Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás


Como vimos antes, la República Socialista duró unos meses y terminó con la renuncia de Dávila. En octubre de 1932 se hacen elecciones que gana Arturo Alessandri Palma, uno de los personajes más complejos y pintorescos de nuestra historia política. Miren esta excelente definición de René Olivares "Alessandri. Una personalidad paradojal. Un contrasentido viviente. Un hombre en quien parecen haber reinado todas las virtudes en permanente lucha con todas las debilidades de los hombres". Seco.

¿Era de izquierda o derecha?
Durante su primera campaña presidencia era liberal, pero fue visto como el enemigo público por los oligarcas y nacionales. Apenas consiguió ser electo -en realidad eso se decidió en un tribunal de honor- y según la historia tradicional, en su primera etapa fue un caudillo populista, el primero en salir de los discursos de salón para hablar directo al roterío, a su querida chusma, según sus propias palabras.

Conspirador eterno, igual que Ibañez
Conspiró con Marmaduke Grove, cuando "reinaba" Ibañez y él estaba arrancado en Europa. Incluso es famosa la frase que le atribuyen "¡no afloje coronel!" cuando Grove salió a dar el golpe que instaló a la República Socialista. Pero después de ver los efectos de la anarquía en el efímero experimento socialista quedó curado de espanto y se había convertido en un presidente de orden. Leo en el blog de Sic Noticias:

Ya fuera desde el exilio o en el país, en reuniones oficiales o conspirando desde las sombras, Alessandri y sus seguidores no dejaron pasar ni un momento en que no estuviera en sus planes regresar al poder. Para esto, el caudillo no dudó en buscar aliados de todo el espectro político, desde socialistas, comunistas, militares, fascistas, aviadores, conservadores, liberales, radicales, sindicalistas y agitadores varios.

El milagro económico de Gustavo Ross
Algo que no se conoce mucho es que durante este segundo gobierno de Alessandri se produjo una especie de milagro económico, que trajo de vuelta el orden de las finanzas y cierta prosperidad para los estándares de la época. Esto se debió a la gestión del ministro de hacienda Gustavo Ross, que era el natural sucesor en la presidencia. Claro que depués la suerte dijo otra cosa.

Las Milicias Republicanas
Alessandri era profundamente anti militarista y para terminar con la serie de cuartelazos e indisciplina de los militares recurrió a un expediente muy arriesgado, con apoyo del entonces comandante en jefe del ejército General Novoa organizó la "Milicia Republicana", una fuerza paralela de muy dudosa legalidad que llegó a tener entre ochenta y cien mil civiles armados. Con eso terminó de un plumazo con los caudillismos militares mientras que las milicias socialistas y las nazis -que hasta entonces dominaban la calle- se tuvieron que comer el sapo. Hacia fines de su mandato el propio Alessandri ordenó disolver las milicias.

Orden y autoritarismo
A poco de asumir Alessandri, el parlamento le dió facultades extraordinarias, de las que usó y abusó a destajo, su antigua mano blanda se endureció mucho y se fue acercando cada vez más a los conservadores. Los nazis, patrocinados bajo cuerda por Ibañez y sectores militares afectos, jamás le perdonaron esto y le declararon la guerra sin cuartel a su gobierno y a su persona. Gonzalez Von Marees -que era diputado- lo trató de matar de un disparo durante una ceremonia en el congreso, pero falló.

La furia de los nazis (e Ibañez)
Furiosos, los nazis planificaron un golpe de estado.el 5 de septiembre de 1938. Gonzalez con menos de 100 jóvenes estudiantes de sus tropas de asalto, armados con rifles y pistolas se tomaron la Universidad de Chile con el plan de secuestrar al hermano del presidente, que hacía clases allí, también se tomaron el edificio del Seguro Obrero (actual ministerio del trabajo, creo) que quedaba justo al fente de la Moneda. El intento fue fácilmente sofocado por Carabineros y tropas del Ejército.

El suceso que cambió la historia
Y aquí es cuando ocurre el acontecimiento político que determinó los siguientes cuarenta años del país. Llevaron rendidos y desarmados a 59 jóvenes al edificio del Seguro Obrero y cuando estaban en las escaleras los ametrallaron, todos muertos, la mayoría por la espalda.

Esto tuvo un efecto terrible y sepultó el prestigio de Alessandri. Nunca se aclaró quien dió la órden pero corrió la especie que enfurecido y agitado por la gravedad del momento, cuando le dijeron que estaban rendidos en el Seguro Alessandri habría gritado ¡que los maten a todos! cosa que habría sido obedecida al pie de la letra por el general Arriagada, director de carabineros que estaba a cargo en el seguro.

Hasta antes de esa matanza, Gustavo Ross tenía más o menos asegurada su presidencia, el sistema político y las finanzas empezaban a funcionar y en Chile se asomaba a una vuelta a los gobiernos de orden y prosperidad. Pero la matanza del Seguro Obrero lo arruinó todo, los nazis en venganza hicieron una alianza antes impensable con el Frente Popular de radicales, socialistas y comunistas lo que abrió el camino para los tres gobiernos radicales que vendrían en seguida. Pero eso lo veremos en una próxima entrada.


P .D.Se dice que la evolución de Alessandri desde caudillo populista a presidente conservador se puede ver en sus perros. Durante su primer mandato tenía un quiltro que con generosidad se podría asimilar a un fox-terrier, se llamaba "Tony" y era favorito de las caricaturas de Topaze como se puede ver aquí


En su segundo mandato tuvo un imponente gran danés llamado "Ulk" que hasta hoy se puede ver embalsamado en el Museo de Historia Natural de la Quinta Normal. Ir a ver al perro embalsamado era una de mis entretenciones favoritas cuando yo era chico

  

17 Comments:

Anonymous Sigfridus said...

No, Ulk está en el Museo Histórico nacional.

21 de marzo de 2015, 09:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¿El que está al lado del cerro Santa Lucía?, cuando yo era chico en los sesentas estaba eb el de Historia Natural en la Quinta Normal, al lado de los esqueletos de dinosaurios

21 de marzo de 2015, 09:34

 
Anonymous Sigfridus said...

No, en la Plaza de Armas. Hay está el perro ese que más parece oso.

21 de marzo de 2015, 09:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah cambia, todo cambia

21 de marzo de 2015, 09:49

 
Blogger Jose Cornejo said...

"Cuando la necesidad tiene cara de hereje..."

Esta frase resume todo lo que hizo Alessandri para llegar al poder incluso mutarse.

¿habrá algun parecido con Piñera?

21 de marzo de 2015, 09:49

 
Anonymous Sigfridus said...

Fe de Erratas: ahí, no hay.

21 de marzo de 2015, 09:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, esa era una característica en casi todos los políticos chilenos. El único que no transaba en esa época era Clotario Blest, que estaba medio cucufato, equivalía a los anarquistas que hoy colocan bombas, fue expulsado incluso del partido comunista y terminó completamente solo, sostenido por los curas jesuitas o franciscanos me parece, no lo recuerdo bien. en su vejez se convirtió en un manso corderito que andaba rezando, o sea hasta el se dio vuelta la chaqueta.

21 de marzo de 2015, 09:58

 
Anonymous Wilson said...

Que buen dato el de mas milicias organizadas desde el poder, yo solo computaba las socialistas y las nazis.
Ni mas ni menos que un chavista en chilito.
Noooo, si esas cosas no pueden pasar en Chile ;-)

21 de marzo de 2015, 10:18

 
Anonymous Sigfridus said...

Clotario Blest...unos familiares de mi cónyuge conocieron al viejito ese por situación de cárcel política y si, era un viejito que no transaba, se creía el cuento. Esos personajes son virtuosos moralmente, aunque políticamente creo que terminan siendo un peligro. Prefiero a la Bachelet con su moralina de utilería y cara compungida por la "desigualdad de oportunidades".

21 de marzo de 2015, 10:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, las milicis rpublicanas fueron de "esas cosas que no pasan en Chile" y tuvieron un papel muy importante en nuestra historia. Yo tuve un tío que milito en esas y contaba que era super, armados por el gobierno para "defender al régimen".

Sigfridus, Clotario Blest siempre estuvo deschavetado, dijo e hizo las estupideces más grandes y ahora lo recuerdan como un santito popular, en realidad era un aspirante de Hitler, afortunadamente no lo pescó nadie.

Creo que su peor verguenza fue que lo llevaran a morirse a la clínica Indisa, cuando se dio cuenta las pagó todas con intereses, el que se creía una especie de Ché Guevara chileno. Tuvieron que amarralo a la cama

21 de marzo de 2015, 10:46

 
Blogger Frx said...

Vaya, Alessandri sí que era un personaje redondo, de un lado se pasó a otro y pensar que esto ocurrió en la época de mi abuelo.

21 de marzo de 2015, 16:48

 
Blogger Nervio said...

a la clinica indisa... todos los gastos pagados en secreto por...

Eugenio Heiremans Despuy

ex presidente de la SOFOFA y metido en toititos estos directorios de empresas...

no se si fue caridad cristiana, respeto al que fue su adversario de ideas... o venganza muy muy sutil.

21 de marzo de 2015, 22:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, así es, no ha pasado mucho tiempo desde cuando en Chile pasaban esas cosas "que no pasan en Chile", eso es lo bueno de leer un poco de historia, además que es entretenida.

Nervio, yo siempre he sentido cierta repugnancia por los santones populares tipo Ghandi o Clotario Blest, creo que son bien peligrosos, una especie de Hitler en potencia. De tener poder creo que serían gente muy peligrosa.

Claro, sus pocos amigos (dos) lo llevaron a la Clinica Indisa y no tenían como pagar la cuenta, ni la Vicaría de la Solidaridad ni un solo personaje de la izquierda o el gobierno se interesaron por meterse la mano al bolsillo, finalmente pagó la cuenta don Carlos Vial Espantoso, un ricachón que armó una especie de comité para ayudar a Blest.

Después Heiremans a título personal le pagaba el agua, luz y le instaló un teléfono hasta su muerte. La venganza es dulce, creo que Clotario pagó por todo su fanatismo y maniqueismo al final de su vida, quería morir como su ídolo el Ché Guevara y al final lo hizo mantenido por la caridad de algunos de los hombres más ricos de Chile. Ni uno solo de sus antiguos camaradas de izquierda se metió la mano al bolsillo, ni uno.

21 de marzo de 2015, 23:01

 
Anonymous Renzo G. said...

Hay una anécdota muy reveladora acerca de Alessandri. No sé si será un mito urbano o algo por el estilo, pero cuenta la leyenda que cuando Alessandri le entregó el poder a Emiliano Figueroa en 1925 lo hizo con una sumisión que no le era conocida. PERO (y lo escribo con mayúsculas a propósito) supuestamente dentro de la piocha de O'Higgins, simbolo republicano del poder, Alessandri habría escondido un papel que decía una sola palabra profética: "Volveré". Y siete años después, cuando efectivamente volvió a terciarse la banda Presidencial, abrió la piocha de O'Higgins y encontró su promesa intacta. Vaya historia.

22 de marzo de 2015, 21:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jajaja ¡está excelente! Alessandri fue un gran personaje y un caudillo lleno de contradicciones, luces y sombras, lo mismo que Ibañez, dos grandes figuras de la época

22 de marzo de 2015, 21:13

 
Anonymous Felipe Simms said...

Con el desprestigio de la política y de los políticos y la red de corrupción que se está descubriendo donde hay politicos de izquierda recibiendo plata del yerno de Pinochet no sería nada de raro que aparezca un caudillo militar al estilo de Ibañez , por algo políticos como Zaldivar o Bitar han hecho referencias al general presidente , tratandolo como el peor gobierno de Chile (era naciolista y populista) lo que suena extraño porque siendo furibundos antipinochetistas con esta declaración estarían reconociendo que el gobierno del capitan general no fue tan malo.
Como quedarían los oligarcas y la extrema izquierda con un gobierno nacionalista y popular, es decir que representa a la clase media.
Cuando renuncie Bachelet se comenzará a decantar todo.

25 de abril de 2015, 21:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Todo puede pasar en política Flipe, para bien o para mal. Nadie lo sabe

25 de abril de 2015, 21:51

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas