existen las cajas municipales que dan pequeños préstamos de manera casi informal y cobran semanalmente, les va bastante bien pero creo que eso es más que nada gracias a la informalidad general en que se hacen los negocios allá, lo que les permite crecer con más posibilidades de éxito. También hay bastante blanqueo de plata de la droga.

La microempresa es un asunto mucho más complicado de lo que parece y uno de sus problemas es que hay muy poca gente con los conocimientos y la experienci necesarios para enseñar lo que es útil, generalmente les enseñan cosas que son muy válidas para las grandes empresas y eso solo los ayuda a irse a pique más rápido.

Ciertamente es un asunto de alto riesgo y alta tasa de fracaso por naturaleza, es así en todo el mundo, pero la educación puede ayudar a que no cometan errores obvios, los que explican buena parte de las quiebras. La capacitación no garantiza que les va a ir bien pero puede aminorar varios factores de riesgo.

7 de agosto de 2014, 23:12

 
Blogger EDO said...

Oye Tomas y que anecdotas contaban las cabras sobre las microempresas chilenas?....yo una vez vi en el banco estado a un pequeño empresario que tenia local y todo y el caballero ni siquiera tenia idea de lo que era un cheque.

8 de agosto de 2014, 00:47

 
Anonymous Anónimo said...

No hay cosa que me apasione más que conversar acerca de cosas relacionadas con el lenguaje idiomático. En este contexto, posteos como este me los devoro, donde los pille, y siempre encuentro mas o menos las mismas cosas.

me preguntaba si sería, yo, alguien mejor recibido en otras latitudes donde las cosas se dicen más directamente, creo que uno es quien es donde sea y la buena gente es buena gente donde sea. Pero estas son suposiciones no más.

Hay temperamentos, personalidades, mentalidades menos proclives a entender los códigos sociales, y eso, donde sea no encaja.

Una cosa ser portador de un comportamiento cultural x y otra muy distinta es pensar que ese comportamiento no se puede adaptar a nuevas circunstancias.

Una cosa es la cultura y otra es "la estructura de la personalidad" digo yo.

Raya para la suma, creo que no tendría facilidades para entender los códigos sociales en ninguna parte, por directos que fueran o por indirectos que resulten. deben existir otras sutilezas diferentes en otros lugares, la cosa es tener las armas personales para aprender a leerlas y eso es como correr los 100 metros planos; habrán personas como Bolt y habrán otros como yo, lento para correr.

Atte J&1/2

8 de agosto de 2014, 12:15

 
Anonymous Anónimo said...

(¿Anduve muy perdido con mi comentario?)

J&1/2

8 de agosto de 2014, 12:16

 
Anonymous Anónimo said...

Reflexionando un poco más, creo que la gente que se queja de otras culturas es posible de que declare, en el fondo, una incapacidad personal de adaptación.

No puede ser que haya gente mejor aquí que allá o viceversa.

Esto de que en otras latitudes que las propias son otros los códigos de comportamiento, pero en el fondo, es la misma esencia humana desarrollando sus grandezas y miserias de acuerdo al clima, el idioma, la apariencia, el bagaje histórico y mil otros detalles sumatorios, es algo que a nadie le enseñan suficientemente cuando se va a otro país y, creo, es la calve del éxito o fastidio de la "empresa" (sea cual fuere) que se esté llevando a cabo.

Camino fácil; quejarse de los nativos. Así cualquiera justifica cualquier desacierto propio.

(J&1/2 de nuevo)

8 de agosto de 2014, 12:32

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno, a mi modo de ver más de la mitad de nuestra interacción social (bastante más de la mitad diría yo) está basada en diferentes formas de encubrimiento, engaño e hipocresía, sin eso no podríamos socializar y la gente que trata de ser franca sin medir las consecuencias son generalmente insoportables, entonces cada cultura tiene su framework de encubrimientos para poder funcionar sin estar en conflicto permanente.

Países como USA, Inglaterra y otros del norte de Europa son muy verbales así es que su hipocresía está principalmente en el uso del lenguaje, por eso son políticamente correctos en exceso y hacen alardes de franqueza, siendo igual de hipócritas que todos los demás, pero en cosas distintas.

Por ejemplo cuando a alguno de ellos no le gusta algo o le parece mal te lo dice abiertamente, pero en sus prejuicios y su actuar pueden ser extremadamente hipócritas.

En otras culturas como la nuestra decir algo de frente es un pecado, o por lo menos una demostración de rudeza y mal gusto, todo se dice de manera oblicua y se da a entender, en las actuaciones sin embargo somos bastante más abiertos, por ejemplo para exponer nuestros prejuicios.

Es un asunto 100% cultural que no tiene nada que ver con razas ni nada de eso, eso se ve muy claro con la gente que salió de Chile exiliada en los setentas, se adaptaron a las maneras europeas y al volver son unos pelmazos insoportables, a menos que vuelvan al lento proceso de desprogramarse y chilenizarse nuevamente, de otra manera acá no los soporta nadie y tienen grandes problemas para vivir n sociedad y viven quejándose de los "defectos de los chilenos". No entienden nada de nada en realidad, pero se creen pillos y dicen portar la antorcha de la civilización, aunque acá nadie los pesca.

No son mejores o peores maneras de ser, simplemente patrones y señales culturales completamente diferentes.

8 de agosto de 2014, 20:36

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas