Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

La historia reescrita
A partir de 1990, con la vuelta de la democracia apareció una especie de escuela o movimiento dedicado a reescribir la historia chilena, hoy copan cátedras en las universidades. Son mayormente sociologos o afines a esa disciplina y el guaripola es don Gabriel Salazar, profesor de estado en historía y geografía que estudió sociología, filosofía y en los ochentas se doctoró en historia económica y social, durante su exilio en Inglaterra.

La historia reescrita por Salazar y sus seguidores habla de movimientos sociales, demandas populares y lucha de clases. Hoy mucha gente de izquierda lo considera "el hombre más lúcido de Chile".

Toda interpretación histórica es interesante, pero este revisionismo desde la sociología me parece bien chanta, atribuye representatividad a movimientos que jamás tuvieron y que nunca se vió reflejada en votos, ni de cerca. Ignora olimpicamente las oligarquias sindicales y otros chanchulos que todos conoceemos. En fin, para mi gusto es una falsificación histórica que se sostiene porque le sirve al poder político de turno, igual como Campos Menendez le sirvió a los militares en su momento.

Lo que yo relato acá es una mezcla de información anecdótica, escrita por los protagonistas, sobre cosas fáciles de comprobar y le agrego mis opiniones, no es difícil separar ambas cosas, en las historias modernas de los sociolocos en cambio escriben sus opiniones afirmándolas como si se tratara de hechos científicos. Para mi gusto es un cuento chino nomás, nunca he leido algo de eso que valga la pena. Pero vamos de una vez a la historia.

La caída de Ibañez y la economía en ruinas
Llegó un momento que Ibañez no pudo seguir reprimiendo y ve que el control se le escapa de las manos. Los estudiantes universitarios de diveros grupos lo botaron en un momento en que a Chile se le terminaba de golpe más de 70 años de prosperidad económica y orden, Entonces empezó la anarquía y los pescadores a río revuelto.

En Chile se produjo la tormenta perfecta, siendo uno de los países más afectados del mundo por la Gran Depresión: se derrumbaron las exportaciones de salitre y masas de cesantes emigraron a Santiago. El estado lo único que tenía era una deuda gigantesca, producto de las expectativas populares que se desataron desde la elección de Alessandri, donde todos exigían más derechos y menos trabajo. Ibañez, que trató de implementar ese "estado de garantías" dejando como resultado un enorme crater en las finanzas públicas.

Luego de la caída de Ibañez hubo dos presidentes fugaces: Pedro Opazo Letelier y el radical Juan Esteban Montero, el primero renució apenas pudo y Montero fue el primer presidente radical que tuvo Chile, como era interino y muy legalista, renunció a favor del vicepresidente Manuel Trucco Franzanni mientras se presentaba a elecciones, a Trucco le tocó enfrentar la sublevación de la escuadra.

El festín de los audaces y las asonadas militares
El Festín de los Audaces de Alfredo Guillermo Bravo, es un libro que se puede leer en línea y relata esos años turbulentos, no es un libro imparcial sino un panfleto, como sugiere el título, pero igual sirve para entender lo que pasó en esos años turbulentos, cuando el socialismo llegó a Chile de la mano de los militares.

Empezó con la sublevación de la escuadra en 1931, luego de una fuerte rebaja de sueldos, en teoría fueron los suboficiales que se amotinaron, pero en realidad tenían el apoyo bajo la mesa de la oficialidad y el alto mando. Fue sofocada por las otras ramas de las fuerzas armadas. Terminó con cadenas perpetuas y condenas a muerte, pero al final todo quedó en nada. Como anécdota interesante se sindicó a dos jóvenes comunistas como instigadores del motín, Manuel Astica y Augusto Zagal ¡el abuelo de Andrés, regular de este Club del Ocio!. Como ven, tenemos la historia viva acá mismo. La foto siguiente, probablemente trucada, muestra los aviones bombardeando a la escuadra sublevada



Los militares socialistas
Dávila volvió a la presidencia, ahora electo, pero tuvo poco o ningún control sobre el país. Hubo una seguidilla de sublevaciones y asonadas, los militares se habían envalentonado con el ejemplo de Ibañez y estaban furiosos con sus bajos sueldos -especialmente los de tropa- hasta que el 4 de junio de 1932 un grupo de militares y civiles comandados por el coronel Marmaduke Grove, socialista y director de la Escuela de Aviación Militar, avanzaron hasta el Palacio de la Moneda y se instalaron allí con una junta de gobierno.

Así fue como empezó formalmente la República Socialista de Chile, de la mano de las fuerzas armadas. Otro de los conjurados golpistas fue Arturo Merino Benitez, cuyo nombre actualmente adorna a nuestro principal aeropuerto

Pero don Marmaduke, junto con los militares y civiles que lo secundaban tenían poca idea de gobernar. Grove a los 12 días de gobernar mandó todo al diablo, Dávila duró 100 días más, no sin antes dejar una serie de decretos descabellados, finalmente fueron apresados y el presidente en ejercicio -Carlos Dávila- se vió obligado a renunciar. La República Socialista duró exactamente 112 días. En la foto se ve a don Marmaduke Grove y a la derecha un joven Salvador Allende, cuando era ministro de salud.


Una descripción contemporánea
En el texto que muestro a continuación se describe en "El Festín de los Audaces" a los principales protagonistas de la República Socialista, si leen con cuidado tal vez encuentren algunas cosas que les parezcan conocidas:

Ibañez trajo a nuestra vida pública su obsesión de mando, la mania de moralizar a su manera y quiso, de consiguiente, hacer un estado-monitor, que se metiera hasta entre las sábanas de 1os ciudadanos. Grove, más sentimental, pretendió que en Chile de un dia para otro, no hubiera mis hambrientos, ni andrajosos ni afligidos y, sintiéndose continuador del sueño de Bolivar y hasta émulo de Jesucristo, só1o evidenció en doce dias de poder, la inmensa diferencia que existe, tratindose de dirigir pueblos, entre la audacia indocta y temeraria, por generosa que en el fondo sea, y la preparación experirnentada y sensata, por antipática que, a veces, pueda parecet para algunos.

Dávila, por último, ilusionó a las gentes con un estado productor y director de la economía general, con un socialismo panacea de hartazgo y felicidad y no hizo - aparte de cien mil incorrecciones y arbitrariedades personalistas - más que intentar una socialización sui generis que en el fondo viene a traducirse en la erección, dentro del régimen capitalista, de un capitalista más: el Fisco, sin duda más déspota, más incontrolado y más contrario a la verdadera justicia social que todos 1os capitalistas habidos y por haber. Total: un mandón, un impulsivo y un sociólogo improvisado: tres ”redentores” distintos y una sola calamidad no más.

Pero la historia no termina aquí
Ese fue el fin de la República Socialista en lo formal, pero en la realidad duró varios años más hasta 1973, pero estos años son importantes porque es donde se formaron muchas ideologías algunas de las cuales tenemos hasta hoy: socialismo, nazismo, radicales, socialcristianos, frentes populares, entre otros. Creo que valdría la pena otra entrada sobre lo que fué la caldera política de los años 30 en Chile.

7 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

traté de revisar la foto pero la dictadura del dpto de informática de mi sucucho estatal no lo permitió. así que tendré que comprobarlo en casa con mi software.

Apenas vi la imagen del Libro de Alfredo Gmo. Bravo lo primero que pensé que sería una reseña de "otra historia falsa del golpe" pero al leer bien la columna, me quedó claro el tiempo en el que se escribió. fueron años bastante complejos y debió haber sido muy dura la vida para nuestros abuelos y padres.

17 de marzo de 2015, 09:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Fueron años muy interesantes, yo recuerdo historias de mis tíos que vivieron en esa época. Se crearon las milicias populares, habían milicias socialistas y milicias nacistas y una guerra oculta entre ambas con muertos y todo. Una multitud de conspiraciones e intentos de golpes de estado, todos querían llegar al poder por la vía expresa. Fue muy interesante.

17 de marzo de 2015, 10:08

 
Blogger Rolando el furioso said...

Pensar que todo lo que vivimos hoy, fue secuela de esos años. Que el gobierno militar sólo fue un paréntesis entre tanta falta de apego a la realidad.

17 de marzo de 2015, 12:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, es toda una cadena. Si al final no hemos cambiado mucho, tal vez nada :D

17 de marzo de 2015, 12:05

 
Blogger Frx said...

Vaya, sí que estuvieron bien movidas las cosas en ese entonces. Bien interesante lo de los militares socialistas también.

17 de marzo de 2015, 13:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La historia es muy buena y tremendamente instructiva, no como los cuentos chinos esos de los sociolocos

17 de marzo de 2015, 15:20

 
Anonymous Wilson said...

Es interesante ver que en esa epoca algunas ramas eran, casi por descarte, fuertemente sociolistas.
La formacion gringa, de resultas de la guerra fria, modero esas tonteras, pero aun se mantuvo larvada. El gral. Leigh en la Fach y su generalato soñaban un estado rector de la economia y moderador de sus "insuficiencias".
Por suerte para chilito ya se habia ensayado todo tipo de tonteras, con el paroxismo en la UP, y eso puede haber influido en que los ultra planificadores aceptaran liberar la economia.

17 de marzo de 2015, 21:16

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas