Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Creación de riqueza, distribución y redistribución

miércoles, 29 de octubre de 2014


Como ya terminé el curso de Global History, ahora retomé el curso Historia Económica de la Unión Sovietica, está muy interesante porque empieza a confrontar como se trataron de implementar en la práctica los principios de Marx y cuales fueron los resultados, a ver si mañana coloco algo sobre eso que es bien relevante en la actualidad. Hoy colocaré algo muy cortito que tiene que ver con las políticas públicas en democracia y su relación con la riqueza.

Por que solo unos pocos son ricos
La riqueza, como coloqué hace algunos días atrás, consiste en la acumulación de bienes más allá de lo que necesitamos para sobrevivir. Esta definición tiene un par de problemillas porque lo que alguien necesita para sobrevivir es un asunto sumamente variable y subjetivo. Yo bien podría necesitar caviar beluga y champagne Dom Perignon para sobrevivir en este cochino mundo, para la sobreviviencia en términos objetivos el ser humano no necesita casi nada, en el mundo moderno la gran mayoría la tiene asegurada. Por otra parte sobrevivir es algo muy temporal y depende en gran medida de la suerte, nadie puede sobrevivir indefinidamente. En ese sentido todos los que estamos vivos tenemos riqueza.

Como la riqueza es acumulación (stock) unos acumulan más que otros. La Pilar tiene un sueldo mucho mayor a mis ingresos, pero yo tengo dos mil dólares guardados y ella no tiene ni uno, es decir yo soy más rico: ella tiene flujo y yo tengo stock. Supongamos que vivimos en un estado de equilibrio en que ganamos 100 y gastamos 100 en lo que consideramos -subjetivamente- nuestras necesidades de sobrevivencia, entonces nuestra creación de riqueza o acumulación es cero.

La forma en que se genera la riqueza es infinitamente variable pero en su base tiene dos fuentes, Una fuente es comenzar a recibir más de lo que gastamos en sobrevivencia y acumular ese excedente sin gastarlo, eso es ahorro por incremento del flujo. La otra forma es bajar lo que gastamos en sobrevivencia acumulando lo que dejamos de gastar, lo que es ahorro por restricción del gasto. O sea las dos fuentes son: ganar más o gastar menos.

Existe una ley psicológica muy común, conocida como la Segunda Ley de Parkinson, que dice que cuando alguien comienza a ganar más, inmediatamente sube su nivel de supervivencia y sus gastos se ajustan a los nuevos ingresos, así jamás llega a generar riqueza no importa cuanto suban sus ingresos, creo que es algo que todos conocemos en la práctica. Eso explica por que hay tan pocos ricos y tanta gente pobre, la Segunda Ley de Parkinson es lo normal, mientras que las personas que acumulan son completamente excepcionales.

¿Que hacer con la riqueza?
Todos hemos escuchado historias de un viejito que vivía miserable y al momento de morir le encontraron bajo el colchón muchos millones en billetes totalmente depreciados. Acumular riqueza como un coleccionista acumula cosas no es buena idea, la riqueza debe gastarse o invertirse. Un gasto satisface una necesidad inmediata mientras que una inversión es una apuesta que intenta crear más riqueza a partir de lo ya acumulado, reproducirla. El que gasta o el que las inversiones le salen mal pierde la riqueza, el especulador afortunado logra mantenerla y reproducirla, según su disposición al riesgo y su suerte. Ese es el origen del capital, riqueza congelada buscando reproducirse.

¿Y que tiene que ver el estado en todo esto?
Bueno, en democracia el estado es el gobierno donde mandan las mayorías -quienes la representan para ser más exactos- y como ya vimos la mayoría son pobres. Como el estado representa los intereses de esa mayoría, una de sus preocupaciones principales es tratar de enriquecer a los que no son ricos, aumentando sus ingresos, para eso existen dos clases de políticas públicas: las distributivas y las redistributivas.

Una política distributiva da beneficios a todos sin discriminar, por ejemplo el mejoramiento de las calles, la seguridad ciudadana, la defensa nacional, etc. son beneficios recibidos por pobres y ricos por igual. estas son las políticas más sencillas de implementar y a los políticos le encantan porque los hace muy populares, permite una especie de compra de votos transversal y masiva. Los estados de bienestar se fundan en políticas distributivas que otorgan "derechos básicos", "acceso universal", bonos a grandes grupos de personas, etc. Fueron muy populares en Europa en tiempos de bonanza y son las que quebraron a todo el continente. Los gobiernos de Chile a partir de 1990 hasta el día de hoy cambiaron a un modelo de políticas distributivas, que explica el actual derrumbe de nuestra economía, su característica obvia es no ser sustentables.

Una política re-distributiva le quita a los ricos para darle a los pobres o viceevrsa, ambas son redistribuciones. Curiosamente las políticas redistributivas más masivas y eficientes se implementaron durante el Gobierno Militar en Chile, basada en ciertas ideas básicas como el estado subsidiario y la focalización del gasto social. Estas políticas, junto al fomento para la creación de nueva riqueza (incentivos al ahorro y la inversión, baja de impuestos, eliminación de regulaciones, etc.) fueron modelo técnico para el gasto social en muchos otros países y en casi toda América Latina, al menos en teoría.

Las políticas distributivas exigen subir continuamente los impuestos porque crean una espiral de expectativas y necesidades crecientes hasta que llegan al punto de colapso, esa es su dinámica natural. Las políticas redistributivas también pueden colapsar si no son focalizadas y si no incentivan la creación de nueva riqueza. Porque resulta que el gasto del estado se alimenta de impuestos y estos solo se producen cuando hay creación de riqueza, si los impuestos suben demasiado la riqueza se escapa y la inversión se detiene, entonces todo se derrumba, que es lo que estamos viendo cada día en Chile en estos mismos momentos.

Lo que se aplica para las personas también se aplica para los gobiernos. Un gobierno puede recibir más ingresos o gastar menos, en ambos casos tendrá más riqueza para invertir, pero  la palabra clave aquí es invertir, es decir gastar esa riqueza en fomentar la creación de más valor, no en llenar los bolsillos de los amigos y adeptos, otra cosa que vemos hoy todos los días en "nuestro" gobierno.

Si el gobierno tiene éxito fomentando la creación de nueva riqueza podrá producir el milagro de la redistribución sustentable, es decir enfocada solo en los más pobres. ¿Como puede hacer esto con bajos impuestos? hay varias explicaciones, por ejemplo que una baja de impuestos puede aumentar la recaudación, pues hay más incentivo para generar valor y no vale la pena evadir cuando los impuestos son bajos. La focalización solo en los más pobres tendrá doble efecto, alentando a los que no están en la indigencia a generar por si mismos sin parasitar del goebierno y bajando el monto total necesario para redistribuir.

Ese es -en esencia- el modelo neoliberal, del chorreo o como quiera que le llamen los políticos que se implementó durante los miltares y nos llevó a diez años seguidos de crecimiento a altas tasas, bastante indepediente de los términos de intercambio y las situaciones externas. Eso fue lo que se erdió cuando pasamos de un modelo redistributivo sustentable a un modelo distributivo, que nos tiene como hoy nos tiene. No se necesita ser economista ni nada de eso para darse cuenta que estos simples principios que rigen para la economía de las personas tienen los mismos efectos para la economía de los gobiernos.

Bueno, dije que iba a escribir cortito, pero se me pasó un poco la mano. Mañana publico algo de la historia económica de la URSS que muestra un poco más de esto mismo.

8 Comments:

Blogger Gonzalo Montefinale said...

Excelente artículo que explica con peras y manzanas porque vamos camino al paraíso ... a quedar en pelotas y sin mas que manzanas para comer ...

29 de octubre de 2014, 17:52

 
Blogger EDO said...

Oye Tomas parece que te equivocaste pq el modelo redistributivo le quita a los ricos para darles a los pobres. El problema tomas es que en una economia con alto volumen de transacciones o crecimiento necesitas infraestructura estatal para poder desarrollar negocios a saber: caminos, funcionarios de SII,policia, puertos etc, etc y ello conlleva a que haya que tener impuestos para poder hacer esa inversion publica. Hoy lei que vendieron AFP Habitat a unos extranjeros, hace unos dias leia que vendieron CGE a unos españoles, LIDER fue vendido a Wallmart, CUPRUM a los gringos y asi muchos grandes empresas que estan siendo vendidas a los extranjeros en estos momentos pues nadie sabe lo que va a pasar en en Chile...parece que la cagada va a ser gigante.....

29 de octubre de 2014, 18:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Gonzalo, siempre que el estado no se haga cargo de la producción de manzanas, jaja. Na, igual se sale adelante, esto va a servir para que la gente sufra un poco, "un poco de frio y un poco de hambre" como decía Confucio, todo esto es cíclico y los que andan prepotentes ahora van a andar asustados mañana, así es siempre.

Edo, no entendiste que existen dos formas de redistribuir: una es la que siempre fracasa, expropiando y la otra focalizando el gasto como se hizo durante los militares, quitando a los verdaderamente ricos para darle a los verdaderamente pobres, es decir a la extrema pobreza solamente.

Ayudar solo a la extrema pobreza es la única redistribución que funciona porque no hay necesidad de sacarle demasiado a los ricos y los que no están en extrema necesidad se ven forzados a ganarse la vida por sus propios medios: carambola, se meten dos bolas de un golpe.

29 de octubre de 2014, 19:18

 
Blogger EDO said...

Es que tomas...escribiste que la politica redistributiva le quita alos pobres para darles a los ricos.....¿oye tomas en arica se estan sintiendo los efectos de la desaceleracion economica? sldos

29 de octubre de 2014, 19:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En verdad no se como estará la economía en Arica, como yo no hago nada para mi está siempre más o menos igual

29 de octubre de 2014, 21:26

 
Blogger Nervio said...

Aca los que ven como un problema la desigualdad no se porque tienen el fetiche del estado. si yo quisiera rebajar la desigualdad dejaba un iva del 20%, 15al fisco y 5 para reparto a fin de mes, a partes iguales desde el gerente al barrendero.

En la mineria casi no tiene efecto practico.

en las forestales ... le sube al viejo el sueldo de un minimo a 400 0 500 lucas.

El problema es que al no pasar por el fisco, no es robable.

Es mas facil tomar esa plata al momento de la venta que como renta.

Duele menos y las empresas grandes con sus ejercitos de contadores ya abogados no es que paguen mucho.

en fin nadie va a tomar esa idea.

29 de octubre de 2014, 23:14

 
Anonymous Memobius said...

Cuando mi sueldo varia mis gastos fluctuan junto a él. Funciona hacia arriba porque tengo asegurado un piso que cubre mis necesidades basicas, luego lo que gano extra lo termino gastando en alguna "necesidad" personal de inmediato. No ahorro pero tampoco me encalillo. Dentro de lo básico tengo considerado un buen vinito y el asado mensual jejeje.

1 de noviembre de 2014, 12:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Tener las necesidades básicas aseguradas es algo que casi nunca he conocido. La mayor parte de mi perra vida la he pasado al salto de la mata, pero muy entretenido eso si.

1 de noviembre de 2014, 14:40

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas