Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Adiós a la plata dulce

sábado, 31 de enero de 2015

Leo una buena columna de Rafael Aldunate llamada Cobre: Adiós al Superciclo, entre tanto mentiroso con tribuna, Aldunate sabe de lo que habla porque es integrante de la comisión de determinación del precio del cobre para el presupuesto nacional. Esta tarea casi imposible en la que se han equivocado muchas veces resulta fundamental y se supone que allí participan los que mejor entienden la cosa. Cito textual parte de su comentario:

En 2006, a inicios de la anterior administración de Bachelet, el precio del cobre se multiplicó 2,2 veces, mientras sus costos de explotación no superaban las 1,3 libras/dólar (sic ¿no será dolar/libra?). Es altamente improbable que esta conjunción se reitere, pues China, que absorbe el 45% de la demanda, obtuvo en 2014 el crecimiento más bajo de los últimos 24 años, y los costos están en 2,5 libras/dólar. En definitiva, éstos se han incrementado en 190% en la última década, tanto en Chile como a escala mundial. Es inviable que se produzca nuevamente una generación de excedentes de igual magnitud.

Creo que eso es lo medular de la columna: el precio se desploma y los costos prácticamente se han doblado. Pero hay otro detalle importante

El presupuesto nacional se ha incrementado en más del doble en los últimos dos gobiernos, respaldados en parte gravitante por aquellas otroras ganancias (la diferencial de precios programada y la valorización actual podrían significar hasta US$ 3.500 millones menos para el fisco). 

Lo bonito de leer historia es como nos permite ver que muchas cosas se repiten y el "progreso moral" es en gran parte una ilusión. Entre 1851 y 1861, Chile tuvo un ciclo expansivo parecido al que se nos está terminando ahora, resultado del orden que había dejado Portales y las fiebres del oro en California y Australia, que nos compraban el trigo y otros alimentos a precio de oro.

Leo la historia de Encina como en el "decenio de Montt" se hicieron las importantes reformas en educación e infraestructura pública como ningún otro gobierno lo había hecho. La derecha en esos años estaba dividida entre los ultramontanos pelucones, defensores de los privilegios de la iglesia y las oligarquías agrarias y los Nacionales. Montt y Varas tenían su Partido Nacional que era moderadamente liberal y recogía muchas de las ideas de Diego Portales. En esos años Bastiat y Courcelle Seneuil eran influyentes tal como son hoy las ideas de Milton Friedman

El ciclo expansivo terminó casi junto con el decenio de Montt. Esos también fueron los años en que se desarrolló la minería de plata y cobre, sabrosamente relatados por Pérez Rosales en su libro Recuerdos del Pasado. Todo el mundo creía que la bonanza iba a durar para siempre y se desarrolló exageradamente la industria del trigo y alimentos, especialmente después que se terminó la demanda desde California y Australia que todos pensaban que sería eterna. Lo mismo que ahora, cuando capitalizan Codelco justo cundo el cobre empieza a caer a pique.

En cierto modo la historia se repite, luego de la Guerra del Pacífico vino una larguísima decadencia que empezó con Balmaceda con manejo caótico de la economía y autocrático de la política. Balmaceda era autoritario como Portales pero también un gran narciso, su gobierno terminó en guerra civil y murió suicidado igual que Allende.

Que los ciclos se repitan con eventos tan parecidos y que los protagonistas actúen más o menos igual con cientos de años de diferencia muestra que estas cosas algo tienen que ver con nuestra cultura profunda. No es muy diferente lo que decía Balmaceda de lo que después discurseaba Allende, o lo que discutían los cercanos a Montt de lo que dicen hoy los cercanos a José Piñera o a Buchi, son como arquetipos. Pasan los siglos y los argumentos se repiten: llega la pandilla con su demagogia y promesas de igualdad hasta que hunde al país, luego vuelve el orden con prosperidad. Y así sucesivamente.

8 Comments:

Blogger Leus said...

Sí, son 2.5 dólares por libra (o pedánticamente, 249.703 ¢US/lb)

Está movido el cobre. Hoy el presidente de Codelco anunció un plan para ajustar gastos en US$1.000 millones, lo cual es un indicador más que importante.

Por supuesto, entre los cambios hay un nuevo cargo ejecutivo, un vicepresidente de gastos. Vamos repartiendo cargos.

(Lo divertido es que apenas un par de horas después tuvieron que salir a apaciguar a los sindicatos, aclarando que dicho plan no implica que habrán despidos masivos...)



30 de enero de 2015, 18:06

 
Anonymous Renzo G. said...

La historia no se repite pero rima dijo el historiador Alfredo Jocelyn Holt. Lo preocupante es que cuando CODELCO empieza a entrar en pérdidas va a ser la nueva ENACAR y con el poder que tienen esos sindicatos no veo a ningún gobierno capaz de tomar la decisión de recortar costos o cerrar la empresa en el peor de los casos. Esa papa caliente se la van a pasar unos a otros porque nadie se va a querer hacer cargo.

30 de enero de 2015, 18:11

 
Blogger Leus said...

Ya anunciaron el plan de recorte de gastos, y tal como mencionas, Renzo, se cuidan muy bien de no tocar a los sindicatos.

Lo bueno es que Codelco es tan poco eficiente que cualquier pelmazo puede mejorar la productividad ajustando pocas perillas, sin echar mucha gente.

30 de enero de 2015, 18:20

 
Anonymous Wilson said...

Los sindicatos son poderosos mientras Codelco sea una fuente de plata, cuando se vaya a la chuña, paralelamente se iran los sindicatos.
Lo grave sera que, teniendo Codelco costos mas bajos que otros paises, la agonia puede durar muchos mas años que la de Enacar.

30 de enero de 2015, 20:55

 
Blogger Ulschmidt said...

Acá también, los precios de la soja y otros commodities agrícolas se desplomaron, en tanto que los insumos treparon a las nubes, incluyendo la avidez fiscal que creó impuestos especiales para aumentar la tajada estatal en la exportación.
Ahora esos impuestos deberían reducirse para que la agricultura recupere competitividad - peor es que vayan matando la gallina de los huevos de oro - pero lo harán, porque el Estado famélico no puede sacrificar un sólo recurso.
Ya pasó antes aquí también.
Aún así, no creo en el fin del superciclo o bien creo en que habrá varios pulsos. China, India, sólo hicieron una ralentización, pero seguirán incorporando gente a su economía, y tendrán que construir sus ciudades, y todo eso demandará materias primas.
Lo de ahora fue un exceso de entusiasmo inversor - la eficiencia del capitalismo - que multiplicó la producción de granos, cobre, petróleo, etc.. hasta producir una sobreoferta.
Cesará la expansión del aparato productor hasta que se recuperen los precios, en pocos años.

30 de enero de 2015, 21:04

 
Blogger Maximo said...

Muy de acuerdo, asi funciona esto y es inevitable el desenlace. Como consuelo, hoy los ciclos son mas cortos que antes.

30 de enero de 2015, 22:23

 
Blogger Jose Luis Pizarro said...

Me resulta casi patético ver como las subjetividades inducen a interpretar la historia de manera sesgada (reconiciendo que de hecho no hay UNA historia).
Porque si la base de la interpretacion histórica es Fco. Encina, conservador y pro-elitista, creo que se conoce sólo una parte.
Entiendo que el ciclo exportador no se acaba con la dupla Montt-Varas y menos con la guerra del pacífico o con el gobierno Balmaceda y su "manejo caotico de la economía".
¡Por favor! Si Balmaceda gobernó apenas 5 años.
Fue mas bien su derrota y el cambio de sistema presidencial fuerte a uno parlamentario lo que permitió que las elites vencedoras, conservadoras, no liberales, desencadenara una orgía económica, centrada en las exportaciones de materias primas con nulo interés en el desarrollo de una industria propia (al contrario de lo que hacian paises menos desarrollados como Inglaterra, Francia, Alemania y el mismo Japon, que siempre protegieron su industra.
Recomendaria leer a Gabriel Salazar y su mercaderes, empresarios y capitalistas para entender como sistemáticamente la elite económica de este pais destruyo, desde sus bases toda embrion de industra nacional para concentrarse en la politica export-import.
Ahora si el ciclo cuprifero actual se terminó, lo dudo. La caida del precio de las commodities (ver petroleo) responde a un proceso de reajuste del modelo capitalista - financiero mundial (Europa en crisis y China con apenas 7% de crecimiento contra 10% en los años anteriores), pero el sistema económica esta intacto, los factores generadores de demanda también y seguramente los precios volverán a subir, aunque seguramemnte no a los niveles anteriores, lo que no es malo para evitar el mal holandés y crecer sobre bases mas seguras y diversificadas.
Una manito gubernamental no andaria mal en eso (y valgame dios las iras que este comentario me acarreará).

31 de enero de 2015, 09:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Leus ese "recorte" es un chiste, la madre de la improductividad de Codelco está en el exceso de personal y sueldos muy por encima del mercado, eso no lo podrán tocar.

Renzo, ahora podría haber agonía más corta, el gobierno tiene mucho menos margen de maniobra ahora que no puede emitir sin límite.

Wilson, exactamente, el poder de los sindicatos se debilitará a la par que la operación se vaya haciendo costosa. Una gran huelga podría se puente de oro para el gobierno

Ulschmit, siempre al final de los ciclos todos se resisten a creer que realmente se haya terminado. En Chile el salitre había dejado de ser buen negocio muchos años antes de lo del salitre sintético, Perú ya tenía problemas de bajo margen de utilidad antes de la guerra, lo que vino después de la guerra fueron más que nada burbujas especulativas. Yo con plata no apostaría a la recuperación ni muerto, no hay ni un solo signo de eso y si muchos de fin de ciclo. El principal es el desplome inminente de las finanzas virtuales, que alimentaron los últimos años del ciclo, el otro la contínua bajada de China.

Máximo, si, creo que los ciclos se están acortando gracias a la tecnología el equilibrio vuelve mucho más rápido ahora.

José Luis, claro que he leido algunos trabajos de Gabriel Salazar, en mi opinión es el rey del lugar común, cuando alguien me dice que es un "historiador" es como cuando me dicen que Cohelo o Bolaño son grandes escritores o que Arjona es un poeta. Esa es más o menos la impresión que tengo de Salazar. El premio Nacional, bueno... Zurita o Campos Menendez...



31 de enero de 2015, 11:12

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas